"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 10 de julio de 2009

Escenas.

"Dos hombres subieron al templo a orar; uno fariseo, otro publicano. El fariseo, de pie, oraba en su interior de esta manera: "¡Oh Dios! Te doy gracias porque no soy como los demás hombres, rapaces, injustos, adúlteros, ni tampoco como este publicano. Ayuno dos veces por semana, doy el diezmo de todas mis ganancias." En cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se atrevía ni a alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: "¡Oh Dios! ¡Ten compasión de mí, que soy pecador!

Os digo que éste bajó a su casa justificado y aquél no. Porque todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado."

Esto dijo Jesús de Nazaret a algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás. Podéis comprobarlo en el Evangelio de Lucas. Capitulo 18. Es uno de los pasajes que más me ha hecho reflexionar desde que lo lei por primera vez hace ya tantos años. Se me quedó grabado a sangre y fuego; y desde entonces no ceso, una y otra vez, de contemplar escenas y situaciones que me lo recuerdan. Asi es. Hoy he presenciado una escena algo parecida a la que relata el pasaje que antes he transcrito; pero como la cosa no iba conmigo y yo estaba en un segundo plano, de mero espectador, he optado por no intervenir.

Siempre me ha llamado muchísimo la atención la sincera y noble oración de ese publicano del pasaje, hacia el cual he sentido una profunda simpatía desde la primera vez que lo lei. Estaba tan arrepentido y se sentía tan mal que ni siquiera se atrevía a alzar los ojos...conmovedor.

Si ese pasaje se escribió hace dos mil años… ¿Cómo es que, generación tras generación, el ser humano no aprende la lección? ¿Aun no lo hemos comprendido? ¡Oh Dioses…! ¡Sabéis que confío en el ser humano, tengo fe en las personas: pero es que a veces me lo poneis muy difícil, pues nos topamos con situaciones que hacen que nos cueste mucho trabajo…! A veces no sabes si es que confías porque si, o porque quieres o necesitas confiar. Contemplas sin cesar a personas que presumen de esto, de lo otro y de lo de más allá, hasta de ser virtuosos y cuando los oyes hablar cinco minutos te das cuenta de que todo es corteza, fachada, nada hay auténtico.

Recuerda Cornelivs: la virtud, la verdadera virtud, es muda. No lo olvides.

Saludos


jueves, 9 de julio de 2009

Momentos mágicos.

Anoche lo vi, una vez más, en sus ojos. Fue después de cenar. Los niños se acostaron. Ella estaba en su sofá, y yo en el mio, con mi portátil. Pero el dulce aguijón del deseo no me dejaba tranquilo, y yo no hacia más que mirarla. Ella se dio cuenta y, divertida, jugaba a esquivar la conversación, a hacerse la tonta. Lo hace muy bien, pero ya conozco ese juego.

Dejo a un lado el portátil y la miro a los ojos. Sin venir a cuento, le digo un “te quiero”, Y la mirada que me devolvió me dejó fuera de combate. Justo en ese momento lo vi en sus pupilas: ese mar de sensaciones, esa chispa mágica del amor mezclado con pasión y deseo, aquello que tanto han cantado los poetas y ensalzado los grandes narradores. ¡Conseguí ver el universo de la creación toda en sus ojos…! Me impactó enormemente, como siempre. Y ella lo notó, acentuando su sonrisa.

Y es que a veces solo es cuestión de dedicar un poco de tiempo a la observación, a fijarse en las cosas...

Dioses, que maravilla…

P.D. Reedito esta entrada a las 13,40, para colgar unos premios que me han concedido. Nuestros amigos Mai Puvin y Mari Luz me otorgan este premio. GRACIAS.











Por su parte, nuestro amigo Victor Norberto Cesarale me otorga otro premio mas, que es este. GRACIAS.










Ahora se supone que yo deberia de elegir un numero determinado de blogs y entregárselo a ellos. Como ya me conocéis, sé que me perdonaréis que por enésima vez infrinja esas reglas; pues sea cual sea el dedo que me corte, me dolerá de todos modos. Quiero decir con esto que a todos vosotros os dedico estos dos premios, a todos. Y os lo ofrezco con mi cariño, pues todos vuestros blogs me han hecho pasar ratos deliciosos y no quiero ni puedo discriminar a nadie. Estos dos premios, pues, son VUESTROS.

Ya los he colgado en la columna de la derecha.

Gracias de nuevo. Cornelivs os quiere.

martes, 7 de julio de 2009

Retazos de una breve conversación (y III)

-Entonces, ¿que vas a ganar sabiendo tantas cosas?


-Avanzar en el camino del conocimiento.


-¿Que quieres conseguir?


-Ser menos ignorante de lo que soy ahora.


-Bien. Pero ten cuidado. El conocimiento trae de la mano el sufrimiento. Sufrirás. Dichosa ignorancia, que muchas veces sumerge a las personas en un estado de inconsciente tranquilidad.


-Pero la verdad nos hara libres.


-Si. Eso es lo que suele decirse, y es cierto; pero a veces te hara tambien sufrir, por eso muchos piensan que es mejor soñar; en muchas ocasiones los sueños y las fábulas siempre son mucho más bellos que la realidad. Insisto: cuando sepáis algunas cosas, sufriréis. Quizás hubiera sido mejor no haberlas sabido nunca.


-Me sorprendes. ¿Tan duro es?


-Ya decidirás por ti mismo. Solo te dire una cosa: el hombre ha llenado la oscuridad de conocimiento a base de mitos. Pero la ciencia avanza. Aunque, en el fondo, esta vida es como un préstamo a corto plazo. El dia final, el listo y el tonto, el sabio y el ignorante, iran al mismo sitio.


-No me gusta ese derrotismo.


-Ni a mi tampoco; pero es lo que hay. Ademas, no llames derrotismo a lo que no es sino aceptación de la realidad. Dime, ¿de que vale conocer tantas cosas? El sabio y el ignorante iran al mismo agujero.


-Nunca me arrepentiré de saber cosas. Ademas, el sabio morira sabio, y el ignorante morirá ignorante.


-¿Y crees que los gusanos haran distinción entre uno y otro?


-No se si me equivoco, pero tu has leido mucho. No estaras haciendo ahora apología de la ignorancia, ¿eh?


-¡Oh, no, por favor! ¡En absoluto! Lamento haberte dado esa impresión. La ignorancia es la mayor de las desgracias y miserias que puede tener un ser humano.


-¿Entonces?


-Lo que intento decirte es que es bueno que leas, que aprendas, que avances en el conocimiento, eso es extraordinario; pero que ello no haga que se te olvide lo mas importante: vivir, y ademas, saber vivir, hacerlo bien. Si me dan a elegir entre saber muchas cosas y saber vivir, me quedo con el saber vivir.


-Pero tu has leido mucho tambien; y estoy empezando a pensar que quizas has leido tanto no solo por curiosidad por aprender, sino como un hobby, y sobre todo como una manera de evadirte, o de pasar el tiempo no pensando en esa inevitable, desnuda y fria verdad.


-Quizas sea asi. A veces hace falta toda una vida para saber enfrentarse a ello y al sufrimiento que comporta. Pero hay que saber distinguir.


-¿El que?


-Hay varios sufrimientos. Uno es el que desbarata lo viejo, como si tiráramos un edificio. Ese sufrimiento…échalo de tu corazón. En su lugar, recibe al sufrimiento que consolida postulados o que despeja dudas. Agarrate a ese.


-¿Y cual es el tuyo?


-Al principio era el sufrimiento desbaratador. Todos mis postulados se derrumbaron. “¿Que haré ahora?", pensaba yo. Estaba perplejo. Y sin embargo, ahora estoy en paz, porque estoy despejando las dudas.


-¿Que quieres decir?


-Ahora siento a mi corazón latir, veo esta puesta de sol, y gozo de esta copa de vino. No sobrevalores tanto la mente. Recuerdalo: no pienses tanto…¡siente!. Si en vez de pensar tanto el ser humano sintiera más...quizás el mundo sería otro.


-Es cierto; muchas veces olvidamos que también tenemos corazón. Y no es más feliz quien más sabe, sino quien se siente bien; aunque saber cosas sea un rico caudal que hay que administrar bien.


-Asi es.


Saludos

lunes, 6 de julio de 2009

De Borges. Para los amigos.

Reconozco humildemente que ignoraba la existencia de esta obra de arte que quiero compartir hoy con todos vosotros. Muchos/as seguro que ya lo conoceréis. Repito, yo no, hasta el pasado viernes, en el que uno de vosotros me lo mandó por email. Me impactó profundamente, me llegó al corazón.

Yo siempre habia deseado definir la amistad, la buena, profunda, pura y sencilla amistad, el amor de amigo/a, con una definición que mereciera la pena. Ahora descubro que Borges, auténtico y genuino genio de genios, ya se me habia adelantado (1) definiendo esa maravillosa realidad con las bellas palabras y sublimes razonamientos que veremos en el poema que a continuación transcribo. Agradezco cuan sinceramente puedo a mi remitente el detalle de enviármelo. Hoy yo, a mi vez, se lo devuelvo con todo mi cariño.

Que deciros de Borges... los que conoceis mi Blog y me seguis, ya sabeis mi trayectoria: me gusta todo de él, pero es tan amplia su obra que se necesitaria toda una vida para profundizarla. Lo unico que puedo hacer es expresar por enésima vez mi admiración hacia el maestro.

Deseo compartir este poema con todos vosotros. Os lo dedico a todos y a todas.

Dice así:

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida,
ni tengo respuestas para tus dudas o temores…
Pero puedo escucharte y compartirlo contigo.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a ti.
No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomes en la vida.
Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes actuar,
Pero si te ofrezco ese espacio necesario para crecer.
No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón,
Pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.
No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser.
Solamente puedo amarte como eres y ser tu amigo.
En estos días pensé en mis amigos y amigas,
y entre ellos apareciste tú.
No estabas arriba, ni abajo ni en medio .
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el número uno ni el número final.
Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero,
el segundo o el tercero de tu lista.
Basta que me quieras como amigo.
Gracias por serlo.
"

Salud, maestro Borges. Allá donde estés...

Saludos.

(1) P.D. Colgué esta entrada a las 10,06 horas. Ahora, cuando son las 11,41 horas, me apresuro a comunicaros que nuestra amiga Susana, autora del Blog La Cueva de Susana, argentina de nacionalidad y profunda conocedora de la obra de mi admirado Borges, me informa de que esta composición NO es de Jorge Luis Borges, sino que se trata de uno de los apocrifos que esta circulando actualmente por Internet.

Lo hago constar asi, y le agradezco la información, al tiempo que le mando un abrazo.

No obstante, dejaré la entrada tal y como está; pues el hecho de que esa poesia no sea de Borges no le quita ni un apice de su belleza; ni tampoco disminuye (sino todo lo contrario) mi adrmiración por el maestro Borges.

Os ofrezco la poesia a todos, con el mismo cariño.

Reitero mis saludos.


domingo, 5 de julio de 2009

El "Suspiro del Moro". Hacia el mar.

7,45 de la mañana. Bar "Mai Tai". Querida amiga Blogger que me lees, ¿quieres venirte conmigo y ver el mar? ¿Si? Estupendo, levantate, te espero aquí. Nos tomamos un café solo y nos ponemos en camino. Recojete el pelo, será mas comodo por el viento. Ponte esta chaqueta y este casco que ves en la foto. Estas lista? Ok, vamonos.

Ningun compañero motero me ha podido acompañar hoy, de modo que mi singladura por el oceano de olivos ha tenido lugar en plena soledad. Pongo el cuentakilometros a cero. La mañana está algo fresca, y los guantes para las manos no estorban: ¡al contrario!, son un gran consuelo. Tomo dirección Sur, hacia el antiguo reino arabe de Granada, tomado a los moros por los Reyes Catolicos en 1.492; y apenas salgo del pueblo el oceano de olivos desaparece, siendo sustituido por un paisaje agreste y montañoso. Estamos en Sierra Mágina.











Atravesamos el cruce de Belmez, luego Huelma, y pasando la "Cuesta de los Gallardos" llegamos hasta Guadahortuna. Primer pueblo de la provincia de Granada.



Seguimos avanzando y llegamos a Torrecardela; pero esta vez, al contrario de lo que hice la semana pasada, me desvio a la derecha, hacia Piñar, pueblo famoso por sus Cuevas y por su castillo arabe medieval. Podeis apreciarlo en esta fotografia.



Me detengo el tiempo justo para hacer la fotografia, y reanudo mi marcha, avanzando hacia Iznalloz, que queda a mi izquierda, y me incorporo a la Autovia, en dirección Granada. Allí me tomo un cafelito que me reconforta. Estoy en la conocidisima "Venta de La Nava", a 75 km. de Jódar. Estoy cerquita ya de Granada. ¿Y tu, amiga blogger, quieres tambien un cafe solo? ¿Con leche? Estupendo, invito.

Tras la refrescante colación, montamos de nuevo sobre Linda y avanzamos por la Autovia. Divisamos Granada y su famosa Vega a los quince minutos aproximados; pero no nos detenemos allí, y dejamos la ciudad de la Alhambra y de las bellas huríes. Pasamos de largo, tomamos la Ronda de Circunvalación, y nos dirigimos más hacia el Sur, hacia el Mar, buscamos el mar mediterraneo. Casi inmeditamente, subimos una cuesta de unos doce o trece kilometros, y nos dirigimos hacia un famoso Puerto, situado a unos 15 km. de Granada: el Puerto del Suspiro del Moro.














¿Veis la leyenda de la foto de la izquierda, y el paisaje que se ve desde allí en la foto de la derecha, con Granada, a lo lejos?. ¿Por qué se llama "El Suspiro del Moro"? Porque, segun la tradición, este fue el sitio en el cual Boabdil, ultimo Rey moro del reino de Granada, derrotado por los Reyes católicos y marchando al exilio camino del mar, suspiró y lloró viendo por última vez la capital de su reino, Granada, conocida por los arabes como Garnata. La madre de Rey, la virtuosa Aixa la Horra, le hizo a su hijo, el depuesto Rey, este comentario: "¡Haces bien en llorar como mujer lo que no supiste defender como hombre". ¡Dioses, que frase!

El paisaje se puebla de colinas, valles profundos y terreno agreste y montañoso, Viaductos y picachos escarpados, hasta que detecto un agradable olor a salitre marino. Tras diez mintuos más, por fin llegamos a nuestro destino: Motril, en pleno Mare Nostrum, adonde llego a las 9,30 de la mañana.











Marca el cuentakilometros 181 km. recorridos.

Me tumbo en la arena media hora, no hay ni un alma. El mar me acaricia con el adormecedor y lindo sonido del oleaje. Tras veinte minutos de relax, de paz, de sosiego, tomo las últimas fotos. Emprendo el camino de regreso a Jódar. Al pasar de nuevo por el Puerto del "Suspiro del Moro", y tras el repechón, divisar la bella Granada y toda su Vega, bajo un paisaje esplendorosamente bello, mi animo se turba un poco, pues vuelvo a recordar al infortunado Boabdil: me lo imagino apesadumbrado, triste tras perder a su reino, y a la bellisima e inenarrable Alhambra, con la cabeza baja, y soportando los continuos reproches de su madre, la "virtuosa" Aixa, camino del exilio: hacia el mar.

Hasta la próxima ruta.

Saludos.