"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 2 de diciembre de 2010

Visperas de viaje

De nuevo con vosotros, queridos/as amigos/as de la blogosfera. Me siento como el que acaba de salir de un tunel. Estas últimas tres semanas han sido terribles (o benditas, segun se mire) porque he estado hasta arriba de trabajo, como ya os dije en mi ultima entrada del pasado 22 de noviembre. Los inexorables vencimientos y los improrrogables plazos, junto con una muchedumbre de imprevistos e imponderables profesionales  me han tenido completamente acorralado. Ha habido noches que apenas he dormido cinco o seis horas.

Aunque prosigue mi agobio porque sigo teniendo bastante trabajo,  ya no es el ritmo frenético de estas tres ultimas semanas, es un ritmo algo mas soportable, de modo que me da tiempo para preparar todos los expedientes mas concienzudamente, como a mi me gusta.

Y por cierto, hablando de preparar. Esta noche tengo que preparar el equipaje para el grato viaje que mañana, si los dioses inmortales son servidos, tengo pensado realizar. A las nueve de la mañana he quedado en juntarme con nuestro querido Antonio Aguilera, que viene desde Priego a Jaén (Podeis vernos juntos en fotografia aqui).  Alli nos reuniremos y, cual modernos peregrinos, nos vamos en mi vehiculo a Burgos, a conocer a todos los buenos amigos de La Acequia, donde compartiremos con todos nuestros queridos y admirados Maese Pedro Ojeda y compañía  una buena velada quijotesca.  

No nos olvidaremos de la bufanda ni las cadenas, por si las moscas. Para  Antonio y para mi,  andaluces del sur acostumbrados a un sol de órdago,  el viaje es una aventura por el mes que corre y por el frio que hace por castilla, de modo que nos arroparemos bien, aunque vamos con muy buen humor. 

¡Ya os contaré nuestra peripecia! Y ahora, prosigo con mi trabajo. Imposible visitar vuestros blogs, perdonadme de nuevo.  Volveré el domingo, y confio entonces poder reintegrame a mi ritmo normal de entradas y poderos visitar.

Os echo de menos.

Saludos.