"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 15 de septiembre de 2011

Camino de Córdoba

Cuando empecé a correr, hará cosa de un añito o así, jamás pensé que llegaría a competir. Para mi correr era invertir en vida sana, me preocupaba fundamentalmente el tema de la salud. Como al mismo tiempo, abandoné el tabaco (ya va para dos años y medio), mi salud mejoró sustancialmente, pero no entraba en mis planes el competir.

Lo que yo deseaba era ir paulatinamente, poco a poco, con prudencia (empecé en esto con 45 años);  primero acostumbrarme a sufrir corriendo minutos, minutos y mas minutos, y luego, a medida que uno fuera cogiendo forma, ya veríamos.

Bueno, pues sí que se ha visto, y mi evolución ha sido inevitable. He corrido con regularidad y puntualidad inglesa,  fisicamente me encuentro estupendamente, y mis 182 cm de altura se han  estacionado en los 79-80 Kg. Jódar es pequeño y se conoce todo el mundo, de modo que,  de verlos yo a ellos y ellos a mi con la misma afición  era inevitable juntarme con ellos, con los galgos,  lo más selecto del Club de Atletismo de Jódar, con Antonio Lopez al frente, seguido de Antonio Parra y Antonio Pastrana (yo les digo los tres Ases), Cristóbal, Fran, Juanjo, Pedro, Fernando, Rafa, "el “Moreno”, y compañía han conseguido despertarme el interés por la competición. Les mando un muy cordial saludo a todos. Somos mas o menos de la misma edad, y son gente estupenda que corre como el viento. Con ellos he practicado  y me han enseñado muchas cosas. Además, el espiritu de compañerismo y amistad que se vive es increíblemente bueno, inenarrable, maravilloso: son muy buena gente y cuando corro con ellos, voy en la santa gloria, como decimos por aquí.

Por cierto, a mis dos hijas tambien se les ha contagiado el gusanillo del running, de modo que las he apuntado al Club de Atletismo, con Antonio Lopez. Fue un placer comparle sus primeras zapatillas la semana pasada. Que bueno... las veo dentro de poco trotando conmigo por ahí...seria maravilloso.

Como me he acostumbrado a las carreras largas, lo mío es el fondo; no obstante esta primavera y verano he corrido con los del Club en varias “cinco-miles” y "seis-miles" (carreras de 5 y 6 Km), que me he tomado, más bien, como entrenamiento de series; me he obligado a mi mismo a ganar velocidad y ritmo. Bien. 

Y si me llegan a decir que, poco mas de un año despues de empezar a correr, estaría preparándome para mi primera Media Maratón (de Córdoba a Almodovar del Rio, haced clik aquí) no me lo habria creido. Pero aquí estoy. Me hallo en la cuarta semana de entrenamiento, y me quedan otras dos. Lo de esta semana ha sido asi: Lunes, 60 minutos de carrera suave, (unos 11 km); el Martes, veinte minutos de calentamiento más otros treinta minutos en progresión (de menos a más, esto es, 10 min, suaves, 10 min, a ritmo medio y 10 min, a ritmo fuerte), y terminamos con 10 de trote suave para descalentar; ayer miércoles, veinte minutos de calentamiento más 14 mortales series de 500 metros (me salieron a una media de 2’09” cada una, (la mas rapida 2’03” y la más lenta a 2’14”), más 10 minutos de trote suave para descalentar. Hoy, 60 minutos de carrera suave; mañana viernes, 20 de calentamiento más 5 cambios de 7 minutos a ritmo fuerte, más quince minutos de descalentamiento; y el domingo, aprovechando que no hay que trabajar,  100 minutos de carrera continua a ritmo medio, o lo que es lo mismo, una hora y cuarenta minutos. Normalmente entreno por las mañanas, de 7,45 a 9,00 de la mañana, y asi tengo tiempo para todo.

Creo que lo duro ha pasado,  estoy vivo, las lesiones me han respetado,  y me encuentro muy ilusionado. Ya  he dicho que es la primera media maratón que voy a correr (21 Km), aunque ya hicimos una prueba el domingo pasado y tengo buenas sensaciones. El domingo, a eso de las 8 de la mañana, salimos de Jódar 9 corredores, y nuestra ruta fue ir a Bedmar  y regreso a Jódar. Os explicaré que Bedmar es otro pueblo, a 8 Km. de Jódar, y que entre ambos se halla la montaña de San Cristóbal. Bien, salimos de Jódar dirección Sur, llegamos a Bedmar, y luego dimos la vuelta por detrás de la montaña, esto es,  por Salmerón, hasta llegar a la fuente de Garciez y regresar a Jódar por el lado exactamente opuesto al de partida, es decir: la vuelta completa al macizo. 18 Km. aproximados. Tardamos 1 hora y 39 minutos,  y que deciros lo deliciosísima que estaba la  cerveza que nos tomamos cuando llegamos a Jódar, muertos de sed, pero alegres, porque parece que la preparación va bien.

Esto mola, ya lo creo que sí. Me gustaria hacer un buen papel en la carrera, aunque he de confesar que voy con humildad y buen humor: primero he de aprender de los demás, y luego, no agobiarme con el tiempo: correr para disfrutar. Para pasar un buen rato. Que, al fin y al cabo, el deporte es una actividad para pasar eso: ¡un buen rato! 

Saludos.