"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 21 de abril de 2017

Camino de Madrid

Terminada y rematada  la Maraton de Sevilla el pasado dia 19 de Febrero, regreso a casa a descansar de lo deportivo y a seguir con mi ajetreo laboral en el Despacho y en los Juzgados.  Ya no quedaba tiempo para entrenar la Maraton de Madrid, el 23 de Abril de 2017, Maraton que corro todos los años, de modo que este año tenia pensado descansar de la Cibeles, y empalmar luego con la Maraton de Valencia en Noviembre.  Como en Sevilla conseguí mi segundo objetivo, que era acabar  lo mejor posible, y dado que  fisicamente terminé la maraton bien, entero,  pensé que me vendría muy bien para sucesivos acontecimientos, como, por ejemplo, la Maraton de Madrid. 

Pero bueno, ¿no acabas de decir que no ibas a hacer Madrid este año?

Ay, ay... que el hombre propone y los dioses disponen; el lunes, 20F,  me levanto con ligera sobrecarga en los cuadriceps y, oh sorpresa, gemelo izquierdo, pero mucho menos molesto que otras veces. Bueno, Pablo, no te emociones, a ver el martes. Pero es que amanece el martes y toda dolencia ha desaparecido. Todo perfecto. ¿Perfecto, despues de 42 kilometros? ¡No es posible! Y el diablillo que muchos runners tenemos dentro, que no duerme, vuelve a tentarme otra vez: "Oye, si has terminado bien en Sevilla, ¿por qué no te animas con Madrid este año tambien?  ¡Que locura...!  Bueno, ya sabeis que no me gusta pensarme mucho las cosas, sobre todo cuando de maratones se trata, asi que, con una media sonrisa, me dije a mi mismo la fatidica frase: "¿Y por que no?" Iremos a la Maraton de Madrid...! Dicho y hecho, asi que tras una larguisima y concienzudisima  reflexión que tan solo duró   48 horas despues de cruzar la meta en la maraton de Sevilla, me apunté a la Maraton de Madrid, de modo que este año tambien le tiraré el beso a la Cibeles y saludaré a Neptuno. Eso si, "ad cautelam", por simple precaucion, decidí no correr nada esa semana, absoluta tranquilidad, cosa de lo que luego me alegraría enormemente, reaunudando los entrenos el 27 de Febrero. 

Las sensaciones son buenas; y asi, poco a poco, llego al primer test: Media Maraton de Baza, la hago en un tiempo de 1.50.38,  bueno, esto parece que marcha, buenas sensaciones, todo bien, son las dos primera fotos que veis, la de arriba al empezar la segunda vuelta, y esta de mas abajo con mi amigo y compañero Cipri, que tambie hará la Maraton de Madrid.

A la semana siguiente pruebo con la Media de Malaga, es la foto de al lado, estoy fuerte, inspirado, corri alegre, feliz, dichoso, casi con rabia, pero contento, y remato la Media malagueña con un discreto 1.49,28, parece que todo va bien y que el cuerpo aguanta, benditos sean todos los dioses del olimpo.

El resto de la preparacion ha sido muy normal, a cuatro semanas de la cita con la Cibeles, el pico maximo de entreno llega en la semana del 3 al 9 de Abril, y en Semana Santa comienzo la reduccion paulatina, el tapering, dando gracias a Dios, porque, repito, salvo las pequeñas molestias de siempre, todo va bien.

El trabajo está hecho.

Y ahora que? 

Sencillamente: a disfrutar. Voy con mucha ilusion a Madrid, a la expectativa...¡ y a ver que pasa...!  Ahora, lo que queda de viernes, a terminar los asuntos mas urgentes, y mañana por la mañana tempranito, camino de Madrid.

Este año voy con una ilusion muy especial, porque ("si los Dioses y el tiempo no lo impiden" como suelo siempre decir)  a mis 52 años, Madrid será mi Décima maraton. Quien me lo iba a decir... Doy gracias infinitas a la vida, a mi familia, y a mis amigos, sin cuyos consejos, paciencia conmigo y ánimos jamas hubiera sido esto posible. 

Ya os contaré.

Abrazos

Pablo Jesús Gamez Rodríguez.