"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 16 de mayo de 2008

Adivina quien canta esta noche...

Me gusta el buen Jazz, y como hoy es fiesta local tengo un poco más de tiempo, de modo que voy a escribir sobre una persona que conoceis bien, y cuya identidad no tardaréis en adivinar. Es uno de mis grandes ídolos, e invito a todos, expertos y profanos a que investiguen sobre el tema y oigan sus canciones, seguro que se enamoraran de ella, al igual que yo. Os voy a dar varias pistas.

Esta chica, nació el 15 de Abril de 1.915, en Baltimore, y sus padres se llamaban Clarence y Sadie. Le fue impuesto el nombre de Eleanora, aunque su madre la llamaría Nora. Su infancia fue terrible: su padre abandonó el hogar conyugal, la chica, soltera, perdió su empleo como doméstica al quedar encinta, sufrió malos tratos, tuvo que trabajar de limpiadora, sufrió un intento de violación, fue encerrada en un reformatorio, etc, su infancia no fue fácil. Pero empezó a aficionarse por la musica. A la madame de un burdel proximo le hacia los recados gratis, a cambio de que le permitiera quedarse oyendo discos en la gramola del salón para los clientes, allí oia a sus dos idolos, Bessie Smith y Louis Armstrong.

Todo cambió en 1.930, en Nueva York. La chica acababa de salir de la cárcel de mujeres de Welfare Island, tras cumplir una condena de 4 meses por prostitución y necesitaba ganar dinero para que ella y su madre pudieran sobrevivir en el apartamento que tenian alquilado en Brooklyn. Entró en un local donde solicitaban bailarinas. Se trataba del “Pod’s and Jerry’s” celebre por su pollo frito y porque Willie “The Lion” Smith, famoso pianista, tocaba allí sin dejar de conversar con el bombin puesto y un gran cigarro entre los labios. Ella no sabia bailar, a punto estuvieron de echarla, pero dijo que sabia cantar, y cantó “Trav’lin All Alone”. El ruido fue disminuyendo, y al final, todo el mundo se miraba absorto. Habia nacido la voz del jazz.

Y allí siguió, hasta que un dia entró en el local el famoso critico y productor John Hammond, que quedó sumamente impresionado. Noche tras noche se pasaba por el local donde ella cantaba, y Hammond se llevó allí nada mas y nada menos que a Beny Goodman, Mildred Bailey o Joe Glaser, manager de Louis Armstrong. Ya por aquel tiempo empezó con las drogas. Cantó luego en otros locales de Harlem, como el Alambra Grill y el Hot-Cha Bar, y en Abril de 1.935 debutó en el Apollo Theater, el templo del jazz en aquella epoca. Triunfó. Incluso participó en la película de Arthur Lubin, “New Orleans”, al lado de Louis Armstrong.

Vocalista con el famoso pianista “Teddy Wilson and his Orchestra”. La primera sesión grabada en disco fue el 2 de Julio de 1.935, y la leyenda de la chica empezó a crecer. Al año siguiente, ya grababa discos como la titular de la orquesta, desplazando al propio Teddy Wilson. Pero atención, con fecha 25 de Enero de 1.937 la chica conoció a ciertos músicos de la orquesta de Count Basie, todos grandes, y uno especial para la chica, Lester Young. Asi surgiría la famosa compenetración artística entre la chica y Lester Young, autores de algunos de los registros que llegaron a ser autenticas obras maestras. La chica pretendia que su voz sonara como un instrumento, mientras que Lester se interesaba por dotar a sus ejecuciones de una expresividad “vocal”, y ya empezaban a asomar, de vez en cuando, los desfases ritmicos y los gorgoritos que darian lugar al Be-bop. El apego de la chica a utilizar tiempos medios y lentos se entrecruzó con la adicción de Lester a las ejecuciones meditabundas e introvertidas, el clima emocional de sus composiciones era, musicalmente hablando, casi celestial. Estaba llegando a su cenit. Miles Davis comentaria de ella que “…la chica no necesita instrumentos de viento, suena como uno de ellos”, y añadiríamos que esta chica fue la unica cantante de jazz inscrita en la linea maestra de la evolución del jazz, pues estuvo entre lo mas avanzado del jazz antes del bebop, pero tambien cumplió la función de sobresaliente innovadora en todas las zonas de la expresión individual.

En 1.937 vuelve a juntarse con la orquesta de Count Basie en el Savoy Ballroom del Harlem de Nueva York, grabando en 1.937, el 3 de Noviembre, “I can’t get started”. Que delicia. Pero atraviesa problemas personales. Las drogas terminan de engancharla.

Pero la chica no queria cantar blues, solo jazz, de modo que terminó con Count Basie. Otro clarinetista, el gran Artie Shaw, uno de mis favoritos, la rescata, y se la lleva a Boston, en el mes de Abril, Artie Shaw la llevaria de nuevo al cenit de la fama. El dia 20 de Abril de 1.939, graba “Strange Fruit”.

1.940, conoce a un joven Bird.

Seguia con las drogas. Pero cada cancion que canta, cada disco que graba, es un éxito rotundo, y la eleva aun más a los altares del Jazz. En Mayo de 1.942 vuelve a la costa oeste para cantar en los Angeles, en el “Billy Berg’s Trouville Club”, donde conoce a Orson Welles. En 1.943 aparece como la primera en las encuestas. El 18 de Enero de 1.944 canta con Roy Eldridge (trompeta), Jack Teagarden (trombón), Coleman Hawkins (saxo tenor) Barney Bigard (clarinete) Art Tatum (piano), Al Casey (guitarra) Oscar Pettiford (contrabajo) y Sydney Cattlett (bateria), vaya constelación, cantando la chica el majestuoso “Do Nothin ‘till You Hear from Me” . Norman Granz presenta a la chica en la Filarmonic Hall de Los Angeles. Otra obra maestra: “All of Me”, en 1.946.

En 1.948 es aclamada en el Carnegie Hall, donde se habia organizado un concierto en su honor, llamado “Welcome Home”. Siguen los exitos. Años enteros siendo la numero uno. En 1.954 coincide nada mas y nada menos que con Bird en el Festival de Newport, otra vez con Count Basie, Lester Young y Sarah Vaughan. Su discografía es inmensa.

10 de Noviembre de 1.956, ultimo concierto en el Carnegie Hall, con Coleman Hawkins y Roy Eldridge. Fue el canto del cisne. A partir de ahí completó su proceso de autodestrucción. Comienza el infierno. La adiccion a la heroína es demasiado fuerte, reyertas, carcel, desolación, desengaños, persecución policial, y el implacable racismo acabaron con ella. Ahorraré sufrimiento y pasaré rapidamente por el ocaso de la Diosa. Ingresa en el Metropolitan Hospital de Harlem. Ya no lo abandonaría.

La inolvidable e irrepetible voz del Jazz, la más grande cantante de la historia del Jazz, murió a la temprana edad de 44 años, a las 3,15 horas de la madrugada del viernes, dia 17 de Julio de 1.959. Su nombre era...Billie Holliday.

Y mientras la evoco a estas horas de la noche, me fumo un cigarrillo con una copa de Disaronno, y con los ojos entornados escucho a medio gas, dulcemente, y en su recuerdo, Do Nothin ‘till You Hear from Me.

Salu2.

2 comentarios:

EasyCure dijo...

Mi cornelivs siempre tan enciclopédico... :)

Eres un clasicón y me imagino que te eriza los pelillos del cogote la voz de la Holliday. Yo siempre he sido menos ortodoxo y prefería a la Vaughan, pero ya sabes, me gusta contradecir...

jajaja deja el Amaretoo viciosón..!!

Saludos 'round midnight

Publius Cornelius Scipio dijo...

Jajaja, solo lo bebo en pequeñitas cantidades y de vez en cuando, lo que pasa es que está riquisimo, y cuando de amaretto se trata, la mejor manera de resistir la tentación es caer en ella. Espero que hayas captado la indirecta del post eh? (para cuando el prometido y ansiado post sobre Bird que nos tienes prometido?)))

Salu2 jazzisticos.