"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 22 de mayo de 2008

Discriminación positiva

Leo en la prensa, concretamente en diario abc, que el Tribunal Constitucional considera razonable y proporcionado penalizar más la violencia machista por las «altísimas» cifras y su mayor desvalor.

Segun la noticia, ello ha sucedido "...por las "altísimas" cifras y su mayor desvalor, la diferenciación penal recogida en el artículo 153 de la Ley Integral contra la Violencia de Género y que impone una sanción mayor a los hombres que agredan a quienes fueran o hayan sido sus mujeres. Así lo argumenta en la sentencia que desestima la cuestión de inconstitucionalidad planteada por la titular del Juzgado de lo Penal número 4 de Murcia.

Así, el texto, que cuenta con cuatro votos particulares y vio el visto bueno del pleno del Alto Tribunal por siete votos contra cinco, considera como primer aval de "razonabilidad" respecto a la diferenciación del sujeto pasivo (víctima) las altísimas cifras en torno a la frecuencia de una grave criminalidad que tienen por objeto a la mujer y por agente a la persona que es o fue su pareja".

Igualmente, no considera "irrazonable" entender que en la agresión del varón hacia la mujer que es o fue su pareja se ve "peculiarmente dañada la libertad de ésta, se ve intensificado su sometimiento a la voluntad del agresor y se peculiarmente dañada su dignidad, en cuanto persona agredida, al amparo de una arraigada estructura desigualitaria que la considera como inferior, como ser con menores competencias, capacidades y derechos a los que cualquier persona merece".

Bueno, vamos a ver. Respeto la Sentencia del Alto Tribunal, pero me parece sumamente discutible; la votación ha sido muy reñida: 7 contra 5. La Constitución dice que los hombres y las mujeres son IGUALES en derechos y deberes, sin que pueda existir entre ellos discriminación por razon de sexo. Dicha Sentencia contradice, en mi humilde opinión, ese derecho fundamental de IGUALDAD para hombres y mujeres.
.
Nunca he comprendido, insisto, nunca, la famosa y manida "discriminación positiva". El hecho de que la mayoria de la violencia tenga por sujeto pasivo a la mujer y no al hombre no justifica a mi modo de ver esa "discriminación positiva" a favor de las mujeres, pues se recurre al simple dato de la frecuencia de sucesos, y ese simple criterio no me parece válido; además, hombre y mujer, repito, son IGUALES. Conozco muchos casos en los cuales son los hombres los maltratados fisica y psiquicamente por sus mujeres, y con esta Sentencia creo que se está discriminando al varón. Si la mujer ha callado las agresiones por miedo a represalias del marido, tambien el marido ha callado el sufrimiento causado por su mujer por miedo a que lo traten de "mariquita", de tener "pocas narices" -por no usar otra palabra-, etc. Igual de victimas de los prejuicios sociales son el hombre como la mujer.
.
Por cierto, en cuanto a que con la violencia machista se vea "particularmente dañada" la libertad de la mujer, tampoco lo comprendo, pues ello me induciría a pensar que los hombres tienen menos libertad o menos dignidad que proteger, y que las que han de ser libres y dignas son solamente las mujeres; o que la dignidad de las mujeres es de oro y la de los hombres de plata. No lo comprendo. El dañado, sea hombre o mujer, tiene la misma dignidad y libertad. Entonces, ¿por qué en el caso de la mujer se ve "particularmente" dañada esa libertad? ¿Por qué? ¿Porque son más débiles, porque necesitan mas protección que los varones? Se está introduciendo una especialidad que jamás en la historia ha existido; pues en mi opinión igual de borrico y de despreciable son tanto el hombre como la mujer que pegan a su pareja y se merecen el mismo reproche penal.
.
Me pregunto que tiene de especial la libertad o dignidad de la mujer sobre la del varon, que particularidad será esa, que la hace acreedora de mas protección. ¡Ah, claro, ya lo comprendo, pero cornelivs, hombre, sigue leyendo la noticia hasta el final! La culpa la tiene "la estructura desigualitaria que la considera como inferior", y más adelante leo que ello ha sido "...consecuencia de su posición de subordinación".
.
Tampoco me parece de recibo tal afirmación, pues si secularmente la mujer se ha visto privada de sus derechos, afortunadamente la Ley ya le reconoce la plena igualdad; y si la sociedad es desigualitaria, lo que hay que hacer es cambiar dicha sociedad, no discriminar al varón con la Ley. La mujer ha de avanzar, por supuesto, tiene todo el derecho, y alcanzar el mismo nivel que el varón, y yo no se lo discuto; pero no me parece intrinsecamente justo hacerlo a costa del varón. Y sobre todo, que el legislador dé ejemplo, y que si la sociedad es desigualitaria, no se vuelva él tambien desigualitario a costa del varón. La historia ya pasó. Me explico: muchas personas podrían pensar que si el legislador siente una especial necesidad de sobreproteger a la mujer sobre el varón, quizás se deba en parte a que en el fondo no la considera tan igual o tan capaz como debiera. Ejemplo clarisimo: Si yo tengo tres hijos, y sobreprotejo a uno, ¿por qué lo hago? Porque no confio en su capacidad de autoprotegerse como a los otros. Si yo no le doy a ese hijo el mismo trato que a los otros dos, porque lo sobreprotejo o porque no confio en el, yo mismo lo estoy haciendo inferior a los demás.
.
¿No somos todos IGUALES en el mas amplio sentido de la palabra? ¿Es que tiene más dignidad o merece mas respeto la libertad de la mujer que la del varón? ¿Por qué se introduce una especialidad artificial que provoca la quiebra del principio de igualdad? Creo que "Virtus in medius est", la virtud está en el medio. Hemos pasado "...de estar calvos a ponernos dos pelucas"; de la sempiterna sumisión de la mujer, a una sobreprotección de ésta, o por mejor decir, a que el reproche penal sea especialmente agrio para ellos y no para ellas; y no considero justo ni lo uno ni lo otro. Somos IGUALES, y punto. ¿Por qué castigar más a los maltratadores que a las maltratadoras, si ambos son igual de perversos? ¿Simplemente porque ha habido más de aquellos que de éstas?
.
Salu2.