"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 7 de septiembre de 2008

Golpe de Estado

Su nombre era Lucio Sergio Catilina y vivió entre los años 108 a.C. y 62 a.C. Perteneciente a una familia patricia, y bisnieto de Marco Sergio Silo, heroico combatiente de la Segunda Guerra Púnica, su familia había perdido posteriormente su prestigio social y económico. Para describirlo tomaremos en cuenta las expresiones de Salustio, que vivió en la convulsionada epoca de Cicerón y de cuyos relatos conocemos gran parte de lo acontecido en esos días, aunque de modo demasiado subjetivo. Es un historiador que escribe con enseñanzas morales, criticando a muchos personajes por sus costumbres y carácter, cuando él mismo, estuvo inmerso, cosa que él reconoce, en esa Roma despojada de virtudes. Así, aparece Catilina como una persona sumamente inteligente, hábil y de ambiciones desmedidas. Fuerte en su cuerpo y en su personalidad, calculador y frío.
.
Lo que sí es cierto es que Catilina se destacó por su muy meritoria carrera militar, desempeñándose en las fuerzas del cónsul Cneo Pompeyo Estrabón y participando en las guerras civiles que enfrentaron a Mario y a Sila, combatiendo en las filas de este último. Junto a Sila realizó una ascendente carrera política, desempeñándose en el cargo de cuestor durante su mandato dictatorial, donde fue acusado por Plutarco de haber cometido crímenes aberrantes contra sus adversarios políticos. Sus ideas eran en defensa de la plebe empobrecida y endeudada, a la que ofrecía reparaciones económicas, como la condonación de deudas. Según Salustio, siempre hostil a Catilina, su entorno estaba conformado por adúlteros, homicidas, sacrílegos, y todo tipo de miserables.
.
Desde su juventud, estuvo involucrado en actos contrarios a las buenas costumbres y al pudor, como el cometido contra una sacerdotisa de Vesta, probablemente cuñada de Cicerón. Se lo acusó además del asesinato de su propio hijastro, para casarse con Aurelia Orestila.
.
Fue designado pretor, en el año 68 a.C y luego propretor de África, lugar del que regresó en el año 66 a.C., siendo acusado ante el senado por desempeño abusivo de su mandato. Habiéndosele impedido acceder al consulado en el año 65 a. C., se cree que Catilina organizó una conspiración, participando en un Golpe de Estado para acceder al Consulado, esto es, al poder de Roma. Fue durante el consulado de Lucio César y Cayo Figulo, y fue urdida probablemente por Craso, hombre rico y poderoso, quien ansiaba proclamarse dictador. Fue seguida de otra posterior y ambas fracasaron. Los conspiradores pretendian asesinar a los candidatos electos el mismo día de su elección, tomando ellos sus lugares como Cónsules.
.
Cuando en al año 63 a.C., logró Catilina presentarse a las elecciones acompañado de Cayo Antonio Híbrida, fue vencido por Cicerón y Antonio. Más que probablemente, bajo la protección de César, presidente del tribunal, pudo salir exculpado de las acusaciones que recayeron sobre él por los delitos de homicidio cometidos durante la guerra civil en que luchó junto a Sila. Enarbolando la bandera de defensa de las clases populares, reunió entre sus adeptos a todos los opositores políticos de Pompeyo y del senado romano. Cayo Manlio, logró aportar más hombres a la causa, luego de la conspiración de Etruria, lugar que sería elegido como escenario para sus luchas revolucionarias, para luego dirigirse a Roma.
.
La parte más ambiciosa del plan consistía en el asesinato de Cicerón hecho que acontecería el 7 de noviembre de año 63 a.C. Sin embargo Cicerón fue alertado por Fulvia una mujer de la nobleza, amante de Quinto Curio, partícipe de la conspiración, quien tenía una vida escandalosa, y por ese motivo había sido echado del Senado por los censores. Había contado a Fulvia sobre los planes contra Cicerón. La mujer delató lo que iba a acontecer, y Cicerón logró salvarse.
.
Cicerón acusó a Catilina ante el Senado, y el acusado tras una reacción violenta, huyó de Roma hacia Etruria para reunirse con Manlio. Son las famosas "Catilinarias". El discurso de Cicerón comienza con una de sus frases más recordadas y famosas : Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? quem ad finem sese effrenata iactabit audacia? (¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros? ¿Cuándo acabará esta desenfrenada audacia tuya?)
.
Catilina estaba presente cuando Cicerón pronunció el discurso en el templo de Júpiter Stator: al entrar en el mismo, los demás senadores se apartaron de él y lo dejaron sólo en su escaño. Catilina trató de replicar el discurso, pero los senadores lo interrumpieron una y otra vez acusándolo de traidor. Tantos fueron los insultos que vertieron contra Catilina, que éste tuvo que salir corriendo del Senado, y poco después abandonó la ciudad y se dirigió al campamento de manlio, quien estaba al mando del ejército rebelde. En los siguientes comicios fueron elegidos cónsules Marco Tulio y Cayo Antonio, mientras Catilina seguía urdiendo planes contra Roma. Atrajo también a su causa a Sempronia, la hermosa, lujuriosa y culta esposa de Junio Bruto, quien se había desempeñado como cónsul. Sempronia murió en Módena asesinada por Marco Antonio.
.
La conspiración en Roma fue desbaratada, hallándose cartas que incriminaron a cinco rebeldes, que fueron ejecutados, a petición de Catón. Catilina y Manlio fueron declarados por decreto, enemigos de la República, quedando privados de sus derechos civiles y sometidos al derecho de guerra.
.
En Pistoria, las tropas de Catilina se enfrentaron a las de Antonio, quien por hallarse enfermo de gota, entregó el mando del ejército a Marco Petreyo. en lo que sería para Catalina, su último combate. Primero fueron muertos sus camaradas, Manlio y el Fiesolano y luego él mismo, quien en un acto más de coraje, que de real posibilidad de victoria, se enfrentó en forma suicida con los pocos hombres que quedaban a las tropas leales a la República romana.
.
Asi terminó uno de los episodios más conocidos de los convulsos ultimos tiempos de la Republica de Roma. Faltaban muy poquitas décadas para que Augusto inaugurara el Principado.
.
Saludos
.

13 comentarios:

amelche dijo...

Caray, ríete tú de los líos que hay en los partidos políticos hoy en día. Aquí no se cortaban un pelo: Si hay que asesinar, se asesina, si hay que traicionar, se traiciona, si hay que sobornar a la amante o a quién sea, se soborna...

RAMPAEL. dijo...

Hola, Cornelius, vengo otra vez a visitarte y agradecerte que me hayas incluído en tus favoritos.Yo también te he añadido a mi lista de favoritos.
Yo, que tengo "treintaydiez" años ( toma eufemismo), recuerdo que cuando estudiaba Latin en 2 de BUP teníamos que traducir una frase famosa que decía "Hasta cuándo vas a abusar Catilina de nuestra paciencia?
Quousque tandem abutere, Catalina, patientia nostra?”
Muy interesante tu post.
Un abrazo enorme desde Málaga
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Traduje el "Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?" en Bachillerato. Desde entonces, cómo me ha seducido aquellos tiempos.
Me falta la versión de Catilina para completar la historia.
Una entrada muy bien documentada.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Todas estas historias, así, contadas como las cuentas, con una especie de nostalgia, hace que nos veamos con cascos, corazas y lanzas...
jajajaj
Salve Cornelivs

amig@mi@ dijo...

Eso mismo digo yo, lo vives tanto cuando nos lo cuentas, que haces que lo vivamos los demás. Vuelvo a decirte que deberias pensar en recopilar tus historyposts y hacer un libro.
Besos

Esther dijo...

Hola! hay que ver hasta dónde llega la ambición humana por el poder, menos mal que una mujer paró sus maléficos planes y Cicerón se salvó.

Por cierto te he mandado un correo con fotos de cosas romanas, dime si te ha llegado.

Un beso

el huerfano piano dijo...

Un merito, un talento para poder contar las cosas como los relatas, yo intento escribir un mail a un amigo por contarle cosas y no encuentro las palabras, que don de palabras tienes y como te manejas, yo aqui fiel a ti , a tus relatos, a tus cuentos, a ver si aprendo algo.
un beso

DianNa_ dijo...

Me gusta tu manera de relatar, me metes en la historia, no sobra una palabra, ni una coma, atrapando de principio a final.

Los romanos y sus enredos, que poco respeto sentían por la vida, todo lo arreglaban rápidamente por un quitame allá esas pajas :)

Beso y que no se nos acabe la paciencia :)

CORNELIVS dijo...

AMELCHE: Los ultimos tiempos de la republica fueron muy convulsos (guerra civil entre Mario y Sila; entre Pompeyo y Cesar; entre Marco Antonio y Augusto, ufff). Luego vino Augusto y la era de la Pax Romana. Saludos

RAMPAEL: Gracias amigo. Yo te he añadido a mi lista de favoritos, pero observo que hay un problema, pues no se me actualiza el contenido de tu blog. No se que será. A ver si lo arreglamos, no se si el problema es tuyo o es mio.
Un cordial saludo.

PEDRO OJEDA: Buena observación, a mi tambien me gustaria saber la versión de Catilina. Un cordial saludo.


HIPERION:
AMIG@ MI@:
Si, me apasiona Roma, no en vano Cornelivs es un "enamorado de la antigua Roma". Un abrazo a los dos.

ESTHER: Gracias, pero no lo he recibido aún, no se que ha pasado. Un beso.

HUERFANO PIANO: Gracias. Todos aprendemos todos los dias, Raquel, yo el primero. Un beso.

DIANNA: Si, eran valientes y hasta temerarios! Un beso.

AriaDna ♥ dijo...

He leído muchísimos libros sobre la historia de roma, en general me gusta leer todo lo referente a ella y la edad media

un beso

AriaDna ♥ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CORNELIVS dijo...

ARIADNA:

Si, y son interesantisimos, yo creo que se aprende mucho de ellos. Un beso¡

RAMPAEL. dijo...

Cornelius, sí, no sé qué pasa pero no eres el primer caso en el que no se actualizan los posts. He intentado pedir ayuda, pero parece que nadie sabe exactamente cuál es el problema, así que no te preoucpes.
Un abrazo, amigo mío y gracias
Rampy.