"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 5 de septiembre de 2008

Viaje en el tiempo.

Si se pudiera retroceder en el tiempo me gustaria hablar con aquel niño que siempre estaba triste. Era inteligente y en la escuela le iba francamente bien, tenia todo lo que un niño de su edad podia tener; pero la sombra de la tristeza lo perseguía. No estaba solo, pero su tragedia era que se sentía solo. A veces lloraba pero sus ojos no vertian lagrimas. Cuando hacia bueno, dando un paseo se iba a las afueras de la ciudad, y se sentaba en un banco o en una piedra, o marchaba al parque de su ciudad y se detenía un ratito allí. En invierno se subia a la terraza de su casa y se tumbaba mirando al cielo; y su mirada se perdia en el horizonte, gris, triste, pensativa.

Me gustaría volver atrás en el tiempo, hablar con él; dar un buen paseo a su lado, acariciarle el pelo, darle un abrazo, desearia que me contara su pena, que se desahogara. Quisiera ayudarlo. Me encantaria volver atrás para escucharlo, darle mi cariño y mi afecto. Quisiera arrancarle de cuajo su dolor, y en su lugar darle optimismo, alegría, ánimo y seguridad en si mismo. Yo le animaria y le contaría lo que le depararía el destino, que su vida se encauzaría, que maduraría y se haría un hombre, que iría a la Universidad, que le iria bien. Le daría los mil y un consejos que ahora podría darle; se que le ayudarían muchisimo y que recuperaria la sonrisa… pero no puedo hacerlo.
.
De vez en cuando, aún lo veo allí, triste, solo, y se me encoge el corazón. Y si, quisiera abrazarlo, pero no puedo.

¡Nos separan 30 años...!

Saludos
.

28 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que 30 años jamás nos separen de un abrazo solidario o de una palabra de aliento.

No podemos devolver el tiempo, pero hoy en el presente, sería bueno buscar aquel hombre, que de niño fue triste y ver como esta hoy, y si necesita otro abrazo que no se dio en aquellos tiempos.
Saludos

Ericarol dijo...

A mi también me gustaría abrazar a ese niño. Es más, los llevaremos de paseo, a él y a la niña que fui.
Un beso lleno de encanto y cariño!!!!

DianNa_ dijo...

Me has hecho estremecer... creo que nadie, nunca deberíamos sentirnos solos y menos siendo niños, es injusto :(

Abrazos y besos, amigo :)

SUSANA dijo...

Bueno, bueno, siguen las cosas en común, con nuestros muy válidos interlocutores amigos.

Si tuviera la oportunidad, con mucho gusto le explicaría a esa chiquilla triste-come-libros, que miraba el atardecer con tristeza en el corazón...un par de cosas.

Gracias, y muchas, por el viaje en el tiempo!

Vane dijo...

Nunca es tarde, aunque a veces se que no se puede recuperar eso que perdimos, o sacar del alma el dolor de toda una vida, en fin...ojalá si puedas abrazar a ese niño cuando te lo encuentres más adelante siendo un hombre ya maduro.

Un saludo!

ave de estinfalo dijo...

hola
ah que bonito
me gusto mucho tu escrito
todo tierno
sale me retiro
y nada de miradas perdidas
jajaja
asi la tengo yo
=S
bueno eso dicen los de la escuela

byE

nurimoon dijo...

Cuándo lo veas, dile lo que tienes ganas, abrazalo y dale fortaleza y cuentale como será su vida, dile que le gustara escribir y que a la gente de muchos paises les gustara visitarlo para leer lo que les cuenta.
Qué no este triste y que cuándo lo este lo aproveche para llorar (con todo y lagrimas) para reconfortar su alma y empezar de nuevo.

Gizela dijo...

Me parece que lo haces, que paseas con él.
Para recordar el niño ese de hace treinta años, hay que llevarlo vivo en el alma, de otra manera no lo recordarías, no le escribirías.
Está ahí, sabe que logro cosas lindas de la vida..está ahí, feliz
Un abrazo

adriana dijo...

No hay motivos para dejar de abrazar a alguien, ni siquiera 30 años de por medio.

Abrázale, Abrázate

Otro abrazo para tí

Esther dijo...

Cornelivs qué post tan entrañable me ha gustado mucho de verdad.Es verdad que estaría bien hablar con ese niño que fuimos para decirle mira el futuro no está tan mal..

Yo si hablara con esa niña de hace algo más de 20 años le diría niña no seas tan tímida que es mejor ser extrovertida y hablar con la gente. Yo lo era y mucho , ahora he cambiado como del cielo a la tierra.. jaja

Muchos besos

Juan Luis dijo...

Hola Cornelivs.

Yo también conozco a ese niño y a veces he tenido el mismo impulso que tú, pero pienso que tal vez no soy tan buen maestro como los que tiene la vida, aunque a veces sean tan estrictos.

Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El niño... siempre estará dentro de nosotros. Aunque pensemos en determinados momentos que lo hemos perdido. Que por din siempre anda con una sonrisa en la boca. Es mentira. Siempre reaparece.
Saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Algunos de esos niños no tenían que pasear para ir a las afueras de la ciudad: vivían allí.
Hermosa y sincera entrada.

Haideé Iglesias dijo...

Cornelivs: el pasado es pasado, ese niño eres tú mismo, alguien, al debes aprender a conocer; núnca se ha ido como bien dices, ahora es un hombre y esta dando mucho de si... ¿por qué ves sólo el lado negativo de la vida? Todo lo que acontece es por y para algo... aprende a verlo. Los consejos los hemos recibido todos y ¿nos han servido para algo? La mayoria de las veces no, por ello, vivir en el presente, aprendiendo día a día de cada instante de liberación, de cada instante de alegría. Tienes un mundo por delante, quierete...mañana podemos no estar aquí... Cuando uno mira hacia adentro debe aprender a ver la verdad, y pensar que si no hubiera ocurrido así, no estaría pasando en su vida lo que está pasando.
Sólo son momentos...no dejes que amarguen tu existencia...eres tu propio dueño...
Cuesta mucho trabajo ver como nos hacemos daño a nosotros mismos... mucho...
No quiero admirate por que escribas esto, Cornelivs, no quiero alimentar un equivoco...

Ronini dijo...

A mí también me gustaría volver atrás en el tiempo... has rememorado momentos pasados, cosas que no hicimos, errores que cometimos. supongo que producto de esa edad de esa inmadurez.

Hoy con la perspectiva de los años, ¡de cuántas cosas nos enteramos o nos damos cuenta! y entre ellas, yo como tú, las veces que pudimos aminorar la pena de otro, ayudar a sobrellevar su carga, ceder un hombro para llorar, o dar ese abrazo de paz.

Lástima no poder volver atrás!! sin embargo la vida es como una rueda que a veces regresa y quién sabe quizá muy cerca haya otro niño que nos está esperando.

Precioso cornelius, un abrazo

Edgardo dijo...

A veces estamos en esos momentos donde nada nos alcanza, o no sabemos como alcanzar las cosas, entonces por más personas que nos rodean nos sentimos solos. Ese niño que fuiste debió soportar todo lo que soporto, tumbarse en la terraza a ver el firmamento, debió sufrir y padecer todo lo que sufrió y padeció para que tu consigas todas las cosas que conseguiste.

Sus preguntas son las respuestas que ahora sabes, sus miedos las razones por las que tu ya sabes sobrellevarlos, sus sueños tus realidades, el era en potencia lo que tu eres en acto. Me gustaría que vuelvas para agradecerle todo lo que hizo para que el niño grande que sos ahora pueda disfrutar de todas las cosas que el padeció y vio lejanas en aquellos años.

Déjalo solo a que encuentre el camino, siempre es triste ver a alguien (grande o pequeño) que sufre de soledad, pero el es fuerte, sobrellevo su infancia lo suficientemente bien para entregarte este presente en que te encuentras. El es mas fuerte que vos, el es mas sabio que vos, el debería darte consejos a ti para que esos días donde todo esta gris, donde todo te queda lejos y pequeño y hace que te sientas solo y triste no sea tan duro de sobrellevar.

Un secreto, tu no puedes hablar con él, pero él si puede todavía hablar contigo, si subes a la terraza y te tumbas a mirar el cielo, si vas a las afuera de la ciudad y te sientas en un banco o en una piedra, has la prueba.

Bellísimo viaje por el tiempo nos has regalado amigo. Gracias por hacerme pensar un par de cosas de mí mismo que hacía mucho que no pensaba.

Te dejo un inmenso abrazo.

HologramaBlanco

Amig@mi@ dijo...

Nunca es tarde, ni aunque pasen 30 años, sólo cambiarán tus palabras, áyer le hablarías del mañana, hoy con tu abrazo le describirás el presente...
Besos

Miry dijo...

¿Y qué son 30 años?


Anda sacúdele el polvo y dale un buen abrazo...los reencuentros son geniales...



Un besazo

ERIC D. PRAM. ( RAMPY) dijo...

Hola, tu relato me ha encantado.
Felicitaciones por tu blog
Un saludo desde Málaga
Rampy.

CORNELIVS dijo...

A TODOS: Este tipo de post y los muy amables comentarios que todos me habeis hecho no me permite dar una respuesta individual a cada uno de vosotros. Asi que os contestaré a todos. MUCHISIMAS GRACIAS por vuestras palabras, pues leyendo detrás de ellas puedo adivinar la muy buena intención con la que me habeis hecho todos los comentarios, lo cual me conmueve.

¡Cornelivs os quiere!

Pero, permitidme que me refiera a dos de vosotros.

HAIDEÉ: Gracias por tu interés, amiga, pero...¡No te alarmes, estoy bien! Solo que al mirar atrás, no puedo evitar algunas veces pensar como digo en el post, que, como dice el titulo, es un viaje en el tiempo. Mi presente es tranquilo, y no puedo evitar de vez en cuando recordar aquello. Es solo eso. Como dice Antony Blake: ese "No le den mas vueltas, no merece la pena"


EDGARDO: Querido amigo. Te digo lo mismo que a Haideé. Y además, tienes vista certera, tu sabio y profundo comentario es uno de los comentarios más bonitos que me han hecho nunca. Lo guardaré bien, para repasarlo de vez en cuando. Special Thanks.

UN ABRAZO PARA TODOS

amelche dijo...

Pero puedes hablar con tus hijos ahora y evitar que se sientan solos. Es muy importante que lo hagas, porque no todos los padres lo hacen y porque los niños necesitan eso más de lo que te puedas imaginar. Lo veo todos los días en clase, no veas cómo se nota quién tiene un problema y quién no. Algunos te lo dicen con palabras, otros no lo saben o pueden verbalizar, pero los profesores lo captamos. Y hacemos lo que podemos, pero no son nuestros hijos y sólo los vemos 3 horas a la semana, con lo cual, poco se puede hacer aunque lo intentemos.

CORNELIVS dijo...

AMELCHE:

lo hago, lo hago, ellos no estarán nunca solos amelche.

Un beso

Laurita dijo...

Dejas patente la feliz realidad de que todos mejoramos con los años...¿o no? :)

CORNELIVS dijo...

creo que lo dejo entrever...

Saludos

el huerfano piano dijo...

bueno asi me acuerdo a mi misma me puedes hablar como si fueron treinta años atras

Magah dijo...

Que maravilloso blog!! Que bueno encontrarte!!

Es tiempo de acunar a aquel niño, ya lo hemos dejado bastante tiempo solo, nunca es tarde amigo.

Gracias!! de verdad gracias por este momento!

Pedro dijo...

Claro que puedes hacerlo, con tus hijos, que son una prolongación de ti. Y yo te animo a que lo hagas, aunque supongo que ya lo habrás hecho, o lo harás en su momento.
Lo importante es haber llegado y continuar para seguir reflexionando.

Un abrazo.

Rochitas dijo...

QUE HERMOSA entrada.
Identificada con c/u de sus palabras. Muchas veces el sentimiento es a la inversa el niño de hoy se encuentra en un desasoiego por el que debe recurrir a ese ayer para recuperar su esencia.