"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 24 de octubre de 2008

Un loco cuerdo y unos cuerdos locos.

Don Quijote de la Mancha es una obra maestra. Hay eminentes autores consideran que el Quijote es una novela épica dentro de una novela realista; y esta estructura concéntrica la consiguió su autor mediante las dos perspectivas sobre la acción que mantiene desde el comienzo hasta el fin. La primera, es la perspectiva del protagonista, el ideal, que permanece inmune a la realidad gracias a su locura, y le permite interpretar todo lo que le pasa como una serie de maravillas mágicas propias de sus novelas de caballerias. La segunda, que es la perspectiva nuestra, la real, nos hace considerar a la primera como ridicula y como cosa de locos, y siempre se impone la dura realidad: el mundo real siempre gana. Así Cervantes ha fundido dos mundos artísticos en uno, logrando los efectos maravillosos del género caballeresco sin ahondar demasiado en su empalagosas fantasias imaginarias e irreales. Esta interpretación me gusta muchisimo.

Tambien hay otros grandes autores que consideran que mediante el personaje de Don Quijote, Cervantes presenta la lucha simbólica entre lo ideal y lo real, adoptando un tono cómico y realista en la Primera parte del Quijote, mucho más fresco. En la Segunda parte parece como si lo ideal se halla atrapado y degradado por la sociedad.

A cada persona la lectura del Quijote le puede sugerir mil ideas, diez mil apreciaciones e infinitas sugerencias. Dejemos a los expertos académicos, mucho más autorizados, seguir discutiendo sobre estas cuestiones.
.
Mi opinión personal, lo que a mi me inspira la novela, lo que el corazón me dice de ella, e insisto, es solo mi opinión, es esta: primero, que es conveniente observar la vida de desgracias del autor, Cervantes, y también la España de su época: el Imperio Español tocaba a su fin, la Armada Invencible habia fracasado, Alemania era un semillero de problemas eternos, y estabamos en bancarrota. Para mas INRI, apareció el Rey Felipe III, de quien su padre, Felipe II dijo que en vez de gobernar, temia que lo gobernaran a él, como así fue. El gigante comenzaba a desmoronarse.

Empecemos. Aunque muy de lejos, esta polémica me recuerda a la antitesis entre mente y corazón. D. Quijote es el corazón, el ideal; Sancho es la mente, la realidad. ¿Cómo conciliarlos? En vez de resolver la pregunta, Cervantes tiene la genial ocurrencia de crear el drama: la antítesis de don Quijote y Sancho, y contrapone los dos aspectos de la dicotomía en un problema sin solución.

Pero en la segunda parte sucede algo muy curioso. D. Quijote cada vez es mas realista, y Sancho cada vez mas idealista. D. Quijote empieza a decir refranes, y Sancho comienza a hablar a veces hasta elocuentemente. Se superponen ambos personajes y ambos mundos. Realidad y mundo fantástico llegan a confundirse en algunas ocasiones. Pero Cervantes nunca pierde la brújula y describe, una y otra vez, sin misericordia, una realidad muy fría y muy dura, que nos hace incluso daño, contra la cual siempre D. Quijote choca, una y otra vez. Incluso Cervantes se definió a si mismo no como padre, sino como “padrastro” de D. Quijote. Pienso que Cervantes al atacar asi a D. Quijote, ataca al idealismo irracional y estúpido de la España de la época, reivindicando la corriente humanista. Si; pienso que Cervantes era un humanista; tuvo que leer a Erasmo, casi con toda seguridad. Y manifiesta una comprensión hacia la realidad y muchos detalles muy próximos al humanismo. Las locuras y los ideales solo son eso: locuras e ideales.
.
¿Seguro?

Veamos. Sí que es cierto que Cervantes critica la locura de D. Quijote, pero no se muestra menos critico con la realidad que lo circundaba. Si; porque cuando mantearon a Sancho, el mismo Cervantes define a los manteadores diciendo que son gente que aunque D. Quijote fuera verdaderamente caballero de la mesa redonda, no lo valorarian ni en dos ardites; es decir, se lo tomarian a broma de todos modos, reflejando la maldad y la realidad de la vida y del ser humano. Al hablar del ventero hace un retrato muy real, y le llama mas ladrón que caco; el retrato de Maritornes es especialmente duro y escrupulosamente acertado, casi se le puede oler el aliento a ensalada fiambre; cuando habla de Sanson Carrasco lo llama perpetuo trástulo y regocijador de los patios salmanticenses, y amigo de bromas y de burlas. Apenas nos quedamos dormidos y empezamos a soñar, Cervantes hace que la realidad nos despierte una y otra vez, a golpes.
.
Es decir: "critica" (?) a D. Quijote, como loco que es. Pero el caso es que acto seguido critica tambien a sus verdugos, los hijos de la realidad, y siempre, en todas las descripciones, destila una fina ironia y socarronería, y creo que hasta mala leche, hacia esa realidad. Después de cada encontronazo que nuestro D. Quijote se daba contra la dura realidad, observamos que Cervantes acude muy pronto a curar y a mimar a su héroe, y a criticar a los bellacos (malos follones y encantadores de la vida real) que lo habían despertado de su mundo de sueños, de su mundo de ilusiones.

Pero bueno, ¿en qué quedamos? ¿En que equipo milita Cervantes?

Quizás Cervantes hubiera deseado con todo su corazón (como me sucedió a mí con doce años y me sigue sucediendo algunas veces hoy dia) que los Molinos hubieran sido verdaderamente gigantes Briarreos de verdad, y que las Ovejas hubieran sido Ejércitos de Miramamolín. Es como si nos hubiera dicho: D. Quijote es un loco sin remedio, de acuerdo, pero…¡que locura más bonita, que ideales más bellos…!. Merece la pena luchar por ese ideal…incluso aunque te muelan a palos, aunque se rian de ti.

La prueba de ello es que cuando D. Quijote recuperó la cordura, al final de la novela, quizás se sintió tan mal, quizás la realidad le dolió tanto, quizás el mundo le pareció tan cruel, tan malvado y tan fiero…que no pudo sufrirlo y se murió, de pena, de dolor. Prefirió irse a cabalgar para siempre con Amadis de Gaula, con Tirante el Blanco, y a pasear por los jardines Eliseos perpetuamente enamorado y cogido del brazo de su bella Dulcinea. Cervantes consigue asi matar al mundo de las fantasías; y nos deja en el triste e insipido mundo de la realidad.

Y tengo la duda de si la bacia era bacia o era yelmo. En una primera lectura es obvio: parece que, segun D. Quijote, los encantadores que lo perseguían transformaron el Yelmo de Mambrino en una simple bacia de Barbero. Y para Sancho no hay encantadores que valgan: aquello era una bacía de barbero.

¿No será al revés, que los encantadores que nos persiguen a nosotros nos impidieron ver que aquello era verdaderamente un Yelmo, no será que fuimos nosotros los engañados, y solo D. Quijote lo vio realmente, mientras que el mundo estaba ciego y encantado con su materialismo y su falta de ideales, y no supo apreciar la belleza de dicho Yelmo?

¡Quizás verdaderamente era el Yelmo de Mambrino, y D. Quijote tenía razón!

Por todos los dioses, que maravilla de novela…

Saludos.
.
Grupo de lectura de El Quijote en La Acequia.
.

34 comentarios:

RAMPY dijo...

Hola Cornelivs, estoy completamente de acuerdo contigo. He leído el Quijote varias veces y siempre saco cosas nuevas de cada lectura.
Me parece un libro bárbaro y probablemente Cervantes era un hombre muy adelantado a su época.
El problema es no saberlo situar en la época donde Cervantes vivió, además de sus vivencias personales en la vida, y eso resta mucha comprensión al libro.
Te mando un abrazo enorme y como siempre ha sido un post genial
Gracias por compartirlo
Espero con anhelo ( anhelo siempre me acompaña) tu próximo post
Saludos
Rampy

Ericarol dijo...

Mi querídisimo Cornelivs,

Te conté que en mis nueve cajas, que aún no tengo conmigo, esta mi libro de Don Quijote, que tengo desde que era una niña de 11 años?

Quiero leerlo de nuevo, pero ahora a través de tus ojos y tu amor por esa obra.

Un beso QUIJOTESCO!!!!

ave de estinfalo dijo...

hola
saludos amigo cornelivs
me ausento de estos lugares pero aqui ando de new
sale pues muy bueno el escrito
tienes toda la razon
waaa!!
yo quiero leer el libro de don quijote, pero pues nomas no se me hace

:S

jejejeje
sale cuidate muchote

byE


saludos desde durango mexico

amigoplantas dijo...

Una vez estuve en Jódar, hace ya años, para una boda y lo recuerdo con agrado

El agrado y el desagrado son un elemento básico de elección, Cervantes los utiliza por supuesto, pero considerar "mala" la relidad no tiene para mi ningún sentido. La realidad es real y me permite existir en ella

Esther dijo...

Cornelivs es verdad es un gran libro, yo lo leí en una edición infantil hace tiempo y me encandiló,voy siguiendo con Pedro las lecturas aunque no tengo tiempo a leer el capítulo por mi misma pero aprendo de ellas.

Mezcló como bien dices con mucha habilidad el mundo de la realidad y la fantasía ,mezclandolos de manera que a veces no se distinguían, fué un gran escritor y reflejó en sus palabras más aun de lo que creo yo que se podía imaginar el mismo.

Un beso

Laurita dijo...

Después de leer tu entrada, emocionarme, imprimirla y colgarla en la pared de mi escritorio, te digo:

Comparto lo que dices en su totalidad, y me quedo con una cosa que yo también tenía muy clara cuando me sumegía en la interpretación de "El Quijote" allá por 2º de carrera: "D. Quijote es un loco sin remedio, de acuerdo, pero…¡que locura más bonita, que ideales más bellos…!. Merece la pena luchar por ese ideal…incluso aunque te muelan a palos, aunque se rian de ti"

Ahí radica el misterio de la novela, el alfa y omega de la intención cervantina. Más allá de la maravillosa costra de ironías que protege el núcleo de la novela, he aquí el meollo de la misma: ya que mi ideal no se cumple, yo haré que se cumpla, y pagaré el precio con humillaciones y palos, viviendo en mis carnes la insolidaridad de las personas y la dureza de la supervivencia en un mundo corrompido, falto de ideales y de valores.

Mi admirado Carlos Goñi dijo una vez que, en esta vida, el que va por libre lo paga muy caro. "El Quijote" es la verdad de todos aquellos que pretenden (o pretendemos) "ir por libre", es decir, proyectando nuestro sueño sobre ese espejo que nos devuelve una imagen deformada de nosotros mismos y de aquello que nos rodea.

Seguimos soñando con la "Edad de Oro", persiguiéndola y añorándola, quién sabe si llegaremos a vivirla en algún momento.

Gracias sinceramente por tan brillantes palabras.

Amig@mi@ dijo...

Recuerdo aquella otra entrada sobre El Quijote en la que nos ponías en contacto con un blog exclusivamente quijotesco, prometí hacer una aportación, y tu no sólo hiciste aquella ( que se sa´lió de toda medida), si no que ya has hecho otra tan buena y profunda como la anterior, ( aunque menos personal), tengo guardada una foto, sólo me falta escribir...
re-prometo que lo haré, ( a mi estilo, pero pronto pronto...)
Besos
y... me encanta que me hagan pensar y refrescar mi mente.

el piano huérfano dijo...

Sin lugar a dudas Cervantes era un hombre muy adelantado a su epoca, y con un talento de esos que por mas que lo leas necesitas más.

lo he leído, los comentarios que hay en una editorial que publica el libro y luego intenta traducirlo a la epoca de hoy y aun asi me entrego a esta obra, no habra otra.

Merche Pallarés dijo...

Pues yo sí vi un yelmo... Besotes, M.

Edgardo dijo...

De todas las entradas que has realizado, esta me parece la más académica, las más analizada, la más refinada y la más bellamente compuesta, sobre todo por el cierre final, que le da sentido a la entrada, al análisis del Quijote y al Quijote mismo si se quiere.

Como se desarrolla la obra de Cervantes, el hidalgo manchego Alonso Quijano pierde el juicio a fuerza de leer libros de caballerías, y tomando el nombre de don Quijote de la Mancha, decide abandonar su aldea para actuar como caballero andante en defensa de los débiles. Su dama será Dulcinea del Toboso.
Su primera salida acaba con la paliza que le propinan unos mercaderes. Tras el escrutinio de su librería, se lanza de nuevo en busca de aventuras, en compañía de Sancho Panza, su escudero. Les suceden, entre otras, la de los molinos de viento, el encuentro con los cabreros, la del yelmo de Mambrino y la de los galeotes. Don Quijote se queda en Sierra Morena haciendo penitencia por su amada; pero al enviar a Sancho con una carta para Dulcinea se descubre su paradero y el cura y el barbero consiguen volverle al pueblo.

La segunda parte nos cuenta la tercera salida del héroe, quien después de vencer al Caballero de los Espejos, de enfrentarse a los leones y de bajar a la cueva de montesinos, llega a la corte de los Duques. Estos se divierten a su costa hasta que don Quijote se marcha a Barcelona, donde es vencido por Sansón Carrasco. El bachiller la obliga volver al pueblo y el héroe obedece. En su casa enferma y muere después de recobrar el juicio y de renegar de los libros de caballerías.
" Con éstos iba ensartando otros disparates, todos al modo de los que sus libros le habían enseñado, imitando en cuanto podía su lenguaje. Con esto, caminaba tan despacio, y el sol entraba tan apriesa y con tanto ardor, que fuera bastante a derretirle los sesos, si algunos tuviera."

La intención de Cervantes.- Según Cervantes sólo había escrito el Quijote para poner en el aborrecimiento de los hombres las fingidas y disparatadas historias de los libros de caballerías. Es posible que el móvil inicial fuese componer una parodia, pero una vez creado el personaje tuvo que centrarse en él movido por una intención puramente estética.

Suele verse en el Quijote la trágica lucha del hombre que, impulsado por ideales generosos, choca dolorosamente con la realidad y fracasa en sus nobles propósitos, recibiendo como recompensa golpes y palizas.

La tragedia de don Quijote es la del propio Cervantes y me atrevería a decir de toda la humanidad. Sin embargo, personaje y autor tienen un optimismo invencible, es así que seguirá creyendo en los valores del espíritu a pesar de conocer la amargura del fracaso. El humor de Cervantes equivale, pues, a la sonrisa comprensiva de quién en el fondo está de acuerdo con lo mismo que critica. De ahí la frase de Menéndez y Pelayo, según la cual, " el Quijote no vino a matar un ideal sino a transfigurarle y enaltecerle".

Voy a repetir una frase que dejo “Laurita” en otro comentario, “Mi admirado Carlos Goñi dijo una vez que, en esta vida, el que va por libre lo paga muy caro. "El Quijote" es la verdad de todos aquellos que pretenden (o pretendemos) "ir por libre", es decir, proyectando nuestro sueño sobre ese espejo que nos devuelve una imagen deformada de nosotros mismos y de aquello que nos rodea”, es perfecta y un resumen preciso y bello de lo que estamos tratando de decir aquí, gracias por tal aporte. Es así, que El Quijote nos deja un gran ejemplo de lo que es ser un hombre independiente, libre en todo sentido. Porque si bien desde su locura ve las cosas diferentes, para él son reales y obra en consecuencia de esos "ideales de caballería" que rigen su vida. Actúa por consiguiente como un ser humano libre: defendiendo a los desvalidos y alejándose de sus seres queridos, que lo quieren llevar a la "cordura". Hacía el final de la obra, pronto a morir y ya recuperada su cordura, Don Quijote vuelve a ser un ser humano independiente. Porque al recordar su pasado de caballero andante, pide perdón a todos los que ha dañado. Él ha decidido el rumbo de su vida y ha actuado en consecuencia.

En realidad la metáfora del libro sería que los ideales siempre pueden convertirse en realidades y viceversa y esa es una de las cualidades que posee el hombre: convertir sus sueños en realidad. Y en este caso también se logra apreciar esa idea de hombre independiente.

Ahora bien, ¿que es la realidad? Alguien tiene la respuesta, alguien puede decirme realmente si soñamos o estamos despiertos, si esto que vemos y creemos tocar, oler, ver, escuchar es realmente lo que creemos captar. Los sentidos nos engañan, la razón nos engañan, como saber que es verdad y que mentira. De ahí que la obra de Cervantes sea tan importante a la hora de tomar una determinación sobre estos asuntos. Uno debe vivir de acuerdo con lo que cree, buscar esos ideales que lo enaltezcan como persona y pelear por ellos hasta las ultimas consecuencia (que otra cosa sino es la vida, que una lucha eterna por lo que queremos, por lo que quieren los otros).

Mejor tratar de hacer lo mejor posible siempre, el mejor bien siempre, tratar de alcanzar nuestros sueños e ideales pase lo que pase y cueste lo que cueste.

Te dejo un fuertísimo abrazo amigo, me has dejado un delicioso sabor en la boca esta mañana, gracias como siempre por estar y por ser como eres. Mi mas sincero cariño.

HologramaBlanco

La sonrisa de Hiperión dijo...

Ya ves Cornelivs, seguimos siendo los mismos molinos... los que son acosados por quijotes que deboran páginas, yo por eso de vez en cuando tengo que escribirle a Sancho.
Saludos

AriaDna ♥ dijo...

Tengo el libro pero no lo he leído, después de leer tu post y todos los comentarios tendré que hacerlo

Un beso para ti

Lycans Laqueus dijo...

Grande de Roma, Cornelivs el Ingenioso!! como me ha recordado a eso de MAtrix, en los que solo unos pocos ven la realidad jejeje.

oyana dijo...

Con lo bien que escribes, no se puede añadir nada a lo que dices y me cabrea eso de "magnífico post" dicho desde la vanidad.
Así que, sólo decirte que a mi D.Quijote me enternece. No quiere enterarse de esa realidad cruda que le muestra su escudero y así, en las nubes, se monta una vida muy entretenida.
He disfrutado como una vaca leyéndote.
Un beso

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

El Quijote universal, ese que fue escrito en una prisión, tanto mental como material. Me encanto tu post tan explicativo y dando tu punto de vista, ya que el Quijote es una novela muy profunda que no deja nunca de sorprendernos.
Saludos

el piano huérfano dijo...

he venido hacerte otra visita
como hacen los amigos

Cornelivs dijo...

RAMPY: Si, es cierto, el Quijote en cada lectura puede ofrecerte nuevas posibilidades. Es inmenso. Gracias siempre por estar (por cierto, dale recuerdos a anhelo, jejej)

Un cordial saludo.

ERICAROL: Mi queridisima amiga; deseo de todo corazón que recobres ese ejemplar del Quijote que debe ser maravilloso. Otro beso quijotesco para tí, linda Dulcinea.

AVE DE ESTINFALO: Gracias, como siempre. Un cordial saludo.


AMIGOPLANTAS: ¡Bienvenido! Y gracias por tu comentario. En todo caso no es que la realidad sea "mala", sino que suele pulverizar las ilusiones, a eso me referia. Un cordial saludo.


ESTHER: Llevas razón también. Cela dijo que Cervantes era un escritor "...al que Dios le dictó el evangelio del Quijote". Del Quijote se puede sacar mucho. Un beso!


LAURITA: Gracias a ti por tu brillante comentario, que me ha dejado anonadado, por tu profundo conocimiento de la obra. Comparto plenamente tu punto de vista y me adhiero a él, eso de "ir por libre" ha sido un buen aldabonazo!

Un abrazo.


AMIGA MIA: Pues ya sabes...¡lo prometido es deuda! Un abrazo.


PIANOHUERFANO. Me alegro de que te guste, amiga. ¿sabes? Yo he encontrado en el Quijote muchas cosas. ¡hasta consuelo en los malos momentos! Te lo juro, asi es. Un beso.


MERCHE PALLARES: ¡Yo tambien lo vi! Besos.

EDGARDO. Mi querido amigo. Me honras con tu comentario. Muchas gracias, es una alegria el que te haya gustado tanto.

Sobre el Quijote se ha escrito mucho; De los Rios, Americo Castro, y, como no, Menendez Pelayo (en su discurso sobre el Quijote, de 1.905, al que te refieres y que conozco bien) han estudiado, meditado, profundizado y diseccionado sabiamente esta novela. ¿sabes? Pienso que todos llevan razón.

Podia haber transcrito una disertación sobre lo que los academicos han hablado (y seguirán hablando) del Quijote, pero preferí bordear esa ilustre polemica y centrarme en el aspecto personal de la cuestión, como digo en el post: lo que me dice el corazón, lo que el Quijote me inspira. El Quijote, por supuesto, puede inspirar mil sensaciones distintas a según quien lo lea.

Estupenda la frase que citas de Menendez Pelayo; el cual sigue diciendo esto: "...cuanto había de poético, noble y hermoso en la caballería, se incorporó en la obra nueva con más alto sentido. Lo que había de quimérico, inmoral y falso, no precisamente en el ideal caballeresco, sino en las degeneraciones de él, se disipó como por encanto ante la clásica serenidad y la benévola ironía del más sano y equilibrado de los ingenios del Renacimiento. Fué de este modo, el Quijote, el último de los libros de caballerías, el definitivo y perfecto, el que concentró en un foco luminoso la materia poética difusa, a la vez que, elevando los casos de la vida familiar a la dignidad de la epopeya, dió el primero y no superado modelo de la novela realista moderna".

En cuanto al comentario de LAURITA, me ha parecido sinceramente GENIAL, que chica más linda, me alegro que coincidamos tambien en eso.

Y en cuanto a la busqueda del ideal y su lucha por ellos, sabes que comparto tambien tu actitud. Ojalá en este mundo todos supieramos mirar y ver de otro modo, con los ojos del espiritu (y no solo con los fisicos), y vieramos, no solo bacias, sino tambien que detrás de ellas se esconden, muchas veces Yelmos preciosos.

Un abrazo con todo mi cariño.



HIPERION: Si, asi es. pero ¿sabes? En la memoria colectiva, no perdura el recuerdo de los molinos, sino de los Gigantes Briarreos; la realidad siempre esta ahí; pero el ideal, por ser tan efimero y tan digno de ser perseguido, siempre es bello e inmortal. Generaciones enteras lucharán por unos ú otros ideales.

Claro, lo bueno es mantener un punto medio (virtus in medius est), pero eso ¿como conseguirlo? Es dificil.

Un saludo muy cordial.


ARIADNA: Y harias bien leyendolo, te gustará seguro. Un beso.


LYCANS: Llevas tambien razón, la verdad es que a mi me lo recuerda tambien! Un abrazo.

OYANA: Gracias por tu amable y sincero comentario, eres un sol. Me encanta que te guste el Quijote. Un abrazo.

ROY JIMENEZ: Gracias a tí. Sabes? Esa es una de las mil cosas buenas que tiene el Quijote; como tiene de todo, casi todo el mundo se identifica con una parte ú otra de la novela. Creo que el Quijote es la crónica de la vida. UN ABRAZO.

PIANOHUERFANO: Y yo a ti te hago otra tambien. Un beso.

sinkuenta dijo...

Cornelivs, como siempre ¡me ha encantado tu entrada! He seguido con interés todo el razonamiento que haces del Quijote y tengo que decir que estoy de acuerdo contigo... Cuando el mundo en el que vivimos no nos gusta a veces optamos por evadirnos, por crear un mundo a nuestra medida que nos deje ser como nosotros queremos. En general la gente que reacciona así tiene una gran sensibilidad, al contrario de lo que se cree. Esa gran sensibilidad les hace refugiarse en un lugar más amable, donde no le hieran a cada momento... El problema es el choque entre los dos mundos... El truco está en apenderse, en saber quién es uno y entonces nuestra propia identidad real nos defiende del mundo hostil. Estoy de acuerdo con Cervantes en que entre la fantasía y la realidad no hay mejores ni peores... La verdad no está ni al lado del mundo decadente de aquella época ni junto a las fantasías delirantes del soñador... la verdad hay que buscarla en su sitio, en el sitio que todos tenemos que ocupar en el puzzle de la vida, el lugar que refleja exactamente lo que somos... Bueno, ¡me he liado! te mando un abrazo

Cornelivs dijo...

Gracias sinkuenta. Me ha gustado mucho tu comentario.

Un cordial saludo y feliz fin de semana.

Isabel Romana dijo...

Hay quien sospecha que D. Quijote no estaba loco ni mucho menos, sino que "se lo hacía". ¿Por qué? Quizá porque estaba harto de ese mundo real y le apetecía hacer realidad sus fantasías o, por lo menos, no morirse sin haber probado. Hizo algo que ninguno de nosotros nos atreveríamos a hacer, comportarnos como lo haría el héroe al que admiramos, salir al mundo e intentar poner en acto real lo que era invención. Creo que D. Quijote es un personaje entrañable quizá por eso, porque representa lo que nosotros no podemos hacer. Quizá al final se rinde y admite y acepta que ese sueño que quiso hacer realidad ha fracasado. Dudo que haya en la historia de la literatura ningún personaje que pueda acercársele ni por asomo. Un abrazo enorme, querido amigo.

PAOLA dijo...

Cornelivs, excelente entrada! de hecho un adelantado el Quijote, en época y contexto.
Los ideales y los sueños tienen de real la voluntad que hagamos de ellos y lo posible de su parte concreta
Ojalá tomáramos de este personaje lo mejor y lo más profundo, ese perfil quasi naif.
A ver si estaríamos tan enviciados.
Un gusto muy grande pasar por aquí!
Besos

Cornelivs dijo...

ISABEL ROMANA:

"Quizá al final se rinde y admite y acepta que ese sueño que quiso hacer realidad ha fracasado", dices en tu comentario. Por eso, añado yo, la realidad debió de verla tan dura y tan sosa que pudo morir de pena.

Me ha tocado por dentro tu comentario. Has dado en la diana.
Estupendo. Me uno a ese sentir.

Por eso, muchas veces...yo no veo ninguna bacia por ningun lado. Solo veo un Yelmo de Oro. Y existe, claro que existe; pero tenemos que buscarlo.

Otra cosa. Dices que D. Quijote representa lo que nosotros "...no podemos hacer". De acuerdo. Y te pregunto: ¿que pasaria si nos atrevieramos todos a hacerlo?

Un fuerte abrazo querida amiga.



PAOLA: Eso digo yo tambien. OJALA tomaramos de este Alonso Quijano lo maravilloso que hay en él.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, como dices, Cervantes vuelca en la novela toda su experiencia como hombre de su tiempo -que es mucha y variada, como sabemos- y don Quijote muere de realidad. Lo veremo cuando lleguemos al final de la novela.
Excelente entrada. Excelente.
--
Gracias por visitarme en mi ausencia, leeré con calma tus entradas publicadas en este tiempo.

Cornelivs dijo...

PEDRO OJEDA:

Viniendo de tí, y de tu muy probada y sabia experiencia, para mi es un gran honor que te haya gustado mi entrada, eres muy benévolo conmigo. Muchisimas gracias y un abrazo.

amelche dijo...

Por algo te puse en el enlace de mi blog: "Cornelius, Quijote en moto." Has bordado el post.

Te regalo (y a Pedro Ojeda también, con tu permiso) unos apuntes que tomé en clase cuando vimos el Quijote en la universidad. Son frases que luego me apunté en una libretita que tengo con citas, frases curiosas y cosas que me llaman la atención. Esto es lo que decía mi profesor:


"El yo fundamental es el que queremos ser. Si hay que condenarse no es por lo que hemos sido, sino por lo que hemos querido ser. Nos creamos a nosotros mismos."

"Vivir no es triunfar, sino creer en el esfuerzo y el ánimo de cada uno, aunque no llegue a triunfar."

"Hay que arriesgarse a enfrentarse a la vida a campo abierto, porque la vida es la aceptación del sufrimiento."

"Al juzgar el Quijote nos ponemos en evidencia. Porque somos lo que pensamos del libro."

Cornelivs dijo...

AMELCHE. Querida amiga.

Además de tu amistad, gran regalo, el mejor regalo que podias hacerme en un dia como hoy es ese comentario tan amable que me has hecho y que guardaré en mi corazón.

Muchisimas gracias. Y gracias tambien por las citas que me has dado; las guardaré bien y las meditaré mejor.

UN BESO ENORME.

Isabel dijo...

Es realmente una obra de arte, y una buena iniciativa lo del grupo de lectura en la acequia. Un beso

SUSANA dijo...

Dice Cornelivs: Por todos los dioses, que maravilla de novela…Y cómo no coincidir con la opinión de mi Amigo!

Poco para agregar -o mucho- pero he llegado casi al final de tu artículo (mis disculpas, ha sido una semana corrida)- no obstante tengo tremenda curiosidad/es que quiero compartir con Vos.

Dicen los románticos, que viajando por La Mancha, "se percibe a Don Quijote en todos los rincones". E incluso calles, colegios, plazas, etc. llevan nombres de nuestro Ingenioso Hidalgo. ¿Es así? También aseguran que en Alcalá de Henares, ¿está la partida de bautismo de Cervantes?. Caramba, para los que vivimos en el otro lado del mundo, suena a mágico!

Ah, y otra cosa que me llamó la atención: El Toboso, de donde era Dulcinea ¿Tiene una Alcaldesa, en lugar de Alcalde en homenaje a la "Señora de los Pensamientos" del Quijote?.

Desde ya, coincido con Edgardo en que ha sido una de tus más bellas y refinadas entradas, la he disfrutado Cornelivs querido!

Te dejo mi ENORME ABRAZO y el deseo que tu finde sea espectacular!

Cornelivs dijo...

SUSANA:

¡Hola amiga! Aquí acudo "presto" a tu llamada, a fin de saciar tu sed de curiosidades tan interesantes que me preguntas. Verás. Si, todo es cierto. Los románticos no te han engañado. Con motivo del 4º Centenario de la publicación de la 1ª Parte del Quijote (1605-2005)han sido muchisimos los actos que se han organizado para festejar esta fecha. Cine, programas de televisión, conferencias, y, como no, el turismo tambien ha sacado buena tajada.

Apenas marchas para el Norte, y atriesas el puerto de Despeñaperros (En Sierra Morena), notas, sí, efectivamente, como el espiritu de D. Quijote lo inunda todo. Carteles, Molinos de Viento (algunos antiguos y la mayoria de nueva construcción), aquello es precioso.

D. Quijote es el icono de La Mancha. La Comunidad Autonoma de la Mancha, incluso tiene organizado un Certamen, "Premios Internacionales D. Quijote", cuyo anagrama es el dibujo de la bacia de barbero, y que fueron entregados personalmente, hace pocos dias, por el Rey Juan Carlos I.

Lo de la pila bautismal en Alcala de Henares es cierto.

En resumen; un sitio que hay que visitar.

Lo unico malo ha sido que los perversos "encantadores" (electorales) nos han hecho una trastada de las suyas, pues han covertido a la linda alcaldesa del Toboso en..."aldalde", le han cambiado el sexo, y además, de otro partido politico distinto. ¡Ay, estos encantadores! (Jejej)

MI ENORME ABRAZO PARA TI.

Cornelivs dijo...

ISABEL: Gracias, un beso y feliz fin de semana.

manuel de la rosa dijo...

Creo que haces un análisis perosnla y muy acertado de la obra... yo que puedo decir que la leí dos veces (¡a la fuerza y mal leida!)...es ahora en esta tercera lectura acompasada en el tiempo y recreándome en lo que me dice, cuando verdaderamente estoy disfrutando... de ti y de cuantos nos embarcamos en esta idea de P. Ojeda.

Saludos

Pd: de Jodar¡¡¡ yo de Martos..tengo buenos amigos en ese tu pueblo, sobre todo uno...maestro, que estudio conmigo. (ruiz amezcua eran sus apellidos)

Hada Saltarina dijo...

A lo mejor no tengo razón, porque no me he metido en exceso en este tema; pero hay una cosa que no me acaba de gustar de Cervantes. Me da la impresión de que empieza defendiendo unas cosas, y sus historias las finaliza con una cierta defensa de lo contrario. Como si se permitiera soñar mientras escribe, pero termina moralizando al estilo de la époco y de lo políticamente correcto. ¿Tú qué crees?

Un abrazo

Cornelivs dijo...

Comprendo tu punto de vista. Ya dije en el post que el Quijote a cada persona le puede sugerir una apreciación distinta.

Yo veo a Cervantes como un hombre desencantado de la vida, que tuvo sus sueños y sus ideales como todo el mundo, pero la vida lo trató mal y acabó triste y desencantado con muchas cosas.

No creo que teorice sobre lo politicamente correcto; creo que el solo habla de la realidad fria y dura, y la ataca. Para mí, en el fondo era un idealista frustrado. Un bendito idealista.

Un abrazo.

Hada Saltarina dijo...

Gracias por tu respuesta!