"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 2 de noviembre de 2008

El largo viaje.

Nuestra amiga Raquel, de El piano Huerfano (haced click), en su entrada de ayer y a propósito de la vida y de la muerte, pregunta esto:

"Si, te pregunto a ti, especialmente hoy, dime de la vida, y la muerte van tan unidas, son inseparables y mientras nacimos hasta que morimos que hacemos, ¿lo sabes? Tenemos una misión dices tu, sabe cada uno cual es la suya o solo comemos trabajamos, dormimos, traemos niños al mundo, con eso se acaba todo, ¿donde se acaba? ¿Donde empieza todo? Hoy me avisaron de la muerte de mi prima Alicia, si se llama como mi Madre, y murio con 48 años, te pregunto, ¿para que? luchas tanto ¿para que? si todo es prestado, si la muerte y la vida son amigas no enemigas. Para amar estamos y ser amados, esa es tu respuesta, no, con eso no es suficiente, dime cual es el secreto, por que temer si la respuesta esta hecha, no hay duda."

Raquel se queja de la muerte de su tia Alicia. Y lo comprendo. Pero me parece que se queja aún más de lo que es la vida. Venimos aquí a sufrir, y un buen día nos tenemos que ir. Esa agonía y ese vértigo vital invaden nuestro corazón de modo atroz y terrorífico en algunas ocasiones, y nos hacen sufrir.

¿Por qué? ¿Por qué? ¡Oh, Dioses! ¿por qué? Si, venimos a este mundo con “vocación” de ser felices, o al menos con esa “intención”. Pero a medida que crecemos comprobamos con perplejidad y dolor mayúsculo que este show de la vida no parece ser como nos lo habíamos imaginado. Venimos llorando y sufriendo a este mundo, desnudos desde el vientre de nuestra madre; luego nuestra vida está plagada de sufrimiento, dolor, desencanto; mil sinsabores y diez mil desilusiones van consumiendo nuestra fe y nuestras ilusiones poco a poco; y al final, viejos, solos, desengañados, cargados de arrugas y de soledad…decimos adiós, y de nosotros no queda nada, ni siquiera los restos.

¿Esto es la vida? ¿Para esto vengo yo aquí? O como pregunta Raquel, y con razón: ¿con eso se acaba todo? Y pensando en voz alta dice: “..si todo es prestado…”. Claro que si. No sufras, querida Raquel. Comprendo tus dudas. Los filosofos y los pensadores llevan cientos y miles de años haciendose esa misma y eterna pregunta: “de donde venimos y adonde vamos”, e interrogándose por el sentido de nuestra existencia.

Los creyentes tienen a Dios. Creen que este mundo es un lugar temporal de paso, y que hacemos méritos para una presunta “vida eterna”. Explicación que no me convence, pues me atengo a lo que decia Galileo Galilei: “Aquellos que exaltan tanto la incorruptibilidad e inalterabilidad etc., creo que se ven obligados a hacerlo por el deseo que tienen de vivir mucho y el terror a la muerte; y sin considerar que si fuésemos inmortales no nos correspondería venir al mundo. Merecen encontrarse una cabeza de Medusa, que los transforme en estatuas de ópalo o de diamante, para alcanzar la perfección que no tienen.“ Añadia tambien lo siguiente: “Digamos que existen dos tipos de mentes poéticas: una apta para inventar fábulas y otra dispuesta a creerlas.“

Los ateos piensan que no hay nada. Explicación que tampoco me convence en absoluto, pues humildemente pienso que todo tiene una causa, que no necesariamente tiene por que ser únicamente de carácter biológico. Estamos aquí por algo y para algo.

¿Entonces qué? No vemos la salida, y muchas veces nos vemos abocados a un paroxismo, a un vertigo existencial, a una profunda amargura que en mi opinión es hija de nuestra ignorancia y de nuestra falta de respuestas. Recordad a Schopenhauer: “Solo hay un error innato y es el de que existimos para ser felices. Mientras sigamos aferrados a ese error innato, corroborándolo mediante dogmas optimistas, el mundo nos parece plagado de contradicciones, pues a cada paso, tanto en lo grande como en lo pequeño hemos de experimentar que el mundo y la vida no están preparados para albergar una existencia feliz. Mientras que quien es incapaz de reflexionar solo se siente atormentado en la realidad, en quien piensa a este suplicio real se añade esta perplejidad: ¿por qué un mundo y una vida que existen para ser feliz en ellos responden tan mal a sus fines?" Y añade: “Desde luego a todos les gustaría alcanzar la bienaventuranza eterna y entrar en el reino de los cielos, mas no por sus propios pies, sino que les gustaría verse llevados allí por el curso de la naturaleza. Solo que esto es imposible, pues si bien la naturaleza nunca nos desamparará ni dejará que nos convirtamos en nada, nunca puede llevar a ningún otro lugar que no sea de nuevo la naturaleza”.

Y asi es. Venimos aquí con la intención de ser felices, pero algo falla, porque la existencia humana nos demuestra todo lo contrario: terror, guerras, hambre, violencia…y al final la muerte, que equipara al rico con el pobre, al rey con el esclavo y al simple con el discreto. No se ve por ningun lado la “tienda” donde vendan ese articulo tan extraño llamado felicidad.

¿Y que? ¿Para esto estamos aquí? –me dice Raquel. Y la comprendo. Esta vida me recuerda un viaje en autobús. Nadie nos ha llamado, pero de pronto, cuando un espermatozoide tiene la ocurrencia de invadir un óvulo, 9 meses después nos vemos dentro del autobús. Todo está oscuro, y el autobús da frenazos, acelerones; hay curvas peligrosas a la derecha y a la izquierda; grandes acantilados a la izquierda y altisimas cumbres a la derecha; y en cada parada, oscura, se va bajando gente hacia un destino desconocido. ¡¡¡Que viaje más incómodo, por todos los Dioses!!! De vez en cuando alguien nos promete la vida eterna. Pero, claro, nadie puede acusarles de estafa, pues ningun mortal ha vuelto del “otro lado” para decirnos si es cierto o no es cierto aquello del paraíso tan prometido.

Quisieramos ser felices, pero ya, sin demora, ¡ahora mismo! Claro que si. Desde luego, ninguno tenemos la culpa de estar aquí, alguien “nos trajo” a este valle de lágrimas un buen dia sin pedirnos permiso, y aquí estamos. Por ello, considero esteril el mero hecho de preguntarse “de donde vengo y adonde voy”. Quizás no tengamos nunca la respuesta, y la duda y la incertidumbre hará que suframos, que nos desesperemos ante la continua busqueda de respuestas que nunca vienen y que quizás nunca vendrán. Y de vez en cuando algunos sentirán unos deseos irresistibles de bajarse del autobús en plena marcha. Pero entiendo que esa no es la solución.

Viajamos en ese “autobús”, queramos o no. Aquí estamos. Y como no lo podemos evitar, creo que es bueno tranquilizarse (al menos intentarlo), y respirar hondo, cerrar los ojos, y despojar nuestra mente de esas preguntas sin respuesta, o al menos, y si eres curioso con esos temas, no le des mayor importancia. ¿Cómo vamos a conocer el final si ni siquiera sabemos el principio? Y ya que estamos condenados a viajar en este autobús, acomodémonos lo mejor posible, y gocemos del viaje y del paisaje. No nos preocupemos por el futuro… ¡vivamos el momento! No sabemos si mañana estaremos aquí.

Todos buscamos la felicidad. Sí. Pero creo que estamos equivocados de principio, porque la busqueda de la felicidad proviene de nuestro egocentrismo. Nos creemos el centro del universo, y somos como los niños pequeños, si no nos dan cosas nos enfadamos y nos enojamos. Por otro lado pienso que la libertad o la felicidad no son realidades externas a nosotros, ni paraísos que buscar y encontrar: son sentimientos internos, personales, que estan dentro de nosotros y que hemos de buscar. La libertad y la felicidad están dentro de de mi, con lo cual si las busco fuera me estoy equivocando de cabo a rabo. Seremos libres y felices si nos sentimos libres y felices.

Tienen que darnos amor, tienen que ponernos en bandeja la seguridad económica, también tienen que ofrecernos sonrisas y buenos consejos, y ya puestos a pedir, un buen rato de sexo cuando nos apetezca. Parece que sin eso no somos felices, ¿no? Bien. Y nosotros ¿Qué estamos dispuestos a dar a los demás? Muchas veces…¡nada! Dices que el mundo es injusto, que es perverso, que es un lugar muy incómodo, etc, etc, etc. Ante eso cabría preguntarse ¿qué estamos haciendo para cambiarlo? Hemos de empezar por nosotros mismos. ¿Confiamos en los demás? No mucho, ¿verdad? Nuestro egocentrismo, de nuevo, nos juega la mala pasada de que tenemos un concepto exageradamente bueno de nosotros mismos, y exageradamente negativo de los demás. Yo pienso que soy bueno, noble, en fin, casi un santo, y obviamente, que se puede confiar en mi, pero no confio mucho en los demas. Con eso demuestro que soy un perfecto incauto, pues me olvido de que los demas son seres humanos, exactamente igual que lo soy yo, y muy probablemente mejores que yo. Si se puede confiar en mi…¿por qué demonios no voy a poder confiar en los demás? ¿Es que yo soy de una madera especial a los demás?

El mundo será todo lo incómodo que uno quiera, pero la vida es maravillosa. Mirémoslo por el lado positivo. Yo no he pagado nada para estar aquí, he venido gratis, no me ha costado ni un céntimo. Tengo vida, tengo mi existencia; un cuerpo físico; ando, como y bebo, me siento, duermo, me despierto, hago el amor, puedo pasear, respirar el perfume de una flor o gozar inmensamente de la contemplación de un bello paisaje, de una partida de poker con mis amigos o de un rato de conversación con mis amigas. Y que yo sepa, no tengo que pagar ningún dinero por ello: es completamente gratis. Además, tenemos la suerte de vivir en el "primer" mundo, gracias a los Dioses no hemos nacido en Africa o en Asia.

La vida es muy amable, y hay que vivirla intensamente. Solo tenemos una oportunidad. Si no hacemos mas que quejarnos de lo malo que es este “viaje”, no disfrutamos, y si no cesamos de considerar lo “mala” que es la gente, deberíamos primero examinarnos a nosotros mismos, y además irnos a vivir al desierto. Recordad a Séneca: “el que no quiera vivir sino entre justos, que viva en el desierto”.

Acepta la realidad. Todo lo que empieza ha de tener su fin, y por mucho que protestes llegará tu final, como el mio y el de todos. Pero mientras llega ese momento, procura hacer feliz a los demás. No seamos tan egocéntricos, ni tengamos nuestro centro de gravedad tan pendiente de nosotros mismos, o de colmar nuestras más mínimas exigencias: ¡vivamos hacia los demás! Demos cosas a los demás, una mirada, una sonrisa, un beso; unas monedas al necesitado, un consejo al que lo necesita, compañía al que esta solo…y con esto, mil cosas más.

El viaje ya es bastante desagradable como para que lo hagamos más incomodo aún con nuestras quejas. Sonríe. Ten valor. Respira hondo y dá. Si das, recibirás, muchas veces ciento por uno. Siembra. Asi recogerás. Y vive tambien para tí: disfruta de cada amanecer, de cada flor cuyo aroma aspires; de cada orgasmo que invada tu cuerpo y tu corazón cuando hagas el amor con el ser querido; de cada copa de vino o de cada paseo placentero que des. ¡hay tantas cosas buenas para disfrutar…! No pierdas el tiempo con tu continuo agobio: estas perdiendo el tiempo, y no estas gozando de muchas cosas que merecen la pena gozarse.

No te dejes llevar por el consumismo. Despoja tu mente de la basura mental que ha generado el concepto de “necesidades vitales” inventado por las grandes superficies comerciales. Si lo pensamos bien, en el fondo se necesita muy poco para vivir. ¿Quieres ser feliz? Busca a un niño verdaderamente necesitado y regálale un muñeco o una bolsa de chucherias, y fijate profundamente en la sonrisa y en la mirada que te devolverá. O regalale a tu mujer o a tu marido una flor el dia 4 de Agosto, y no forzosamente para S. Valentin. Da sonrisas. Da mil cosas. Y no por un futuro o hipotetico premio en el mas alla: hazlo, simplemente, para recordarte a ti mismo que eres un ser humano. Un maravilloso ser humano.

Y sobre todo…¡se valiente, y ríete! ¡Riete a carcajada limpia si es preciso! Si lo deseas, sé un espectador irónico y mordaz de esta gran obra de teatro que es la vida. Como decía Séneca: puestos a ser valientes, más valentía es reírse de la vida que llorarla”.

No se de donde venimos ni adonde vamos. Pero se que, mientras dure este “viaje”, todos (empezando por el que suscribe) podemos hacer mucho más de lo que hacemos para hacerlo más agradable.

Saludos.
.
P.D.) Dedicado, con todo mi afecto, a Raquel, con mi sana intención de que estas razones puedan servirle de consuelo. Raquel: eres una persona maravillosa, y tienes todos los ingredientes para ser feliz. ¡Animo! Solo te falta creer en tí. Un beso Raquel.

37 comentarios:

AriaDna ♥ dijo...

No pedimos nacer simplemente llegamos a la vida y lo único que buscamos siempre es la felicidad

un beso

el piano huérfano dijo...

buffffffffffff que profundo, lo he imprimido y lo voy a poner en un sitio que lo podré ver todos los días, en realidad has contestado a mis tometosas preguntas - gracias.

Yo intento hacer feliz la gente que me rodean, pero aun asi busco y busco mientras busco me olvido de disfurtar.

sabes Tu padre con su alma Y mi Madre con la suya han hecho una trato para que tu me abres los ojos.

un beso mi gran amigo
noble como su padre
que ya sabes
nuestas almas estas unidas

el piano huérfano dijo...

avise a mi gente que aqui hay respuestas muy interesantes

un beso
tengo el orgullo y el placer de llamarte amigo

Amig@mi@ dijo...

Tantas y tantas preguntas tan dificiles de resolver...
yo a medida que pasan los años, y pasan cada vez más rápido me planteo más cuestiones sobre este tema, veo morir a gente a mi alrededor, cercana por suerte no familiarmente, sino del entorno y no puedes más que dudar y dudar.
A veces como tu dices la fe ayuda, pero otras te encuentras desvalido, o sin nada a que acogerte. Yo ahora he elaborado una teoría en la que caso varías ideologías y realmente me ayuda. Quizás un día me atreva a publicarla .
Besos

amelche dijo...

Yo no tengo la respuesta a las preguntas que os hacéis (creo que nadie la tiene porque, como dices, nadie ha vuelto del otro lado a contárnoslo) pero me gusta el final de tu post, ese Carpe diem. Aprovechemos lo bueno mientras podamos. Un abrazo.

Alí Reyes H. dijo...

Los antiguos griegos pusieron esas preguntas por escrito y lo hicieron muy bien Pero cuando colocaron las respuestas...Bueno, todavía no las tenemos a satisgacción.

María dijo...

Yo ya comenté en el post de Raquel, me gustó mucho su post, y ya la dije que es mejor no hacernos preguntas porque, a veces,no hay respuestas.

Venimos a la vida para vivir, siempre siempre desde nuestros sentidos, unas veces nos toca llorar, otras veces nos toca reir, lo importante es intentar vivir la vida de la mejor manera posible, porque sabemos que nuestra vida es un tren en el cual, un día, bajaremos en una estación, unos hacen el recorrido más largo que otros, pero todos debemos parar, la vida es vida y muerte y debemos aceptarla tal y como es, aunque nos duela, no hay respuestas no las hay.

Un beso amigo mío.

Miry dijo...

No podemos saberlo, y quizá jamás tengamos esa revelación, pero como decía mi profesor de religión (escéptico a pesar de su condición religiosa), nacemos con fecha de caducidad, pero es bueno no saberla, así no nos condiciona, o al menos eso se intenta.

Muy bonito



Un besotê^!!

Ronini dijo...

uy corne, ees la primera vez que eme estaba enfadando al leer un post tuyo, y menos mal que he aguantado las ganas de comentaarte hasta acabar porque al menos has dado una visión más optimista.

En realidad no estoy de acuerdo con la perspectiva que das de principio a fin (jeje con todo mi cariño y lo sabes, que eres todo un maestro)

la vida es un REGALO, y decimos que venimos a sufrir?? venimos a disfrutar de esta maravilla que es vivir, y qué suerte que sin pedirlo, nos tocó,
hay tres tipo de dolor: el inevitable ante al enfermedad o la muerte, que nos viene dado
y otros dos no sólo bastante evitables sino que los creamos nosotros mismos y somos los que podemos anularlos: uno es el que nos hacen y otro el que nos hacemos a nosotros mismos.

es decir la culpa de la mayor parte del sufrimiento es nuestra es del hombre, la vida sería mucho más maravillosa sino fuesemos como somos, pero así es.
con lo cual, no digamos que todo es sufrir, no, el único sufrimiento que no podemos evitar es la muerte,
y es dura, yo misma la he sufrido, como cada uno de nosotros.

con respecto a la búsqueda de la felicidad,
el error para mí es buscarla , y es buscarla fuera.
la felicidad está en cada uno de nosotros, en cada día y no sólo en lospequeños detalles, sino de verdad en nosotros mirando para nuestro interior, y está ahora no está lejos ni en el futuro,
soy feliz ahora,
además qué haces cada día para sentirte pleno y realizar tus deseos???
no podemos sentarnos con los brazos cruzados esperando que nos quiten el dolor y que nos den la vida que queremos.

bueno corne, un último apunte como siempre te hago desde el punto d evista creyente,
los que creemos no lo hacemos por miedo, es más ,
el resto son los que tienen miedo a morir, nosotros no.
Creemos, porque no pensamos que el cuerpo sea sólo físico sino también forma parte el espíritu, el alma,
y ese creo que es nuestro mayor problema, nos llenamos de todo, menos interiormente, nos cultivamos sin encontrarnos de verdad.
bueno besos que me enrollé demasiado,

SUSANA dijo...

Cornelivs... Cornelivs, AMIGO maravilloso mensaje y reflexión para la Querida Raquel y para todos.

Claro que coincido con tus palabras y me emocionó la cita que elegiste de Shopenhauer.

La desaparición de un ser querido siempre, entre otras movilizaciones interiores, pone negro sobre blanco nuestra propia vida, es...inevitable.

Y desde que el mundo es mundo, todos los pensadores han intentado respuestas a las muchas y angustiosas preguntas del hombre.

Construir el día a día, regalar y regalarnos emociones, momentos y amigos nuevos, animarnos a nuevos desafíos, sentir intensamente la vida...es por lo menos, una forma de animar el "viaje".

En lo que respecta a Vos, mi macanudazo Amigo, debo decirte que si alguna vez dejás el derecho para ir por el mundo como pastor de almas, aquí hay una fiel acólita dispuesta a seguirte!

BESAZO AMIGO QUERIDO!

REIKIJAI dijo...

Hola Cornelius.... Aquí estoy invitada por Piano Huérfano … y si me lo permites te seguire visitando … La Muerte es algo mas de la Vida ... cuando nacemos... desde ese mismo momento sabemos que vamos a morir ...pero no todo termina ... con la muerta ...es necesario vivir; es necesario abrazarse a la vida. Y creer que lo que hacemos tiene un sentido; que no es indiferente. …(aun creer en shopenahuer es estar acompañado de un muerto). …no es cuestión de fe, creer que no todo termina con la muerte, que si se observa bien, se verá que es así. a veces, en el pensamiento se le da a la muerte un poder que no tiene. la vida es tres veces más poderosa. la muerte es solo un mal necesario. … Te invito a que leas… lo que le escribí a mi prima hace unos pocos días… http://reikijai.blogspot.com/2008/10/cuando-yo-me-vaya.html
Hermoso Blog ... Te dejo Un Beso ... Silvi.

Esther dijo...

Muy buen post pues le has dado motivos para disfrutar de este viaje de la vida...

La reflexion de que queremos que nos den todo pero no damos nada.. es verdad muchas veces somos muy egoistas, demasiado.. y eso no es bueno porque creamos pequeños submundos que no interactuan entre si y que en vez de ayudarse pueden chocar por intereses enfrentados..

Se sea o no creyente como bien apuntas lo importante es disfrutar de la vida al máximo pero siempre pensando también en ayudar a los demás..

besitos

DianNa_ dijo...

Un hermoso homenaje a una gran persona, siempre preocupada por los demás, eres un encanto.

Además una gran reflexión para todos, gracias.

Besos y paz en tu vida :)

loose dijo...

Pues sí Cornelius, así es. Creo que le has dado respuesta a todas las preguntas que le atormentan la cabeza. Que a todos en algún momento de nuestras vidas nos la han atormentado...

Pero yo sigo pensando lo mismo que le contesté a ella en su blog. Todos nos cuestionamos nuestro paso por este mundo, sobre qué hacemos aquí, con qué finalidad, etc..., cuando estamos atrapados en una lucha interna de nuestro Yo más vulnerable, el Niño que llevamos dentro y aún no hemos sido capaces de curarle las heridas, con nuestro Yo más profundo, nuestro Ser Superior.

Cuando sentimos el dolor, cuando nos aferramos al pasado, cuando no somos capaces de asimilar, de aceptar los cambios, es cuando surge la pelea. No pienso que sea ningún error innato, al contrario, son aprendizajes y conductas que vamos adquiriendo a lo largo de nuestra existencia, pues a partir de los cinco meses de vida un bebé responde a modelos mentales que han quedado cimentados en su memoria, ya sean vínculos parentales y/o afectivos desorganizados, ambivalentes,...

Todas las respuestas se hallan dentro de nosotros mismos. Pero a veces, se nos hace muy difícil el encontrarlas, porque ni siquiera nos damos permiso para escuchar nuestro interior. Porque debemos liberarnos de recelos, de limitaciones. En fin, porque no aceptamos la incertidumbre de la que está provista la vida en sí.

El camino se hace andando pero primero tenemos que estar dispuestos a dar el primer paso...

Voluntad y coraje.

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Deberíamos meditar más sobre la muerte: seríamos mejores.

Pedro dijo...

Cornelivs, me quito el sombrero ante vos y le brindo mi más sonoro aplauso. Has sabido plasmar esplendidamente todas las dudas existenciales que tanto atormentan al ser humano.
Yo empecé a vislumbrar tan sólo un atisbo de esa lucidez leyendo las enseñanzas de los antiguos maestros budistas y taoístas. Su filosofía de la vida es exactamente la que relatas tú con tanta maestría.
Gracias por ser tan buen amigo.
Un fuerte abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Venimos a ser felices, eso está claro y somos nosotros la humanidad quienes fallamos como conjunto constitutivo de la especie humana. somos demasiado egoístas y envidiosos y débiles. Deberíamos ser más generosos abiertos y espontáneos. pero los fallos prevalecen sobre las buenas actitudes y las reducen a escombros...Un saludo!

GINEBRA dijo...

CORNELIVS, Raquel debe sentirse orgullosa por estas razones que has expuesto aquí de forma tan sensata y bien documentada, clara y práctica.
Estoy de acuerdo en que la vida no es un camino de felicidad ni tampoco una angustia continua, simplemente ES... CADA UNO LA VIVE COMO LA VE o como la siente. Somos egoístas como dices y pensamos que tenemos todo debe estar a punto para nosotros. Así no es la vida. Hay días malos y días buenos, ratos buenos efímeros y malos ratos continuos. Cada uno hace de su vida un infierno o un cielo, también es válido un purgatorio.
Besitos

Cornelivs dijo...

ARIADNA: Asi es, pero debemos de buscar bien. Un beso.

PIANO HUERFANO I Y II: Tranquila, no tiene ninguna importancia. Gracias a ti por ser lo buena gente que eres. Animo. Un beso.

AMIGA MIA: ¡Pues me tienes en ascuas! Me has intrigado con esa teoria, y ya lo creo que me gustaria conocerla! Un beso.


AMELCHE: Asi es, espiritu positivo ante todo. Un abrazo.

natàlia dijo...

Debemos disfrutar al máximo mientras se pueda.

Un beso!!!!

Cornelivs dijo...

ALI REYES: Asi es, esa es la eterna búsqueda, cada uno ha de buscar sus respuestas. Un cordial saludo.

MARIA: Asi es. Es logico (y hasta necesario) hacerse esas preguntas y buscar la verdad de las cosas, pero sin agobiarse demasiado si no se encuentran las respuestas. Otro beso para tí.

MIRY: Gracias, otro besote para tí.


RONINI: Jajaj, me alegro de que no te hayas enfadado! Hay que leer hasta el final, jejej.

En general, de acuerdo contigo, amiga. UN BESO.

Cornelivs dijo...

SUSANA: Mi querida amiga, gracias por tu comentario, como siempre. Me alegro de que compartamos la visión del problema.

Y en cuanto a lo de "pastor de almas"..., JAJAJAJ, no se me habia ocurrido jamás...¡aunque tomo buena nota! Si alguna vez lo decido, no te preocupes que te avisaré (aunque, sinceramente, no me veo vestido de negro, ufff)

(Jajaj, me ha encantado).

UN ABRAZO ENORMISIMO.


REIKIJAI: ¡Bienvenida! Y muchas gracias por tu amable comentario. Vuelve siempre que quieras. Ahora mismo paso a leer el enlace que me has dejado. Un beso.



ESTHER: Gracias, como siempre nuestra coincidencia es plena. UN BESO.


DIANNA: Gracias a ti, tu si que eres un encanto. BESOS!


LOOSE: No sabes hasta que punto me ha gustado tu comentario, cuyo contenido comparto. Es muy interesante, y ademas, plenamente acertado. Muchisimas gracias por tu aporte. UN BESO.

Cornelivs dijo...

PEDRO OJEDA: Si, asi es. Como decian los viejos: "Total, para cuatro dias que estamos en este "" convento""..." Creo que llevaban razón. Un cordial saludo.


PEDRO: Muchas gracias por tu amabilidad amigo. Yo lo unico que he hecho ha sido escribir con el corazón lo que yo siento y pienso. Tu si que tienes mérito, pues los post que has escrito en tu blog son fantásticos, esos si que son para quitarse el sombrero. Un abrazo.



MODERATO: Si, es nuestro eterno problema, ese egocentrismo que nos atenaza continuamente. Comparto tu opinión. Un cordial saludo.



GINEBRA: Asi es. No podias resumirlo mejor... BESOS.


NATALIA: Desde luego. ¡VIVIR! Esa es la maravillosa aventura. BESOS.

Chencho dijo...

Hola Cornelius. Tienes un corazón que se te sale por todos lados. Un honor para mi leerte, comentarte y tenerte como amigo blogero.
Un abrazo.

Ericarol dijo...

Todavía estoy meditando sobre esto. Es increíble que la vida sea tan difícil y tan corta. Ya tengo 37 y ni siquiera lo he notado, como han pasado los años. Pero al final, si creo que todo tiene una razón, por supuesto, hasta nuestra existencia.

Un beso ENORME...

Cornelivs dijo...

CHENCHO: Muchas gracias, el sentimiento es recíproco. Un abrazo.


ERICAROL: Mi querida Ericarol. Si, esa es mi esperanza: que todo tenga un sentido. Y en cuanto a la explicación de todo...sabes que no me ciño mucho a los cauces oficiales, "voy por libre" en esa busqueda de la verdad, pero, al menos, asi me siento eso, libre.

Otro beso enorme para tí.

el piano huérfano dijo...

a ver si el post de hoy mío algo de razón lleva, por que yo sigo dando vueltas

un beso

Cornelivs dijo...

Raquel: sabes cual es el truco?

No pienses...VIVE!!!

No intentes controlarlo todo...¡dejate llevar!

Disfruta de tus buenos momentos.

Un beso!

La Gata Coqueta dijo...

Hola mi buen amigo!!!

Ya he leído el testamento...
Como ya termine voy con otro...

Como me comunico con esta queridisima amiga ya he dado mi pobre opinión sobre este tema.

Hay personas que vienen al mundo ya tristes mientras no te comprendas a ti mismo y seas tu sin buscar más explicaciones mi respuestas... ¿respuestas a que?
no las hay.

Somos como una flor que hemos venido sin pedirlo y nos volvemos igual y con las manos bacías como al principio.

Y en nuestro transito por la vida siempre miramos y vemos lo malo y no distinguimos lo bueno y la felicidad que es lo mismo... todo se compone de cosas muy pequeñas, tan pequeñas que el egoísmo ya nos impide verlas.

Luego hay que pensar que hay mentes pervertidas que solo piensan en hacer daño, pero su mente no va y eso no quiere decir que todos sean iguales.

Estoy segura que nuestros antepasados eran mucho más felices que se es ahora, con muchas menos posibilidades, ahora hay de todo y la gente se deja llevar por no tener seguridad en si mismos,tiene de todo pero están vacíos y no se dan cuenta e intentan pasarnos el problema a los que no tragamos con ruedas de molino.

No es agarrarse a una cruz, es saber vivir el momento que te ha tocado, poniendo la vista en la lejanía...

Yo no debería estar diciendo esto, pero hay una fuerza dentro de mi que me impide pensar, en ver que he nacido para comer trabajar sufrir y morir, me niego a admitirlo y no lo admitirlo.

Yo soy feliz aun con lo que me ha tocado vivir, lo siento yo soy así.

Creo que ya te lo comente, veintiun meses diez intervenciones, la última hace hoy 19 días y 7 en el quirófano y aun sigo en cama sin moverme,ese mismo día a la noche comunicandome con un dedo por Internet con cuatro amigas porque estaban muy preocupadas por mi salud...

Y nadie puede poner la mano en el fuego que como es un virus aparcado en el hueso no vuelva a salir y por lo tanto yo me niego y quiero vivir mientras pueda y ser feliz y eso no me lo puede impedir nadie, mientras no se saque el lado positivo a la vida estamos muy mal.

Yo recordaba, porque me comunico con mucha gente y se me olvida lo que han puesto la semana anterior cuando pasé y sobre manera tu que publicas casi diario y tuve que recordar pero me parecía que eras tu.

El post del 26 de Octubre esta resumido todo en ese instante... eso es ser feliz con algo tan sencillo y casi regalado el sol entrando por los ventanales una buena música y la compañía de un ser querido acompañandonos reclinado en un sofá, se puede necesitar algo MÁS,para ser feliz pues NO!!!.

Un beso un abrazo la vida sigue y doy gracias por poder disfrutarla y en los años que tengo y me a pasado de todo no me arrepiento jamas a haber nacido y me iré cuando llegue mi hora con mucha serenidad y mucha paz por haber concluido mi periodo.

manuel de la rosa dijo...

Todo el mundo teme a la muerte, pero nadie habla de ella, va unida a la vida, y completa ciclos...como ya te han comentado intentas y respondes a todas y cada una de las dudas de nuestra existencia...has construido un gran post y no solo por la extensión sino por la calidad.

Ante sucesos que dañan nuestro corazón es muy dificil encontrar respuesta, porque sinceramente, creo que no existe... si la hubiere y además fuese tangible no nos lo preguntaríamos.

Saludos

Cornelivs dijo...

GATA COQUETA: Mi muy querida amiga y linda gatita: Gracias.

Gracias por tu bocanada de optimismo, por tu irresistible e irrefrenable deseo de vivir y por el espiritu positivo que se desprende de todas y cada una de tus palabras.

Te ruego que no me malinterpretes. Mi post solo trataba de consolar a Raquel, y al mismo tiempo decirle: no pienses tanto, ¡vive! Hay espiritu positivo en el post. En una frase digo que solo tenemos esta oportunidad.

Gracias por leerme, por estar ahí y por tu interes hacia lo que escribo.

UN FUERTE ABRAZO!

MANUEL DE LA ROSA: Gracias por tus inmerecidos elogios, amigo. Yo solo he tratado de consolar y de transmitir animo y espiritu positivo de las cosas. Efectivamente, no creo que haya respuestas; pero mientras estemos aquí, vivamos intensamente. Esa es tambien mi opinión. Gracias y un abrazo.

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

Yo era una persona la cual se tiraba todo el día, lamiéndome mis heridas yo creía que nadie sufría mas que yo
Mientras que vivía dentro de mi misma no veía mas haya de mis narices.


La felicidad a mi me la da, cuándo alguien llama a mi casa pidiéndome ayuda y yo extiendo mis manos y digo cógelas amigo y veo su sonrisa en su cara apareciendo un hilo de ilusión en sus labios y donde antes solo había desesperación.
Amigo eso es la felicidad se útil a otros sin importar de que raza o de que condición es, simplemente un ser humano como soy yo.

Beso amigo hoy me has llenado de alegría leyéndote

lys dijo...

Tu post ha dejado mi mente en silencio. Le ha dicho a mis neuronas, psschisst: tienes mucho trabajo que hacer.

O ERES UN GRAN ESCRITOR O ERES UN GRAN SER HUMANO, Me inclino por las dos cosas, con enfasís en lo último.

Un cordial saludo.

Cornelivs dijo...

ALAS DE MI LIBERTAD: Gracias amiga, te mando un fuerte abrazo.

Cornelivs dijo...

LYS: Muchisimas gracias. Pero no soy ni lo uno ni lo otro, sino una simple persona, con algunas virtudes y muchos defectos, que está encantado de estar rodeado de BUENA GENTE (escrito en mayúsculas), como vosotros.

Un beso!

Inés Prades dijo...

me ha gustado cómo has tratado y lo has desarrollado, gracias por compartir tu sabiduria.

y me quedo con una lectura muy positiva, VIVIR, VIVIR y VIVIR, aprovechar el tiempo, y SER FELIZ.

en mi post 'No te salves', dije:
"La Felicidad hay que buscarla y como dice Caballero Bonald 'somos el tiempo que nos queda'."

Gracias y Un abrazo

Cornelivs dijo...

INES: Muchas gracias por tu comentario amiga. ¿Sabes? Acertaste de pleno, eso mismo que tu dices fue lo que yo queria transmitir.

A veces nos preocupamos tanto por la busqueda de la felicidad...que se nos olvida ser felices en cada momento.

"Somos el tiempo que nos queda", ¡que gran verdad!

UN ABRAZO.