"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 13 de diciembre de 2008

Reflexiones V

Esta mañana he estado repasando mi entrada de ayer, y sobre todo me he detenido en vuestros comentarios, que, por supuesto, agradezco muy sinceramente. He reflexionado profundamente sobre todos ellos y, corregidme si me equivoco, pero creo percibir una doble idea: todos aplaudís ese bello sueño; pero todos, igualmente, lo reputáis como un simple sueño, quizás ilógico e irrealizable. En resumen: es algo bello, pero solo es un sueño, la realidad es muy diferente.

Os comprendo perfectamente. Que conste que a mi me pasa exactamente igual que a vosotros. Tengo los pies en la tierra y conozco que los sueños solo son eso, sueños.

Bien, esta mañana quisiera reflexionar en voz alta. El mundo, la gente, en general, parece que no tiene confianza en su capacidad para cambiar el mundo. El sueño en si se conceptúa como algo irrealizable, quizás porque consideramos que tenemos poco peso específico en esta sociedad; el individuo aislado nada puede hacer contra las altas esferas de poder. Y defino a estas altas esferas de poder como “asesinos de ilusiones”; si, porque asesinan nuestra ilusión en mejorar el mundo.

Veréis. Pienso que el planteamiento de ese lógico y –hasta cierto punto- natural conformismo, o aceptación pasiva de este estado de cosas, tiene un defecto de base: NOS OLVIDAMOS de quienes somos. En primer lugar, somos, nada más y nada menos, que los dueños de la soberanía popular. “La soberanía popular reside en el pueblo, del cual emanan los poderes del Estado”, dice la Constitución; y asi es, pues los políticos están ahí porque nosotros (tu, yo, este y aquel) los hemos votado y los hemos puesto ahí. Nos deben el cargo y su puesto a nosotros; y somos nosotros los que en las próximas elecciones tenemos en nuestra mano su continuidad o su cesación.

En segundo lugar, que como bien me decía Edgardo en un comentario, somos nosotros la base de todo: los que aramos la tierra; los que trabajamos; los que usamos los medios de producción; los que, en un momento dado, podemos hacer una huelga; los que podemos manifestarnos. En fin, que tenemos más poder de lo que nosotros creemos.

Pero parece que se nos olvida, quizás porque a la clase dirigente le interesa que se nos olvide, y que vivamos adocenados, o por mejor decir, medio “adormilados”, y cuando uso esa palabra me estoy refiriendo al simple hecho de que todos tenemos nuestro estresante ritmo de vida (de la casa al trabajo, vuelta a casa, cuidado de niños etc., al dia siguiente igual, vamos corriendo a todos los sitios, los sabados a comprar al centro comercial y vuelta a empezar a la semana siguiente) y no tenemos tiempo para detenernos a pensar en estas cosas y por eso se nos olvida que somos ciudadanos depositarios y titulares de los poderes del estado que tenemos todo el derecho y hasta la obligación moral de exigir a la clase política gobernante (los que nosotros hemos colocado ahí) un comportamiento ético.

¡Animo amigos! ¡Arriba los corazones! Tengamos esperanza. No seremos ilusos ni tontos por eso: ¡tenemos derecho a tener esperanza! ¡No dejemos que asesinen nuestras ilusiones! Hoy en el Diario El Mundo, leo que Robert Kuttner (economista, periodista y escritor, autor del libro “El reto de Obama”) ante la siguiente pregunta: -“Mucha gente piensa que los lideres redentores pertenecen a otra epoca…”; responde lo siguiente: -“Eso lo piensan en todo caso los pesimistas. La verdad es que vamos a necesitar siempre lideres, y van a surgir en los sitios mas inesperados. Lincoln era un personaje oscuro hasta 1858, tras su paso por el Congreso, y luego resultó ser el mejor presidente que hemos tenido. Nelson Mandela emergió después de 25 años de carcel con una dignidad increíble. Martin Luther King supo ascender también en una era de grandes convulsiones y cambios sociales. El ascenso de Obama ha sido de algun modo un accidente. ¿Quién iba a pensar que un tipo joven, afroamericano y con poca experiencia iba a estar en el lugar y en el momento adecuado? El liderazgo no es una ciencia exacta; nadie podia haber previsto el fenómeno Obama hace cuatro años”.

Debemos de recordar el inmenso poder que el pueblo llano tiene. Podemos hacer mucho. ¡Si, se puede! Y ahora no estoy soñando, amigos, estoy plenamente despierto. Y que conste, insisto, que no estoy llamando a ninguna movilización politica, no, nada de eso: sabeis que la politica no me interesa. Pero creo que tenemos el derecho y hasta la obligación de exigirle más a estos politicos que nos gobiernan ahora, y a los que nos gobiernen en lo sucesivo, y ser más vigilantes de su gestión.

Estar más “encima” de ellos, no darles tanta rienda suelta.

También debemos de ser conscientes de que muchos políticos, a los que sin ningún rubor, insisto, califico como “asesinos de ilusiones”, persiguen eso: que vivamos siempre como vivimos ahora, es decir, el adocenamiento del pueblo, que les demos la espalda; que no nos interesemos por su gestión; que pensemos que “todos son iguales”; en definitiva, que “pasemos” de ellos, y que solo tengamos inquietudes politicas un dia cada cuatro años, es decir, el dia de las elecciones.

Reivindico nuestro derecho a ilusionarnos con cambiar el mundo, o al menos a mejorarlo; nuestro derecho a soñar, y a tener el noble y justo anhelo de que nuestros sueños se conviertan en realidad. Que ningún “asesino de ilusiones” mate nuestra ilusión. Es muy humano ilusionarse, ¿o no? Todos, en el fondo de nuestro corazón, disfrutamos con ese bello sueño que os conté ayer; pero también todos lo vemos como irrealizable, renunciando así a nuestra ilusión, a nuestra fe en mejorar las cosas, y a nuestro indiscutible derecho a exigirles a estos políticos un cambio.

¡Soñemos, ilusionémonos! No hace falta perder el sentido de la realidad para ello. Y sobre todo, luchemos por ponerlos en practica. Otros grandes hombres en la historia lo han conseguido, no renunciemos a nuestra posibilidad de hacer algo grande. Un solo hombre soñando no hace nada; pero cientos y miles de hombre soñando, y sobre todo, dispuestos a exigirles a los políticos que esos sueños se conviertan en realidad (y si no todo, en parte) podemos tener mucho peso. Mucho mas del que creemos.

Recuperar el valor del individualismo es importante; pero no menos importante es que todos recordemos que la unión hace la fuerza; y que somos nosotros los que hemos de cambiar el mundo, porque las altas esferas de poder son , por definición, malévolamente inmovilistas, y a ellos siempre les ha interesado que las cosas sigan como están.

Recuperemos nuestra fe en el ser humano, nuestro amor por nuestros semejantes. En definitiva: no llamo a la movilización politica, sino a LA MOVILIZACIÓN ETICA. Tenemos que insuflar valores éticos a este mundo. Fijaros que poquita cosa, pero creo que asi podemos conseguir mucho.

No se quien de vosotros fue quien me sugirió la grandiosa frase de Gramsci: “contra el pesimismo de la inteligencia, el optimismo de la voluntad”. Sea el que sea, le doy las gracias de todo corazón, porque esta frase ha calado muy profundamente en mi, y la he adoptado como uno de mis lemas. Nuestros abuelos decian que hace mas el que quiere que el que puede.

¡Despertemos todos de nuestro letargo! Otro mundo es posible. En mi entrada ”Me niego” (haced click), que publiqué el dia 28 de Mayo de este año, yo decia estas cosas:

"Me niego a aceptar nuestro pasotismo ante la actual crisis de valores que existe hoy en dia, y que la mayoría se consuele pensando que el mundo es asi de malo, aceptándolo como una realidad fatal, inevitable e inmutable, contemplándolo como estatuas mudas.

Me niego a aceptar que no se oiga a las personas que creen en la teoría de que entre todos podemos cambiar la sociedad, empezando por nosotros mismos; y me niego aún más a creer que no haya gente dispuesta a ponerlo en práctica.
.
Me niego a creer que lo aplaudido no sea la valia o la virtud, sino lo contrario.

Me niego a aceptar que se aplaste a la buena gente y se ensalcen a los delincuentes de alto standing.
.
Me niego a aceptar que juzguen a las personas por lo que tienen y no por lo que son.

Me niego a aceptar el idiota e imbecil aplauso que dedicamos a los efimeros personajes del momento, como los que presumen de que tienen dinero suficiente para comprarlo todo, y que son como árbol con poca savia y mucha corteza.

Me niego a creer que el que mata a un hombre sea un asesino, mientras que el que mata a un millon sea un heroe.
.
Me niego a aceptar que miremos al vecino como un enemigo, y no como a otro ser humano exactamente igual que nosotros, porque nadie nace con el certificado de perfección.

Me niego a creer y a aceptar, porque me produce nauseas, el refrán que dice “…si eres bueno nadie te recordará, si eres malo nadie te olvidara”; pues tanto aquel como este estarán calvos dentro de cien años.
.
Me niego a aceptar el “nadie es insustituible”, odioso invento español para desvirtuar y propiciar la caida del que vale de verdad.
.
Me niego a creer que el ser humano, que ha sido y es capaz de lo mas bello, y de crear las mas maravillosas obras cientificas, espirituales y de arte, y capaz de amar a los demas y de razonar, luego haya degenerado tanto como parece. Me niego a creerlo.
.
Me niego a aceptar que millones de personas mueran de hambre todos los dias, mientras que las grandes potencias dedican millones de dólares a presupuestos absurdos.
.
Por último, me niego a tomarme ni una sola cucharada del jarabe del conformismo".

Saludos.

26 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Me niego a aceptar que se aplaste a la buena gente y se ensalcen a los delincuentes de alto standing."


Uyssssssss esta conversación ya me suena entre nosotros dos, no?
Saludos

GINEBRA dijo...

Cornelivs, buenos días. He leído tu entrada anterior para ver los comentarios y entender tu reflexión "sabática" de hoy. También creo yo en los sueños, creo que además que con empeño cada día cambiamos un poco el mundo. Aparentemente no se aprecia porque somos una gota de agua en el Océano Atlántico, pero las buenas intenciones están ahí. Soñar forma parte de vivir, ¿no crees? Mientras sueño vivo y realizo lo que sueño, se llega a cumplir de alguna forma. Soy una utópica, siempre lo he sido, pero creo que soy más o menos feliz, no me veo de otro modo, la verdad. Lo bueno de la red es que podemos soñar y realizar juntos. Besos y buen finde.

Lycans Laqueus dijo...

Amigo, se llama pereza. Nos ofuscamos en la hora del café en nuestra mesa camilla, con un café pero el Lunes... ayyy el lunes todos volvemos a ir a trabajar y agachamos la cabeza no sea que nos incumba lo que estamos viendo.

Un lobo con un llavero

Chencho dijo...

La movilización ética llevará a la movilización política. Hay que partir de uno mismo, no es fácil, en este mundo de la sociedad del bienestar en la que se tapa lo que pasa no muy lejos de donde estamos.
Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Creo en los sueños pero temo a un gobierno Mundial. No me gusta un gobierno Mundial, porque a la mínima se transformaría en Dictadura mundial y estaríamos en las mismas. Creo que el mundo puede mejorarse y no es un sueño o una utopía. Lo dices tú mismo; si todos nos convencemos de que podemos hacerlo, entonces podremos cambiar el mundo. Pero me gustaría que hubiera tres o cuatro gobiernos mundiales de diversas regiones, todos pacíficos y que comerciaran entre ellos. Esto podría lograrse? Espero que si el Mundo cambia si, pero mucho tienen que cambiar. Tal y como digo para que cambie de forma radical debería instaurarse una prohibición Mundial de venta y fabricación de armamento; a partir de ahí los crímenes disminuirían un 80%. UN abrazo!

Amig@mi@ dijo...

Estoy con Lycans, pereza, temor a inmiscuirse... pero también quiero añadir algo que se me ha ocurrido mientras te leía.
Nos sentimos tan pequeños para enfrentarnos a algo tan grande, pero moraleja:
Qué daño puede hacer la pulga a Don Perro dentro de su pequeñez, y si ya nos juntamos muchas pulgas...
Un besazo

Miguel Ángel dijo...

La cita que puse de Isaías en tu último artículo la llamo yo sueño, pero es profecía. Y del “cantar de los profetas fue brotando la esperanza”, como cantamos mi gente y yo ahora en este tiempo de adviento. Los sueños no hacen nada, sólo crear humo –y con harta frecuencia mal cuerpo- si los tomamos por sueños. Pero si aprovechamos lo que tienen de intuición, de buena noticia, de futuro posible, en cuanto que también nos hace falta sentir y vivir lo que soñamos, podemos desearlo. Y si lo deseamos, también podemos esperarlo. Y si lo esperamos, seguro, seguro, seguro, que el deseo y la esperanza de muchos termina por llegar a ser.
«Que sea como un viento que arranque los matojos…» que sea como fuego que arrase viejos destrozos de ahora y de siempre, que sea como una muchedumbre de seres humanos convencidos de que su utopía, su sueño, su anhelo no puede quedar en nada y por eso no sólo canta sino está decidido a alcanzar el «DÍA EN QUE TODOS AL LEVANTAR LA VISTA, VEREMOS UNA TIERRA QUE PONGA: ¡LIBERTAD!»

Puesto que estás convencido también tú de ello, sigue alzando la voz, que ya iremos sumando de aquí y de allá, para hacerlo posible.

Y ya iremos descubriendo la manera, que alguna habrá…

genialsiempre dijo...

Verás Cornelivs, el tema daría mucho de sí, pero me voy a limitar a decirte que cuentes conmigo amigo porque quiero estar en ese movimiento ético. No sé si será suficiente, pero tampoco se me ocurre que otra cosa puedo hacer para luchar contra el sistema.
Necesitamos un líder que infunda ilusión y esperanza, pero no puede venir de las estructuras actuales. No, el líder que surja por ellas viene siempre contaminado. ¿Entonces de donde debe surgir?, pues del pueblo llano, quizás de la red ..... no sé, no sé si viviré para verlo, pero la esperanza no la pierdo y de momento me gusta que aparezcan ideas como la tuya que me dan la oprtunidad de sumarme a ellas y me demuestran que algo late.

José María

Bacdiras dijo...

¿Por qué no soñar y rescatar a ese niño que ve las cosas con más frescura?
Yo también quiero a esa presidenta.

Un besillo.

REIKIJAI dijo...

Quizas creas que soy infantil,creo que viene algo mejor...creo en los hombres, no en los politicos; creo que al tocar fondo,veremos la luz.
Volver a las raices,escuchar la tierra,unir nuestras manos para que nadie tenga hambre "enseñando a pescar". Hay mucho por hacer, pero por algo se comienza, sin armas, con FE y ESPERANZAS.Si te sirve para tu movimiento,cuenta conmigo;me uno a uds. Besitos. Silvi.

Cornelivs dijo...

ESTIMADOS AMIGOS. Me ha salido un imprevisto y tengo que salir. Me resultará imposible hoy contestaros uno por uno, os prometo que mañana lo haré. En todo caso, por el comentario de mi querido y muy estimado amigo Moderato, aclaro que el post de hoy solo es una reflexión en voz alta, SOLO es una simple declaración de intenciones; una llamada a la autoreflexión y a que nos sintamos capaces de cambiar el mundo de abajo arriba, empezando por nosotros mismos, y seguir por nuestro entorno cercano. Inyectar etica y nobleza a este mundo.

Solo es eso.

Moderato, querido amigo: en cuanto a lo del unico gobierno mundial, solo fue un sueño mio. Te ruego que me disculpes si involuntariamente te he inducido a error. Lo que yo queria decir es que lo mismo puede ser un solo gobierno que que veinte, o bien que todos los gobiernos sigan en su puesto, pero con mas etica, con mas humanidad. No se si me he expresado bien, yo solo queria decir esto.

Por otro lado, y lo digo con toda la humildad del mundo, yo no quiero crear ningun movimiento, sino simplemente difundir esta idea: que meditando un poco todos, y tomando conciencia del problema, si unimos nuestras manos podemos avanzar. Solo es eso.

Mañana os contestaré uno a uno, ok? Un abrazo a todos. CORNELIVS OS QUIERE.

Pedro dijo...

Yo no creo en los políticos, pero sí que creo, y mucho, en el ciudadano de a pie, y pienso que será de él de donde surja esa llama del inconformismo que hará arder todo este sistema podrido que sólo enseña al borreguismo. Todo tiene un límite, también los sistemas se extinguen, y este no será menos.
Si cayó Roma...

Un abrazo.

Oteaba Auer dijo...

Voy cortísima de tiempo y apenas tengo tiempo de leeros como me gusta en otras ocasiones; pero, al menos te dejo un saludo amigo:)
Besos

Fernando Manero dijo...

Es admirable tu confianza en el ser humano, tu fe en la sociedad y en la capacidad transformadora de las fuerzas sociales. Hay mucho escepticismo sobre eso, y son numerosos los sociológicos que piensan que tendemos a una sociedad conformista, desmoralizada, individualista y poco solidaria con los problemas ajenos. Comparto contigo la idea de que es necesario mantener esa ilusión por un mundo mejor y pensar que los problemas pueden resolverse. No es tarea fácil, sin duda, pero hay que poner empeño en ello, pues si no esto se convierte en la ley de la selva. Salud

amor dijo...

cornelius querido, yo sigo en la apuesta por el individualismo, una unión si quieres de individualismos, pero las grande revoluciones éticas salen siempre de individuos y la cosa tiende a estropearse cuando los individuos se organizan en grupos, cuando surgen reglas en el grupo, cuando surgen "nosotros" y "ellos"

te cuento mi método: escribir, escribir la verdad o al menos el ansia por la verdad, escribir la busca de la verdad, y si te van leyendo, si vas llegando a más y más gente, algo has conseguido

por otro lado creo que se ha de encontrar aún una moral no convencional, una moral libre, sin los vicios totalitarios de la moral laica y sin los vicios puritanos y pacatos y ciegos de la moral católica, y esta moral que yo busco, amigo, ha de nacer de la verdad, y evitar linchamientos y juicios apresurados y tópicos y cabezas de turco, no se cómo explicarte

mi abrazo

s

Esther dijo...

La verdad es que cada una de nuestras pequeñas acciones que creemos que no hacen nada suman un todo...Si cada uno nos esforzamos en hacer esa pequeña acción se podrá conseguir algo..Yo tambien me niego a tomar el jarabe del conformismo... besitos

Gizela dijo...

Como muchas veces...estoy 100% de acuerdo contigo.
Somos los depositarios del verdadero poder, que transferimos a administradores, para que cumplan el trabajo.
Y es nuestra responsabilidad, exigir,cambios cuando no realizan bien su trabajo.
Los políticos son sólo nuestros empleados.
Debemos soñar mejores cosas y exigirlas.Debemos ser cuestionadores, y "activos" dueños del poder.
Es nuestra responsabilidad cívica y debemos ejercerla.
Me encantó tu post.
Un gran abrazo

el piano huérfano dijo...

Se intenta ! quizas deberiamos intentar mas
pueda que mi alma no esta tranquila mientras hay hambre en el mundo, y yo que he conocido el hambre muy de cerca.
No te olvides que hay mas poderosos y menos con menos poder, no te olvides que no se trata de la humanidad si no de la pura cruel realidad de los politicos

DianNa_ dijo...

Buena reflexión para un domingo, pongamos todos nuestro granito de arena y llegaremos... aunque sea poco a poco.
Sueños, deseos o lo que sea, pero hagamos algo porque se cumplan.

Besos y buen domingo

Ludwig dijo...

Totalmente de acuerdo con todo.
¿Dónde hay que firmar?.
Por cierto, este escrito me ha servido de inspiración para mi escrito de esta semana.
Un saludo.

Rosa dijo...

No crees, amigo Cornelius,que si una persona empieza por generar cambios positivos en el entorno más cercano como es el familiar o social, ese efecto generará cambios en otros entornos. Con un sólo pensamiento positivo se puede empezar a generar cambios....
Es muy fácil apoyar una causa, unas ideas o un movimiento político, pero esas ideas y movimientos creo que serían mucho más efectivos si intentásemos crear la paz en
nosotros mismos.
Estoy de acuerdo con tu exposición
desde la primera palabra hasta la última.
Un abrazo

Cornelivs dijo...

HIPERION: Asi es; pero es que me parece tan importante el tema, que creo que merece la pena hablar de nuevo de ello. Un abrazo.

GINEBRA: Si; y lo bueno de la red tambien es, amiga mia, que podemos intentar difundir este mensaje para que llegue al mayor numero de personas posible. Un beso.

LYCANS: Asi es, y hemos de desperezarnos todos. Un abrazo.


CHENCHO: Asi es, amigo. Un abrazo.

MODERATO: Mi querido amigo, ya te contesté ayer en el comentario que dejé. Te mando un fuerte abrazo!

AMIGA MIA: Si, la union hace la fuerza! Un beso.

MIGUEL ANGEL: Me ha encantado esta frase tuya: "...Pero si aprovechamos lo que tienen de intuición, de buena noticia, de futuro posible, en cuanto que también nos hace falta sentir y vivir lo que soñamos, podemos desearlo. Y si lo deseamos, también podemos esperarlo. Y si lo esperamos, seguro, seguro, seguro, que el deseo y la esperanza de muchos termina por llegar a ser". Totalmente de acuerdo. Un abrazo.

GENIALSIEMPRE: Muchisimas gracias por tu apoyo, amigo. Como he comentado antes, creo que lo bueno que tiene la red es que podemos difundir este mensaje de esperanza al mayor numero de personas posible; como dice Amor, si lo hacemos ya habremos conseguido algo. Un abrazo.

BACDIRAS: ¡y yo tambien! Otro besillo para tí.

REIKIJAI: Gracias! Todos formamos parte de ese movimiento, la union hace la fuerza. Animo y un beso!

PEDRO: Asi es; si cayó Roma la eterna, por que no va a caer este absurdo sistema que tenemos, y que tan bien has definido? Un abrazo.

OTEABA AUER: Gracias, otro beso para ti.

FERNANDO MANERO: Asi es; mantener viva la ilusión y la creencia en que es posible ese cambio, es importante. Un abrazo!

AMOR: Me he sentido muy identificado con tu comentario, Santiago. De todos modos, estos posts mios solo son algo asi como un embrión, algo que se está gestando; falta (como muy bien señalas) definir cual seria ese sistema ético (ni exlcusivamente laico ni exclusivamente religioso); y en segundo lugar, llegar al mayor numero de personas posible. Como tu dices, asi habremos conseguido algo. Un abrazo.

ESTHER: Gracias, un beso...!

GIZELA: Si; recordar nuestro deber civico todos los dias y no solo un dia cada cuatro años. Totalmente de acuerdo contigo. UN ABRAZO.

PIANOHUERFANO: Eso es, exactamente; luchemos, pues, por intentar mejorarlo todo. Un beso.

DIANNA: Yo, al menos, tengo esa esperanza. Un beso...!

LUDWIG: Gracias amigo, un abrazo!

ROSA: Y yo estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, integramente. Otro abrazo para tí.

lys dijo...

Sabes qué Cornelivs; sigamos mirando adelante y esforcemos nos en ser mejores personas, sin pensar que somos ya divinos.

Yo me niego a pensar que no puedo mejorar.

Un saludo lindo

Umma1 dijo...

"Reivindico nuestro derecho a ilusionarnos con cambiar el mundo, o al menos a mejorarlo; nuestro derecho a soñar, y a tener el noble y justo anhelo de que nuestros sueños se conviertan en realidad"

No creo en la ilusión, Cornelius.
Sí en la esperanza y en hacer del credo una herramienta para la acción.

Pero verás, a este mundo nuestro, hablo del occidental, lo vo tan desinteresado por todo lo que no sea su bolsillo.

La anomia, que en ocasiones creemos es un mal del país en que vivimos, se ha extendido sobre occidente, y l apetencia más"interesante" para la mayoría pasa por el consumo.

No soy muy optimista al respecto de los cambios, no al menos en nuestra generación, ni siquiera en la venidera.

Pero ojalá, ojalá, una mañana de estas nos levantáramos en un mundo, en el que al menos, a todos nos moviera el sentimiento de equidad.

Cornelivs dijo...

LYS: Estoy de acuerdo contigo. yo tambien me niego a pensar que no puedo mejorar. Un lindo saludo y un beso!

UMMA1: Gracias por tu comentario. Lo he leido detenidamente, y te comprendo perfectamente, claro que si.

Pero te pregunto: ¿no crees que si todos hicieramos lo que dice Gramsci ("contra el pesimismo de la inteligencia el optimismmo de la voluntad") se podrían conseguir mas cosas? Un ABRAZO.

Isoba dijo...

Me niego a ser sólo ciudadana destinada a pagar impuestos y demás gravámenes y que los políticos se acuerden de mí cuando llegan las elecciones.
Me niego a que tengamos que mantener a tantos políticos en este país, llamado España, y en la CE.

Un saludo Cornelio de Isoba.
Llegué por un casual a tu "cajón de sastre".http://sangremortal.blogspot.com/