"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 15 de febrero de 2009

El socarrón.

La socarronería se define como burla encubierta efectuada con astucia o disimulo, es decir, con ironía. Un socarrón es, en el fondo y en la forma, una persona que se burla de los demás. Se ríen inmisericordemente de la gente que hay a su alrededor, o de las indefensas victimas que ellos mismos eligen, que normalmente suelen ser buenas personas.

Cervantes nos define a uno de los mayores socarrones de la historia, el bachiller Sanson Carrasco. Dice de él: “Era el bachiller, aunque se llamaba Sansón, no muy grande de cuerpo, aunque muy gran socarrón; de color macilenta, pero de muy buen entendimiento; tendría hasta veinte y cuatro años, carirredondo, de nariz chata y de boca grande, señales todas de ser de condición maliciosa y amigo de donaires y de burlas”. Mas adelante lo define como “…perpetuo trástulo y regocijador de los patios de las escuelas salmanticenses”. Ahí es nada.

Cuando Cervantes los definió como personas “de condición maliciosa”, por algo sería. El propio Cervantes, al describirlo, se burla del socarrón.

Si, son burladores profesionales, y su propio comportamiento elimina el más mínimo atisbo de nobleza que pudiera haber en ellos: ningun noble corazón se burla de otro. Y encima suelen ser cobardes, por propia definición, pues como no se atreven a decir las cosas claramente con palabras llanas, tienen que estar ideando y maquinando continuamente su astucia y su disimulo.

Es fácil detectarlos, y actuan de diversas formas. Muchas veces lo hacen en solitario. Pero otras veces son esos “graciosillos ocurrentes” que todos hemos conocido alguna vez: andan siempre rodeados de su corte de eunucos mentales que aplauden sus presuntas gracias y siempre provocan la risa en su inteligentísima audiencia: ellos no tiran directamente la piedra, pero su gracia es coreada y aplaudida por todos, con lo cual el juego les sale completo. En esta sociedad nuestra, tan deficitaria de cultura, la gente no suele comentar el ultimo libro que ha leido (pues no se lee), pero, oh misterio, siempre sonríe con una buena burla socarrona. “¡Que graciosos y que listos que son, que barbaridad!” E incluso se quedan con la boca abierta, alabando el “ingenio de paja” del socarron. No les falta más que aplaudir.

El último socarrón famoso que conocí fue en Sevilla, en la Facultad de Derecho, cuando estudiaba la carrera. Era un tipo de un pueblo muy cercano a Sevilla. Durante un mes, el ascenso del socarrón fue fulgurante; pero bien pronto terminó solo como la una. Nunca me he enfrentado a ellos, pues jamás me he fiado de un individuo de esta naturaleza, y siempre he huido de su trato: mi silencio es mi mejor respuesta.

Me gusta el humor, el sano, fino y noble sentido del humor, el que no insulta ni desprestigia a nadie: el humor bueno, el blanco, el sano. Hay que ser alegre, es bueno reirse, hasta que te duela el estómago si es preciso; pero para ello no es necesario burlarse de nadie, como hacen estos sujetos. Y que conste que todos, alguna vez, hemos actuado con algo de socarroneria, el que este libre de pecado que tire la primera piedra; pero una persona normal no hace de la socarroneria su pauta normal de conducta.

Porque la socarronería, como actitud ante la vida, me parece muy corrosiva y perniciosa, pues he comprobado que en el fondo hace daño a quien la profesa, de modo que el propio socarrón, a la larga, es victima de su propia socarronería. Lo que sucede es que parecen no darse cuenta de ello, y si se dan cuenta les da igual.

Todos rien la gracia, pero ninguno piensa que la socarronería, en el fondo, solo es una BURLA hacia el prójimo, ninguno se detiene a pensar que el socarrón se está riendo y burlando del blanco de su ironía. Y siempre es censurable burlarse de los demás. Al propio socarrón no le gustaría que se burlaran de él, ¿verdad?

Si despojamos al comentario socarrón de su aparente astucia, y nos quedamos en lo que es (burla hacia otra persona), podremos ver en el socarrón muchas cosas reprensibles. No son personas de fiar. Y encima, pienso que muchos de ellos (he conocido ya a unos cuantos) tienen en su interior una profunda tristeza; quizás en el fondo tengan un pobre concepto de si mismos, que proyectan al exterior mediante sus continuas bufonadas.

Si, son inteligentes; pero no aportan nada; no crean nada; no construyen nada; solo destruyen a los demás. No suelen tener fe en la gente, no quieren a nadie, y por no quererse, a veces pienso que no se quieren ni ellos mismos; se han convertido en unos perpetuos espectadores ácidos, mordaces y tristes de la realidad, que en el fondo desconfian de la bondad del ser humano, lo cual demuestra que tampoco tienen la confianza en si mismos. Destruyen la ilusión, y muchas veces (y esto es peor), la reputación de una persona honrada.

Podrian usar su inteligencia para mejores fines. Podrían tener más confianza en el ser humano y ser de ánimo más generoso. Pues en el pecado llevan la penitencia, porque una persona que se burla y que se rie de los demás no creo que sea un compendio de virtudes o de valores morales.

Todo el mundo conoce a D. Quijote, hasta los que no han leido la novela. Pero ¿Quién conoce a Sanson Carrasco? Dudo que lo conozcan si no han leido la novela.

Saludos.
.

32 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Acertado comentario, Cornelivus. Desde luego la socarronería no existiría sin el teatro que lleva consigo el socarrón. Teatro de protagonista, él, y espectadores, los eununcos.

Saludos y buena semana!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

de esos personajes conozco a algunos... e incluso en mi trabajo tengo alguno, pero caen por su propio peso.. saludos

JESUS y ENCARNA dijo...

una cosa es ser divertido, locuaz e incluso irónico, la socarronería es insoportable...
Petonets
Encarna

Pedro dijo...

Como bien dices, la mejor arma contra ellos es la indiferencia. Es lo que más les molesta, ya que se alimentan del caso que le hacen el resto, su público.
He conocido a algunos, y mucho cuidado con meterte con ellos, se te lanzan al cuello con uñas y dientes. No soportan que hagan con ellos lo que ellos hacen a otros.
En fin, tú ya los has descritos perfectamente.

Un abrazo.

Gizela dijo...

Los has descrito perfectamente.
Su burla, es simplemente, demostración de su vació, que intentan llenar a costa de los demás.
Y tienes mucha razón, terminan quedando solos cual vacíos son.
Un gran abrazo para ti y tu familia, lindo domingo.
Gizz

lys dijo...

Al socarrón, que he conocido alguno y no soporto, añado al irónico que se cree también inteligente y rápido de mente y sin duda lo son, pero nunca encontrarán uno entre mis amistades, los rehuyo. Son para mi otro tipo de parásito social, uno que se ceba de las llagas ajenas, cuya soberbía habría que desterrar.

Te dejo un beso.

Umma1 dijo...

Se ve mucho en la tele.
Acá pasamos algunos años, en que era señora y dueña, de todos los espectáculos. Todo pasaba por reirse del otro, de su solidaridad, de su confianza, bah: un asco.


Muy ruin por cierto.

Agudeza, ojo crítico, ironía, son otros cosatados del humor... que seguramente es muestra cabal de la intelegencia.

roxana dijo...

complejo de inferioridad tal vez??? esta ligado con la socarronería????
Un gusto buena semana
roxana

moderato_Dos_josef dijo...

Lo malo del socarrón es que además es chulo y engreído, porque su corte de bobalicones le hacen creerse superior. Un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

Puesss, que no quepa duda de que este tipo de persona sigue existiendo, pero como tú bien defines tardan mas en inflarse, que lo que tarda la gente en desinflarlos.
Te contaría un caso, pero es largo para un comentario
Besos

Antón de Muros dijo...

Tú lo has dicho, Cornelivs: quien sólo tiene su inteligencia al servicio de la destrucción es una lacra para la sociedad.

Un abrazo.

Antón.

Carmen López Iglesias dijo...

De acuerdo en todo lo que dices, menos en que el "socarrón" que tú dices (que Cervantes no dijo eso) sea un individuo solitario ni amargado. ¡Todo lo contrario! Tú mismo te contradices ahí dando la razón a esto que comento (Y ESPERO QUE NO CONSIDERES LA SINCERIDAD DE ALGUIEN COMO SOCARRONERÍA. ESTARÍAMOS APAÑADOS): El "socarrón", más bien yo le definiría el que sangrantemente se burla de los otros con total impunidad para su reputación, es aquel que va siempre acompañado, como suelen ir siempre los matones, nunca solos; es aquel que jamás cae un peldaño en su posición social sino que al revés trepa chepas de todos aquellos que, gracias al conjunto social que le aplaude (no hay tanta gente buena como pareciera quererse propalar sin justificación alguna por los blogs), SON HUMILLADOS, AISLADOS (EL BURLADO SÍ QUE RESULTA AISLADO COMPLETAMENTE POR EL CONJUNTO SOCIAL SIN ÁPICE DE NEURONAS, TODOS SEGUIDORES DEL BROMITAS QUE DE TAN SOCARRÓN PARECIERA LA MÁS NOBLE PERSONA EN CUANTO A SERIEDAD, QUE NI SE TOMA LA MOLESTIA DE INDAGAR LOS ORÍGENES DE LOS DESCRÉDITOS GRATUITOS QUE SE HACEN DE OTROS)PARA GOZO DEL AMIGO BURLADOR SANGRANTE, AMIGO QUERIDÍSIMO DE CUANTOS DESCEREBRADOS ATENDIERON SU JUEGO, COMO DECÍAMOS, SIN PRESTAR ATENCIÓN A QUÉ HAY DETRÁS. ¡¡EN QUÉ SE FUNDAMENTAN LAS LISTAS NEGRAS QUE TODOS TENÉIS, Y YA VES QUE TE INCLUYO (Y SI QUIERES ME INCLUYO PARA QUE NO ME ARROJES DESDE TU TEJADO LA PIEDRA) A LA HORA DE AISLAR A ALGUIEN AL PUNTO DE HACERLE EL VACÍO MÁS TOTAL!!

Y entonces sí pudiéramos hablar de la envidia. TODO EL QUE VA SOLO SUELE SER BUENA GENTE APLASTADA POR CUANTOS CABRONES O DESCEREBADOS ACTÚAN EN COMANDITA O REUNIÓN, VÍCTIMA DE LA DIFAMACIÓN, Y POR TANTO ¿DE LA ENVIDIA?

No quisiera tener que ser yo la que publicase estas palabras en mis propios diarios, que, como ves, te regalo a ti. Pues eso es lo que soléis hacer cuando alguien no oveja viene no a balar a las entradas que escriben otros, como se ve no socarrones (¿Tal vez por encubiertos, socarrón encubierto, verdadero tipo del socarrón?)
Hablaría de que tú también tienes listas negras o perteneces a la categoría del socarrón, tanto que ENCUBIERTO, O SEA NO PERMITIENDO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN AQUÍ.

Me molestan, y mucho, las malas apreciaciones, COMO LA QUE TÚ VIERTES EN ESTA ENTRADA, EL SOCARRÓN NO ES UN INDIVIDUO SOLITARIO SINO TODO LO CONTRARIO, NINGUNA ENVIDIA NI DIFAMACIÓN LE APLASTÓ; esas malas apreciaciones que si te paras a pensar PUEDEN HACER MUCHÍSIMO DAÑO. TANTO COMO METER EN LA HOGUERA AL INOCENTE Y SEGUIR APLAUDIENDO AL ENVIDIOSO O SOCARRÓN Y SU NUTRIDA COHORTE DE MAJADEROS.
Y por supuesto esto también es un reproche a la ninguna delicadeza con la que recibiste mi apoyo a tu iniciativa de esta lucha bloguera contra el hambre, cruzada pírrica de la que ya se verá los resultados, pues ni tuviste la deferencia de mencionar mi nombre como sí lo hiciste con cuantos otros se te acercaron.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Mi concepto de Sansón Carrasco no es, ni mucho menos, negativo, pues el muchacho se viste de caballero para ir a cumplir una misión: rescatar a don Alonso de sus locas correrías. No diría yo que Cervantes lo pinta como mal tipo.
De otro lado, creo que no ha de ser siempre tan negativo ser socarrón. Se puede hacer una burla con ironía e inteligencia sin dañar al resto de la humanidad.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay socarrones de muchos tipos: algunos indeseables, otros -si encuentran el momento adecuado para sus burlas- divertidos.
Eso sí, el peor tipo de socarrón que conozco es el que no admite para él lo que da para otros. Suele ocurrir que el socarrón se cree poseedor de la verdad y se enfada, además, si no se la dan.
Un abrazo fuerte, querido amigo.

Cornelivs dijo...

DAVID CARRASCOSA: Gracias amigo. Un saludo.

MANUEL DE LA ROSA: Si, tarde o temprano todos caen por su peso. Un abrazo.

JESUS Y ENCARNA: Gracias amigos, me alegro veros. un abrazo.

PEDRO: Asi es, amigo. Un abrazo.

GIZELA: Otro gran abrazo para tí.

LYS: Estoy de acuerdo, amiga, habria que añadir tambien el ironico, comparto lo que dices. Un abrazo.

UMMA1: Asi es, amiga, y no solo en la tele... Me gusta tu comentario. Gracias y un abrazo.

ROXANA: Si, puede ser. Un abrazo.

MODERATO: Tambien es verdad. Un abrazo.

AMIGA MIA: Me ha gustado esa frase: tardan mas en inflarse, que lo que tarda la gente en desinflarlos. Un abrazo.

ANTON DE MUROS: Un abrazo, amigo.
Antón.

CECILIA ALAMEDA: Comprendo tu punto de vista, Cecilia. ¿Has leido el capitulo del quijote en el cual el caballero de los espejos (Sanson) es derrotado, y las reflexiones posteriores ue él hace?

Estoy de acuerdo en tu segundo parrafo, pero si lees mi post comprenderas que lo que mas me enoja del socarrón es SU BURLA que hace de las personas, solo me he referido a eso. Un abrazo.

PERDRO OJEDA: Totalmente de acuerdo amigo. Un abrazo.





CARMEN LOPEZ IGLESIA: Bueno, vamos a ver. Me alegra cuando dices que "De acuerdo en todo lo que dices, menos...". Menos mal; si estando de acuerdo haces el comentario que has hecho, si no estuvieras de acuerdo escribirias un testamento.

Veras, Carmen, dejemos claras varias cosas:

1.- No entiendo tu enojo ni muchas de las apreciaciones que haces, que quizas puedan haber sido fruto de tu acaloramiento al hacer el comentario.

2.- Tampoco entiendo ese enojo, pues yo no he hablado de nadie, no he concretado en ninguna persona, hablo de la socarroneria, "en general", hablo del socarrón y de la socarroneria como actitud ante la vida, pero INSISTO: no me he referido a nadie, ni he efectuado "descreditos gratuitos" de nadie... No comprendo, sinceramente, tu enojo, repito, pero siempre se ha dicho que el que se pica, ajos come.

3.- Dices que "no hay tanta gente buena como pareciera quererse propalar sin justificación alguna por los blogs". No estamos de acuerdo, yo creo que SI hay muy buena gente por ahí, y MUCHOS MAS de los que parecen, lo que pasa es que no hacen tanto ruido como los que chillan. Yo sigo confiando en las personas, cosas que tu, sinceramente, pareces no hacer.

4.- No tengo "listas negras", esa afirmación tuya demuestra que no me connoces de nada, y que te permites hacer observaciones gratuitas sobre mi, sin el menor rigor. Tu si pareces tenerlas, y lo lamento profundamente, pero te informo de que yo no tengo ninguna lista de ese tipo. Confio en todos mis amigos y lectores.

5.- LIBERTAD DE EXPRESIÓN. Esto me ha sorprendido aún más, pues me acusas de que no permito la libertad de expresión. Insisto en que lo anterior demuestra que no me conoces; pues si siguieras mi trayectoria comprenderias lo errado de tus afirmaciones. Por ejemplo: uno de mis mejores amigos, Edgardo, irrumpió en mi blog mostrandose en total DESACUERDO con unas de mis entradas, tuvimos una polemica buena, PERO me demostró TAL GRADO DE NOBLEZA Y DE CARIÑO, que hoy es uno de mis mejores amigos. Coincidimos en muchas cosas y en otras no, pero lo quiero, lo aprecio y lo respeto. Cada uno puede opinar libremente, PERO SIN OFENDER Y, DESDE LUEGO, CON MAS RESPETO DEL QUE TU HAS TENIDO CONMIGO.

6.- Que cada uno en su blog puede hacer las apreciaciones que le de la gana, que para eso esta en su blog. Yo no he hecho malas apreciaciones "contra nadie", con lo cual no veo que daño puedo hacerle a nadie. SI YO NO TE HE ACUSADO DE NADA...¿POR QUE TE DEFIENDES? No recuerdas el clasico adagio "excusa non petita, acusatio manifiesta"?


7.- En cuanto a lo de mi "pirrica" cruzada, ya sabes como es la vida: por lo menos lo estoy intentando, otros NO podrán decir lo mismo.

8.- En cuanto a lo de tu nombre, y no mencionarte expresamente...pues, que quieres que te diga, chica, que han sido cerca de 2000 los emails y los comentarios que me han llegado y, si mal no recuerdo, en VARIAS ENTRADAS he pedido ya disculpas por no poder mencionarlos a todos, uno a uno, eso es imposible al carecer materialmente de tiempo. Por eso alguna vez he terminado diciendo esto: "gracias a todos, HE DICHO A TODOS", refiendome a los nombrados y a los no nombrados.

9.- Siempre seran bienvenidos todos los lectores de mi blog, y siempre podrán opinar LIBREMENTE, como hasta ahora lo han hecho, pero con MAS RESPETO del que tu has tenido conmigo.

15 febrero, 2009 23:05

Graciela dijo...

Excelente tu descripción del socarrón...claro que en la vida te los encuentras en la escuela, la universidad, el trabajo, en la calle.
Pienso que son personas con complejo de inferioridad, burlarse de la gente o reírse es de eunucos, palabra que no veía escrita hace muchísimo tiempo!!! jajaja...eunucos mentales!!!
Reírse es tan curativo, lo hacemos con amigos, nos reímos juntos de lo que nos sucede!!!
Besos!!!

sedemiuqse dijo...

Es cierto, creo que de ese ser inocente del que intentan burlarse, (por eso mismo al ser un ser puro e inocente), ni le dañan porque en su mente no entran esas actitudes "socarronescas" (vaya un palabro que puse), nos duele a los que estamos alrededor que somos mas "vivillos".je. Por eso es tan importante saber quien somos, para que no nos afecten desde el exterior. Creo que si uno sabe lo que es, no le afecta lo que opinen los demás. Pero totalmente de acuerdo no tengo afinidad con esa clase de mentes.
Besos y amor.
Me duele le que le duele a los demas. (así que estoy muy dolorida) y no es broma.
je

María dijo...

En la vida tiene que haber de todo, así es, aunque yo creo que más que complejo de superioridad, ¿no será quizá por complejo de inferioridad?

Buen post, Cornelivs.

Feliz semana.

Besos.

Fernando Manero dijo...

En los tiempos que corren, como en antaño, al socarron se le descubre rápido, de modo que su estrella acaba estrellándose en un entorno que acaba pasando de él como de un nublado. Les hay más listos y esos aguantan más, pero tarde o temprano se revela su estilo y nadie quiere saber nada de él. Otra cosa es que el socarrón se junte con socarrones. El panorama entonces puede ser desolador y sumamente patético. Un abrazo

Rita dijo...

Tu post me trae a la mente algunos personajes socarrones, que se ajustan al patrón que tu defines, si, son personas que no aportan nada agradable y conviene tenerlas alejadas de nuestro día a día, una de ellas es un personaje de la politíca, (que no voy a nombrar por supuesto) bastante inteligente pero muy socarrón, siempre pensé que todo lo que hacia bien quedaba enturbiado por esa particularidad, un abrazo

Queiles dijo...

Asi es como bien dices, Cornelius.El verdadero humor siempre es inteligente en su sutilidad y suele crear mas que destruir. Una cosa es el buen humor y otra el desprecio socarrón. Reir es bueno, como tener humor. Ya sabes que a los andaluces se nos achaca lo del buen humor, aunque creo que cada lugar tiene su visión cómica de la vida. El otro dia hablabas de Oliver & Hardy. Ellos y otros muchos nos enseñan a reirnos de nosotros mismos, que es lo mas sano que hay.Buen post, como sueles acostumbrar.

Saludos

Silvia dijo...

hola!brillante post...socarrones hay y a montones...
diariamente nos tropezamos con ellos...
con respeto a los comentarios"ladran sancho señal que cabalgamos"...
gracias por compartir.visitarte es un placer...
besos.
silvia cloud

REIKIJAI dijo...

Cornelivs...Muy Bueno... Sos tan elocuente,que atrapan tus escritos y se siente la necesidad de más. Este escrito me lo mando un amigo,hace algun tiempo.
Según aquel nombre de Cide;y de los moros no se podía esperar verdad alguna,porque todos son embelecadores,falsarios y quimeristas.Temíase no hubiese tratado sus amores con alguna indecencia,que redundase en menoscabo y perjuicio de la honestidad de su señora Dulcinea del Toboso;deseaba que hubiese declarado su fidelidad y el decoro que siempre la había guardado, menospreciando reinas, emperatrices y doncellas de todas calidades,teniendo a raya los ímpetus de los naturales movimientos;y así,envuelto y revuelto en estas y otras muchas imaginaciones,le hallaron Sancho y Carrasco,a quien don Quijote recibió con mucha cortesía.
Era el bachiller,aunque se llamaba Sansón,no muy grande de cuerpo, aunque muy gran socarrón, de color macilenta,pero de muy buen entendimiento; tendría hasta veinte y cuatro años, carirredondo,de nariz chata y de boca grande, señales todas de ser de condición maliciosa y amigo de donaires y de burlas,como lo mostró en viendo a don Quijote, poniéndose delante dél de rodillas, diciéndole.
-Déme vuestra grandeza las manos, señor don Quijote de la Mancha; que,por el hábito de San Pedro que visto, aunque no tengo otras órdenes que las cuatro primeras, que es vuestra merced uno de los más famosos caballeros andantes que ha habido, ni aun habrá,en toda la redondez de la tierra. Bien haya Cide Hamete Benengeli, que la historia de vuestras grandezas dejó escritas,y rebién haya el curioso que tuvo cuidado de hacerlas traducir de arábigo en nuestro vulgar castellano,para universal entretenimiento de las gentes.Hízole levantar don Quijote,y dijo.
-Desa manera,¿ verdad es que hay historia mía, y que fue moro y sabio el que la compuso? .
-Es tan verdad,señor -dijo Sansón-,que tengo para mí que el día de hoy están impresos más de doce mil libros de la tal historia; si no, dígalo Portugal, Barcelona y Valencia.Te dejo Un Beso.Silvi.

RAMPY dijo...

Hola Cornelivs, estoy de acuerdo con tus apreciaciones. Has hecho un excelente post. Mis más sinceras felicitaciones.
Te mando un abrazo enorme.
Rampy

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Cornelivs.
El socarron, suele ver la paja en ojo ajeno para hacer mofa y exibirse, pero no se da cuenta de la viga que tapa el suyo.
Normalmente los suelo dejar por imposibles, pienso....ya se daran de bruces con la viga, pues al final, aburren..
Saludos y gracias por tu visita y apoyo.
Jesus

Luz de Gas dijo...

Gran entrada, ojala se pudieran desmontar más de uno de us pilares.

Genial, bravo

Cornelivs dijo...

GRACIELA: Estoy de acuerdo contigo, quizás tengan un poco de complejo. Por otra parte, la risa sana es estupenda, con amigos, reirse juntos de lo que nos sucede, como bien dices. Besos!

SEDEMIUQSE: Es cierto, eso es lo peor, ese se inocente del que se burlan. Un abrazo.

MARIA: Asi es, amiga, hay de todo. Gracias por tu comentario, que comparto. Besos.

FERNANDO MANERO: Conforme con tu sabia opinion, amigo. Un abrazo.

RITA: Si, quizas sea cierto que hay personajes de la politica que son asi, jejej, yo me estoy imaginando uno. Un abrazo.

QUEILES: Estamos de acuerdo. Saludos

SILVIA: Gracias por esa frase. Para mi tambien es un placer y un honor tu visita, amiga. Un abrazo.

REIKIJAI: Desde luego, querida amiga, la escena completa del Quijote es fantástica. En los siguientes capitulos salen más acciones y conversaciones del bachiller Sansón. Gracias siempre por tu amabilidad. BESOS.

RAMPY: Un abrazo.

JESUS y ENCARNA: ¡Hola, bon dia! Me ha encantado lo de la paja y el grano. Cierto. Un abrazo amigos.

LUZ DE GAS: Gracias Juan, un abrazo.

Ludwig dijo...

Me ha parecido muy interesante el artículo.
Incluso ha servido para que yo viera mi parte (que todos tenemos) de socarrón (que rima con C.brón).
Prometo enmendarme.

Cornelivs dijo...

LUDWIG: Mi querido amigo, como y digo en la entrada, todos alguna vez, empezando por que que suscribe, hemos caido en eso.

"El que este libre de pecado..."

Gracias por tu comentario y UN ABRAZO.

Cecilia Alameda Sol dijo...

He leído el quijote de punta a cabo dos veces, si bien es cierto que hace años ya de la última vez. Tendré que volver al libro, y revisar el capítulo de la derrota de Sansón.

~PakKaramu~ dijo...

Pak Karamu visit you

Cornelivs dijo...

CECILIA ALAMEDA: Mi estimada amiga. Comprendo tu opinion y tu punto de vista, y te pido disculpas porque quizás antes no me he sabido expresar bien.

Se que inicialmente la intención de Sanson era buena; pero es que Cervantes lo describe de tal modo...que no se que pensar. Y luego, en el capitulo en el que se convierte Sanson en el CAballero de los espejos, cuando D. Quijote lo vence, dice que volverá a por el, no ya con buen animo, sino "por venganza; que el dolor de mis costillas no me deja hacer mas piadosos discursos", segun dice el propio Sanson, de modo que no se que pensar...

De todos modos, estimada amiga, en este post no me refiero a Sanson CArrasco, no la tomo con el (lamento que te haya dado esa impresión), sino con la socarronería, en general.

Un abrazo.


PAKKARAMU: ¡Welcome! Un cordial saludo.