"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 9 de marzo de 2009

Puesta de sol

Mi profesión no requiere gran esfuerzo físico, sino mental: mucha concentración, estudio y esfuerzo intelectual. Por ello, muchas noches cuando llega la hora de acostarme, fisicamente me encuentro entero pero psíquicamente estoy cansado, y a veces hasta estresado y agobiado, no os extrañe verme alguna noche, sobre las 23,30 horas, dando un corto paseo por la acera, caminando despacito, fumandome un cigarro; o acudiendo a la Estación de Ferrocarril, en horas en las que no hay nadie, con la finalidad que luego os contaré.

Ayer me pasó todo lo contrario. Mis amigos moteros y yo protagonizamos otra “escapada” con nuestras motos. Jódar-Puente Genil-Cordoba-Jódar. Un total de 420 kilometros aproximados. Bien, el caso es que cuando llegué aquí me sucedió a la inversa de lo que me ocurre entre semana: psíquicamente estaba muy relajado, desconectado de preocupaciones, tranquilo; pero fisicamente estaba muy cansado. Tras despedirme de mis compañeros, y tomarme el último café con Casi, aun tuve presencia de ánimo para irme a la Estación de Ferrocarril (solo esta a 8 km. de aquí), para presenciar la puesta de sol.

Fue mi primera puesta de sol de esta incipiente primavera que se aproxima. Aparqué la moto debajo del gran moral que allí hay (lugar habitual en verano donde mis hijos y yo vamos a coger moras, estan riquisimas), y presencié la puesta de sol. El astro rey se dirigia a marchas forzadas hacia America, cruzando el mar, y perdiendose por el horizonte.

Estuve solo. Me senté directamente en el suelo, en un pequeño promontorio que se eleva unos metros. Aquello fue precioso; duro muy poco, pero fue realmente impresionante. Muy bello. El sol, con su precioso color anaranjado, se escondia poco a poco, hasta desaparecer.

Cuando era mas joven disfrutaba del amanecer. Me despertaba y salia de la cama feliz, saltando y brincando; la tarde no me gustaba en absoluto. Es curioso; ahora prefiero el atardecer, ese sol de color rojizo y brillante que tras darnos calor y vida se va perdiendo poco a poco, hasta que la oscuridad lo invade todo. De pronto, una chispa de melancolía me recorrió el corazón, y recordé la poesia de Holderling:

“En los juveniles dias a la mañana sentia recocijo,
Por la tarde lloraba,
Y ahora cuando mas viejo soy dudando empiezo el dia,
Aunque no obstante, sagrado y apacible es para mi su fin.”

Creí comprender a Holderling, y porqué escribió estas bellas razones. Y de pronto pensé en el inexorable paso del tiempo; ya tengo 44 años, lo cual significa que he visto ya 44 primaveras, me queda ya poco para el medio siglo. Medité sobre nuestra finitud, pues somos criaturas cuya existencia es mínima: en comparación con la edad del universo (miles de millones de años), la vida de un humano es insignificante, como decia Rabindranat Tagore, algo parecido a “una gota de oxigeno que surge del fondo del rio y que cuando llega a la superficie del agua…se evapora y desaparece”. Me sentí minúsculo; miles de generaciones han pasado antes de nosotros, y después otros miles de generaciones pasarán. Vamos creciendo, envejeciendo y muriendo, y resulta inútil detener la maquina del tiempo, inútil eternizar nuestro ahora; nuestro presente, apenas sucede, se convierte ya…en pasado.

Y quizás por ello, por esa sensación de fugacidad que tiene lo efimero, me pareció la mas bella puesta de sol que recordaba en muchisimo tiempo. Volví a casa reconfortado. La vida es algo realmente precioso.

Y humildemente creo que deberiamos de aprovecharla. Recuerdo a los viejos, cuando decian: “Y para el corto rato que estamos aquí…hay que ver lo que nos gusta molestarnos los unos a los otros”. Y llevaban razón. Que equivocados estamos... ¡Y solo tenemos ésta oportunidad!

Saludos.

44 comentarios:

Pedro dijo...

Precioso post el que nos dejas hoy, amigo Cornelivs.
Dicen algunos que el pasado no existe, tan sólo en nuestra mente, en forma de recuerdos... ¡pero cuánto pesan éstos a veces!

Un saludo desde el presente maravilloso.

Luz de Gas dijo...

Cada amanecer, cada puesta de sol, cada mirada, cada caricia, cada beso

genialsiempre dijo...

Recuerda Cornelivs, "nunca se olvidarán aquellos días del esplendor en la hierba"...lo pasado pasado es, pero lo importante es haberlo vivido, ahora todavía nos queda mucho futura, te lo digo yo a mis 62, es decir, un muchacho apenas.

José María

Edgardo dijo...

Nuestra vida es como un día, nace, con fuerza, termina con quietud, con contemplación. Somos únicos, y por mas que vengan millones de generaciones mas, o hayan pasado otras tantas, cada uno de nosotros tiene algo particular, que construye y contribuye a que este mundo sea como es (al margen de los resultados, de lo bueno o malo que pueda parecernos).

Se entiende lo que dice el poeta, yo por mi parte, siempre he amado las veces que vi entrar al sol en escena o lo he visto partir, con su entrada o salida el día tiene una particularidad diferente, un forma de ser determinada, que nos abre puertas, nos cierra ventanas, nos deja ser y hacer.

Todavía faltan querido amigo muchas primaveras, otros tantos inviernos, la vida es este día, es en este día, es este camino, donde entramos y salimos, como el sol de escena.

Ojala ilumináramos tanto como ilumina el sol.

Te dejo este fraterno, querido y sentido abrazo, a vos amigo mío.

HologramaBlanco

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es verdad, cómo les gusta a muchos fastidiar estos cuatro días de la vida.
Las puestas de sol son un momento espectacular, sólo comparable con las alboradas. Disfrutemos.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Preciosooooo q puesta tan hermosoa y q rico lo de las moras!y el pasado... el pasado siempre vivira presente en nosotros..
saludos

Marinel dijo...

Jo, qué bonito...
Y ¿sabes?
Es esa misma sensación que me embarga a mí cuando veo un atardecer marino...me siento parte íntegra de la vida,pero tan insignificante,tan fugaz,que es cuando más segura me siento de que vivir es maravilloso...
Precioso de verdad.
Besos.

1mati dijo...

si, esto es un suspiro...pero da gusto saber que gente como tú nos acompaña en este corto camino, e intentamos, unos cuantos, que no todo sea fastidiar e incordiar a los demas.
un besazo

Oteaba Auer dijo...

Buscamos tantas cosas para disfrutar y llegar a ese estado de placidez que da la felicidad: Sin embargo está mucho más cerca de lo que creemos y, la naturaleza tiene miles formas de mostrárnolos sin pedir nada a cambio...
Me alegra que tu paseo motero te desconectara del cansancio mental
Buena semana y un abrazo grande

Amig@mi@ dijo...

Pero... precioso de verdad, lindo de leer y que invita a reflexionar, tranquilamente, en un rincón como el tuyo, envuelto en la paz...
no me extraña que te motivara así...
gracias por comartirlo
Un besote

roxana dijo...

LO BUENO DURA POCO PERO ES TAN INTENSO QUE HAY QUE VIVIRLO ASI!!!!!!!! Y SINO ES CORTO PASA COMO TAL.
como dice Oscar Wilde "Nada envejece tanto como la felicidad".
BELLEZA DE ATARDECER. HAY QUE SABER APROVECHAR EL MOMENTO JUSTO!Buena semana!

Amig@mi@ dijo...

Copio de mi blog ;)
Gracias, Cornelivs ;)
Y... ¿podrás dejar a tu "tropa" al menos 1/2 horilla para tomarte un café conmigo?
Besos

HADA ISOL dijo...

tu tienes la llave...

http://elblogdeisabelhada.blogspot.com/

Josué Ramón Ascencio dijo...

yo he visto pocos amaneceres, ninguno aompañado por alguin, y siempre han sido hermosos

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas noches Cornelivs, cuanta razon y que buena reflexion, querido amigo.
Me has traido al recuerdo mis dias de amaneceres y puestas de sol, en estas agradables situaciones me sentia infimo, contemplando el cielo abierto.
Es una de mis aficciones, claro que ahora, a mis 52 tacos, tengo que esperar al buen tiempo, mis huesos ya no estan para ciertas inclemencias temporales, por muy apacibles que sean, je.
Ciertamente la vida es dificil, deberemos recoger los frutos cuando esten en su punto, nunca antes y menos despues.
Saludos desde Barcelona.
Jesus

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Existencia corta la nuestra,pero incomparable. ¿Y quién está seguro de que no hay más después?

Gizela dijo...

Te entiendo perfectamente..
Linda puesta de sol..
un abrazo

RAMPY dijo...

Hola Cornelivs, tienes varios premios en mi blog. Puedes recogerlos a partir del martes.
Un rampyabrazo
Rampy

Aldabra dijo...

pues igual cualquier día coincidimos en la moto, lástima que Córdoba nos pille tan lejos...

un post muy visual, no sólo por la foto maravillosa, también por las palabras.

biquiños,

allmaacuariana dijo...

Querido Cornelius realmente leerte es un balsamo, y me dejo llevar y siento ésa incipiente primavera , ese amanecer.Que la vida te aconmpañe siempre.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Todavía te quedan muchas puestas de sol que ver. Muchas entradas que escribir. Pero de esta dejas unas impresiones que, imaginando el espectáculo de la naturaleza al que asististe, hago mías.
Igual que hago mía la frase de los viejos. Qué razón tenían.

Ericarol dijo...

Cornelivs, eres un eterno optimista!!!

jose maria dijo...

Hola Cornelivs¡
Una puesta de sol, el mar, las montañas, el trinar de los pájaros, etc... tenemos todo eso gratis y nos pasamos la vida buscando la felicidad en las cosas, acumulando, consumiendo...

PAZ Y AMOR para ti, para todos...

1mati dijo...

perdona cornelivs, es para que sepas que sigues estando en tu sano juicio... respecto al comentario de mi blog... es que tengo dos entradas de ayer con el mismo nonbre... ok
un besazo

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

La vida pasa rápidamente, como dice el libro de Job, somos como las chispas del fuego que de pronto aparecen brillando y en cuestión de segundos desaparece.

En la vida sencilla y en esas cosas, esta lo mejor de la vida. Los años pasan inexorablemente, pero si te digo amigo, nunca más ni en las generaciones futuras, habrá otro igual a ti, eres un ser único en toda la bastedad del universo y de los tiempos.

Una bella puesta de sol, siempre mido a los cielos y veo la Gloria de Dios y busco la obras de Sus manos.

Aún te quedan muchas primaveras y miles de kilómetros que recorrer, aún estas joven hay mucho camino que recorrer.
Saludos

Neogeminis dijo...

En esos contados momentos con tanta magia, uno se siente ne contacto directo con la Naturaleza y hasta se puede palpar el sentido último de las cosas!
Son experiencias inolvidables!
Gracias por compartirlas.

Un abrazo!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

hay que disfrutar minutoa minuto, pero parándonos... eso es lo que nos falta pararnos y pensar..saludos

Esther dijo...

Muy bonito el disfrutar de esa puesta de sol, porque es más ninguna es igual a las otras, son diferentes.Como bien dije en un post mio hace tiempo (a mi tambien me encanta mirar al cielo) el cielo es como un óleo que nos regala una obra diferente cada día qeu hay que admirar..

besos

loose dijo...

A veces nos olvidamos de la magia que contienen las pequeñas cosas.
Cada momento, cada minuto que pasa es un regalo que se nos es otorgado.

Besitos.

Alijodos dijo...

cuantos atardeceres desperdiciados por la rutina diaria amigo cornelius...por eso de vez en cuando hace falta reencontrase con esos momentos aunque esto suponga desviarse de la trayectoria pues reconforta y nos insufla energía...por cierto con 44 años eres muy jove aun amigo...un abrazo.

sedemiuqse dijo...

Me asome para ver si era cortito. Pero veo que no, ahora no puedo leerte pero mas tarde lo hago. Ya que entro te saludo
besos y amor
je

Gabiprog dijo...

A veces ese cansacio fisico vale la pena, hace que se alejen las presiones de la cabeza, y si hay viaje con moto por medio mejor todavia!

La Gata Coqueta dijo...

Con una salvedad, cuando nos decían estas cosas lo achacábamos a que eran mayores y teníamos tiempo de sobra para vivir y hacer cualquier tipo de cosas y hoy es cuando nos damos cuenta del error de la juventud, lo que no se ha vivido en este corto periodo de tiempo en el cual estamos aquí, ya no lo podemos volver a recuperar.

Luego día de atardeceres yo he tenido y tengo muchos,son algo inigualables pero eso todo depende de la manera de ser y estar de la persona que lo percibe y lo deja sentir, mientras se esta ofuscado con otros menesteres no se siente ni se percibe nada...

Y esta claro que en ese momento me siento un simple grano de arena en un desierto, por ese mismo motivo vivo mi vida interior muy intensamente, dándole vida hasta lo más insignificante y es suficiente para usar esa palabra que casi nadie se le oye decir...SER FEIZ!!
Con mayúsculas y creeme que aun estando en paradero desconocido, me siento así y quien me rodea no lo pueden entender... es su problema no el mio, lo siento...

Bueno no sigo porque este texto da para muchos puntualizaciones según como sea cada cual, mejor lo dejo así.

Un abrazo y disfruta de un día lindo que te llene y te la paz que necesita tu espíritu, para regalárselo a quienes te acompañan diariamente.

REIKIJAI dijo...

Mi Querido amigo…toda Emociones y momento tiene su encanto,que lo hace atractivamente especial. No te sientas viejo,viejos son los trapos;que queda para mí con casi 49… El Sol que muere cada tarde te hace sentir el calor de La Vida.
La Satisfacción es el placer de lograr lo esperado, la Esperanza es la ilusión de un mejor mañana, el Amor es la intimidad puesta en práctica,la Tristeza es un desahogo recuperador,el Miedo es la demostración de que estamos vivos,la Furia es la expresión de que algo nos importa,y así sucesivamente.Te dejo Un Beso,un Abrazo y arriba ese animo…Que no estamos viejos.Silvi.

Selma dijo...

Tres cosas que no me pierdo nunca si me permite mi tiempo... escaso también... Las alboradas, aunque sea conduciendo y me den en la cara...los anocheceres... si puede ser cerca del mar... Y la luna llena...

Aún tenemos muchos, muchos años por delante, Cornelivs... si Zeus o Jupiter quiere...

Oscula multa!

Cornelivs dijo...

Queridos amigos y amigas. Por razones de trabajo me resulta absolutamente imposible contestaros uno a uno. Esta semana esta siendo terrible de trabajo.

G
R
A
C
I
A
S

A

T
O
D
O
S.

CORNELIVS OS QUIERE...!

Myr dijo...

LLEGUE EN EL OCASO, VEO!

Me encato tu post. Me recordaste los atadeceres que veia desde mi departamento en Argentina en el piso 18.

Y si, amigo, por lo mismo vivamos el presente plenamente, dia, a dia!

Besos

Silvia dijo...

hola!genial tu post...qué bueno que pudiste disfrutar al sol...
ysi la vida es hoy ,ahora ,y única hay que poner los motores y jugarse por ella a full....
nos seguimos visitando.besos.
silvia cloud

Cuspedepita dijo...

Yo también soy una de esas locas que mira las puestas de sol, ahora desde una playa hermosa y solitaria.
Creo que a tu edad (yo soy cuatro añitos más vieja)o quizá un par de años antes, empecé a ver el futuro más cerca y a sentir la sensación de que no hay todo el tiempo del mundo por delante, como creía hasta entonces. A partir de ahí uno/a se plantea muchas cosas y cambian muchas prioridades.

Un abrazo grande.

lys dijo...

Ver como el sol se despide es un espectáculo grandioso y hace pensar que igual que el sol, la vida se va.

Un abrazo

Cornelivs dijo...

MYR, SILVIA, CUSPEDEPITA, LYS: Besos para todas...!

Lander dijo...

precioso post amigo.
Un abrazo.

Markos dijo...

Qué lección de sabiduría.
Espléndido.
Gracias.

Nome Andrés dijo...

Quué vivo suena todo lo que cuentas. Y de la edad no te quejes; a los 44 todavía casi se sigue mirando al futuro. Un saludo.