"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 12 de abril de 2009

Mis amores eternos.

Ayer por la tarde me sucedió algo muy curioso. Recordé que en algún lugar tenia una caja con libros y posters antiguos. No la encontré en casa, asi que me dirigí al trastero, con la esperanza de que estuviera allí, y afortunadamente asi fue. Me la subí a casa y la abrí. Los recuerdos empezaron a aflorar inmediatamente. Cintas de Cassette antiguas, una pequeña colección de llaveros de mi época de estudiante (unos 60 mas o menos), mis libros de física y química de bachillerato y de C.O.U., algunos dibujos y hasta un pequeño diario en el que recogí los pensamientos de aquel jovencito que con trece años se fue a Jaén capital a estudiar el bachillerato. Lo abrí y me sorprendió la letra que yo tenia entonces, era completamente distinta a la de ahora, se trataba de la típica escritura de un adolescente. ¡Como ha pasado el tiempo…!


Pero en el fondo de la caja, había algo mas grande, un bulto que estaba guardado en una bolsa de color verde. Intrigado, abrí el plástico y de pronto aparecieron mis tres posters favoritos, los que colgué en mi pared en mi época de estudiante de bachillerato y que luego me llevé a Sevilla en mi época de universidad, y que igualmente decoraban mi habitación. Tres posters (para mí antológicos) en blanco y negro, de 85 x70 cm. Hacia más de veinte años que
no había vuelvo a verlas. Cuelgo aquí las imágenes, pues he localizado en internet las mismas que tengo en los posters…¡aunque me ha llevado un buen rato!



Si, eran ellas, ¡oh dioses inmortales, nada mas y nada menos que Rita Hayworth, Ingrid Bergman y Lauren Bacall…!. Los abrí con el máximo cuidado y delicadeza de que fui capaz, como si fueran reliquias o preciosos objetos arqueológicos largo tiempo sepultados bajo tierra, y casi me temblaban las mano
s.

Estas tres diosas de la belleza resurgieron del pasado con todo su esplendor. Y he de reconocerlo: la emoción me embargó e incluso, creedme, se me aceleró el corazón: casi se me cae la baba de nuevo con ellas, como cuando era un quinceañero.


Justo en ese momento, llegaron mis hijas y me preguntaron quienes eran esas mujeres, a lo que yo les contesté, informándolas. También mi mujer apareció por allí, pero con un rápido golpe de vista, comprendió inmediatamente la escena, se acercó a mi, me dio un rápido beso, diciéndome “no tienes remedio”, y se alejó sonriendo. Ella ya conoce de sobra mi reacción cuando en la televisión veo alguna película de ellas. Y allí me quedé yo, con estas tres bellezas, compleamente absorto.

Cuando era joven, en mi fértil imaginación me veía a mi mismo casado con estas tres bellezas y viviendo con ellas en el Paraíso de las Huríes, a la usanza árabe, aunque yo no era el típico coleccionista de posters o de objetos o películas de artistas, que llegaba a sentir una enfermiza e irrefrenable pasión por coleccionar todo lo atinente a ellas, no. Lo mio era otra cosa mucho más seren
a, mas sencilla y más natural: ¡es que estaba enamorado de ellas, de las tres! Ahora, con la perspectiva del tiempo, al rememorar aquellos anhelos juveniles, sonrío con sosiego y, por qué no reconocerlo, con una chispa de nostalgia. Pasado un ratito, enrollé de nuevo los posters, con mucho cuidado, y no dejé de reflexionar sobre lo que me había sucedido.


Intenté racionalizarlo todo. ¡Pero Cornelivs, que ya tienes 44 años! ¿Cómo puede ser? Indudablemente, los misterios del corazón a veces son inescrutables. A pesar de ser ya un hombre con la edad que tengo, casado y con tres hijos, cuando los desenrollé y los coloque juntos en la mesa, volví a quedarme embobado como en mis años de juventud, y un remolino de sensaciones y de emociones agitó mi alma. Aquello era increíble. Me quedé allí, sentado, mirándolas alternativamente a una y a otra, y la que más me impactó fue la mi
rada de Ingrid Bergman, esos ojos dulces, bellos, sugerentes y rebosantes de elegante femineidad, que me miraban fijamente, diciéndome mil cosas. Parecia que me hablaban. Esos ojos me contaban que, acaso, estaba triste y hastiada de ser artista, y deseaba ser solo una persona; que quizás anhelaban que apareciera un hombre que amara y reconociera a la mujer que había detrás de ellos, y no a la estrella de Hollywood; que detrás de ese caparazón de artista famosa había un ser sensible, con corazón, con sentimientos, que también necesitaba un brazo fuerte donde apoyarse y un corazón ardiente junto al que descansar. Aquellos ojos…me decían muchas cosas.


Incluso rememoré brevemente muchos detalles de la vida de todas ellas, imaginándome la tortura que estos tres ángeles tuvieron que sufrir, fundamentalmente Rita Hayworth, que tuvo un triste y desgraciado final. Ella se quejaba siempre de que los hombres se enamoraban de Gilda y se acostaban con Gilda, pero al dia siguiente se despertaban con Margarita Carmen Cansino, que era el nombre real de esta artista. Que pena, que terrible soledad debió de sufrir en muchas ocasiones.



En aquella época, yo hubiera dado cualquier cosa por haber estado toda mi vida con ella, pero no con Rita Hayworth la artista, sino con Margarita Cansino la mujer; pues Margarita era tan bella como Rita, quizás más timida e introvertida, pero seguro que infinitamente más dulce y humana que la primera.


Saludos.

33 comentarios:

El Ojo Protestante blog dijo...

Rita Hayworth, la belleza integra que trasciende el tiempo
Bellísimo artículo!

Neogeminis dijo...

Qué hermosa entrada nos has regalado!. conseguiste embebernos de toda la magia y melancolía que renovaste al ver esos tres posters, no sólo retratos de tres mujeres famosas, sino de tres de tus sueños más auténticos, profundos, más tiernos y sinceros. Las fantasía que soñamos hacer realidad, por más imposibles que hayan sido, "fueron", "son" realidad ...parte importante de nuestra vida y como tal debemos conservarlas.

Te dejo un abrazo!

loose dijo...

Como nos gusta rebuscar de vez en cuando en esas cajitas, casi olvidadas, abandonadas por el tiempo, para regresar por unos instantes a tiempos pasados.
Flash-back......

Preciosa entrada, amigo.

Un beso.

Amig@mi@ dijo...

Qué bonito Cornelivs, quizás porque a mí me pasa a menudo, este episodio bien podrías catalogarlo de retazo en tu mosaico.
Se veras me encantó, lo que escribiste y la belleza de antes, sin retoques de bisturí ni photoshop.
Un besazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Anda que tienes tu mal gusto, jodio!


Saludos

SUSANA dijo...

Jajajajaá! Y ahora llego yo con mi avatar de Lauren Baccal!

Si es que te he dado el gusto con posts acerca de estos amores tuyos, mi querido Amigo! (Y atesoro tus comentarios)

Dentro de un tiempito, te prometo a Lauren!

Besazo Cornelivs, es un alegrón encontrarte de nuevo en casa!

Felices Pascuas!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

ay¡¡¡ que el tiempo no respeta...somos ya de la formula 44... yo tambien tengo recuerdillos de esos....los voy a poner en el blog....saludos

David Carrascosa dijo...

Hola Cornelivs, me enterado que hay un proyecto para hacer uan lectura pública del Manifiesto por la Solidaridad en Madrid. Cuenta conmigo para cualquier ayuda.

Saludos

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Estas si que eran diosas en mayúsculas y alguna más que en el cielo reina.

Inmenso Cornelivs, inmenso.

Un abrazo

América dijo...

Mujeres inolvidables,siempre de alguna manera salen a la luz,lo que las hace inmortales es el recuerdo de quienes las han admirado.

Quidquid dijo...

Bonitas mujeres,
Bonitos recuerdos,
Bonita época,
Si, señor!!!,
Lluis

Rita dijo...

Uy Cornelivs!! que recuerdos nos traen esas cajas cerradas durante tanto tiempo, que despiertan en nosotros aquel niño o niña adolescente, que magia tiene todo eso, es que realmente el niño sigue ahi dentro, en un momento podemos sentir lo mismo que entonces, si amigo mio, los años y las arrugas no matan nuestros años jóvenes, me recuerdas mi "amor" por aquellos míticos actores que yo adoraba también, bienvenido de nuevo, un abrazo

Pequeños Soles de Noe dijo...

Tus recuerdos me llevaron hacia atrás en el tiempo.
Bella entrada la de hoy mi querido Cornelivs
Y gracias por pasar siempre por mis soles, le dejas otro brillo más
Y te dejo una frase que me ha acompañado desde agosto del 2008:
"Hagamos Nuestros Sueños Realidad"
Cariños y un abrazo tan largo como 12.000 kms de distancia.
Noe

ave de estinfalo dijo...

hola amigo cornelivs

que genial

te aseguro que con cada cosa que ibas sacando de la caja se te venian recuerdos de cosas vividas, que bonito es recordar

bueno me retiro

que tengas buen dia

byE

saluditos desde Durango Mexico

Carmen dijo...

He llegado hasta aquí desde el blog de Selma que frecuento y he leído tu entrada de "amores eternos" que me ha encantado. Ya de paso me he dado un buen paseo por tu blog. Te felicito. Me ha gustado mucho y con tu permiso me he convertido en "seguidora". Vendré a verte más veces. Enhorabuena y un abrazo

Esther dijo...

Si es que cualquier recuerdo de la juventud nos hace volver a ella y sentirnos como antes..A mi me pasó con la música de los NKOTB, cuando encontré el nuevo disco, me hicieron sentir una quinceañera..Disfruta de esos recuerdos. besitos

Silvia dijo...

holis!bellísimas las tres me encantan he visto miles de películas de ellas...
esta muybueno que aún hoy puedas recordar lo vivido en tu juventud ...
a mi a veces me pasa y yo soy mayor que vos....esos recuerdillos son buenos.
muy bonito post.
besotes y abrazos de oso.
silvia cloud

Myr dijo...

Puedo certificar que tienes buen gusto!

Lindo reencontrarse con gratos recuerdos del pasado!

Besos

Ángeles dijo...

Querido CORNELIVS:

Me siento muy contenta de poder saludarte de nuevo después de este tiempo un poquillo desconectada del blog.

Preciosas palabras, cuantos recuerdos verdad? Qué bello es volver a abrir esas cajas llenas de recuerdos y ver que regresa de nuevo a nuestra vida ese momento tan inolvidable y esos instantes y tiempos vividos tan maravillosos
:-)

Un gran abrazo amigo,
Ángeles

lys dijo...

Con que mirando en el baúl de los recuerdos eh! Tengo debilidad por los posters en blanco y negro, las damas aparecen con esa falta de color mucho más sofisticada y los varones mucho más masculinos.

Yo lo guardo casi todo, algún día sacaré citas y con algunas de ellas me reiré un rato y con otras quizás me entre nostalgia. Precioso post, con todo el sentimiento que sabes transmitirnos. Bienvenido.

Un abrazo.

Isabel dijo...

Pues tenías muy buen gusto ya de adolescente. Un beso

* HADA ISOL dijo...

Pero que buen guso tienes todas son preciosas,has visto como una imagen del pasado te devuelve a la juventud en un segundo? es que el envase adquiere años,nosotros en el fondo somos los mismos!disfruté tu entrada! un abrazo!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roy Jiménez Oreamuno dijo...

No solo eternos si no gloriosos y lleno de verdadero glamur, son mujeres que dejaron una huella imborrable en la mente de millones de personas, aunque no conozco mucho de ellas, pero si he leído y visto ciertas películas.

Que belleza de fotos en B/N y sepia, son simplemente soberbias.
Saludos

((Cioran el pirata)) dijo...

incendiemos todo, y volvamos a foja cero.
este mundo se ha vuelto tan imperfecto que se tendria que dar a si mismo la oportunidad de renacer.

Mis Saludos!

Gizela dijo...

jajaja
Buen lunes amigo.
Lo que pasa es que hay afortunados, que cumplen años de vida, pero su corazón se queda en la primera juventud y de ahí no se mueve jajaja
¡No cambies! jajaja
Un abrazote

Silvia_D dijo...

Qué bonitos recuerdos , en esas cajas olvidadas...

Muchos besos, niño

Cornelivs dijo...

GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS.

LA VERDAD ES QUE NO ESTA MAL CONSERVAR UN CORAZON JOVEN DENTRO DE UN CUERPO MAYOR, TODOS DEBIERAMOS LUCHAR CONTRA LA EROSIÓN DEL DESENCANTO DIARIO Y MANTENER VIVAS NUESTRAS ILUSIONES.

BESOS Y ABRAZOS PARA TODAS Y PARA TODOS.

Selma dijo...

Suele ocurrir que cuando hurgas en el pasado del/de la adolescente que fuímos nos invade un sentimiento de culpa por violar su intimidad, como si no fueramos la misma persona...
Hermosos recuerdos, hermosas mujeres Cornelivs...

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es lo que pasa con nuestros trasteros.... que guardan todos los secretos...

amelche dijo...

Yo también estoy encontrando últimamente cosas curiosas que no recordaba, como mis apuntes de Inglés medieval (ni me acordaba yo de que hubiera estudiado eso), cartas de gente que ya ni recordaba, porque hace tiempo que no sé nada de ellos, desaparecieron de mi vida un día y nunca más se supo, facturas viejas... Pero pósters no, debí tirarlos en su época. Tampoco es que fuera yo mucho de pósters, si tenía alguno era de paisajes, no de chicos.

Lander dijo...

Que preciosa historia, y que preciosas mujeres.
Paso por aquí a saludarte y siempre encuentro algo .... precioso....

Un abrazo.

Cornelivs dijo...

SELMA, PEDRO, AMELCHE, LANDER:

UN ABRAZO PARA TODOS.