"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 31 de mayo de 2009

La muerte de la inocencia

Son dos niñas felices. Tienen 10 y 9 años de edad respectivamente. Pero ya se va agrietando el edificio de su inocencia, sus ojos y su mente van abriendose al mundo y van comprendiendo, lentamente, que esto no es el mundo mágico de princesas y de caballeros alados que reinó en su imaginación durante su niñez.

Algunas veces, muy esporádicamente, las veo tristes, perplejas, y no puedo evitar sentir su dolor en mi corazón, un profundo dolor; pero no puedo hacer nada por evitar ese aprendizaje; la vida ha de enseñarlas, no queda otro remedio. Ya empiezan a preguntar.

-¡Pero papá...!

-Si, hija mia, ya lo se cariño, ya lo sé.

No puedo hacer más que abrazarlas, explicarles y…estar a su lado. La vida puede ser maravillosa, pero el mundo es una …

Quizás llevara razón Rousseau, en el contrato social: “ el hombre es bueno por naturaleza, pero la sociedad lo corrompe”.

Lo que no llego a comprender es cómo siendo los niños tan inteligentes, los adultos son tan tontísimos algunas veces.

¡Maldita sea...! Aquí hay algo que no funciona…

Saludos!


29 comentarios:

genialsiempre dijo...

Amigo Cornelivs, el problema es que a medida que van creciendo y empiezan a ver la realidad estúpida que el ser humano a montado, entonces las cosas empeoran. Tus problemas solo han empezado, te lo digo por experiencia.

José María

salud equitativa dijo...

querido amigo CORNELIVS: debemos regresar a las fuentes esenciales, los hijos del mañana lo demandan y nos debemos a su futuro, aún cuando lo que hemos recibido no sea bueno como tampoco acorde a lo deseado. Un abrazo andino. Víctor

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Pablo, cuanta razon, en esta parte del mundo que se llama civilizado, la vida de la gente de a pie, (Que no son tod@s); se hace dura, tanto que hasta a los niños les influye cada vez mas en tempranas y maravillosas edades.
Abrazos cordiales.
Jesus

Inés dijo...

Cornelivs ese es el reto, mantener la inocencia de los niños, creo que lo mejor que podemos hacer es intentar no perderla tampoco nosotros, mantener la ilusión y en la medida de lo posible mirar el mundo através de sus ojos.

muchos besos,
ojalá sea la primera en comentarte ;)

Jan Puerta dijo...

Cada día que pasa los valores de antaño se pierden en los albores del tiempo. Todo lo que conlleva tal evolución nos hace diferentes a los ojos de quienes cuando eran niños aun admiraban nuestros gestos.
Hoy… las cosas son diferentes y cuando antes aceptemos tal situación, antes volveremos a equilibrar la balanza de la felicidad.
Un fuerte abrazo amigo

Neogeminis dijo...

Habrá que llegara la conclusión que ser padre no es para todos, ya que somos los padres - adultos - los que corrompemos la pureza de nuestros niños (hablo ne general, por supuesto!)...somos los adultos los que no sabemos educarlos para que, a su vez sean adultos responsables cuando crezcan.Pero no hay que perder las esperanzas...


Saludos!... y apuesto todo a un mundo mejor!

María dijo...

Cornelivs:

En el camino de la vida se va aprendiendo a madurar, con las decepciones, con los tropezones ... es como si fuera la enseñanza de la universidad que nos va enseñando a todos poco a poco...

Un beso.

Selma dijo...

Qué díficil papel el de los padres de hoy en día, mantener el equilibrio entre contestar a las preguntas, inevitables viendo la realidad en este planeta, y mantenerles esta parcela de inocencia que por derecho les toca..Aún tienen suerte los nuestros de tener Infancia ¿Verdad, Cornelivs?

Un abrazo cariñoso en esta tarde de domingo..

La sonrisa de Hiperión dijo...

En el momento en que las pulsiones de la concupiscencia aparecen, la inocencia y la niñez mueren. Yo de mayor, quiero ser un niño pequeño...

Saludos y un abrazo!

(Buena semana)

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

El mundo es tremendo y puede consumirnos de un solo bocado y sin ni siquiera eruptar. Hay que formar a los niños y adolecentes para que se enfrenten al mundo, para que no los cojan desprevenidos.

Y a muy pesar nuestro, solo así aprenderán llevándose los golpes de la vida, nadie esta eximido de eso.

Darles las armas para enfrentar al mundo y todo el amor y comprensión posible.
Saludos

Amig@mi@ dijo...

Madurarán, es el objetivo de la vida,alcanzar la madurez que les convierta en mujeres dignas, si siguen niñas siempre, el mundo se las comerá, pero al mismo tiempo tienen la suerte de tener un padre al lado para ayudarles a madurar a su debido tiempo, y en la justa medida...
Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

No dejes de quererlas, de acompañarlas siempre como padre...eso nunca hay que olvidarlo...si yo e contara...un abrazo

Isabel Romana dijo...

Cierto que la vida nos arranca del territorio de la fantasía, pero es posible tener sueños: soñar con un mundo mejor, con una sociedad más justa, con mayor conciencia y solidaridad... y esos sueños de adulto - que tú bien conoces - sólo pueden tomar cuerpo en nosotros e impulsar nuestras vidas si dejamos atrás los sueños infantiles en los que todo, todo, era hermoso. Conocer la realidad con todo lo bueno y malo que tiene es una condición necesaria para que nos hagamos adultos y responsables y, sobre todo, para que nazca en nosotros el deseo de mejorar. Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

Juan Carlos Lozano dijo...

la vida:
puede ser una maestra, pero también puede ser un molino. Y nosotros, el grano entre las muelas, que sin saberlo, nos podemos hacer sabios, o nos podemos hacer harina.

De cada uno depende.
feliz fin de semana amigo.
juank

REIKIJAI dijo...

Cornelivs.Los hijos crecen y nosotros nos quedamos solos...Me fui del lado de mi madre,vestida de novia muy joven,ciertas cosas no me pasaron...Pero siempre mis hijos me tienen al lado.No puedo vivir por ellos;solo acompaño.Y muchas veces la gente te enseña a vivir.Cuando son chicos problemas chicios,cuando grandes problemas grandes.Solo espero,sean personas de bien...y muy felcies...lo demas no importa.Besitos.Silvi.

Myr dijo...

Ese aprendizaje es parte natural del crecimiento. Y tú y tu mujer les están dando con vuestro amor, dedicación y formación una base segura, para que salgan adelante en la vida y se realicen como personas ( a los 3).

El mundo es lo que es... y no todo es tan negro como parece. Recuerda que lo bueno, no vende como noticia, aunque si exista y suceda.
Asi que arriba el ánimo!

Un abrazo

sedemiuqse dijo...

Pues hagamos que funcione
besitos y amor
je

Silvia dijo...

hola!cuánta razón!como se sufre cuando las hijas crecen...y el mundo que está cada vez más crudo...
me identifico con tu post...
abrazotes!!!
silvia cloud

Rita dijo...

Te entiendo muy bien, y esto me recuerda cuando mis niñas llegaron a esa misma edad y yo vi que se quedaba atrás su inocencia, que llegaba la realidad de la vida, senti mucha, mucha pena, un abrazo y feliz semana

Cecilia Alameda Sol dijo...

El caso es que cuando se den cuenta de que no habitan en un mundo regido por las hadas buenas, sientan el apoyo de un padre, de una madre, de una persona que las ama y está dispuesta a luchar contra los duendes malos junto a ellas.

Gizela dijo...

Hola Pablo
Hermosa reflexión.
¿Se agrieta el edificio de los cuentos?
¿Pero sabes?
La grieta se repara
Lo importante es que tengan a su lado alguien que les prometa que en su alma siempre existirán los cuentos de mundos mágicos
El mundo es…
lo que quisiste escribir.
Pero hay algo que "eso" que omitiste en el texto, no puede dañar. Y ese algo es conservar el cuento y el final feliz en el alma, en el corazón.
Yo lo llamo fe.
Fe en el lado hermoso del ser humano, fe en el arcoíris, en el cariño, en la sinceridad.
Porque así como existen las pulsiones de la muerte como las llamó Freud, también existen las de la vida en nosotros, y en esas, las de la vida, es que apostamos cada día, y somos cada día más los que lo hacemos.
Tú lo haces, de otro modo, no pudieras escribir este texto, porque no te habrías dado cuenta.
Tú eres su parte del final feliz de su cuento de castillos y hadas
UN ABRAZO
Gizz

Pequeños Soles de Noe dijo...

Todos los días me lo pregunto cuando miro a los niños en la escuela. Y cuánto de cierto hay en la frase de Rousseau.
Que tengas una linda semana
Con cariño
Noe

amor y libertad dijo...

veo que escribes últimamente más lleno de sentimiento y de trascendencia, y me gusta ese toque poético e intimista que noto ahora en tus textos

Silvia_D dijo...

Bueno, vale, pero, tienen la suerte de tenerte a su lado, ese es ya mucho camino andado :)

Besos de madrugón, querido amigo

Juan Luis G. dijo...

Hola Corn,

Todo hemos pasado por eso y aquí estamos (...jodidos) ;-)

Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Seamos como niños:"vivamos sin ideologìa".
Hagamos un mundo donde prime la bondad, y no la inteligencia, o la inteligencia aplicada a la bondad, cosa harto difìcil.
Hoy por hoy, la inteligencia, para lo que màs se usa es para cargarse el planeta. Un desastre de mundo.....

Un abrazo para ti y tus hijas.

loose dijo...

Debemos ayudarlos a no sólo de aprender a conocer cómo es la realidad sino también de buscar explicaciones de las situaciones, fenómenos, de reflexionar sobre el mundo y el lugar que ocupan en él, de pensar mundos posibles( mejores o peores) e intentar transformar y mejorar el real.
Nuestro papel fundamental es guiarlos hasta el punto de partida en el que la madurez sea su mejor compañía y le guíe por el camino de la seguridad y la asertividad.

Un beso.

Alijodos dijo...

Bueno los niños cuando crecen dejar de ser niños para ser adultos y vivir su vida y ahi poco o nada se puede hacer...simplemente apoyarlos siempre...los mios tiene 5 años y disfruto cada dia que paso junto a ellos...esperando que lleguen esos momentos alguna vez...Un abrazo amigo.

Marinel dijo...

Los niños son muy listos, es cierto.Captan tod con una nitidez impresionante.
Lo peor,es que la impresión se va amoldando a ellos, y luego, al crecer...desaparece...
Nada impresiona ya tras ver tanto y tanto.O por lo menos, no como cuando comienzas a crecer y a entender.
Querámosles mucho, cuidémosles mucho,pero sabiendo que han de vivir la vida tal como es,y ell@s son los que habrán de recorrer su camino.
Nada fácil es esto,lo sé.
Bonita entrada.
Besos.