"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 14 de octubre de 2009

Pildora del dia después.

Hace ya algunos dias, diarios como El Pais se hacian eco de la noticia. La píldora post coital, tambien conocida como “píldora del dia después” ya se podía adquirir en las farmacias sin receta médica, tras concluir los trabajos para el cambio de estatus de este medicamento.

Parece que en la práctica es muy difícil encontrarla. Parece que muchos farmacéuticos se niegan a suministrarla, por motivo de objeción de conciencia, pretextando los mas peregrinos argumentos: “que no la han recibido”, que “se les ha agotado”, en fin, parece (y ya van tres) difícil conseguirla. Y el caso es que pueden ser sancionados con abultadas multas si se niegan injustificadamente a suministrar ese medicamento.

Ya expuse en mi anterior post “Los santos inocentes” mi opinión personal, contraria a la promulgación de la nueva ley del aborto, por los motivos allí expresados. Pero, reitero, es mi opinión, mi humilde opinión personal, y ni yo ni nadie puede pretender que todo el mundo piense como él. De modo que iré al grano. Aquí veo dos bienes juridicos en colisión:

Uno, el derecho de una chica a que se le suministre la píldora. Su producción, venta y distribución está autorizado por Ley, y como consumidora tiene todo el derecho del mundo a que la ley se cumpla y se le suministre el medicamento.

Otro, el derecho del farmacéutico a la objeción de conciencia, por entender que ese medicamento es una sustancia abortiva.

El problema es que estos dos bienes juridicos (derecho a la píldora y derecho a la objeción) son incompatibles, puesto que el respeto de uno implica la quiebra del otro en muchos casos, cuando no en la mayoría de ellos.

Esta claro que cada uno puede objetar; pero una mera objeción no puede suponer el palmario incumplimiento de la Ley, o usarse como excusa con dicha finalidad, y máxime tratandose de un servicio publico: una farmacia. El caso es que nunca he entendido muy bien la objeción de un farmacéutico a suministrar y vender un medicamento cuya distribución es plenamente legal (está regulada por Ley) por una sencilla razón: quien se toma la píldora es la chica que la compra, no ellos. Oiga, no se tome usted la pildora si no desea; pero no impida que quien tiene derecho a hacerlo, lo haga. Ellos se limitan a vender la píldora, no están interrumpiendo nada. No se si me explico, es como ese conocido mio que tiene una ferretería y que la otra mañana, "iocandi causa", me dice que se va a hacer objetor a fin de no vender cuchillos en su establecimiento, dado que con ellos se suelen cometer crímenes y homicidios.

Seamos serios. La Ley es la Ley. Y se podrá estar de acuerdo o no con ella, pero una vez promulgada es norma de obligado cumplimiento. Como mal menor –y esto solo es una cura de urgencia, a modo de rápida y apresurada sugerencia-, quizás podrían arbitrarse algunos mecanismos o fórmulas, como por ejemplo, dar publicidad en las farmacias objetoras acerca de las farmacias no objetoras, con indicación de su dirección y señas a fin de que las personas que precisen la píldora puedan acudir a dichos establecimientos; establecer un porcentaje minimo de Farmacias que las suministren, etc.

La polémica…está servida.

Saludos.

27 comentarios:

€_r_i_K dijo...

Odio las leyes de los hombres, todas sin excepción, cuando las hagan humanos, me tomaré un minuto más para digerirlas.....


Abrazos....

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Así como en tu otra entrada expresé mis diferencias de matiz con tu opinión, en esta estoy absoluta y radicalmente de acuerdo. No puede haber objeción de conciencia cuando se regenta una farmacia, que es un servicio público: que la traspasen.
Es una excelente perspectiva la que planteas. Un abrazo, amigo.

Juan Navarro dijo...

Añado un tercer derecho: el derecho a la salud. Item más: podríamos hacer un lista de 200 sustancias que venden normalmente los farmacéuticos, incluso sin receta, desde la aspirina a los sonníferos, que, en dosis adecuadas, pueden servir para el asesinato o el suicidio y, en consecuencia, para el aborto. Seguramente es una afirmación esperpéntica, pero es que nuestros son esperpénticos.
Un abrazo.

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Problema complicado, cuando dos posiciones se enfrentan. Efectivamente la Ley es Ley...
La conciencia, la moral, la ética, o lo que quieras es...
No me atrevería a juzgarlas a ninguna de las dos. Si hubiese de hacer una quiniela, pondría una X, un empate.
Un cordial saludo,
Luis

sinkuenta dijo...

A mí me da la impresión de que hay mucha gente que se cree que está por encima de los demás a los que consideran ignorantes e impuros. Ellos creen estar en posesión de la verdad y ¡claro! tienen que velar por nosotros, los impuros e infantiles, para que no cometamos errores. Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Ellos, los farmaceuticos deberían saber que no es abortiva...(que lo saben)... es más si está embarazada no provoca el aborto...

Deberían informar...y punto. Ellos no se toman la pastilla.

Lo que pasa amigo es que aquí hay mucha falacia, politiqueo y sectarismo... ¡ojo! hablamos de que se venda o no...y no de quien la compra y cómo se compra...eso daría para rios de tinta...

saludos

Alijodos dijo...

estoy conpletamente de acuerdo contigo y con tu exposicion de que la ley es la ley y prevale el derecho del que la quiere consumir...otra historia es que yo este de acuerdo con eso de estar dando la pildora adiestro y siniestro... Pero eso es harina de otro costal...Buen post querido amigo...un abrazo...

Ildefonso dijo...

Hola querido Cornelivs: En este tema, comparto plenamente tu opinión. Es difícil comprender que un señor que gana entorno a 150.000 Euros anuales (de media en una provincia como la de Jaén)pueda obrar así. Señores, seamos serios: libertad de establecimiento para las Farmacias y verán como cambia el tema, que son un servicio público. ¿Os imagináis ir a una Notaría y que el Sr. Notario se niegue a hacer una escritura de compraventa porque se trata de un local de alterne e invoca la objeción de conciencia? Fijaos hasta donde llega el fariseismo de los políticos que fabrican estas normas, que el pasado viernes una de mis hijas con 3 años tenía 39 de fiebre y en la Farmacia se negaron a darme un antipirético sin receta médica, sin embargo, si hubiera pedido la píldora del día después, quizás me la hubieran dado sin más. Señores, reflexionemos o esta sociedad se ca al carajo.
Abrazos.....

Juan Carlos Lozano dijo...

creo que más allá de todo argumento cada persona tiene derecho a administrar su propio cuerpo.... Me parece que objeciones, y otras yerbas son modos de intervenir en la intimidad de la persona desde afuera.... Creo que nadie tiene derecho a eso...

un todo de acuerdo
un abrazo
juank

María dijo...

Cada persona puede tener su punto de vista, pero creo que las Leyes están para algo, y que los Farmaceúticos no pueden negarse.

Un beso.

sedemiuqse dijo...

hay un refrán que dice "tetas y sopas no caben en la boca" por ejemplo como decir "no al tabaco" y tener un estanco....como poco.
Besos y amor
je

Oyana dijo...

Estoy de acuerdo en lo que dices. El que se toma la píldora no es el farmacéutico y cada uno puede hacer de su capa un sayo.Él debe vender sin objetar porque para eso tiene un establecimiento y una ley que le ampara a él, en la venta y al cliente, en la compra.
Pero, en otro orden de cosas, como mujer y como psicóloga, te puedo decir que un aborto siempre es traumático. A ninguna mujer le gusta abortar ni lo hace con alegría. Dicho esto ¿por qué no se centra el gobierno a su ministro/a correspondiente en formar e informar, abastecer o regalar métodos anticonceptivos? Los jóvenes de hoy no están más informados que los de ayer. Una chica de 16 años abortando sin que su familia lo sepa sufre mucho más que si se toma un anticonceptivo cada noche, o se pone un DIU y no se queda embarazada. No existe formación sobre planificación familiar, contracepción, sexualidad, etc. en las escuelas y en ningún sitio.
Se ha decidido "cortar por lo sano". Y no creo que sea lo mejor para la mujer.
Por lo demás, farmacéuticos y galenos, negándose a despachar píldoras o a practicar abortos son como tu amigo el de la ferretería.

salvadorpliego dijo...

Definitivamente, apruebo su venta… Ese es mi punto de vista. Un gusto leerte y un fuerte abrazo.

Gabiprog dijo...

¿nadie se hace objetor de las multinacionales farmaceuticas?

;)

Rita dijo...

En mi humilde opinión el farmaceutico no puede tener objeción de conciencia en este asunto. Es su trabajo y es la ley. Pero de que objecionmes se habla? es una pildora del día después, es que el día después también me van a decir que se mata a un ser? No, eso es demasiado, yo si tengo que elegir entre un aborto y una pildora a tiempo, obviamente me quedo con la pildora. Eduquemos a nuestros jovenes para que sepan utilizar el sexo con responsabilidad y así no habrá tanta pildora ni abortos. Un tema conflictivo amigo Cornelius, un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Muy de acuedo con el comentario de Rita.

Agrego que veo mas que cargo de conciencia un lindo negocio en el mercado negro, donde supongo valen más.
Además me pregunto quien tiene derecho a decirle a una mujer que tiene que hacer o no con su cuerpo.
Acaso no venden preservativos???
Es un mundo donde las leyes estan editadas por hombres en donde se ha tenido poco en cuenta los derechos de las mujeres.
Hay que educar desde niños a ambos sexos de sus derechos y OBLIGACIONES, del respeto por su sexo y del otro.
En lo que respeta a la mujer hacerla conciente de su valía para no ser utilizada a través de grandes publicidades para ser solo simbolo de placeres.
Días vendrán en que las feminas se den cuenta y la tonada será diferente.

Saludos

Neogeminis dijo...

Es muy preferible esta píldora a tener que recurrir más tarde a otros métodos mucho más objetables, aunque en mi opinión, el gran avance que esta píldora ofrece es como inmediato recurso ante un caso de violación. Se me ocurre que quien quiera tener sexo sin riesgo de embarazo recurrirá a otros métodos más habituales y que presentan menos cuestionamientos.

un abrazo.

Esther dijo...

Yo estoy contigo la ley tampoco me gusta.. pero bueno si ha salido la tienen que hacer cumplir. Siempre un farmacéutico que no esté de acuerdo con la pildora le queda el recurso que muy bien has dicho de " no me quedan" y no le van a decir nada.. Asi que me da que más de una vez lo usaran.. besos

Laura dijo...

La píldora del día después, no es una sustancia abortiva, es un método contraconceptivo, es decir no destruye nada que ya se está gestando, sino que impide su gestación, por eso tiene que utilizarse dentro de las 72h. en que se ha tenido el encuentro de riesgo.
Desde luego, tu exposición jurídica no puede estar mejor argumentada. Añado que para la venta o distribución de medicamentos en fase experimental, para eso no ponen ninguna objeción, la industria farmacéutica está corrompida, de pies a cabeza. Un abrazo. Laura

Gizela dijo...

Me adhiero al comentario de Oyana.
Ningún farmacéutico tiene derecho a negarse a vender la píldora.
Pero igual, me asusta y asombra, la poca información, la ninguna campaña, que debía ya tener meses en acción, en las escuelas, en la TV, y todos los medios posibles de información, a cerca de todo lo concerniente a esta nueva ley.
Desde el aborto, pasando por la píldora del día después, las necesarias "gomitas" anti sida y todo lo demás.
A veces cortar por lo sano, sin la debida asepsia,produce gangrenas mutiladoras.
El día que comenzó a venderse la píldora, diferentes canales de TV, en sus programas matutinos (que no ven los muy jóvenes) hicieron recorridos por diferentes farmacias.
El famoso instructivo prometido por el respectivo ministerio, que debió llegar a las farmacias, para ser entregado junto a la píldora, brillaba por su ausencia.En todas, a excepción, de una, que lo imprimió del la pagina web, del colegio de farmacéuticos.
Sí era tan difícil, ser efectivos en la distribución del mismo, con sólo ordenar a las farmacias de hacerlo por su cuenta, hubiese resultado mejor.
Ya sabes como siento y pienso al respecto.
Para mi la educación sexual,es vital para los jóvenes.
Y aun cuando un embarazo no deseado es terrible y castrador, un sida, especialmente en su nueva mutación, que se está riendo del triple cóctel, es igualmente castrador y mortal.
Soy mamá y gracias a Dios, mi mentalidad, no comulga con mi edad.
Mis hijos son testigos de esto.
Pero dos más dos son cuatro, sólo en matemáticas,no en la vida psicológica y social de nuestros jóvenes.
Y la "crisis" no puede y no es, excusa de que ya no estuviéramos empapados de campañas orientadoras.
Porque así, con la misma seguridad que tengo de mi nombre y de mis apellidos, tengo la seguridad que la mayoría de los artistas jóvenes y no tan jóvenes, se prestarían gratuitamente a colaborar en campañas orientadoras, mientras en las escuelas se organizaba una efectiva educación sexual para padres y alumnos.
Besos Cornelivs

Amig@mi@ dijo...

Pese a ser contraria al aborto, a la pildorita, a que se la suministren a niñas sin consentimiento de los padres, a que no se hagan públicos los estudios de sanidad en relación a su uso inadecuado...
Pese a todo esto, el farmaceutico, creo que debe venderla sin sentirse mal.
Buena exposición Corne.
Besos

genialsiempre dijo...

Yo recomiendo comprarla de 20 en 20, así una tiene para cuando surja la ocasión y se evita esta polémica.

José María

Markos dijo...

En este aspecto coincidimos, yo por otro tipo de ideas y tú por un ejercicio de ecuanimidad y de inteligencia descomunales. Tus argumentos son excelentes.
Un abrazo.

Jonaina A. dijo...

Sinceramente me parece estupendo que no la vendan como si se tratara de una aspirina!
Creo que no deberian poderla vender sin receta medica..
LO malo es que hay chicas, o mejor dicho, inconscientes, que la usan como si fuese un metodo anticonceptivo mas..y no! es una pastilla abortiva y por lo tanto no debe usarse mal...
Conozco a niñatas que las utilizan sin ton ni son..y eso no esta bien..todo por un calenton de una noche..donde esta ahi la madurez? o el saber hacer las cosas bien?
Por mi hasta que desaparezcan esas pastillas..solo las deberian poder recetar los medicos..
Vamos es que no tiene sentido..no pueden comprar tabaco pero si pueden abortar...menuda verguenza y que pocos valores....

Circe La Hechicera dijo...

Querido Cornelivs, es un tema polémico que has expuesto de una manera bastante clara. Voy a ser atrevida y a lo mejor voy a expresarme dentro del desconocimiento del marco jurídico de esa ley, así que lo hago bajo mi ignorante presunción, no veo la contraposición de 2 derechos,sino un derecho que nace de la Ley, y la violación de ese derecho ante el dilema del farmaceutico de no cumplirle su pretensión. EL derecho de objetarse a la venta, no es un derecho que nace de la Ley, sino de un asunto ético, que dificilmente podría regularse, así que no puedo darle la misma categoría a ambos derechos, porque uno nace bajo el imperio de la Ley y el otro bajo la conciencia. Sin embargo, estoy de acuerdo en la alternativa que planteas, pero se coloca a las expendedoras en un lugar bajo la lupa del dominio público. En este tema es dificil lograr el equilibrio. Muy pero muy interesante, tu punto de vista y el desarrollo del tema. Besazossssss!!!

Silvia dijo...

hola!sigo creyendo que en tu vida anterior seguramente has sido un excelente Romano especialista en leyes....
es perfecto el post...y tu explicación a lo Romano...
gracias por regalarnos un poco de tu inteligencia.
besotes.
silvia cloud

Mariluz dijo...

Me centro en la objeción de conciencia ¿vale?... considero que los farmacéuticos no pueden ni deben impedir la venta de un medicamento que está permitido por la ley. En el mismo caso debería verse los fármacos que provocan adicción ¿no?
No apruebo el aborto... tengo dudas sobre la pídora del día después, pero no seré yo quien juzgue a quien la compre o la venda.
Buena refexión, Cornelivs amigo, besos