"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 28 de noviembre de 2009

Singularidad

Los poderosos mueven bien sus hilos. Y este mundo globalizado se ha convertido en una aldea global.

¿Supone ello que nos dirigimos hacia un posible e inevitable fin de la preciosa
singularidad de cada individuo, que pasará a diluirse en la masa común, como un nuevo organismo colectivo?

Caligula ya deseó que los miles de personas que le gritaban tuvieran una sola garganta, para poder cercenarla de un solo tajo.

Siglos después, este sueño ha sido compartido por muchos políticos:
la singularidad de cada individuo les molesta, es un obstáculo para sus planes. Frio me da solo pensarlo.

Y mientras, el inconsciente colectivo -quizás involuntariamente- no se da cuenta de que está siguiendole el juego a esos poderosos viviendo y disfrutando en la mansión del hedonismo (¡pan y circo!) sin meditar demasiado, no sea que le duela la cabeza ó se le estropee el peinado.

Saludos.

29 comentarios:

Fernando Manero dijo...

"Pensar en lo local y actuar en lo global": he ahi el postulado que permite defender las identidades para valorizarlas en un contexto global que es ineludible. Es curioso comprobar cómo los rasgos de singularidad de muchas culturas, sociedades e individuos se han afianzado para evitar ser diluidos en un magma indiferenciado donde no se sabe quien es quien. Requiere lucha, conocimiento, esfuerzo y cooperación, pero es evidente que los rasgos distintivos pueden sobrevivir e incluso fortalecerse en un mundo globalizado. Tú mismo, campeón, eres una prueba fehaciente de ello. Un abrazo

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Mientras nos dejemos aborregar en todos los aspectos de la vida, como nos están aborregando, seremos los idiotas borregos sin ninguna identidad y singularidad propias...
Los poderes fácticos son muy hábiles en manipular los hilos adecuados y los borreguitos leeremos el "Marca", el "Mundo Deportivo" u otros similares, en lugar de intentar cultivarnos un poco...
Un cordial fin de semana,
Luis

Laura dijo...

¡Genial Fernando! Si por un solo momento pudiéramos conectar con la conciencia colectiva y actuar conforme a su dictado, estaríamos salvados. Tenemos que salir del ombligo sin olvidarnos cada día de limpiarlo e hidratarlo. Un abrazo Pablo.

severino el sordo dijo...

Buena reflexion,pero no ha hecho falta la globalizacion para perder la identidad como individuos,ya se encargan de pastorearnos debidamente desde el comienzo de la historia,debe de ser un rasgo de nuestra especie,saludos.

MAJECARMU dijo...

Los clásico nos enseñaron a conocer la mente y el espíritu,a aprender los principios y valores y a amar nuestra humanidad..

La clave para no perder la singularidad está en no olvidar nuestras raices culturales,cuidando la mente y el espíritu,equilibradamente.

Mi felicitación y mi abrazo,Cornelivs.
M.Jesús

salud equitativa dijo...

querido amigo CORNELIVS: distintas teorías describen el fin de los dinosaurios y abren un puente hacia nuestro hoy... las clase política en todo el planeta se caracteriza por contener dinosaurios, reptiles sin alma cuya única finalidad en la vida es depredar para servir luego de alimento a otros más fuertes, más rapaces, más llenos de grasa en sus neuronas, con instintos exacerbados y con una sola capacidad: matar, comer, volver a matar, volver a comer. Nadie ha estimado el fin de los días de la clase política... tampoco nadie ha previsto el fin de las empresas que se sustentan sobre la exclusión social creciente sosteniendo un mundo virtual que favorece a depredadores de las consciencias ajenas. No obstante ello, podría decirse hoy que el fin está cerca. No importa la fecha ni tampoco el momento. Observar las variables proporciona muchos elementos de reflexión para avistar las horas que siguen, el qué, su cómo, y esencialmente las consecuencias causales imparables. Siempre repito en mis clases, estamos padeciendo un tsunami que no se ve, pero el indicio es cierto, las aguas se han retirado a mucha distancia y el que regresen convertidas en una máquina de destruir es cuestión de segundos... no hay que permanecer en la playa, hay subir por encima de los tres mil metros porque debajo, lamentablemente no quedará nada, incluyendo a las avaricias y las angurrias del poder. El hombre aún no entiende que las individualidades y sólo ellas justifican la universalidad y ello no sólo son palabras sino un ángulo geométrico del sentido matemático de las circunstancias que hacen a la vida... Un abrazo andino. Víctor

Amig@mi@ dijo...

Simplemente dejar de pensar en MI, para pensar en VOSOTROS... ¿NO?
Si sólo la mitad de los políticos lo hicieran...
Un abrazo ;)

El Ente dijo...

Amigo... ellos son los que manejan el cuento... porque son EL LOBO..., EL PASTOR..., Y EL PERRO GUARDIAN... y no hay mejor manera de tener controlado al rebaño que infundirles MIEDO... para despues hacerles creer que es la voz del PASTOR la que les tranquiliza y el ladrido del PERRO GUARDIAN para que sientan esa falsa seguridad... en definitiva ellos nos crean una NECESIDAD... menos mal que aun hay algunos que nos damos cuenta de todo lo que nos rodea...

UN ABRAZO AMIGO

genialsiempre dijo...

Me temo que ya lo han conseguido al 99% y lo que resta, es una minoría que no alcanza ni a molestar.

José maría

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Querido Cornelivs: como sabes, reflexiono sobre esto en el blog. Una de mis próxima entradas aborda precisamente esto: la situación de lo individual en la globalización acutal. Uno de los equilibios más difíciles.

Ronini dijo...

esto me recuerda a george orwell y a la manipulación y al adoctrinamiento, asusta la individualidad y es rechazada e incluso cada día me doy cuenta que hasta parecemos uniformados por dentro y por fuera porque sin darnos cuenta todo cala.besos corne

Myr dijo...

Hay quienes me llaman excéntrica, aún no sé muy bien porqué... sólo se que soy como YO SOY.

Besos

Belkis dijo...

El valor de la singularidad no es más que una manifestación de esa condición tan marcada que distingue a todo ser humano en el universo de la creación: la inteligencia. No es posible el crecimiento si se construye una identidad social ligada a la dependencia. Tampoco el hombre es absolutamente independiente como acostumbra soñar. Su divisa es la interdependencia: nos hacemos en el Otro, y somos en el Otro. En un Otro siempre distinto, con todas sus diferencias a cuestas. Al igual que cada persona.
Un abrazo muy fuerte.

Isabel dijo...

Somos borreguitos, y cada vez se hace mayor el rebaño, y los "pastores" que nos guian, nos llevan al matadero. Un beso

Neogeminis dijo...

Entiendo que la globalidad tiene sus pro y sus contra, la masividad de los medios y la posibilidad de colonización cultural es cierta y peligrosa, creo que a la vez el individualismo de una cultura en la que se valora el "sálvese quien pueda" no se contrapone al peligro cierto de convertirnos en "masa" frente a los dictados del poder, pero, aún tengo confianza en el espíritu y la inteligencia humana, en el sentido solidario y el valor de la expresión creativa. Resumiendo: no creo que lo logren.


un abrazo!

sinkuenta dijo...

Por eso es tan importante educar a nuestros hijos en la libertad. Enseñarles a ser críticos de los postulados que se les enseñen y que sean capaces de ir elaborando en su vida su propio camino e individualidad. Un saludo

Isabel Huete dijo...

Qué miedo me dáis con tanto derrotismo! Los políticos quizá sólo persigan su propio fin (no creo que sea algo generalizado), los poderosos económicamente está claro que se guían por lo del "dinero llama al dinero", pero para mí los más peligrosos son los que crean opinión, los que la imparten tergiversada y, por ende, persiguen intereses espurios. El poder de los medios es al que yo más temo.
Aún así, todavía tengo confianza en el ser humano. ¿No nos estaremos volviendo un poco paranoicos?
Me sumo a las palabras de Fernando Manero.
Besitos desde la nocturnidad :)

Merche Pallarés dijo...

Muy interesante el debate que has instigado con este post. La opinión de FERNANDO MANERO, como siempre acertada y ecuánime. Aunque SALUD EQUITATIVA está en el polo opuesto pero tiene algo de razón (lo del tsunami). Pero el que me parece que ha dado en el clavo es GENIALSIEMPRE. Los individualistas somos minoría y aparte de quejarnos NO nos unimos para combatir esta lacra. Besotes revolucionarios, M.

Rita dijo...

Hola Cornelivs, me alegra volver y me alegra encontrarte aqui, siempre afrontando temas comprometidos, cierto, nosotros también nos dejamos globalizar y el que se salga de esto es un bicho raro, me gustaría seguir intentando ser un bicho raro hasta que me muera, un beso y feliz entrada de semana

Ana dijo...

La situación da miedo, es cierto, pero espero que no desaparezca nuestra singularidad.

Muchos besitos de domingo lluvioso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

La aldea global sigues estanfo llena de caciques... Los que comen todos los dñias, seguirán pisoteando al que menos tiene... Somos así de singulares... Como decía el anuncio de Aquarius: El ser humano es estraordinario (por los cojones...)


Saludos y un abrazo

Cornelivs dijo...

GRACIAS A TODOS/AS POR VUESTROS COMENTARIOS.

NO DESCARTO VOLVER A HACER ALGUNA ENTRADA SOBRE ESTE TEMA.

CORNELIVS OS QUIERE.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

la globalización es un hecho que nos supera...que no se puede parar....aún así debemos de resistir...no todo debe globalizarse.....

Antonio Aguilera dijo...

No tienen por què preocuparse los polìticos...., a muy pocos ciudadanos les da por pensar en lo verdaderamente importante: la masa es borreguil.
Mientras no le falte, como dices, pan y circo, la masa no molestarà.

Pena de mundo...manipulado

MariluzGH dijo...

Mayoritariamente ya somos masa sin identidad, hemos aceptado la uniformidad como estado normal en nuestra vida... Tenemos -o queremos)- las mismas viviendas, los mismos coches, los mismos lugares de vacaciones, los mismos resturantes y espacios de recreo... hasta el mismo número de hijos.
El ser singular ya no se lleva, somos producto de una globalización mal entendida y peor utilizada.

...magnífico texto para reflexionar un domingo tras el partido barça-madrid

besos amigo y buena semana

Abuela Ciber dijo...

Tu frase final estimado amigo es tan real que duele, realmente duele poruqe la realidad es tal cual lo mencionas.

Recibe mi afecto.

Juan Navarro dijo...

No hay conciencia colectiva si no la hay individual, ni voluntad colectiva sin individual. Ni entrega, ni esfuerzo, ni transformación,... Quien prescinda u olvide al individuo, olvida y prescinde del colectivo, aunque diga que lo hace en nombre de ese colectivo. Es la base de las dictaduras de cualquier signo, de Calígula a Stalin, Hitler o Franco.
No hay individuo sin colectivo ni colectivo sin individuo, ni es posible lo particular sin lo universal ni lo universal sin lo particular. Es una relación dialéctica indisoluble.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Siempre hay alguien q no esta contento con q cada quien sea lo q le viene en gana, es decir q cada persona somos diferentes y siempre hay algún individuo q se molesta por esto...

un beso!! :D

Silvia dijo...

hola !buen planteo....me alegra saber que apesar de todo lo que hacen....no logran matar los ideales...las luchas....el sentido solidario..
para que los malos triunfen solo hacen falta que los buenos no hagan nada.....
besotes.
silvia cloud