"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 24 de noviembre de 2009

El dia después

-¿Y después…?

-¿Que quieres decir?

-Muy fácil. Nacemos, crecemos, nos reproducimos, y luego envejecemos y morimos. Bien, después de esto, ¿Qué?

-¿Me estas preguntando si hay vida después de la muerte?

-No, pensaba que ese es el único dato cierto en la vida: que un buen día hemos de fallecer. Desnudos nacimos, y desnudos nos iremos.

-Es cierto; pero seguimos apegados al duro lastre de lo material, a la idea de atesorar, a la de enriquecernos, queremos ser inmensamente ricos. Y pienso que seria bueno recordar de vez en cuando que no somos dueños de nada, sino solo poseedores temporales de bienes materiales.

-¡Exactamente! Lo que has dicho me ha recordado una historia. Dos tribus de indios americanos discutían por una cuestión de lindes. Una alta montaña estaba entre ambas tribus, y cada una pretendía que era suya. Como el caso era difícil acudieron al consejo de ancianos de ambas tribus.

-¿Y que dijeron?

-“Generacion tras generación, nos hemos peleado por la propiedad de esa montaña. Padres, hijos y nietos han ido falleciendo, pero la montaña ha seguido ahí. Entonces ¿Quién es de quien? ¿La montaña es nuestra o nosotros somos de ella? ¿Poseemos nosotros la tierra o es ella la que nos posee a nosotros?

-¿Y que pasó después?

-Fueron inteligentes: no volvieron a pelearse por la montaña.

Saludos.

35 comentarios:

Ana dijo...

Como siempre, una reflexión muy acertada.

Muchos besitos.

RAMPY dijo...

Somos simples aves de paso, algunas de las cuales se vuelven codiciosas, pero al final, polvo eres y en polvo te convertirás.
Un rampyabrazo.

Alijodos dijo...

Pues si amigo:asi es. Somos nosotros lo que no perduramos en el tiempo y quizas esa montaña tampoco perdure un dia de estos...Pero comparto la idea original de lo que intentas plasmar...un abrazo...

Marinel dijo...

Tna profundo como siempre,Pablo.
De nada sirven bienes materiales,si no legamos el mayor bien que poseemos y que a veces ignoramos:el amor
Pasamos por la vida creando rivalidades,presionándonos todo el tiempo en busca de mejoría material,sin darnos cuenta de que la vida tiene un final para nosotros,que no para ella...
Felicitaciones.
Besos enormes.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La especie humana es muy extraña: tiene todo para ser feliz y trabaja por destruirlo.

Gabiprog dijo...

La palabra posesión puede esclavizar tanto al oyente como al que la escucha.

genialsiempre dijo...

Somo de la tieera, no tengo duda alguna, nosotros pasamos, ella permanece, puede alterarse, modificarse, pero permanece.

José María

Jan Puerta dijo...

Ojala nuestro pensamiento no sea tan efímero como ciertas acciones que vemos a nuestro alrededor.
Excelente planteamiento amigo.
Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Inteligente decisión, jaja y buena la reflexión.
Me recordaste el Peñón de Gibraltar ;)

Laura dijo...

Tenía razón el indio anciano, la tierra nos permite estar, dejando espacio para todos, nos respeta a todos... y nosotros la usamos mal, la destruimos y haciéndolo nos destruímos a nosotros mismo, no sé mañana que pasará pero hoy me quedo en el jardín, con la compañía de los animales, aquí encuentro la paz.

Jonaina A. dijo...

Cuanta razon...la pena es que muchos no se dan cuenta de ello...
De ahi a que se diga que el cementerio esta lleno de ricos! ;-)
Perdimos el instinto, la propia naturaleza...
Un besazo

Neogeminis dijo...

como siempre, las grandes respuestas son muy simples...aceptarlas es lo complicado.

un abrazo!

izara dijo...

Nunca encontraremos respuestas,si no queremos saber,somos parte de la tierra; pero actuamos como hijos antropófagos, que están devorando a su madre. Llegará el tiempo en que nos desherede y adopte otros que estén con ella acorde.
Aún podemos pedirle perdón, dentro de muy poco, ya será tarde.

Un abrazo, amigo.

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Pero nosotros si, seguimos peleándonos por la montaña que no es nuestra... seremos besugos!
Un cordial saludo,
Luis

izara dijo...

Saludos otra vez, Cornelvs; te dejo este enlace:

http://izaratiegui.blogspot.com/2009_02_01_archive.html

MAJECARMU dijo...

Cuando la mente y el corazón se ponen de acuerdo,mi querido amigo,(con respeto a tu excepticismo)dan lugar a posts tan bellos como el presente,que reflejan nuestra parte divina..!!

Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

sinkuenta dijo...

'Las cosas nos poseen a nosotros', ilustrativa manera de referirse a este tema, pues si lo miramos profundamente nos damos cuenta de que cuando nos apegamos a las riquezas, éstas guían todo nuestro proceder y el miedo a perderlas hace que ellas dirijan nuestros pasos. Gracias por la historia de la montaña. Un abrazo

Juan Navarro dijo...

Antes de nuestro nacimiento, la eternidad; tras nuestra muerte, la eternidad. Nuestra presencia es un mero accidente, un hecho excepcional, inaprecible para el universo. Nuestro trabajo, nuestra febril actividad por cambiarlo todo, no dejar títere con cabeza es empeño inútil y fatuo: el mundo seguirá aquí cuando nos hayamos ido e, incluso, puede suceder que consigamos nuestra propia desaparición como especie, aunque el mundo continuará igual sin nosotros.
Un abrazo.

yonky dijo...

una leccion de vida,simple y profunda a la vez

cordiales saludos

Ericarol dijo...

maravillosa reflexión.

saludos.!!!

Silvi (reikijai) dijo...

Nuestra vida no tiene sentido si nos apegamos a solo las costumbres o metas materiales....LA VIDA, es mucho mas...al igual que la muerte.
besitos. Silvi.

Abuela Ciber dijo...

Estupendo!!!
Como nos tienes acostumbrados, un placer regresar por acá.

Sabes siempre tenia presente eso de que no nos llevamos nada, pero fue fatal y lapidario, fallecida mi madre se me acercan y me entregan un sobrecito con un pequeño implante dental.
LLore pensando cuan cierto no nos llevamos nada...... asi que me acerque y le dije sabes mamita???? esto si te lo vas a llevar y se lo coloque entre las puntillas.


Cariños y buenos aires en esa moto, hace tiempo que no puedo conducir una, ahora hay esas de 4 ruedas, pero los hijos me miran con una cara cuando digo que me voy a comprar una, que bueno...desisto ja ja!!!

Fernando Manero dijo...

Tus textos, egregio amigo, invitan a pensar. Son inteligentes, provocativos, audaces, abren perspectivas y un sinfin de incógnitas. Pensar en el futuro es pensar en el presente, pero no todos entienden bien la lección de lo que significa la fugacidad de la vida y la conveniencia de dignificarla. Porque venimos desnudos, sí. Pero no nos vamos desnudos: nos llevamos con nosotros lo que hemos sido, lo que hemos legado, lo que nos mantiene vivos en la memoria de los demás. Un abrazo, campeón

Myr dijo...

Que bueno sería que nos reconectaramos con la Naturaleza y la veneráramos. Sería como volver a nuestras raices...

V dijo...

Y después nada.

No es tan difícil de asumir. No entiendo por qué a algunas personas les cuesta tanto, y menos, por qué otras tantas se empeñan en vivir pensando en después, y menos, en hoy.

Besos.

Carlos Alberto dijo...

Holaaa Querido CORNELIVS!

Cuanta razon llevas,, esta es la realidad asi somos y seguiremos me temo... una gran reflexion.

un fuertisimo abrazo amigo.

El Hippie Viejo dijo...

Preciosa, precisa y profunda reflexión estimado Cornelivs!
lo mas importante no se puede comprar con dinero.

Recibe un abrazo Grande desde Buenos Aires!

Adal

jordim dijo...

depués bufé para gusanos..

Isabel dijo...

Muy bueno querido amigo, es una reflexión que me hago muchas veces, ¿para que queremos tenerlo todo?. Se es mas feliz sin darle tanta importancia a lo material. Es bonito sentirse bien con uno mismo, por lo que nos rodea, y por lo que sentimos, no por lo que tenemos. Un beso

Jesús Garrido dijo...

Bueno, yo soy aquel que piensa que la energía no se destruye, se transforma, ni lo uno ni lo otro amigo, hay que esperar a ver lo que pasa...pero que sea tarde claro.

Mariluz dijo...

Bella reflexión amigo mío y profunda...
me gustaría saber transmitir mi seguridad de una vida tras la muerte; sin desdeñar las creencias distintas a las mías estoy convencida de que todos buscamos las mismas cosas, usando sendas distintas... la única verdad es que la montaña sigue estando ahí cuando nosotros nos vamos.

Besos y abrazos

Circe La Hechicera dijo...

Querido Cornelivs, hemos ido creciendo en una sociedad que nos implanta la necesidad de poseer bienes materiales y que eso nos da la libertad - o la esclavitud- de vivir en función a ello. Realmente es un dilema. Aunque se agote el tema, estamos en la dicotomía de que en nuestra razón impera el desapego a las cosas materiales, pero en la práctica es todo lo contrario y como tu magnificamente lo has ilustrado con esa divina parábola, quien posee a quien?. Al final de nuestra historia, resignamos muchas cosas en favor de acumular, y no son precisamente sentimientos, pero que a la hora de partir, no nos llevaremos nada, ni siquiera recuerdos. Genial reflexión, me ha fascinado. Besossss

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Nada nos llevamos cuando morimos así q de nada sirve pelear es mejor estar en paz y disfrutar lo q tenemos con los demás...
un beso!!

Belkis dijo...

Llegamos a este mundo desnudos y sin nada y asi mismo nos iremos, lo importante no son los bienes materiales que atesoremos en nuestro andar por la vida, sino cuanto amor hayamos compartido y cuanta riqueza interior hayamos atesorado. De ahí dependerá lo que hay el día después. Interesante.
Besos

Silvia dijo...

hola!profundo post...el mañana del más allá.....estamos de paso y debemos caminar livianos....
una vez más fue espectacular leerte.
besotes.
silvia cloud