"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 18 de diciembre de 2009

Conversaciones

Los Jueves leemos el Quijote.

Para el grupo de lectura del Quijote en La Acequia.

Eneste capitulo XXVIII vemos a un D. Quijote muy humano, sin encantamientos ni malandrines que valgan. Ante tanto arcabuz, ballesta y piedra volante, nuestro hidalgo, muy sensatamente “puso pies en polvorosa y, sin acordarse de Sancho ni del peligro en que le dejaba, se apartó tanto cuanto le pareció que bastaba para estar seguro”.

Un Quijote nada loco, sino realista, que lucha por su vida: ahí no hay caballerías que valgan. Parece que quiero ver a Alonso Quijano clarearse por debajo de la armadura de D. Quijote.

Y según el titulo del capitulo, esto no lo cuenta Cervantes, sino Cide Hamete Benengeli. Yo creo que todo todo forma parte de un plan tejido por la maravillosa mente de Cervantes, el cual aparentemente parece ser un simple traductor de Benengeli, pero no es asi. Es Cervantes el autor de todo. Y usa a Benengeli como un ”alter ego”, según sea el enfoque que le da al héroe, y se esconde detrás del moro cuando le conviene o cree necesario: parece que si hay que ensalzarlo, sinceramente y con nobleza, habla uno, y si es con ironía, socarronería, o si se trata de resaltar su humanidad como persona, débil e imperfecto, al fin y al cabo, habla el otro. Pero siempre se ve la figura de D. Miguel detrás de todo.

D. Quijote es inteligente: ante la previsible recriminación de su cobardia por parte de Sancho, se anticipa claramente, y le recrimina a su escudero su poca reflexión y precipitación, por haber rebuznado a los del rebuzno, lo cual no es sino “mentar la soga en casa del ahorcado”. Sancho, obvio, se defiende echándole en cara a su amo su cobardía, pues lo habia dejado solo, ante lo cual D. Quijote argumenta brillantemente, echando mano de una nueva prudencia que jamás habia tenido, diciendo que: “…la valentía que no se funda sobre la basa de la prudencia se llama temeridad, y las hazañas del temerario más se atribuyen a la buena fortuna que a su ánimo. Y, así, yo confieso que me he retirado, pero no huido”.

Pero bueno, ¿en qué quedamos? ¿Es este mismo hidalgo es el que se enfrentó a los leones hace poquito, y se excusó con D. Diego de Miranda diciendo que mas valía que lo tuviesen por “temerario” que no por “cobarde”?

¿De modo que ahora, Alonso Quijano, ahora si que percibes claramente la realidad, y no antes? Ay, que me parece a mí que este D. Quijote es más sabio de lo que podría imaginarse, no hace más que sorprendernos. Reitero que en muchas ocasiones me da la impresión (o al menos lo siento así), que D. Quijote no está loco, no, para nada: controla las situaciones, piensa y habla magistralmente; conoce y palpa la realidad mejor de lo que parece. Por algo será: quien no lo conozca, que lo compre.

A continuación se apartan del camino y se retiran a una alameda, Sancho se queja porque le duele el varapalo y D. Quijote se divierte un poco de Sancho, contestándole con una -para mí- hiriente obviedad adobada con algo de socarronería (“te duele todo lo que te alcanzó el palo”, y si "mas te cogiera, mas te doliera" le dice). ¿Le está pasando factura por lo de Dulcinea? como si le dijera: "te lo tienes merecido, por mentiroso". Esa actitud desata la cólera de Sancho Panza, que quiere dejar a D. Quijote y abandonar su oficio de escudero. Y no es la primera vez, que le pregunten al bachiller Sanson Carrasco que se ofreció para dicho cargo ante la primera renuncia de Sancho.

Sancho esta hartísimo. “Harto mejor haría yo en volverme a mi casa y a mi mujer y a mis hijos, y sustentarla y criarlos con lo que Dios fue servido de darme, y no andarme tras vuesa merced por caminos sin camino y por sendas y carreras que no las tienen, bebiendo mal y comiendo peor…”

Lógico. Pero D. Quijote aguanta bien el envite, primero le echa en cara su impertinencia (“que a trueco de que a vos no os duela nada, tendré yo por gusto el enfado que me dan vuestras impertinencias”) y acto seguido le dice que si quiere irse que se vaya en buena hora y que se cobre con los dineros suyos que tiene.

Pero al ajustar la cuenta la codicia le puede de nuevo a Sancho, pretende que lleva con D. Quijote ¡veinte años!, qué barbaridad, cuando las andanzas de Sierra Morena apenas duraron tres meses.

Pero D. Quijote gana la batalla, por supuesto que si, y además por goleada.

Veamos. El caballero andante, en un párrafo absolutamente delicioso, recurre a una típica estrategia: (“¡Pero hombre! Ahora te vas, ahora que ya casi eras gobernador?”) Le pone la zanahoria delante a Sancho, como se hace con un caballo, y éste vuelve a moder el anzuelo. Y lo insulta con una frase completamente memorable:

“…a trueco de verme sin tan mal escudero, holgaréme de quedarme pobre y sin blanca.”

Vuelve a llamarlo (¡extraordinario!) “prevaricador de las ordenanzas escuderiles de la andante caballería”, ya antes lo habia llamado “prevaricador del buen lenguaje”, no lo olvidemos, y termina destrozándolo:

“Asno eres, y asno has de ser, y en asno has de parar cuando se te acabe el curso de la vida, que para mí tengo que antes llegará ella a su último término que tú caigas y des en la cuenta de que eres bestia”.

Sancho quiere que se lo trague la tierra, le pide perdón, y suelta otro de sus refranes. Finalmente, D. Quijote remata brillantemente su faena:

Maravillárame yo, Sancho, si no mezclaras algún refrancico en tu coloquio. Ahora bien, yo te perdono, con que te enmiendes y con que no te muestres de aquí adelante tan amigo de tu interés, sino que procures ensanchar el corazón y te alientes y animes a esperar el cumplimiento de mis promesas, que, aunque se tarda, no se imposibilita.” Vuelve a ponerle delante la zanahoria.

Sancho, ya lo dijimos antes, muerde el anzuelo. No olvidemos que en la primera parte, Cervantes ya lo dijo de él: "maguer que tonto, era un poco codicioso el mancebo".

Maravillosos estos coloquios entre escudero y caballero, absolutamente geniales.

Saludos

25 comentarios:

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Yo creo q Cervantes tiene q estar muy celoso de tu forma de escribir a este tan su amado Quijote :P

Un beso grande!! :D

MA dijo...

Muy originales estas conversaciones .

Buen blog, me gusta tu blog desde este momento soy seguidora de el .
Un saludo de MA .

Jan Puerta dijo...

El dialogo me recuerda a un par de jugadores de póker. Uno que va de farol... Sancho y otro que también juega lo suyo sin buenas cartas... Don Quijote. Como siempre, gana el que mas presión aguanta.
Un gran capítulo donde hay mucho que leer.
Un abrazo

Ana dijo...

La verdad es que es muy original...

Muchos besitos.

sedemiuqse dijo...

Je vengo a desearte felices momentos.
Volví jajajjaja
Besos y amor
mucho
je

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ayyy Cornelius, qué gozada de pasajes del Quijote. Buena reflexión, bien escrita para disfrutar. A la postre ¿qué sería el hidalgo sin el rústico? Se dan la réplica, dos mundos contrapuestos en viaje y en ruta, aprenden, creo, el uno del otro. Contradictorio soñador (pero no tanto como se dice)a veces el héroe y el otro realista y quejica, la pareja perfecta, jajaja.

Que lo pases bien estas fiestas, lo mejor para 2010 te deseo desde el Quinto pino, bsito.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Bien vista toda la estrategia narrativa de Cervantes y el uso del diálogo en ella.
Saludos.

pancho dijo...

La relación entre amo y criado entra en crisis en este capítulo. El nivel de enfado de DQ sube al grado más alto de la novela. Sólo tiene que mentarle el gobierno de la ínsula para que toda la estrategia de Sancho se venga a bajo.

Muy razonable lo que dices del Alter Ego de Cervantes, de acuerdo contigo.

Excelente análisis con conclusiones ajustadas al texto.

Un abrazo, extensivo a los dos pájaros que veo ahí abajo. Qué buenos momentos nos hicieron pasar en su concierto conjunto. Sabina ha mejorado desde entonces.

mariajesusparadela dijo...

Muy interesante.

Abuela Ciber dijo...

Que ameno leerte.

Ojala intentes, luego de estas semanas de finalizacion de etapas, poder entre los blog que te visitamos comenzar a leer algun libro que tu propongas.

Fui al blog donde parte la iniciativa de leer El Quijote, pero ya estan muy adelantados y no corresponde, simplemente los leo y si da la ocasión comento.

Cariños y buen fin de semana!!!!!

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Un feliz y quijotesco fin de semana!
Cordiales saludos,
Luis

Caminante dijo...

AUTOBOMBO 2:
* diciembre 18, 2009. Pico Almanzor (2592m) J.O. Gredos: 1/5/2005
(Texto confeccionado -por mí- en su día y recuperado ahora. Las fotos son de Félix, Javier y Josele. Si las clicais... crecen. PAQUITA)

Son las siete cuando comenzamos a andar, vamos bien de tiempo. Los principios cuestan, al menos (...)

Porque no quiero que se te/os pase desapercibida mi crónica ... a mí me gusta. PAQUITA

Y... que disfrutes de estos días... de todos los días...

marbu dijo...

Estupendo relato...y el plan del autor utilizando un "álter-ego" según le venga en gana, muy bueno.
Un beso

Ana dijo...

¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨) ¸.•´¸.•*´¨)
(¸.•´ (¸.•` * ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
........|___|...TE DESEO
........|000|...FELIZ NAVIDAD
........|000|...LLENA DE LUZ Y AMOR
........|000|...Y PROSPERIDAD
........|000|... FELIZ AÑO NUEVO 2010
.........\00/.... Q ESTE AÑO SEA CARGADO
..........\0/..... DE BUENAS VIBRACIONES Y BUENOS DESEOS
...........||...... PARA TODOS, SON LOS SINCEROS DESEOS
...........||...... DE ANA
...........||......
.........._||_....FELI... FIESTAS!!!
♥¸.•*¨)¸.•*¨)
(¸.•´♥♥.¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨) ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)★¡¡¡Feliz Navidad!!!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Amigo Cornelivs...no detecte tu entrada por que no la has etiquetado...

A propósito de ella, a mi me da que entre locura y lucidez, de este nuestro protagonista no hay mucha distancia...porque su tacañería y su "huida"...de locura no tiene nada...un abrazo

laMar dijo...

Se acercan muy días complicados para mi, no por nada, si no por exceso de trabajo, así es que por si acaso no me da tiempo quiero desearte lo mejor para ti y los tuyos, ¡Felices Fiestas!
Un abrazo enorme

Isabel Huete dijo...

Yo no sigo el Quijote porque nunca me ha gustado, aunque resulte políticamente incorrecta, pero me paso para saludarte y darte un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo, llevaba ya unos días sin pasarme por esta tu casa... Quiero deserate unas felices fiestas.


Saludos y un abrazo enorme.

MA dijo...

Hola amigo virtual, desde tu blog paso a desearte Feliz Navidad y un prospero año 2.010 cargado de paz amor ,y prosperidad a ti y a todos tus visitantes , comentaristas y seguidores de tu querido blog . Gracias por tu comentario ,Y por ser seguidor del blog de MA .

Feliz Navidad Y y feliz 2.010 te desea que pases con todos tus seres queridos .

Isabel Romana dijo...

El Quijote es una obra maestra de la que nunca dejamos de aprender... Querido amigo, quería decirte que ayer me dejaste un comentario en una entrada sobre la entrevista que mi hicieron en la radio-blog Luz de Gas. Se me desconfiguró la página y no tuve más remedio que eliminar la entrada, así que se borró también tu comentario. Ahora he vuelto a ponerla (espero que no vuelva a ocurrir nada raro), pero claro, el comentario está perdido. Voy a tratar de ponerlo desde mi correo. Besos, querido amigo.

Paco Cuesta dijo...

Muy buena reflexión, el loco ya ne es tan loco y utiliza las estrategias necesarias para conseguir su objetivo y caminar acompañado.
Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

LLueve...
Un abrazo con olor a tierra mojada...
;)

Rita dijo...

Hola amigo Cornelivs, paso rapidito a saludar, uffffff estas fiestas me van a matar, un beso

Myr dijo...

Si, como bien lo marcas, un capítulo impactante por la fuerza de sus diálogos!

Y perdona la demora en venir, es que llegué a lomo de camello, ¿vió?

Besos

Abejita de la Vega dijo...

Yo también me pregunto: ¿Dónde está aquel don Quijote que se enfrentaba a los gigantes?
¿Qué ha pasado con nuestro héroe?
Este Benengeli nos lo ha descafeinado.
Veo, amigo Cornelivs, que te ha contagiado el mismo virus que a mí. Le damos a la tecla que es un gusto.Bueno, tú desde pequeñito.

Un abrazo