"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 3 de diciembre de 2009

¿Por qué?

Cuando llegue mi última hora

antes de partir de aquí

quiero quitarle la careta

Y verle su cara.

Y aunque lo tengo asumido,

-no nos queda otra opción-,

no quisiera irme para allá

sin llevarme antes el regalado gusto

de que me lo explique.

¿Por qué?

¿Por qué todos sin excepción

firmamos nuestra capitulación al nacer?

¿Por qué se lo lleva todo?

¿Por qué no nos deja nada?

¿Y por qué de nosotros mismos no queda nada?

¿Por qué?

¿Por qué todo sucumbe ante su paso?

¿Por qué se lleva lo que más amamos?

¿Por qué, al final,

Tanto el rico como el pobre

El erudito como el ignorante

y quien ha amado como quien no lo ha hecho

comparten el mismo destino?

¿Por qué?


Saludos.

26 comentarios:

loose dijo...

Es algo inevitable, amigo... Es el ciclo de la vida.
Yo prefiero no hacerme preguntas aunque a veces, mis pensamientos me juegan malas pasadas.

Besitos.

María dijo...

¿Por qué? eso me pregunto yo tantas veces de tantas cosas...

Un beso.

MAJECARMU dijo...

Ojalá al final del camino obtengamos la respuesta..!

Nos lo merecemos sobradamente.

Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

El Ente dijo...

Porque somos hojas con las horas contadas esperando que un día cualquiera llegue el otoño que acabe con nosotros en el suelo y el viento se encargará de hacernos volar... todas las hojas caeran algun día o se secarán

UN ABRAZO AMIGO

Ana dijo...

Es inevitable como dice Loose, pero en cierto modo está bien que seamos todos iguales...

Muchos besitos.

Juan Navarro dijo...

¿Quizá porque lo único eterno es el tiempo? ¿Quizá porque lo único excepcional es este tiempo que llamamos vida? Antes de nosotros,la eternidad; después, la eternidad. Nuestra presencia no deja de ser un acto de soberbia.

Abuela Ciber dijo...

Para que haya lugar para otros.

Cariños

Silvi (reikijai) dijo...

Mi Querido Amigo ...Ante la muerte tenemos un único deber;aceptarla y afirmar así,La Vida.Sin muerte seríamos como piedras del camino sin consciencia de estar vivos.Ella,nos hace ser lo que somos SERES HUMANOS, nos regala el espíritu que nos hace únicos e irrepetibles.Un abrazo muy...muy fuerte.Besitos.Silvi.

Mª Antonia dijo...

Querido Cornelivs:
La muerte es lo único que equilibra la balanza desigual de la vida. Como tú dices, los ricos y los pobres, los sabios y los ignorantes... Al final todos terminamos en polvo y ¡menos mal! porque sería una locura vivir siempre los mismos, arrugados, torpes, ciegos y dependientes ... y muy aburrido, lógicamente.
¿Por qué? porque somos nada en la inmensidad cósmica. Nada.
Somos un punto de luz en la eterna noche que surge, brilla y desaparece en las tinieblas universales, sin dejar rastro... pero nos creemos tan importantes, tan inteligentes, tan inmensos en nuestra absoluta insignificancia.

Yo procuro no cuestionar demasiado determinadas cosas para mantener cierto equilibrio interior, sobre todo cuando inexplicable e injustamente mueren los que, por naturaleza, no deben morir a edades tempranas, mientras el mundo se pudre de gente añeja, de fanáticos, de terroristas, de ambiciosos, de ricos, de egoístas, de hipócritas... ¡Malditos sean!
(Perdona. He vuelto a pensar en "voz alta").

Un abrazo fuerte.

genialsiempre dijo...

Bueno, no se puede decir que no estamos avisados, así que, ¿para qué preguntar el porqué si no nos va a servir de nada y además sabemos que nadie va a aresponder?

José María

Merche Pallarés dijo...

¡Vete tu a saber! Aunque yo, como siempre he sido y sigo siendo, muy curiosa, estoy deseando irme p'al otro barrio para ver que hay. Besotes llenos de vida, por ahora, M.

Marinel dijo...

Supongo que comprendes que son interrogantes sin respuesta,¿verdad?
Que probablemente,por no decir con absoluta seguridad,no sea hasta ese momento cuando al fin comprendamos,demos respuesta a esas preguntas que nos corroen...
Y si lo pienso friamente,dime que opinas tú, es la parte de la vida, más justa y equitativa:
Todos somos iguales sin mediciones de ningún tipo.
Aquí, en este punto inevitable de nuestra existencia, ni el dinero vale nada...
Un día colgaré un escrito sobre esto que hice hace tiempo.
Besos enormes,querido amigo.

Alijodos dijo...

por que es ley de vida amigo lo unico que iguala a ricos y pobres como ya en su dia escribiera Jorge manrique en sus famosas coplas...un abrazo...

Amig@mi@ dijo...

Pues yo creo que es justo, estaría bueno que también hubiera clases en el más allá...
Un abrazo amigo ;)

Laura dijo...

La única certeza de la vida es que tiene fin, por lo tanto el objetivo final es la muerte y yo me pregunto si esto es lo único cierto y seguro que tenemos, ¿porqué nos empeñamos en vivir de espaldas a la única realidad por la que todos pasaremos?.
No nos llavaremos al mas allá nada, por lo tánto repartamos, y vivamos el presente de forma auténtica, con pasión, como si fuera nuestro último día. Un abrazo

oliver sotos gonzález dijo...

El "por qué". Creo que esa fue la pregunta por la que nuestro mundo dejó de mirar para adentro y quiso buscar relaciones externas. Buscar orígenes, y por lo tanto destinos. Cuando al final el origen y el destino son puntos que no tienen fundamento, ya que están basados en un inexistente tiempo. A mí me gusta más el còmo. Se observa (y no se mira) el camino preguntándonos cómo.

Chencho dijo...

No hay respuestas.
¿Por que pensamos? ¿Para que pensamos?
¿Quizás el pensamiento pueda con el miedo a la muerte o , mejor dicho, a darle sentido de nuestra existencia?
Lo siento Cornelius, yo solo puedo aumentar las preguntas y también me gustaría que antes de morir viera la LUZ o la Verdad,con mayúsculas.
Gracias por compartir tus preguntas y deseos.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Pablo, precisamente, la muerte nos iguala, estoy casi seguro que no nos quedara nada, o tal vez quede el recuerdo...precisamente el recuerdo de todo lo que te ha pasado o hecho.
Creo, que la muerte regala a los que quedan el recuerdo, tambien y a su vez continuara hasta el fin de los tiempos.
cierto y desgraciadamente lo es, lo que muere antes de tiempo o asi lo paraceria, en el fondo, muy al fondo, pienso que tal vez el destino de este minusculo planeta sea, en buena parte...La auto-destruccion.
- Si dices no llegas...de puntillas alcanzamos....-
Saludos muy cordiales.
Jesus

Isabel Huete dijo...

Lo que siempre me he preguntado es cómo afrontaríamos la vida si supiésemos que no nos moriremos nunca. No sé por qué tengo la impresión de que seríamos aún peores de lo que ahora somos capaces de ser. Creo que nos acomodaríamos sin luchar, nos aburriríamos, no tendríamos sueños, el amor sería circunstancial... No sé, quizá saber que nos vamos a morir nos da vida. Curioso.
Besazos, Corneliutus.

Fernando Manero dijo...

Mi admirado Cornelivs, triunfador en mil batallas a cual más desafiante, no pienses que el paso del tiempo trata a todos por igual. El tiempo, como el espacio, ocupan nuestras vidas y las encuadran sin que podamos evitarlo. Pero, joder, la vida es nuestra, nuestro el talento para afrontarla, nuestra la inteligencia para hacer el bien, crear y dejar huella. El tiempo pasa inexorablemente, pero la memoria queda y sobrevive al paso del tiempo y a nosotros mismos con él. Echa la vista atrás, haz balance, realiza un inventario de lo que has hecho, contempla con perspectiva lo que vas a hacer y hazlo. Y ya verás como la sensación del paso del tiempo queda relegada a un segundo plano y eclipsada por la sensación de que lo que has hecho y vas a hacer con tu vida dejará impronta capaz de vencer a las manillas del reloj. Campeón, el tiempo es tuyo, y no a la inversa, coño

Miguel Ángel dijo...

Cornelius, he estado tentado de responderte, no desde aquí como comentarista, sino en mi blog, para ni implicarte ni complicarme.

Sin embargo me decido por comentarte.

Ignoro a quién diriges la pregunta o las preguntas. Y es algo que deberías tener claro. De lo contrario carecería de sentido hacerla/hacerlas. Porque intuyo que más que respuestas, buscas un interlocutor.

No tengo ahora humor para buscarlo, pero en este blog lo has dejado caer o lo has tratado ya anteriormente. Y en la muchedumbre de comentaristas que tienes, todos y cada uno te ha ido dando pistas y pautas, y algunos con mucha profundidad.

En cierta ocasión me respondiste que tenías distinta situación en la vida que yo; vale.

Yo sí sé a quién dirigir esa o esas preguntas, pero no se me ocurre hacerlo, porque para mí carece de importancia y, por otra parte, no tendría ningún derecho.

Hablamos de derechos, porque estamos en un estado de derecho, y desde ahí tendemos a imaginar todo un entramado mental que luego deriva en una organización social. Tú, como buen ciudadano romano, está aposentado en el Derecho Romano, que sobre todo está centrado en el derecho de propiedad. “Derecho a la vida”, porque es algo que tengo y ejerzo con autonomía. Por esa vía, no creo que llegáramos muy lejos.

Yo tengo un “lugar” que me ha sido dado, puro regalo. Si preguntara por qué a mí se me da, y luego se me quita, la respuesta obvia sería, es un regalo, nada has hecho para tenerlo, nada puedes hacer para mantenerlo. Algunos sacarían de aquí la conclusión de que somos marionetas en manos de alguien implacable, imprevisible y caprichoso, o sea, no pintamos nada. O también que la evolución, en su ciego discurrir, nos ha sacado a flote desde instancias inferiores y luego, ante nuestra incapacidad para supervivir, simplemente nos deja en la cuneta como especie no perdurable. Las mismas cucarachas saben hacerlo mejor que los humanos.

Pero es que en realidad todo se me da, y nada se me quita. Ese es el meollo del asunto. De ser “nada” puedo llegar (ciertamente llegaré) a ser “todo”.

Hay alguien que teje esta urdimbre, y sólo nos pide que le correspondamos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

¿porque esto no hay quien lo aguante mucho tiempo?

Solo merece la pena por los buenos momentos...que son tan pocos....

Saludos

Cornelivs dijo...

GRACIAS A TODOS, QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS.

ES UN HONOR PARA MI CONTAR CON VUESTRA AMISTAD Y CON VUESTRO TIEMPO.

ME CONSIDERO MUY AFORTUNADO.

CORNELIVS OS QUIERE.

Belkis dijo...

Porqué???? hay tantos porqués Cornelivs cuyas respuestas no nos solucionarían nada. Creo que es preferible vivir la vida lo mejor posible y lo más acorde con nuestros principios y no pensar en el después. Ya nos enteraremos cuando llegue el momento. Un abrazo cariñoso amigo.

MariluzGH dijo...

No me preocupa tener respuesta al final de todo, amigo. Del mismo modo que no me pregunto... ya vivo de prestado desde hace muchos años... lo único que me sigue resultando atractivo es no saber "ni el día ni la hora" :)
un abrazo, querido Cornelivs

Silvia dijo...

hola!no te imaginas como comparto estas dudas...y no encuentro repuestas...
buen post...un placer visitarte.
besotes.
silvia cloud