"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 19 de marzo de 2009

Monstruos

Quizás hoy podamos por fin conocer el veredicto final contra un auténtico monstruo, Josef Fritzl, conocido como el "monstruo de Ambstetten".

Esta es la noticia.

Sigo sin comprender estas cosas, y ojalá nunca las comprenda nadie.

Hoy cuelgo aquí esta viñeta, de Jesus Cobo (Diario Jaén).

Fuente: Diario Jaén (haced click)

Saludos.

martes, 17 de marzo de 2009

Viaje en el tiempo (3ª Parte)

(1ª Parte)

Sucedió anoche. Hora: 1,50 aproximadas. No podía dormir. Me levanté, me tumbé en el sofá de mi salón, prendí un cigarrillo, y volví a encontrarme con aquel niño, que de nuevo estaba triste, como siempre. Lo vi sentado otra vez en aquella piedra, con las manos en la cabeza, solitario. Me acerqué a él y le cogí la cara: una infinita tristeza se derramaba por sus ojos, y como siempre, lloraba sin derramar lágrimas.

Me senté a su lado y comprendí algo importante: el no podía ponerse a mi nivel, pero yo si podía ponerme al suyo. Y entendí mi error: hasta entonces siempre que el lloraba yo me paralizaba, sentía pánico: era superior a mí el miedo a no saber consolarlo, a no saber ayudarlo, a no saber cómo hacerlo comprender. Esa preocupación me paralizaba, yo deseaba siempre de todo corazón ayudarlo, pero no sabía como hacerlo. Pero anoche sentí la chispa de inspiración necesaria como para penetrar en su alma, y con palabras sencillas y adecuadas para su edad, hacerle comprender por primera vez muchas cosas.

El apreció enormemente el hecho de que hablara con él más de lo acostumbrado; anoche tenía ganas de sostener una larga conversación con él. Y así fue. Su mente de niño pequeño siempre esperaba y sigue esperando el abrazo que nunca llegó. Me expuso abiertamente su dolor y sus quejas, dejé que hablara y que me explicara. Y le hice comprender, por fin, que aquella persona no le pudo dar lo que tampoco le dieron; intenté hacerle entender la causa última de todo, y creo que lo conseguí.

Inicialmente una ligera sonrisa asomó por su rostro, pero volvió a mirarme desconfiado; pensaba que yo me iría. Pero no, me quedé allí y seguí hablando con él. Y de pronto, cuando quise darme cuenta, un llanto súblime y fino inundó su rostro: le alce de nuevo la mirada y lloraba, con un llanto en el cual había mucha pena reconcentrada, pero mucha dulzura al mismo tiempo, enormes lagrimas, por fin, corrian abundantemente por sus mejillas.

Y si, pude abrazarlo en el tiempo a pesar de los 30 años que nos separan. Si. Lo abracé y asi me quedé un largo rato con él. Pero cuando quise darme cuenta, yo también tenia mis ojos inundados en lagrimas: también Cornelivs había aprendido a llorar.

Tras ese llanto me miró: era la primera vez que sonreía. Habia comprendido. Se sentía mejor. Y
yo también.

Para ti, Myr.

Saludos.

domingo, 15 de marzo de 2009

Sobre estrés, trabajo y premios.

Nuestros amigos Rampy, Susana Vera-Cruz y Alijodos me han concedido esta semana otros tres premios más, que no merezco pero que agradezco de todisimo corazón, y que prometo colgar debidamente a la mayor brevedad posible. No lo olvido. Gracias queridos amigos por vuestro afecto y vuestro cariño.

Como veréis, hoy voy en plan "supersónico". El trabajo me tiene agobiado, este fin de semana he tenido que trabajar (y de lo lindo), pues tengo faena acumulada, fijaros como estaré que ni he podido sacar a "Linda", y eso es grave; y la semana que viene va a ser terrorífica. Desde el viernes no puedo visitar vuestros blogs, ni comentaros, ni contestaros a los comentarios que me hicisteis en mi ultima entrada, la del viernes, en la que colgué la poesia de Gottfried August Burger.Y me apena profundamente, porque ese ratito que estoy con vosotros por las noches, despues de la cena, para mi es un autentico bálsamo, por muchas razones, pero fundamentalmente porque me siento acompañado con vosotros, percibo vuestro calor y vuestra amistad y eso me emociona y me hace feliz; pero mi profesión tiene esas cosas: ¡...ahora estoy hasta arriba!

Os pido a todos, por favor, que me disculpéis. No tengo tiempo para nada.

Por ello, esta semana apenas voy a tener tiempo para actualizar y para visitaros y comentaros. Prometo volver lo antes posible. Gracias por vuestra comprensión.

Cornelivs os quiere...!

PD. ACTUALIZACIÓN A MARTES 17/03/2008. 10.12 A.M. Muy brevemente, para reseñar que nuestra amiga Angeles me concede un cuarto premio: el "blog palabras sabias". Gracias querida amiga, un enorme abrazo...!