"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 17 de marzo de 2010

¿Libertad? de expresión.

Cuando era pequeño me importaba más lo que se decía que la categoría de la persona que lo decía. Me explico: mi mente analizaba y estudiaba lo que se decía, independientemente de la categoría social, humana o política de quien hablara, y si lo veía correcto le daba la razón, no haciéndolo en caso contrario.

A veces dábase el caso de que una persona humilde decía lo que sentía y yo estaba de acuerdo; y también me encontraba a veces con el caso del rico poderoso que, hablando disparates, encontraba siempre a su corte de fieles aduladores que, cual coro de gallinas cluecas, aplaudían estúpidamente sus “presuntas” gracias, o cualquier cosa que dijera.

Me acuerdo del caso de aquel ricachón, huérfano de educación y de buenas maneras, que solo por ser rico pensaba que era de otra materia distinta a la nuestra. Recuerdo perfectamente la escena, yo tenía unos quince años aproximados, debía de estar cursando 1º de BUP o así: hablando un día de política con los míos mostraba su malestar porque su voto valía lo mismo que el de un parado.

-¡Como va a valer lo mismo mi voto, el mio, que el de un parado! ¡Esto es injusto!

-Porque todos son iguales, eso es la grandeza de la democracia –tercié yo-.

-Callate, niño, que esto son cosas de mayores –me dijeron los mios, y me fulminaron con la mirada.

Obedecí y guardé silencio. Pero es que aquello me rebelaba. Pensaba: ¡pero si solo es un idiota con dinero!.

Y es que con el tiempo aprendes o, mejor, te “fuerzan” a aprender a darle la razón, no a quien la tiene, sino a quien la merece o a quien conviene dársela. Oscuros juegos, absurdos juegos, estúpidos juegos, inútiles juegos, que no hacen mas que esconder la verdad y taparla debajo de la mesa: como si la verdad, como si la luz pudiera contenerse. ¡Que estupidez!

La libertad es una conquista más difícil de lo que parece. ¿Libertad de expresión? Bendito aquel, lo repito por si alguien no lo entiende, bendito aquel que puede decir siempre lo que siente en cada momento. Porque, ¿verdaderamente somos libres? ¿Esta sociedad nos deja ser libres para decir lo que sentimos? ¿O más bien vivimos en una sociedad que nos obliga a decir “que borrachera tiene el cabrón”, si eres pobre, o “que malito está el señor”, si eras rico? ¡Cuando nos liberaremos de los absurdos prejuicios! O como sucedía con el famoso cuento de Andersen, “El traje nuevo del emperador”, nadie tenia agallas para decir la verdad, y al final tuvo que ser ¡un niño! -benditos niños- quien se atrevió a decir la verdad: “¡Pero si no lleva nada puesto!”

Y luego cometemos otro error: analizamos antes a la persona que a la idea, es decir, a quien dice algo que a lo que dice. Tenemos ese vicio, ese defecto, que le vamos a hacer; y la tragedia es que miles de buenas ideas (y a veces luminosas ideas) han sido sepultadas en el abismo de lo ignorado porque la sociedad ha juzgado más al autor de la idea -o su vida personal- que a la propia idea misma. Que pena. Que ceguera mas espantosa: se nos olvida que nadie es perfecto y que cualquiera tiene derecho a tener una buena idea.

En fin, así va el mundo.

39 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

por eso mismo me gusta la web 2.0 en la que se igualan todas las opiniones

Pedro dijo...

Pues sí, amigo Cornelivs, así somos los seres humanos y así nos va. La hipocresía siempre por delante, la apariencia por encima de lo real... una mierda, vamos.
Al menos nosotros somos conscientes, y alguna que otra vez podremos desenmascarar al impostor del emperador, digo yo. Si no, mejor meter la cabeza en un agujero.

Un abrazo.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Pasando a saludarte y a leer tus pensamiento en voz alta, que bien sabes comparto en su mayoría.
Y así es una opinión o idea vale dependiendo de quién sale, es una pena pero así nos lo han hecho creer.

Un abrazo amigo

Noe

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola: Pues felicito a aquel niño, que fuiste.
Que supo valorar al ser de la persona, mas que al tener.

En esta sociedad y desde que el mundo es mundo hay una serie de "fantasmas", que se creen superior a otros sólo porque tienen "pasta".

La libertad de expresión es un Derecho, siempre que se utilice con respeto.

Esta es mi modesta opinión. Un abrazo, Montserrat

Abejita de la Vega dijo...

Manos besa el hombre que desearía ver cortadas, decía mi abuelo.

¡Cuántas veces nos callamos porque no conviene !
Si pudiéramos ser siempre el niño del traje del emperador. Pero no podemos.
¡Bien por el joven Cornelivs!

Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Buenisimo, lo de la libertad y... lo de los derechos de tener ideas y futuro a aquellos que no nacen en cuna dorada.

Me agrado lo que has compartido y claro.... como comentas con los años aprendemos.

Realmente aprendemos????

Cariños

mariajesusparadela dijo...

Hay personas que, independientemente de su cuna, no han tenido, tienen ni tendrán en su vida una buena idea.

María dijo...

La libertad de expresión es un derecho constitucional y nadie puede censurarnos.

Antes, en los tiempos de Franco, no era así, nadie podía hablar ni decir lo que pensaba.

Un beso.

Asun dijo...

Nuestra generación es de las que han enseñado a callar según las conveniencias. Afortunadamente algunos no hemos dado cuenta de que eso no tiene por qué ser así y no debe ser así, porque coarta nuestra libertad,lo que pasa que romper con esos aprendizajes tan arraigados cuesta. En ello estamos, y mientras seamos conscientes de ello podremos ir poco a poco cambiando.

Un beso

Rita dijo...

Cierto amigo, cuanto nos cuesta decir "el rey está desnudo", y cuanto nos cuesta a veces practicar nuestro derecho a la libertad de expresión con personas que no reconocen más que la suya, por eso, porque son engreídos y se sienten poderosos
Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Somos humanos, Cornelivs, simple y llanamente, con defectos y virtudes de lo más subjetivo...
Un abrazo

Campurriana dijo...

Es evidente lo que dices, Cornelivs, y lo digo ya al comenzar mi comentario porque quiero ser sincera contigo y con todos vosotros.

Yo diría, aun a costa de que me tachen de lo que no soy, que no todos los votos valen lo mismo. Eso es algo que no queda políticamente correcto en una conversación pero a la vista de todo lo que observo a mi alrededor creo que, efectivamente, no todos los votos valen lo mismo.

Hay personas formadas, coherentes, prácticas, que toman decisiones acertadas (y a veces desacertadas también) independientemente de la clase social, del sexo, de la edad...otras, sin embargo, son fácilmente manipulables y utilizadas al antojo de unos cuantos. Parto de la base de que desgraciadamente no tenemos las opciones que desearíamos pero dentro del ramillete que se nos presenta, existen multitud de formas de actuar en la vida...

Myr dijo...

Somo libres de expresar lo que sentimos siempre y cuando haya respeto por el otro, porque mi libertad, termina dónde empeiza la tuya, vistas de smoking o arpillera.

mateosantamarta dijo...

La Libertad de Expresión es una conquista que se ha recogido en nuestra Constitución como un derecho, pero todo se deteriora con la falta de uso o el uso incorrecto. Mantenerla es ejercitarla contra viento y marea.
Comparto tu rechazo al peloteo y la hipocresía oportunista. Un abrazo.

marbu dijo...

¡Plas!! ¡plas!! por ese niño de quince años que se enfrentó a "Goliath". Todo lo que has escrito es una realidad absoluta, describes muy bien lo que pasa en esta sociedad y otras... Me gustaría pensar lo contrario, pero es utopía.
Por cierto, se te nota más cómodo o al menos me lo parece.
Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

al final todos iguales...la parca se ocupa de ello..un abrazo

loose dijo...

Directo a la yugular, si señor...!! Bravo por ese chaval que tuvo un par para decir una gran verdad.

Pueden haber discrepancias a la hora de opinar, pero nunca se debe olvidar que tanto al uno como al otro hay que saber respetar. Así no habría problemas a la hora de expresar lo que realmente se siente. No existirían los dichosos prejuicios y empatizaríamos mejor con el otro, pues los prejuicios no son más que las voces de otros, miedo,limitaciones, ignorancia y desconocimiento.

Un besito.

Oyana dijo...

Bueno, es aquello de que "tanto tienes, tanto vales". Pero la vida nos enseña a discriminar y a valorar a la gente por lo que es y no por lo que tiene. En cuanto a la libertad de expresión, creo que, en este momento, hay muy poca. Esperemos que lleguen tiempos mejores....

MA dijo...

Cornelivs,me gusto leer tus reflexiones de esta entrada , ha cerca de la libertad de expresión , es un derecho que tenemos todos, los países democráticos , y es lo mejor que tenemos ,y debemos de hacer uso de ella para decir realmente lo que pensamos ,aunque duela oír lo que se tenga que decir por medio de la palabra escrita o hablada, y dejar a un lado la hipocresias de las masas.

Un abrazo de MA .

Belkis dijo...

Definitivamente amigo Cornelivs, les damos mas valor al TENER que al SER. Los niños son muy sabios y es una pena que hasta hace poco tiempo no se les dejaba expresar lo que sentían. Un cariñoso saludo

izara dijo...

Yo también pensaba así antes , pero ahora ya no estoy tan seguro.
Y las tornas han cambiado mucho,
ya no se da la razón a alguién por lo que tú expones sino por otros intereses diferentes.
Y ¿sabes amigo Cornelius? yo ahora doy mas valor a la persona, que a la idea, porque las ideas están todas ¡todas! contaminadas y lo único que las diferencia es la integridad personal del quien las pregona.

Un abrazo amigo.

allmaacuariana dijo...

Aveces pareciera que no tenemos derecho de expresión y libertad de expresión, y hablo en general, más allá que sea mentes pobres en personas que todo lo miden según el dinero y personas humildes con una mente sensata,lúcida.Algun día tengo previsto escribir sobre la libertad de expresión, en un sentido amplio, por ejemplo una noticia depende que intereses representa la presentan de una manera; y otros con otras ideas la presenta a la noticia totalmente opuesta a la otra expresión, los medios de comunicación como pueden hacer caer gobiernos.Un abrazo en tu casa como siempre.

MAJECARMU dijo...

La grandeza interior se vislumbra en la sencillez y claridad de la palabra..Es la dignidad de SER por encima del Tener.

Mi felicitación por tu profundidad,Cornelivs.

Y mi abrazo grande de primavera.
M.Jesús

Cosmo dijo...

Es diferente adquirir derechos que sabe ejercerlos,necesitamos una contínua reeducación ciudadana,cívica y humana.
Recuerdo cuando en la Transición a algunos(ricos,pobres,obreros,parados)se les llenaba la boca exigiendo esto o lo otro aludiendo "porque estamos en democracia","porque soy libre de decir o hacer lo que me da la gana",puede ser que esa falta de educación en la democracia,la libertad responsable,asumir derechos y deberes halla llegado a muchos padres y madres a dejar a sus hijos en la anarquía y así estamos observando algunos jóvenes que creen vivir en el país de jauja.
Me preocupa que nadie escarmentamos en cabeza ajena y,aunque todo es mejorable,nuestra sociedad no tiene nada que ver con la de mi infancia y adolescencia,deseo que valoremos todos en lo que valen la libertad de expresión y la ampliación de los derechos humanos.Oía esta mañana que la ultraderecha se fortalece por muchos países europeos y me estremezco,los dos extremos ultras(derecha o izquierda)dieron sobrado ejemplo de crueldad e inhumanidad el siglo pasado.¿Olvidaremos el pasado?
Abrazos

genialsiempre dijo...

Así va el mundo...pero así lleva 21 siglos yendo, y es que hay que convivir con la estupidez, la arrogancia, la falsedad y todos esos otros vicios humanos, de los que en mayor o menor medida nadie está libre.
Son las reglas del juego de nuestra sociedad y lo único posible es que cada cual se afane, en sus posibilidades, para intentar minorar los daños.

José María

Cosmo dijo...

Pstdata: erratas:sabe por saber
halla llegado por haya llevado.

Esta semana voy de cráneo,en dos horas ya he abierto tres veces al fontanero y así voy desde el lunes mañana y tarde,estoy agotada y mis animalitos histéricos de tanto jaleo.
Explico,pero no excuso mis errores al escribir.Abrazos

Isabel Martínez dijo...

Por desgracia, a pesar de todos los avances democráticos todo el mundo calla si habla alguien con poder en cualquier ámbito y todo el mundo silencia a quien no goza de poder.
Lo idóneo, lo que realmente nos lleva a la auténtica libertad es saber tener las orejas bien alertas y los ojos afilados. Escuchar las palabras, pero observar los gestos. Un buen corazón puede no saber expresarse y un mal corazón puede tener más letras que el Quijote.
Tú me entiendes, amigo, y yo te entiendo a ti. Estoy de acuerdo contigo y me encanta haber leído esta entrada tan necesaria. Creo que, incluso, podría desarrollarse con múltiples matices.

Como siempre, un placer venir hasta tu casa. La tengo que buscar, no creas, que no se me actualiza tu blog.
Un abrazo enorme, grande como la catedral barroca de Murcia.

Merche Pallarés dijo...

Muy interesantes tu post y los comentarios. Besotes, M.

La Gata Coqueta dijo...

Aromas de lirios silvestres, y palabras en armonía con los colores de la primavera te acerco, para desearte un agradable fin de semana.

Dando paso dentro de breves horas, a la estación con mayor esplendor de todo el año.

Y la sosegada brisa
del valle que dormía
acerco a tu mejilla
un beso de despedida.

María del Carmen

Alijodos dijo...

Querido amigo: el hombre es solo libre en su pensamiento y desgraciadamente nadie dice todo lo que piensa en el momento preciso..los que persefuimos la verdad ademas tenemos que estar detectando que hay personas que no estan capacitadas para escucharla en determinados momentos y que la sutileza juega un papel importante cuando se dice en esas circunstancias..La verdad es verdad independientemente de quien la manifieste y por muy dura que nos pueda resultar..pero que es la verdad? Tu verdad puede no ser la mia pues la realidad es distinta a los distintos ojos de quien la mira o la percibe..Es todo muy complicado y lo que si es cierto es que la adulacion al poderoso o al importante nunca ha sido mi fuerte pues siempre me he sentido mas fuerte al lado del debil..Que pases un buen fin de semana amigo...

MariluzGH dijo...

Ciertamente somos libres para decir lo que pensamos y no sólo porque lo dice la Constitución... la grandeza de esa libertad está en saber "maquillarla" para no ofender y en aceptar que todos tienen el mismo derecho a expresar su opinión.

Una de las razones que me atrajeron de crear un blog fue precisamente el convencimiento de que mi opinión podía llegar a rincones inimaginables... aunque no importase a nadie.

Interesante reflexión amigo mío.

beso y buen fin de semana

Isabel Huete dijo...

Libertad de expresión sí pero con respeto al otro siempre, igual que queremos que nos respeten a nosotros. Nos quejamos a veces mucho de la falta de libertad de expresión, pero si nos comparáramos con los ciudadanos de Cuba, China, Birmania, Irán, y de muchos otros países donde las dictaduras de derechas o de izquierdas se han impuesto, como la que nosotros tuvimos, nos daríamos cuenta de que estamos disfrutando de un derecho real, no ficticio, a pesar de sus lagunas o deficiencias en algunos casos. Tendemos a criticarlo todo sin valorar lo que tenemos. La educación es la única vacuna que nos permite separar el polvo de la paja.
Un beso grande, querido Cornelius.

Juan Luis G. dijo...

Sin duda aún queda mucho por avanzar y esos prejuicios son los peores muros.

Un abrazo.

El Ente dijo...

siempre habrá opiniones para todo amigo, y pensamientos..., si todos contamos lo que pensamos el mundo sería muy diferente... y demos gracias a que hubo algunos que nunca callaron su mente...

un abrazo amigo

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Pablo, confundir el respeto con el servilismo, por miedo a quedar en ridiculo o algo asi, es el comportamiento de la mayor parte de la humanidad...y asi nos va.
Saber ver la realidad a nuestro alrededor,es interesante, pero mas interesante es saber compartirla sin adobos o engaños, si supieran que hay palabras que definen con mas sencillez de entendederas, el "personal", tendria la capacidad de discernir con mas libertad.
Saludos cordiales.
Jesus

Marinel dijo...

Es cierto por completo esto que dices,aunque en mayor o menor grado,todos nos acabamos sometiendo a la hipocresía y a eso tan famoso de "quedar bien" muy a nuestro pesar,en tantas ocasiones...
Deberíamos conservar esa pizca de inocencia y sinceridad que impera en la infancia.Todos pero todos,seríamos mejores,creo yo,claro.
Besos.

Mª Antonia dijo...

Querido Cornelivs:
Así son las cosas, desgraciadamente. La mayoría de las veces sólo decimos, vemos, escuchamos y sentimos lo que la sociedad nos deja decir, ver, escuchar y sentir.

Un abrazo.

Hada Saltarina dijo...

Y fíjate que en realidad los votos siguen valiendo diferente, según de dónde procedan y adónde vayan; y eso sigue sucediendo por ley, y nadie parece dispuesto a modificarlo; ¡luego hablammos de democracia!; sí, sin duda alguna como la de Grecia, qué sólo votaban los que tenían derechos, pero bueno... Un abrazo fuerte

mariajesusparadela dijo...

No sé por qué me aparece el escritorio lleno de entradas atrasadas.