"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 14 de noviembre de 2010

Amanecer entre olivos

Domingo. 7,20 de la mañana, aun es de noche, pero comienza a clarear el dia. El sol no ha salido aún. Los mios duermen. Me levanto, algo inquieto, y salgo a la calle, con la intención de dar un largo y relajante paseo y de ver amanecer. Hace algo de frio, de modo que cojo también los guantes y salgo a pasear. Me dirijo al campo, esa es la suerte que tenemos los que vivimos en pueblo: tardo apenas minuto y medio en estar en medio del mar de olivos.

Voy andando a paso alegre, el aliento sale por mi boca con fuerza, se distingue nítidamente. Me dirijo a la cuesta del “reventón”,  a unos tres kilómetros de Jódar, dirección este, y noto como poco a poco me voy relajando, al mismo tiempo que va clareando el dia. Al llegar a la cima de la cuesta del “reventón”, miro para atrás: se ve una panorámica preciosa de Jódar, parecida a la que os muestro en la segunda fotografía que he sacado de internet. Ahi vivo yo. Me aparto de la carretera, y me introduzco en un olivar, entre las hileras de olivos, mirando al este. Me siento directamente en el suelo y espero la venida del astro rey.

Indescriptible sensación ha sido ver amanecer entre los olivos, que ya están a punto para la inminente campaña de recolección, ved la primera foto. Que curioso… siempre he mostrado mi predilección por  los atardeceres, pero esta mañana  he experimentado tanto sosiego viendo como venia el dia, he sentido tanta bonanza siendo testigo de cómo el astro rey se elevaba en el cielo, firme, majestuoso e imparable, he sentido tanto relax cuando me ha brindado sus primeros, cálidos y reconfortantes abrazos, he experimentado tanta paz notando como paulatinamente se disipaban mis últimos temores y pesadillas de las que os hablé ayer (gracias a todos/as, queridos/as amigos y amigas, por estar a mi lado, gracias de  todo corazón)  que os aseguro que no será la última vez que goce de una experiencia tan relajante como esta.

Afortunadamente  tras la noche, por larga y dura que sea…siempre termina amaneciendo.

Saludos.

20 comentarios:

genialsiempre dijo...

Siempre hay un nuevo amanecer, siempre hay algo nuevo....eso se llama esperanza

Fernando Manero dijo...

¿Te das cuenta, campeón, que una buena bocanada de aire fresco, cuando apenas apunta el sol, basta para recuperar la confianza y tener la sensación de que el mundo gira porque tú lo contemplas? ¿Eres consciente de lo que eso supone para sentir que la libertad es tu mejor compañía entre el cielo y los olivos? Un abraz

Myriam dijo...

¡Qué madrugador para un Domingo!

Estupendo que hayas tomado ese paseo fresco, oxigenante y relajador.

Besos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches amigo:

Te felicito por haber disfrutado de este paseo madrugador.
Preciosas son las fotografías.

Eres grande Pablo, tu puedes amigo.

Enhorabuena por este post tan bello.

Un abrazo, Montserrat

Asun dijo...

Qué buen momento para recibir al astro rey y sus beneficios primeros rayos, escuchando el silencio entre olivos. Eso te carga de energía.
Me alegro de que te haya hecho sentir tan bien.

Un fuerte abrazo, amigo.

Amig@mi@ dijo...

Qué post tan alucinante Cornelivs,
He caminado contigo, visto ese amanecer tan hermoso en tu compañía y disfrutado de lo maravilloso del paisaje que te rodeaba.
Gracias por esa bocanada de aire fresco que compartiste.
Un abrazo

MariluzGH dijo...

Te has hecho uno con la tierra y el universo en tu paseo. Has llenado tus ojos de un nuevo amanecer y al dejar que la luz te inundara a su 'calmado' paso, se ha liberado tu espíritu de fantasmas... tu recompensa, amigo.

dos abrazos para el inicio de semana

Abuela Ciber dijo...

Me has hecho acordar a una cancion por allá el 70 que decia "olivares dejare"""

Te deseo que esta semana:
Que pases buenos día y alegres la vida. •
Sonrié, sueña, vive y se feliz.
Tú vida es lo más importante.

Cariños

El Gaucho Santillán dijo...

El amanecer es hermoso.

Salvo que sea lunes.

Prefiero en domingo.

Buen texto.

Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Amanece que no es poco, te felicito Cornelivs por este caminar entre dos luces, por estas fragancias primeras y los olivos en sazón, un placer despertar dispuesto a vivir cada momento.
Vuelta de Ischia, me has evocado sensaciones parecidas, allí como aquí, con el amanecer los olivos brillan de plata a punto de otorgarnos sus frutos, los limoneros se curvan mostrando las esferas de oro cegador.
A veces basta algo tan simple como mirar aquello gratuito y hermoso que nos rodea, merece la pena vivir, siii.

Gracias, amigo por este paseo compartido, respiro "jondo".
Besitos contentos.

LUCERO dijo...

Me gusta ese decir y/o escribir: Los mios duermen.
! que paz, nos genera, saber, que los nuestros, respiran tranquilos, estan sanos,gestionan bien sus preocupaciones, conviven con sus fantasmas sin sentirse agredidos.!
¿ y quienes son los mios?
Pues quizas, cada uno de ustedes, que otean, siguen, acompañan a Cornelius, en sus reflexiones.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Sí, amigo, siempre vuelve a salir el sol y nos alumbra y nos calienta. Además, si puedes contemplas el amanecer desde esos olivares, estás muy cerca del cielo.
Un abrazo y buen inicio de semana.

SUSANA dijo...

Celebro tu amanecer entre olivos, tu saludo al sol primigenio, ese bienestar que nos trasladás en tus líneas.

También madrugadora, entiendo muy bien ese placer, Querido Amigo.

Mis mejores deseos para esta semana que comienza Pablo! Y mi apretado abrazo, por supuesto!

Markos dijo...

Los atardeceres tienen un encanto especial, pero hay amaneceres que no desmerecen y si te sirven para afrontar el día con mayor optimismo, mejor :-)
Abrazote

Neogeminis dijo...

Estar dispuesto para percibir y disfrutar es la clave de semejante experiencia! :D
Un abrazo.

Miry dijo...

Y tras un nublado, siempre sale el sol ^^.
Desde que cambiaron la hora ya no veo el amanecer granadino al ir a la universidad, pero era increíble sentir cómo salía el sol con el frío despertándote los ojos, sigue el frío pero ya es de día.


Un besazo!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es curioso, querido amigo. Antes prefería acostarme tarde para leer: era el último en recogerme en la casa. Ahora también madrugo: hacerlo un domingo es salir a un mundo que parece recién lavado.

Paco Cuesta dijo...

Me encanta leerte con ese tono, la vida, a pesar de muchas cosas merece la pena. Es reconfortante ver a la gente feliz.
Un abrazo

Silvia dijo...

POETA: UN AMANECER TRAE LO NUEVO ,LO QUE SE HA DE VIVIR...
HERMOSO PAISAJE DONDE VIVES.
Y TU FRASE DEL FINAL ES MUY CIERTA...
BESOTES
SILVIA CLOUD

Fauve, la petite sauvage dijo...

No, no siempre amanece para todos, y yo he tenido el privilegio de vivir unos amaneceres que podían no haber sido pero que fueron, figurada y literalmente, también magnígicos, y empezar esta segunda vida desde la que te saludo, querido Cornelivs, deseando que vivas muchos, muchísimos momentos bellos como el que aquí nos relatas.
¡Besos!