"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 20 de abril de 2010

Sigo aquí, amigos.

Desde que abrí este blog, Abril de 2008, no había estado tanto tiempo sin actualizar con nuevas entradas. Estoy bien, queridos amigos y amigas, no os preocupéis. De todo corazón os agradezco vuestro interés y buenos deseos de que me encuentre bien. Creedme: estoy bien. Últimamente se ha producido un incremento de trabajo que me ha tenido apartado de la blogosfera.

No, no voy a cerrar mi blog, ni muchísimo menos, no se me ha pasado por el pensamiento; además, me he acostumbrado a vuestra compañía y a vuestro cariño y estoy la mar de agusto con todos/as vosotros/as. Pero mi interior esta en pleno proceso de búsqueda, como ya dije en mi ultima entrada. Y hay momentos en la vida en los que uno debe de tomar una decisión, y asumir las consecuencias de lo que decida. Y ahora es uno de esos momentos. Las causas…las explicaré en otro momento, no ahora; pero os lo prometo, lo explicaré en su momento oportuno.

Dentro de mi alma hay ahora una mar arbolada que he de calmar y no precipitarme. Soy enemigo de las prisas, por definición, y como muchas veces he actuado demasiado impulsivamente, quizás con los años estoy aprendiendo a tomar decisiones tras una calmada reflexión; en ese estado estoy ahora. Incertidumbre, inquietud…

Aunque si veo que, finalmente, llueve demasiado, sopla el viento y los elementos no son los mas adecuados…quizás aplace la toma de decisiones para cuando pase la tormenta interior, y luzca un poco de sol que me permita ver algo mejor.

Volveré muy pronto, queridos amigos y amigas. Os lo prometo.

Cornelivs os quiere…y os añora entrañablemente a todos y a todas. Gracias…de todo corazón.

Hasta muy prontito.