"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 8 de febrero de 2011

Dedicatoria

Alguien dijo: ten cerca a tus amigos; pero más cerca aún a tus enemigos.

Por ello, dedico esta entrada, con mi más sincero agradecimiento, a todos los que  me dieron una puñalada por la espalda; a todos los hipócritas y traidores que se dedicaron, alguna vez, a segar la hierba bajo mis pies; a todos los que me hicieron sufrir de algun modo; a todos los que me han engañado, mentido, ú odiado; a todos los que me han puesto obstáculo tras obstáculo;  a todos los que se llevaron mi candidez, llenando el vacio de desencanto; a todos los causantes de mis malos momentos, de rabia, de dolor, de impotencia, y, por ultimo, a todos los que, llevandose mis ilusiones perdidas por el camino, me enseñaron y me sigan enseñando el duro oficio de vivir.

Fueron mis maestros y me enseñaron a progresar. Tener un enemigo fiel es una  inmensa suerte: es una fuente continua de aprendizaje. Sin ellos, no estariamos donde estamos.  

¿Tienes enemigos? Enhorabuena, porque tienes mas suerte de lo que crees. Y no olvides al gran Oscar Wilde, que dijo aquello de  "Como no fue genial, no tuvo enemigos"; y tambien esto otro: "Perdona siempre a tu enémigo , no hay nada que le enfurezca mas".

De modo que recuerdalo, estimado amigo/a.  No te vengues de los enemigos; no merece la pena. Pero si alguna vez quieres hacerlo, hazlo al estilo de Marco Aurelio: "El verdadero modo de vengarse de un enemigo es no asemejársele".

Saludos.

31 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Cornelius:

Sabias que la mejor venganza es el perdón.

Venga ánimos y un abrazo, Montserrat

Juan Navarro dijo...

Hoy tengo que discrepar de ti. No sé si tengo enemigos. Con tu análisis los tendré y los habré tenido. Pero si no es enemigo el invierno, ¿por qué ha de ser enemigo quien me pone la zancadilla o me desaira, por ejemplo? La vida es un tránsito complejo donde caben todo tipo de dificultades y barreras. Tú has hecho lo que debías: has aprendido de ellas. Dedicar un solo minuto más a los problemas es perder el tiempo. Y si las dificultades tienen nombre y apellidos, se clasifican como traiciones, desengaños, o qué se yo, no olvidarlas tras el aprendizaje es empeñarse en la carcoma, lo negatigo, y eso es negativo, consume. No debe consumir lo negativo.
Un abrazo.

roxana dijo...

SINO SE TIENE ENEMIGOS, NO SABEMOS LO QUE SON LOS AMIGOS!
MUCHOS DICEN QUE HAY QUE TENERLOS CERCA PARA SABER COMO PIENSAN Y QUE HARAN, YO PREFIERO TENERLOS LEJOS!
DEJEMOSLOS PARTIR!!!!!

Amig@mi@ dijo...

¡Te dije alguna vez que me encanta Wilde??????
Pues ya lo sabes ;)
Besos

Asun dijo...

Pues yo a los enemigos no los quiero cerca, cuanto más lejos mejor. Si sus engaños, traiciones etc. me sirvieron para crecer, me quedaré con eso, pero ellos... bien lejos.

Besos

MariluzGH dijo...

Pues sí, me quedo con la enseñanza de Marco Aurelio.

Abrazos, amigo Cornelivs

Jan Puerta dijo...

Un refrán nepalí dice: Saluda a tu enemigo tres veces al día y al tercer día esquivará tu saludo.
Un abrazo

Aniña dijo...

tienes razon, sin enemigos no hay vidilla... todos no pueden ser tus amigos, la envidia, los celos no lo permiten... en este mundo hay tanta competitividad! un beso

RAMPY dijo...

De las circunstancias adversas, salen los más deliciosos caldos de pollo.
Un abrazo para ti.

Marina dijo...

Si señor. Yo brindo por tus palabras.
Un beso

Paco Cuesta dijo...

Indudablemente tendre alguno, pero me gustaría no tener ninguno.

Silvia dijo...

Yo creo que es bueno aprender de los errores, y que los enemigos también nos enseñan, como los errores, a cambiar, a madurar, a mejorar... Pero yo también los prefiero lejos!!!!
Un saludo!

Ibso dijo...

Un pregunta:
¿Puede ser tu peor enemigo amigo de tu mejor amigo?
Un abrazo.
Ibso

Myriam dijo...

Seguro que tu dedicatoria emociona a más de uno (jejjeje) NO hacerles caso y ellos mismo se apartan.

EL peor enemigo es ser enemigo de uno mismo.

Todos somos aprendices de la vida, es cierto.

Besos

SUSANA dijo...

Vale, Muy Bien y Bravo!

No recuerdo cuál de mis chicas, decía algo como "mi éxito, es la mejor venganza". Por supuesto, le dedicaba estas palabras a todos los que no sólo no creyeron en ella, sino que también le pusieron muchas piedras en el camino laboral.

Bien por Wilde!

Un abrazo Querido Pablo!

Abuela Ciber dijo...

"Perdona siempre a tu enémigo , no hay nada que le enfurezca mas".

Amén.

Cariños

Merche Pallarés dijo...

A los enemigos, ni agua... Besotes, M.

Aldabra dijo...

Ole por ti, te honra esta entrada. Biquiños.

Neogeminis dijo...

Bueno!...espero que sean pocos los destinatarios de este post!...en todo caso, si te hicieron crecer y superar obstáculos, hacés muy bien en agradecerles! jejeje
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Bueno, ya sabes que a los grandes nombres se les mide por la calidad de sus enemigos...

La Gata Coqueta dijo...

En Mis caricias del alma te he dejado el premio Amigos blogueros es para tod@s los que se lo quieran llevar a sus espacios, para seguir pronunciando en alto y a viva voz...

¡¡Uno para todos y todos para uno!! Como un mosquetero más...

¡¡Feliz fin de semana amig@!!

¡¡Te quiere!!

La gata coqueta

Abejita de la Vega dijo...

Cuesta perdonar, a mí por lo menos, aunque las palabras de Óscar Wilde son geniales.

Besos

Paco Bailac dijo...

Una muy buena aaportación


Paco

Rita dijo...

Pues si amigo Cornelivs, pero que difícil es a veces no vengarse o callarse, seguiremos practicando, nunca es tarde, me alegro de seguir encontrándote aquí a mi vuelta, no cambies, un abrazo

MIMOSA dijo...

Uno nunca sabe cuando se vira la tortilla, y quizás quien hoy se presenta como enemigo, mañana puede salvar tu vida, así que por mal que me hagan siempre brindaré una sonrisa, quizás sean quienes más las necesitan.
Un abrazo

Circe La Hechicera dijo...

Querido Cornelivs, te entiendo perfectamente, una manera bien descriptiva de mostrar lo que se siente cuando se es traicionado y no es porque uno se regodee en eso, sino porque la decepción es muy grande. Me quedo con las palabras de Marco Aurelio y con las tuyas, por supuesto. Un besazo!!

Alejandro Hernández y von Eckstein dijo...

Muy buen comentario Cornelius, parece que pensamos en forma similar.
Aunque ¿para qué ocuparnos del que nos hizo daño? dice un dicho "no gastes pólvora en chimangos, animal que no se come"
te dejo el link de un articulo que escribí al respecto el año pasado.
http://ahve.blogspot.com/2010/12/si-te-hizo-dano-desfigurale-el-rostro.html
Un ciberabrazo de luz para vos y tus lectores.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Respeto en tu enemigos, e incondicionalidad en los tuyos... con esos tengo de sobra...

Te una buena semana, amigo.

Saludos y un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

hay cierto tipo de amigos que mejor es no tenerlos... a los enemigos se les ve venir..salud

BIPOLAR dijo...

juas...
un enemigo es pues la personificación de la envidia.

Silvia dijo...

AMIGO: sorprendente ...excelente tu entrada tus palabras son las justas....voy atenerlas en cuenta...
es un placer visitarte....
besotes
silvia cloud