"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 6 de marzo de 2011

Curiosas criaturas

El ser humano es una criatura muy curiosa. Somos capaces de lo peor, pero tambien de lo mejor. Podemos verter hacia los demás nuestros mas oscuros deseos y dar rienda suelta a nuestros mas bajos y detestables instintos; pero también somos capaces de derramar infinito amor sobre los demás, estando realmente interesados en el bienestar ajeno. Podemos destruir y construir; matar y sanar. Podemos engendrar a seres como Hitler, Mussolini, Pol Pot o Stalin; pero tambien la raza humana ha sido capaz de engendrar a criaturas como Gandhi, Buda, Julio Cesar, Confucio, Jesucristo…

Tenemos en nuestras manos el dominio de nuestras acciones; somos dueños de nuestro destino, esto es, gozamos de libre albedrío; podemos elegir (no diré ya entre el bien y el mal, esta maniquea distinción cada vez me gusta menos) entre el egoísmo y la generosidad, entre el mirarnos siempre a nuestro propio ombligo  o mirar a los demás. Y hay de todo: gente que quisiera captar para si hasta los rayos del sol no dejando escapar ninguno, y tambien otros que gozan (realmente gozan) al ver que su luz nos ilumina a todos.

¿Dónde esta la diferencia? ¿En la escala de valores individual? ¿Por que éste elige hacer la vida feliz a los demas, y aquel otro de mas allá opta por hacerse la vida feliz solo a si mismo, incluso aunque sea a costa del bienestar ajeno? ¿Qué es lo que lleva a uno y a otro a elegir tan distintos caminos? Ah, si, el libre albedrío de antes. Pero no es tan sencillo. ¿Qué otro factores influyen en esa decisión? ¿Personalidad? ¿Educación?

Pero que incautos podemos llegar a ser...porque al final de cuentas tendremos que partir de aquí, queramos o no,  recordemoslo; y lo mejor de todo: nada -material- podremos llevarnos allá.  Polvo eres…pero te empeñas en ignorarlo y en actuar como si fueras eterno. Y lo cierto es que esta vida es como un corto permiso de la mili, que decían los viejos.

Y luego, por otro lado, ésta maldita sociedad nos enseña a ser competitivos, a brillar más que el otro, a ganar más que el otro, a tener más que el otro, a muchos les hace gozar eso: porque piensan que asi son felices: acumulando bienes materiales,  teniendo mejor coche que tu, mejor casa que tu, mejor mujer que tu; mejor reputación social que tu. Hasta cuando llegan a la tumba procuran lo mismo: tener mejor nicho que tú.

¡Menudo banquete para los gusanos…! 

Que ciegos podemos llegar a ser. Incluso llamamos "tonto" o "desfasado" al que intenta hacer feliz a los demas, y hay que ser malvado -o acaso inconsciente-  para ello: ni comemos ni dejamos. Pero tambien los hay que, ignorando comentarios u opiniones ignominiosas, optan por la caridad con el projimo. En mi opinion, eso es el amor: DAR. Con mayuscula. 

Por lo que a mi respecta, cada vez comprendo mejor a aquel que dijo: hace falta mucho tiempo, mucho tiempo para aprender a vivir. 

Que pena que cuando medio hemos aprendido el duro oficio de saber vivir…llega el momento de partir. ¡En fin, c’est la vie...!

Saludos.

30 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Estupendo lo que has elevado, pero sabés???? no me apeno de la edad que tengo, la disfruto al máximo y partire.....el día que tenga fijado....antes no.

Cariños

Myriam dijo...

En efecto: el amor es entrega y se aprende.

Un abrazo

Belkis dijo...

Pues si que somos criaturas curiosas y hay de todo eso que enumeras. Ojalá y cada vez sean más los que dediquen sus energías a fomentar y a sembrar semillas de amor, bondad, compañerismo y todos esos valores que ayudan al mejoramiento de las personas. Así se puede conseguir más en conjunto.
Muy buena reflexión amigo Cornelivs. Te dejo un fuerte abrazo

izara dijo...

Hola amigo Pablo. Coincidencias de la vida,(aunque dicen que las coincidencias no existen); esta tarde en el pequeño cementerio de un lugar vecino, durante el entierro de un compañero de mi padre, me ha venido una reflexión muy parecida al final de la tuya.
Todavía no la he traducido con la claridad de la tuya, pero creo que algo hare con ella.
Luego al llegar a casa he visto un documental sobre animales salvajes
y... ahora que lo pienso...me inclino por pensar...que somos especiales y me emociona pensar...
que sea el amor...la marca de nuestra grandeza.

Un abrazo.

María dijo...

Hace tiempo que no encontraba el camino de regreso a tu blog CORNELIUS, hoy casualmente me ha aparecido, desde la última vez que te conocí en le blog de mi MARIETA...yo también soy colega tuya y me temo que sé muy bien de lo que hablas, en nuestro mundo, la competitividad es feroz. A veces me pregunto en qué estaba pensando cuando me metí en este tinglado.

Pero es cierto lo que dices, sólo haciendo que los que están a nuestro lado sean un poco más felices, conseguiremos serlo nosotros, dando lo que cada uno pueda dar y sobre todo recordanto que cada día es un regalo que está ahí para ser disfrutado.

Fíjate casualmente, acabo de colgar una entrada, en otro sentido que la tuya, pero casi en la misma línea.


Un placer leerte.


Un abrazo y espero no perderme de nuevo:-)

MariluzGH dijo...

Y olvidamos con demasiada facilidad que nuestros hijos se fijan en nosotros... somos sus referentes (aunque a ciertas edades no lo reconocerán ante nadie). Somos más el reflejo de lo que vemos alrededor, que originales que otros puedan copiar, de ahí las luchas por tener y aparentar en lugar de simplemente "ser".

Me gustan tus reflexiones, amigo Cornelivs.

Dos abrazos y un beso. Buena semana

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Somos poquita cosa. Pero qué poca cosa tan grande para el bien o para el mal.

Juan Navarro dijo...

Hay seres humanos y hay Hitler, Stalin,... Los seres humanos somos generosos y egoístas al tiempo. Incluso, los más extraordinarios, como Gandhi, debieron convivir con sombras. Si fuésemos más conscientes de nuestra fugacidad, nos pareceríamos más a Gandhi, por ejemplo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Cornelius:

Buen post y enhorabuena por tu otro blog.

Un abrazo, Montserrat

Natàlia Tàrraco dijo...

CORNELIVS, ainnnns, voy que me las pelo, de la Galia a la Andorra y a topes totales. Total, nada me llevaré a la tumba, pero que me quiten lo bailao y amor dado y recibido.
Disculpas, te miro con más calma cuando se me aquiete el ánimo y los asuntos. Besitooooooo.

María dijo...

Las personas podemos llegar a ser muy buenas personas, y también todo lo contrario, y en la vida, en efecto, existe competividad.

Un beso.

Merche Pallarés dijo...

Yo tambien estoy que no paro. He venido a mandarte mis besotes, M.

MAJECARMU dijo...

Cornelivs,tu reflexión ahora en Carnaval,nos lleva,sin tú pretendelo, a ese "miércoles de ceniza,que da comienzo a la Cuaresma...Causalidades de la vida...!!

La humildad es necesaria para seguir aprendiendo juntos,amigo.
Mi felicitación por tu texto y mi abrazo siempre.
M.Jesús

Chencho dijo...

¡Excelente reflexión!
Lección de vida que mientras antes se aprenda mejor viviremos.
Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Gracias por siempre estar!!!

Cariños

Cosmo dijo...

Estas palabras me han atrapado y quiero leerlas despacio,sí es cierto que todo está en nosotros,lo bueno y lo malo aunque no creo que seamos tan libres para decidir,a veces lo hacemos por inmadurez,por presiones varias y ser dueño de nuestro destino me parece a mí que es una quimera más que realidad,nos adaptamos a lo que nos viene como podemos y muchas veces a trancas y barrancas,aún optando por hacer el bien a quienes nos rodean,muchas veces ocasionamos daño ,sí estoy de acuerdo en que la vida es un corto permiso que se ha de apurar a fondo.
Lo de la competitividad ha sido siempre lo peor para mí porque no soy nada ambiciosa,para mí tener éxito es vivir en armonía y disfrutar del tiempo libre,así que, a pesar de todos mis males físicos,ya ves que he conseguido triunfar.
Me ha gustado mucho que compartieras esos pensamientos con todos.Gracias y abrazos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Llevo un tiempo apartado de hacer visitas a los amigos. Poco a poco me volveré a poner al día. Ten un buen inicio de semana.

Saludos y un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Sí que somos curiosos, amigo. Una misma persona alberga la alegría y la tristeza, la disposición al bien y la tentación del mal... La elección es lo importante. Lo más tremendo es que, por mucho que optemos por lo éticamente correcto, no siempre conseguimos la paz que ansiamos.
Magnífica entrada. Me ha gustado mucho.
Un abrazo enorme.

MIMOSA dijo...

Somos el eterno yin-yang. Nada existe en estado puro, estamos en constante transformación, el uno complementa al otro, y ese equilibrio es difícil de encontrar para algunos, la balanza se rinde en ocasiones hacia el lado oscuro.
Un abrazo

Silvia dijo...

AMIGO ESCRITOR: TU ENTRADA COMO SIEMPRE BRILLANTE ...ANTES NO LO PENSABA TAN ASI PERO DESDE HACE UN TIEMPITO SI...CUANTO ME FALTA AUN APRENDER Y DAR Y QUE POCO ME QUEDA...
UN PLACER VISITARTE.
BESOTES.
SILVIA CLOUD

Aldabra dijo...

Sabio mensaje. ¡Que pena de aquellos que viven como si todo en esta vida fuese una carrera buscando con tal afán la meta de llegada que no ven más allá! Me considero afortunada por haber aprendido hace tiempo la lección de cómo se debe vivir dignamente, teniendo en cuenta de que todo en este mundo es efímero.
Respecto a la forma de vivir, gran parte se aprende por la educación de nuestra familia y por nuestro propio aprendizaje.
Biquiños,

p.d.: he vuelto a equivocarme menos mal que esta vez me he dado cuenta y no te he colgado el comentario ;-))

Rita dijo...

Si, hace falta mucho tiempo para aprender a vivir, si, quizá nunca aprendamos del todo, curioso verdad?
Un abrazo

Paco Cuesta dijo...

Todo nacimiento es una promesa, cumplirla es lo difícil.

Gizela dijo...

Debemos ser eternos estudiantes Cornelivs, no queda de otra, sólo aprovechar dentro del amor, cada oportunidad que la vida nos brinda
Y repartirlo...
No es la raza humana la que engendra esos ejemplos fatales que nombras, ni los buenos.
Todos nacemos casi que con la pagina en blanco, un poco delineada con la herencia genética ciertamente, pero todo lo demás lo escribimos con las circunstancias de nuestras propias existencias, o con los efectos que sobre nosotros, otras existencias marcan
Besotessss

Ludwig dijo...

Es curioso tu escrito, Cornelivs. Me ha hecho retroceder unos años, a la época en que me preguntaba lo que es el amor.
Tras una discusión con un buen amigo, me recomendó la lectura de un buen libro: "el arte de amar", de Eric Fromm.
Al leerlo me quedó la idea de que amar es una capacidad que tenemos todos los seres humanos.
La capacidad de entregarnos a los demás.

Allek dijo...

Despues de un tiempo he regresado con un "Tornado" que tengas maravillosos días.. un abrazo!

Hada Saltarina dijo...

Nuevamente por aquí yo también. Fíjate que yo creo que más que DAR, lo que hay que hacer es COMMPARTIR; es decir, dar y recibir. Como en todo, el equilibrio es fundamental.

Un fuerte abrazo

caminoagaia dijo...

Excelente post estimado Cornelius.
Pienso que el egoísmo, como todo veneno, está en la dosis. Lo mejor del altruismo es que nos devuelve mejores en nuestro paso por el mundo.

Pero jamás podremos erradicar la violencia o el hambre sin contención. La naturaleza tiene sus límites. Un poco de justicia podría erradicar el hambre y la violencia en pocos años, pero solo la conciencia de ser parte de un sistema viviente global nos podría proporcionar la capacidad para actuar con la inteligencia social necesaria. La voz de los científicos es cada vez mas unánime: nos estamos acercando a un punto sin retorno, al colapso de la capacidad autoreguladora del planeta.
Quizá ahora se nos rebela que la competitividad homicida no tiene ninguna función de selección natural, posiblemente sea destrucción y muerte, sin otra finalidad que la de no dejarnos crecer.

Makavetis dijo...

Great blog! I found you through Leovi.. Please come check out my blog as well I started a new one about Art!

Ibso dijo...

Soy muy crítico, te habrás dado cuenta. Pocas veces estoy totalmente de acuerdo con lo que leo en las entradas de estos maravillosos blog, este es uno de esos casos.
La dualidad de ser humano está ahí, como las dos caras de una misma moneda, son indivisibles.
Gran post, te felicito.
Un abrazo.
Ibso.