"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 16 de marzo de 2011

Serenidad y sentido común ante situaciones de crisis

A raíz de la lamentable tragedia del terremoto y posterior tsunami que ha asolado buena parte del territorio japonés, se ha suscitado ahora en el viejo continente el trasnochado debate, para mi vacío, sobre nuclear si o nuclear no. Un pánico irracional, en mi opinión, se ha apoderado del viejo continente, y me explico.

Poca personalidad, me duele decirlo, ha tenido siempre la Comunidad Europea como institución  en la historia reciente y en las relaciones internacionales. Estados Unidos, Rusia, y otros países tienen una trayectoria clara, saben de donde vienen y lo que quieren, pero Europa parece que no deja de dar bandazos, actuando a remolque de las circunstancias y creo que debería de actuar con más sentido común, cosa que no está demostrando. Por varios motivos:

Por un lado, parece que se olvida de que el peligro en la Central Nuclear de Fukushima y el riesgo de tragedia (que por ahora aunque sea elevado solo es solo un riesgo, no tragedia consumada)  no ha sucedido por fallo en la Central Nuclear, ni por un defecto “intrínseco”, o “per se” en el reactor o en la propia instalación, sino que se ha producido a consecuencia de un factor completamente ajeno y externo al reactor nuclear y a la energia nuclear: nada mas y nada menos que un terremoto fortísimo, de 8,9 (sobre un máximo de 10) en la escala Ritcher, y posteriormente un tsunami mortífero. Recordémoslo claramente, que nunca está de más; si con ese terremoto y posterior tsunami aun no ha habido una catástrofe nuclear, mi conclusión es que lo japoneses son un ejemplo de seguridad: olé por ellos. Demasiado poco ha pasado, para lo que ha pasado, y lo que podia haber pasado (toquemos madera).  Ya dije en mi entrada anterior que conocen los terremotos y los tsunamis. (¿Que hubiera pasado en Europa con otro terremoto de 8,9 como allí?. No quiero ni pensarlo).

Por otro lado, me llama mucho la atención que sea ahora, -curiosísimo-, precisamente ahora, cuando se van a hacer pruebas de estrés a las centrales nucleares Europeas. Ahora si. ¿Antes no? Forzosísimo es concluir: o se equivocaban antes (por dormirse en los laureles) o se equivocan ahora (por manifiesta precipitación). Cabe preguntarse que hubiera sucedido aquí si nada hubiera pasado en Japón: seguramente nada, y ello demuestra palpablemente que el viejo continente actua a golpe de circunstancias como he dicho antes, y sin tener un criterio propio, uniforme, y sostenido en el tiempo. Es una pena.

Por ello, lejos de alarmismos pueriles y estupidos, creo que habría que actuar con prudencia y sentido común, que ya sabemos que es a veces el menos común de los sentidos. Lo mismo que no es inteligente ni práctico legislar a sangre caliente (recuérdese lo que sucedió en España poco después del caso de la niña “Mariluz” y otros), tampoco es bueno dejarse llevar por un pánico irracional en estas circunstancias, ni actuar siempre a remolque de los sucesos, sin tener un criterio propio.

Porque lo cierto y verdad es que Europa en general, y España, en particular, tiene un tremendo déficit energético y, mal que nos pese, la energia nuclear parece ser  -dejo este tema a los técnicos- la mas limpia y la mas barata.

He dicho la más limpia y barata, pero ojo, no he dicho la mas segura. Y a eso voy. Para ello habría, efectivamente, que mejorar la seguridad de las Centrales nucleares, pero sin olvidar el terreno que pisamos: Europa no es una zona sísmica, afortunadamente. Preocupación, si; vigilancia sobre la seguridad de las centrales nucleares, si; extremar las precauciones precisas habidas y por haber para evitar accidentes nucleares: mil veces sí. Pero, por favor, nada de pánicos ni de cacareos de última hora. Tengamos más aplomo, algo que, repito, echo mucho de menos en los órganos de gobierno de la Comunidad Europea. ¿Ah, no? Leed la prensa, ved los telediarios; comprobad los bandazos del presidente francés (con este tema y con el de Gadafi -¿quien lo asesorará?- Merkel (primero dice que si y ahora que no -la proximidad de las elecciones hace estragos con las mentes de los gobernantes- o para que hablar de la cagada de aquel "genio" que usando el término  "apocalipsis" ha causado un panico que nos puede costar muy caro), y asi sucesivamente.

El desastre de Japón ha acontecido en el momento en el que Europa estaba abriéndose de nuevo a la energía nuclear, como medio para superar la crisis energética; y recordemos que las energías renovables, y las fuentes alternativas, dígase lo que se quiera, son enormemente caras.

¿Nuclear si? Garantizame la seguridad.

¿Nuclear no? Hazme entonces una propuesta alternativa, pero ojo, que sea constructiva, enseñame otra energia alternativa pero no me plantees una opción diez veces más cara que me obligue a ordeñar a mis ciudadanos,  friéndolos  a impuestos.

Cabeza fria y serenidad. Consideremos los pros y los contras. Y tengamos en cuenta todos los factores: primero, lo que nos cuesta; segundo, la seguridad de lo que compramos; y tercero, lo que nos cuesta la alternativa. En resumen: inteligencia y sentido práctico, como nuestras mujeres. Veréis: el viernes pasado acudí a un mercadillo de mi pueblo, mi mujer necesitaba algo concreto que no localizaba en tiendas, y la acompañé. Me entretuve un ratito viendo como compraban las mujeres: ellas si que saben, se toman su tiempo, miran, calibran, y casi siempre aciertan comprando lo mejor al mejor precio.

Deberian de aprender de ellas nuestros gobernantes.

Saludos.

17 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Completamente de acuerdo contigo.

Si no ocurriò un desastre luego de lo que ha pasado (y no es seguro que pase) claramente se ve que la energìa nuclear es la mejor apuesta a futuro.

Que habrà que tomar precauciones? Sì.

Pero es mas "polìtico", tomar decisiones "pour la galerie" para mostrarse ante el pueblo.

Menos mal que tus polìticos no son argentinos.

Si no, ademàs te cobraban un impuesto.

Saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...

La serenidad es complicada cuando vemos día a día que nos vamos al carajo... Siempre un placer pasar por tu casa.

Saludos y un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay informes técnicos, desde hace años, que aconsejaban el cierre de esta central precisamente por el riesgo de lo que ha ocurrido, querido amigo. Están en los papeles famosos de Wikileaks.
Se necesita mucha serenidad y mucho sentido común ahora, en efecto. Pero también se necesitó antes. Y se necesitará después. Lo peor del asunto es que todo esto se manejará en clave demagógica, tanto para provocar el debate como para negarlo. Y el debate no se hará.
Necesitamos la energía nuclear si queremos seguir viviendo como lo hacemos -otra cosa es que nos planteemos, seriamente, que deberíamos vivir un poco peor-, pero no necesitamos centrales nucleares no seguras o viejas. Lo digo para que tomemos nota en España.

Chencho dijo...

A mi todo esto me suena a lo mismo. Dinero, comodidad y esclavitud. Que no estamos preparados para vivir con menos producción de energía, claro que no. Para eso nunca estaremos preparados. Como me decía un alumno de 15 años: hay que asumir los riesgos, profe, si no nos estancamos.
Es que es más fácil seguir viviendo a cuerpo de rey (a pesar del riesgo) que tomar medidas de austeridad que bajaran nuestro llamado estado del bienestar.
No interesa este debate, vamos a salir perdiendo de igual forma.
Saludos

Myriam dijo...

Nunca hay que actuar a "golpe de circunstancias" cuando se gobierna un pais. Hay que diseñar estrategias a corto, mediano y largo plazo, con seriedad, responsabilidad en pro del bien común y no pensando en ganar votos en las próximas elecciones.

Un abrazo

MariluzGH dijo...

Hay varios puntos a los que aludir amigo:
1.- Europa nunca ha sido una unidad y la Comunidad Europea está recién creada y sin todos sus miembros geográficos, por tanto dificilmente se puede llegar a un mismo camino en éste y en cualquier otro tema...
2.- Siempre nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena... las catástrofes nos conmueven pero -hartos de verlas- a los pocos días volvemos a nuestros quehaceres habituales ¡porque nos quedan muy lejos!
3.- Tenemos más que demostrado que no interesan otros tipos de energías, bien porque nos sirven de moneda de cambio con otros países o bien porque nuestras propias producciones son caras...

Lo cierto es que, sin importar las consecuencias, todos los partidos plíticos y gobiernos del mundo han encontrado un nuevo argumento para seguir imponiendose a la lógica y la justicia, alejando la mirada de sus ciudadanos de otros intereses (por ejemplo en la Comunidad Europea y la Naciones Unidas el petróleo de Libia y la matanza que está organizando el terrorista que tienen por presidente).

Abrazos, amigo

genialsiempre dijo...

Pero ¿donde has visto en nuestro gobierno una cabeza sensata?, actuarán a rebufo de lo que diga Alemania

Siab-MiprincesaAzul dijo...

la serenidad es lo único q debemos abrazar.... no vale la pena estar tan agobiados Dios nos tiene un destino y hagamos lo q hagamos estamos en sus propios escritos...
un beso muy grande amigo!!! ♥

Aniña dijo...

Serenidad es fácil desde aqui, pero no para quien ha visto desmoronar su casa o sus ilusiones... la verdad es que el tema es cmplicado.
un abrazo

Javier Martinez V. dijo...

Aunque discrepo con algunas partes del texto debo reconocer que llevas mucho sentido común en tu post, y personas como tu que se detengan a analizar los acontecimientos es lo que más necesitamos antes que tanta prensa amarilla y malos gobernantes.

Recibe un gran abrazo desde Japón.

Juan Luis G. dijo...

Probablemente si se hubiera actuado con sentido común ANTES, esto no hubiera ocurrido. No creamos que las catástrofes nucleares pasan en un momento y ya está; no es un almacén de colchones que arde en un polígono industrial. Esto aún no ha acabado y desgraciadamente me temo que va para largo, muy largo.

¿Test de estrés? ¿Quién lo va a hacer? ¿En serio pensamos que no van a pasarlas todas? Imagínate publicar en este momento unos resultados que no fuesen escrupulosamente favorables. ¿A qué gobierno le interesa eso?

Saludos.

Juan Luis G. dijo...

A pesar de todo, quizá te hubiese dado la razón si hubieses escrito este post desde Fukushima.

Cornelivs dijo...

G
R
A
C
I
A
S

A TODOS Y TODAS, AMIGOS Y AMIGAS.

OJALA SE SOLUCIONE ESTO PRONTO Y NO HAYA FUGAS RADIACTIVAS.

UN FUERTE ABRAZO.

Ibso dijo...

Se debe tener serenidad, totalmente de acuerdo. El futuro no se planifica en dos días, no si queremos vivir muchos años.

En la comarca donde vivo próximamente celebrará el 6º Seminario Internacional de Comarcas Sostenibles. Como verás hace ya algún tiempo que estamos pensando en alternativas sostenibles, y según lo que ya se hace en otras partes del mundo, vamos con retraso.

En cuanto al coste de la energía nuclear, decirte que he buscado en internet con la frase “coste de la energía nuclear” y entre las primeras entradas que me aparecen las siguientes:

http://www.soitu.es/soitu/2008/02/18/medioambiente/1203358229_923689.html

http://eleconomista.com.mx/internacional/2011/03/18/cinco-mitos-sobre-energia-nuclear

http://www.gurusblog.com/archives/el-coste-de-la-energia-nuclear/06/11/2008/

http://www.lukor.com/ciencia/noticias/portada/07120707.htm

Todas ellas concluyen que la energía nuclear es más cara que otras formas de obtener energía. He intentado buscar también artículos que apoyaran lo contrario, no los he encontrado por lo que si tú sabes de alguno, si no te molesta me lo facilitas para leerlo.

Un abrazo amigo.
Ibso.

Ibso dijo...

Me uno a tu deseo de que la gran nación de Japón pueda solucionar el accidente de la central nuclear de Fukushima y recuperarse de los daños por el terremoto y el tsunami, lo antes y mejor posible.
Un abrazo.
Ibso.

Belkis dijo...

La serenidad es el signo más cierto de la sabiduría. Muy acertado tu escrito Cornelivs.
Besitos

Best Online Pharmacy dijo...

El pueblo Japonés es demasiado bien educado ante las situaciones de crisis, ya ellos lo han demostrado especialmente con este acontecimiento.