"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 20 de mayo de 2011

Pequeños momentos.

Vuelve a llover esta tarde. Lluvia de Mayo. Cae la lluvia mansamente inundando la atmósfera con un agradable perfume a tierra mojada, inefable aroma que me trae recuerdos de mi mas remota niñez, cuando de madrugada mi difunto padre, sabedor de lo mucho que me gustaba aquello, me despertaba -no importaba la epoca del año- para disfrutar del placentero espectáculo de la lluvia, esa lluvia de grandes goterones que mansamente caian a la tierra, y que relajaba el animo, apaciguaba los tormentos y preocupaciones, espantaba los fantasmas interiores y  en muchas ocasiones garantizaba -o al menos prometía- una buena cosecha.

¡Con que cariño recuerdo aquellas estampas de mi niñez! Aquel remoto y dulce aroma lo tengo metido, literalmente hablando, en mi mente y en mi corazón. Ahora, pasado el tiempo, he aprendido a no lamentarme inutilmente porque pasó, sino a regocijarme, sonriendo porque sucedió. Y es que con el tiempo aprendemos que la vida se compone de esos pequeños momentos, en nuestro discurrir por este camino que nos llevará a no sabemos donde, es reconfortante toparse con ellos, y  gozarlos sacandoles todo su sabor.

Admito que quizás a alguien pueda parecerle una tonteria solemne, o acaso una ñoñeria antológica,  "peut être"; pero es que no me gusta refrenar la emotividad, ya que estoy convencido de que es algo que en su justa medida es bueno y hasta necesario para vivir (aunque sea desafiando la tónica dominante en esta fria y pragmática sociedad en la que vivimos). Por eso, me congratula tener dentro de mí el poso de esas agradables vivencias y su recuerdo: eso no me lo podran quitar. ¡“Que me quiten lo bailao”!

Afortunadamente, gracias a todos los dioses, puedo compartirlos con los mios y con mis amigos.

Saludos y feliz fin de semana a todos.

jueves, 19 de mayo de 2011

Prudencia ante el fenomeno social "DEMOCRACIA REAL YA".

Confieso mi inquietud ante el fenómeno del llamado movimiento del 15 M, que se impulsa desde la plataforma “Democracia Real ya”, porque los acontecimientos han tomado un giro inesperado y a medida que más información recabo, menos claro tengo lo que pensar sobre este movimiento, aparentemente espontaneo y ciudadano. 

El tiempo, como siempre,  dará y quitará la razón a las cosas, y mi sentido de la prudencia me dice eso: que sea prudente y que aconseje prudencia a todos, no dejandonos llevar por ni entusiasmos viscerales ni por desconfianzas exacerbadas. Relajemonos y meditemos un poco  en voz alta.  Este movimiento tiene algo muy bueno: que los ciudadanos, por fin, parece que han dejado de ser “complices” del sistema con su silencio, y que han despertado, pidiendo cosas, reclamando un cambio, pidiendo más cercania a los politicos o más intervención en la vida publica, que ya era hora, y me parece divino.

Pero tambien hay algo que me inquieta, como decia antes. En primer lugar, y según lei ayer en la edición digital de El Diario EL PAIS, y cito literalmente, “la plataforma Democracia Real Ya, convocante de las marchas del domingo, se desvincula ahora del movimiento. "Nosotros solo lo empezamos, ahora son los ciudadanos los que se han organizado", dijo Carlos Paredes, uno de sus portavoces".

Este movimiento al parecer (y digo "al parecer")  nació como un movimiento espontáneo, pero cuando ahora se trata de ver quien hay detrás, todos se ocultan detrás de las máscaras, cuyas fotos vemos en los periodicos.

Es bueno siempre dar la cara. Cuando nosotros iniciamos el Manifiesto por la solidaridad, nadie se ocultó. El Manifiesto se impulsó desde un blog concreto (el mio, éste, que es vuestra casa), y en la historia del Manifiesto consta quien lo redactó, quien colaboró en su redacción, quien supervisó el texto y como fue el proceso de su redacción, con  nombre y apellidos de todos, hasta que se terminó y se publicó al unisono en las bitácoras de medio mundo. Se sabe, en definitiva, quienes son sus autores, y quien hay detrás del Manifiesto por la Solidaridad, y lo que perseguiamos. Nosotros buscabamos algo muy simple: CONCIENCIAR, DIFUNDIR UN MENSAJE SOLIDARIO con el objeto de que fuera calando en la sociedad.

Comparto lo que dice Elvira Lindo, otra columnista de dicho Diario El Pais. “Aún sin entender muy bien el eslogan que clama por una "Democracia real", comprendo en gran medida el anhelo y la legítima rabia que ha empujado a 20.000 personas a la calle, en su mayoría jóvenes, que se encuentran con que ese buen futuro que les esperaba se ha tornado incierto. Si digo que no acabo de entender la frase de pancarta que preside este recién iniciado movimiento es porque, siendo a mi entender la democracia el mejor de los sistemas posibles, no es en absoluto perfecto; se podría decir, eso sí, que es el sistema que contiene las culpas más repartidas, y que ha de estar continuamente saneando infecciones que aparecen aquí o allá, del más pequeño pueblo a alguna de las grandes ciudades.”

Veamos. Que yo sepa, vivimos en un estado democratico real. Que yo sepa, insisto, nuestra democracia no es fingida, sino real. Otra cosa harto distinta, repito, harto distinta es que se pretenda mas participación de los ciudadanos en la vida politica, que es lo que parecen reclamar, y me parece estupendo. Pero la DEMOCRACIA, que nadie se confunda, es eso, DEMOCRACIA.  Y punto. Democracia a secas, no "democracia orgánica", como se estilaba bajo el anterior regimen de Franco, ni "democracia popular", como en los paises del telon de acero. DEMOCRACIA. Y esta bien soñar, nosotros lo hicimos con el Manifiesto por la Solidaridad; pero por favor, no olvidemos donde estamos, ni los medios de que disponemos para intentar mejorar: respetemos las reglas democraticas del juego.

Y por ultimo, otra cosa que no termino de entender es su asociación con los de "No les votes". Yo iré a votar a las elecciones, tanto a las municipales como a las generales. No comprenderé  nunca a quien propugne no votar, a fin de quitarnos nuestro derecho a votar, porque eso es democracia. ¿O qué nos habiamos creido qsue era la democracia?  ¿Pides democracia real y luego propugnas no votar? ¿De veras SABES LO QUE ESTAS PIDIENDO?

Por ello,  y a pesar de la simpatia que me inspiraba y me sigue inspirando este movimiento, lo repito para despejar dudas, no se que atenerme, el tiempo, como he dicho antes, da y quita la razón a las cosas. Ya veremos. Relajemonos y veamos en que para todo, y que cada uno piense como desee. Eso si: si queremos democracia real, VOTEMOS. PORQUE LA DEMOCRACIA ES ALGO MUY SERIO. Vota al verde, al amarillo, al azul, al naranja, al chocolate, vota en blanco si lo deseas, vota a quien te de la gana, pero VOTA. Que no te quiten el poder de decidir ni que nadie te haga despreciar a ese poder de decidir que tienes,  porque  es un poder, lector amigo, que nos ha costado sangre sudor y lagrimas conquistar y ganar. Nuestros abuelos soñaron con ese poder de votar, y murieron sin poderlo disfrutar: no lo despreciemos nosotros ahora.

Saludos.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Para mi esposa

Mientras mas conozco el mundo, amor mío, más me gusta irme a mi rincón favorito: perderme en el universo verde-azulado infinito de tus ojos.

Mientras más experiencia adquiero en la vida, y a medida que más me ahoga la hipocresía y el ruido de esta pompa vana que es el mundo, más necesito refugiarme en el calor de tus brazos y aspirar ese aroma dulce tan indescriptiblemente arrebatador que emana de ti.

A medida que pasa el tiempo, y  los años van dejando su marca en mi frente  y en mi corazón, más me doy cuenta de lo mucho que te necesito.

Y por último, mientras más conozco a este mundanal ruido, tan azotado por las ventiscas de las modas, de los egoísmos y de la falta de ideales; y cuando más miedo tengo a hundirme en la tempestad, más me doy cuenta de lo infinitamente afortunado que soy teniéndote a mi lado: eres el norte, luz y guia de mi vida.

No quiero ser rico. Ya lo lo soy teniéndote a mi lado.

Te quiero.

Saludos.
.
P.D. Vuelvo al blog, amigos/as, tras unas semanas de autentico infarto en cuanto a trabajo se refiere. Disculpad mi ausencia, pero como dice el viejo refrán castellano "es antes el horno que la Iglesia", es decir, antes el trabajo que la afición. Os he echado de menos, de modo que prometo visitaros a la mayor urgencia a todos. Estoy de vuelta.  Abrazos enormes para todas/os.
.