"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 12 de junio de 2014

Monumento a la coherencia

La clase politica, y me refiero ahora a los representantes del pueblo en las altas instituciones del Estado, han de estar siempre atentos a lo que sucede en la sociedad, a los cambios que se van produciendo en ésta, y a los nuevos deseos y anhelos que se manifiestan cen el pueblo con el devenir de los tiempos, asi como, fundamental, han saber adaptarse a las nuevas circunstancias, proponiendo soluciones nuevas para problemas y situaciones nuevas. Asi las cosas, la aprobación ayer a toda prisa  en el Congreso de los Diputados de la Ley Organica que consagra y legitima a la Monarquia (abdicacion de Juan Carlos I y entronización del futuro Felipe VI), me muestra varias cosas: de un lado, la  grave miopia politica de los principales partidos (gobierno  popular y oposición socialista),  que no saben , o lo que es peor, no quieren oir lo que sucede en la sociedad, al tiempo que me muestra, muy al vivo, el miedo, o acaso pánico de nuestros principales partidos politicos a oir el clamor popular que se ha desatado en España, reclamando un debate sobre la forma politica del Estado; pues sigo insistiendo en que si la soberania emana del pueblo, el pueblo debe de decidir. Entiendo que el consenso que se logró en 1.978, y que trajo afortunadamente la democracia a este país, ha sido superado por las nuevas circunstancias, tal y como dije en mi anterior entrada.  Por eso, lo que sucedió ayer, en el Parlamento, no me sorprende; y he de añadir que como ciudadano me siento traicionado, pues el proceso se ha llevado a efecto con unas prisas inconcebibles y de espaldas a la ciudadania: el gobierno ya conocia la decisión de Juan Carlos de abdicar, y lo han efectuado todo de espaldas al pueblo,  con miedo al pueblo,  usurpando la soberania que emana del pueblo, y desoyendo las voces y necesidades del pueblo; anunciándolo en el momento justo, en el último momento; hay que reconocer que lo han planificado exhaustivamente.
.
La actitud de Rajoy ya me la esperaba ("la forma politica del estado no forma parte del orden del dia", dijo ayer), actitud que era más que predecible, y que por supuesto, no comparto. Entiendo que hemos perdido una magnifica oportunidad para devolverle al pueblo su soberania mediante un debate serio, honesto y abierto sobre tal cuestión, como reclamé en mi anterior entrada. Una reflexión serena, sin prisas y sin miedos.
Monarquia y Republica son dos formas de gobierno opuestas e incompatibles, por definición.  O se es monarquico, o se es republicano.  Por ello me ha sorprendido enormemente, lo confieso, la actitud de Rubalcaba:
"Los socialistas seguimos sin ocultar nuestra preferencia republicana, pero nos seguimos sintiendo compatibles con la monarquía parlamentaria".

Todo un ejemplo de coherencia...incalificable; eso si que no me lo esperaba.  ¿como puede ser? O eres una cosa o eres otra.   Porque coherencia es la concordancia entre lo que se piensa y lo que se hace, es decir, concordancia entre tus principios y tu actuar, cosa que no ha demostrado Rubalcaba precisamente.  Si siendo republicano eres compatible con la monarquia...una de dos: o eres mas monarquico de lo que dices, o no eres tan republicano como te proclamas.
En fin,  el pueblo es sabio, y yo  creo que se merece otros dirigentes distintos a estos.





4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No podemos esperar más de políticos a los que ya les ha superado la ola... bueno, sí, que dejen paso...

lambe goa dijo...

your blog is very interesting, I will visit again in the next article
cara memikat hati wanita menurut islam

Campurriana Campu dijo...

Cornelius, no estoy de acuerdo contigo porque considero que detrás de una propuesta debe existir un fondo y una forma y aquí sólo veo, en las proclamas que está a favor de algo que ni conocen en muchísimos casos, ganas de destruir y no de crear algo serio.

Es mi percepción sincera.

Por eso estoy a favor de la Monarquía. Por eso y por más cosas.

Myriam dijo...

Hoy vengo a saludarte especialmente x tu ya sabes que jejejeje Besos