"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 12 de abril de 2016

Camino de Madrid.

O mejor debia de titular esta entrada: "Dias de esperanza. Camino de la Gloria. Madrid", o algo asi, porque también este año voy a correr la Maraton de Madrid,  la respetada, temida,  dura e inmisericorde Maratón de Madrid, si, la Maratón sobre asfalto  más dura  de España en mi opinión, pero, quizás por ello, fijaros que cosas tiene la vida, la que más  añoro, la única que me hace derramar  lágrimas de emoción al inicio  en Cibeles y al final en la Meta del Retiro y, por supuesto, la que más quiero de todas.  Que me perdonen mis tres maratones de Valencia (2012, 2014 y 2015), que corrí y recuerdo con enorme cariño, y no me despido de volver por allí; pero la de Madrid tiene algo especial, de modo que, como Ulises, que no pudo resistir el canto de las sirenas, este año de nuevo saludaré a la Puerta del Sol, y correré mi la que será mi 5ª  maratón de Madrid;  una vez mas besaré a la Cibeles de la ciudad que me vió nacer hace 51 años,  si,  de nuevo gozaré y sufriré,  contendré mi emoción,  respiraré profundamente esa brisa que me dio la vida,  y cuando el pistoletazo de salida lo ordene, saldré de nuevo a correr esos 42 kilometros duros y terribles, pero al mismo tiempo amados, añorados... inolvidables.

Cuando terminé la Maratón de Valencia, en Noviembre pasado, nada mas cruzar la línea de Meta me prometí no correr hasta que estuviera totalmente recuperado de mi pequeña mini-lesion, y lo he cumplido; me siento bien, fuerte, bueno, con las típicas molestias de todo corredor (sobrecargas y demás), pero afortunadamente estoy entero y con ganas de correr, la cosa tuvo menos importancia de la que yo temia, y con descanso y buenos cuidados, todo está donde tenia que estar.

Como se apoderó de mi el gusanillo del running... Si no, que se lo digan a ese tipo que era yo, que con 45 años, sobrepeso, y fumador, que no había corrido en su vida, un buen dia se atrevíó a dejar el tabaco y a ponerse a correr, sacando tiempo de donde no lo tiene. Parece mentira… pero asi es. A veces, cuando miro para atrás, todo me parece un sueño, me cuesta trabajo creerlo, y pienso: ¿será posible? ¡Pues claro que es posible, ya lo creo que si! En mi caso lo ha sido y la palabra mágica es esta: constancia. Y conste que solo soy un simple corredor aficionado, con unos tiempos  modestos, que corre por placer, por aficion, no tengo técnica de carrera, ni un correr elegante, y de hecho, corriendo tengo muchos pero que muchos defectos, pero tambien poseo esa virtud, repito,  llamada perseverancia, llámala fuerza de voluntad, si quieres. Para mi, lo es todo, aunque también es necesario un poco de sentido común y de prudencia, y tampoco viene mal aliñar el plato con la experiencia que ya va teniendo uno.

Y por cierto, una pequeña nota, habréis observado que nunca digo el maratón, sino la maratón, lo pongo en femenino, y asi me gusta llamarla, la maratón, como Rafael Alberti  y los  pescadores, que nunca dicen el mar, sino que siempre hablan de la mar.  Ademas, la maratón, como decía mi amigo Lander, es femenina, es mujer, y tomo prestadas sus palabras: "a las maratones, como a las mujeres, no hay que entenderlas, sino  amarlas". Por supuesto que sí.

 En medio de mi programa de entrenamiento de 14 semanas he tenido dos coqueteos con el alquitran: Media Maraton de Baza, el pasado 13 de Marzo de 2016 (1,52,15) la corrí con Juanjo,  Cipriano Ruiz,  Pablo Morales y Fran Velasco; y la Media Maraton de Malaga el pasado domingo 10 de Abril  (1,51,46), anteayer mismo,  ahi hemos ido mas gente, pues además de los anteriores, hay que sumar a Jose Maria,  Tomás, Paco...y alguno mas. Saludos para todos. Os cuelgo las fotos.

Aunque por mucha experiencia que se tenga, la emoción de participar en otra épica siempre está ahí. Y ya se aproxima la hora. Que poco queda ya...Dios mio... solo 12 dias.  El gran momento se acerca, y con él las emociones se desatan, y es inevitable que los nervios afloren tambien, aunque uno va aprendiendo a serenarse y a mantener la calma, como el vino viejo.  Parece que todo va bien físicamente,  espero no equivocarme, toquemos madera.  Me siendo alegre, optimista, contento y feliz, porque solo estar en la línea de salida ya es un premio: tomar parte en la maratón mas dura de España, y no  haberte lesionado por el camino, eso ya es un triunfo, asi que a disfrutar. Pero al mismo tiempo, Madrid es mucho Madrid…es una maratón que se la añora y se la desea, pero al mismo tiempo se la respeta y se la teme;  pero siempre se la quiere...es la maratón de la capital de España,  con una chispa, con un hechizo, con un no se qué...que no acierto a describir, pero que te atrae irremediablemente.  Asi que ánimo, y al toro, este año   también me comeré mi tapita de callos en Sol, y espero que mi amigo Mateo Ruiz Serrano, que, por cierto, también la correrá, me acompañe; todo ello sera si Dios quiere y el tiempo no lo impide.

Que la fuerza nos acompañe.

Saludos
.

3 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Te veo muy bien, Cornelivs. Tened prudencia también y escuchad a vuestro cuerpo. Me parece un esfuerzo enorme pero sí: debe de ser muy gratificante. Ya nos contarás! Disfrutadlo!

Anacanta dijo...

Espero que encuentres algo de esa gloria que no está en los pedestales.

Un saludo

Myriam dijo...

Suerte con la maratón fe Madrid. Y sí, dejar de fumar y correr, es lo mejor que podías hacer. Te felicito por la constancia. Solo no exageres, para evitar lesiones innecesarias. Y sobretodo sigue disfrutando.

Besos