"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 18 de octubre de 2008

"Casi"

Tengo muchos compañeros y amigos moteros: Javi, Miguel, Enrique (Cantos), José, Diego, Manolo, Cueva, Carabinas, Miguel Angel, Andrés, y muchos más, y que me perdonen los no nombrados, pero me refiero a todos ellos también. Tenemos profesiones muy variopintas. Cuando se tercia nos juntamos en el “Chocolat” (es nuestro sitio de “quedada”, sobre todo los domingos), y cabalgamos con nuestros caballos de hierro por esas rutas, nos hacemos unos 250-350 Km aproximados (algunas veces hasta más). Casi siempre a la hora de comer estamos aquí.

Sin embargo, las rutas más largas las he hecho con mi amigo Casimiro. “Casi” para los amigos. Profesión: construcción y albañilería. Edad: rondando los 50. Estatura mediana, complexión fuerte pero delgada. Pelo algo canoso. Casado con Isabel, tiene dos hijos, ya mayores. Buena pareja y buena gente. Buenos amigos.

Un universo cultural y profesional nos separa, y cada uno tenemos nuestra manera de ser, pensar y actuar; pero compartimos nuestra afición a la moto y a la carretera, y hay entre los dos un buen sentimiento de amistad y aprecio mutuo. Es lo hermoso que tiene el motociclismo: todos somos compañeros. Hay pintores, ingenieros, electricistas, abogados, agricultores, médicos, albañiles, etc. No hay diferencias y eso me parece muy bello. Hay en este ambiente algo mágico que me atrae, que me endulza los fines de semana, y esas sensaciones de libertad, de camaradería, de paz, de sosiego y de aventura que se mezclan cuando estamos encima de nuestras máquinas es inexplicable, pero gratificante y placentera. Es una sensación maravillosa.

Casi es sencillo, sensato y muy buena gente. Sabe vivir, no se complica la vida, y me parece fantástico. A mi me gusta más darle vueltas “al tarro”, pensar las cosas, reflexionar; el es hombre de arranques, de instinto. Para Casi no hay distancias. Me explico. A mí siempre me habian gustado las rutas “largas”. Me aburria hacerme 100 Km. Pero cuando empecé a conocerlo, comprobé con satisfacción que lo que verdaderamente le atraía eran las “muy largas”, y lo comprendi: es que le gusta la moto. Es muy capaz de estar aquí, y decirte: “¿Oye, vamos a tomarnos un café a Cordoba?” (a 175 Km de aquí). Como si Cordoba estuviera al lado. Al principio cuando yo era un motero novato, pensaba: “…¡pero bueno! ¿será que aquí se han agotado las reservas de café y tenemos que ir a Cordoba?”. Ahora ya nos conocemos bien y me encanta cuando algunas veces tiene esos arranques. El no busca el café; busca el kilometro, la ruta, la aventura de la carretera. Como es lógico, yo no tardo ni décimas de segundo en responderle: ”¡De acuerdo, un café en la Mezquita!". Y nos vamos tan tranquilamente. Y ojo, la vuelta posiblemente la hagamos por otro sitio, porque el camino es más largo. Lo hacemos con premeditación y alevosía. Cuando lo veo encima de su motocicleta, con esa cúpula grande (el cristal delantero), su casco y su chaqueta liberto me recuerda a un policía motorizado de la 5ª Avenida de Nueva York.

Hemos recorrido muchas rutas con nuestros restantes compañeros, todos son estupendos y les mando un afectuoso saludo. Pero hoy me toca hablar de Casi. Y las rutas que hemos realizado él y yo, los dos solos, creo que han sido de antología, ...¡y las que nos quedan si los Dioses no lo impiden!. Contra lo que pudiera pensarse, el frío es nuestro amigo. Recuerdo el invierno pasado, y os hablo del invierno, imaginaros el frio de Enero, cuando salimos los dos a las 8 de la mañana, en dirección a Córdoba. Un manto blanco de rocio cubria el campo. Tuvimos que detenernos en Montoro, nos dolian los dedos de las manos, casi congelados. El iba pertrechado por completo; pero yo entonces, aunque tenia chaqueta, guantes y botas, aun no me habia comprado los pantalones especiales con doble forro que hacen que vayas tan calentito, (¡iba en vaqueros!) y creo que propiné a mis dos piernas una buena cura de frio. En realidad, todas las rutas de aquel invierno las realicé en vaqueros.
.
Lo propio nos pasó cuando nos fuimos a Albacete (está a 220 km de aquí), teniamos ganas de degustar el queso frito que hacian allí, y el aprovechó la ocasión para saludar a una amiga de la familia.

Otra vez, a Benalmádena, (a 260 Km.) el entrecot que nos tomamos ese dia fue gigantesco. En otra ocasión, nos fuimos a Almeria, concretamente a Ohanes (a 200 Km.), un pueblo perdido en la sierra. Pues, ¡para qué contaros aquella ocasión en la que nos dirigimos a Manzanares (a 175 Km.), porque, a sugerencia mía, queriamos probar los famosos “duelos y quebrantos” que comía D. Quijote los sábados de cada semana? Riquisimos, los recomiendo. Como el tiempo amenazaba lluvia, terminamos rápidamente de comer y nos volvimos para el Sur. Las negras nubes nos perseguían, y tuvimos suerte, llegamos secos.

En otra ocasión y esto fue hace casi un año, marchamos con otros diez o doce compañeros a la concentración nacional de motos que hubo en Madrid para protestar contra los “guardarailes asesinos” que, desde ya, deberían de eliminarse de las carreteras. Allí se reunieron moteros de toda España. De aquí a Madrid hay 350 Km de ida, y otros tantos de vuelta. Llegamos a nuestro pueblo, y recién aparcadas las motos me dice: ¿oye, quieres el último café en Granada (100 Km)? ¡Fantástico! ¿Y sabeis que estuve a punto, a puntísimo de decirle que si? Se conoce que no habiamos tenido bastante.
.
Buen amigo y buen motero, por afición y por vocación. Un abrazo, Casi.

Saludos.
.

15 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Te confieso que te envidio hermano... Creo que las motos, sobre todo las clásicas,como esa que tienes y que nos presentastes en una foto, son una verdadera fuente de experiencia romántica de la mordenidad.

Si sigues así vas a tener que cruzar "el charco" y montarte sobre la Ruta 66 de Este a Oeste... Ahh y no olvides la lapto para que compartas con nosotros esas experiencias y, aunque sea por aquí, ser parte de ellas.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Uys que peligro tienen esos duelos y quebrantos para la panza!
jajajaja
Saludos amigo

amelche dijo...

¡Vaya par de dos! Oye, ¿cuánto hay desde ahí a Elche? Por lo menos, unos trescientos kilómetros, ¿no? Cualquier día os veo por aquí, ¡ja,ja! Pero avisad antes, que esté preparada.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Un buen canto a la amistad. Seguid cabalgando juntos.

Amig@mi@ dijo...

Te veo "de colores" hoy a tí, pero más colores debe tener tu amigo, hacer público un cariño así no es tan sencillo. Seguro que la proxima escapada tendrá un "algo especial"
Me encantan los "duelos y quebrantos"
No olvides que soy de por allí.

Ronini dijo...

Qué bonito! no sólo la camaradería, la complicidad, los kilómetros y lo que compartís,
porque eso es amistad, y cada una de esas rutas, cada uno de esos momentos siempre os quedarán ,
y eso es lo que os llevais, eso es lo que vivís, no dejéis de hacerlo de vez en cuando, merece la pena luego recordar esas sensaciones,
me alegro por vos, cornelius, un beso

RAMPY dijo...

La verdad es que te ha quedado un post muy tierno y dulce y tu amigo Casi debe estar muy orgulloso de ti.
Te mando un abrazo enorme y feliz fin de semana
Saludos
Rampy

AriaDna ♥ dijo...

Un abrazo para Casi y un besazo grande para ti

ISA dijo...

Hola una vez mas, no sabes cuanto me enternece tu post a mi y sobre todo cuanto a cambiado la carilla de alguien al leerselo.
GRACIAS por tu amistad y la de tu familia

Esther dijo...

Es una bonita afición, yo casi la haría más en coche, me gusta conducir pero el coche la moto me da más miedo.. Haces bien en reunirte con ellos y darte esos largos paseos a por ese café.. mira por donde en parte estás compartiendo tambien tu lugar de cafés como hice yo, tu compañera en ellos es tu moto :).

besitos

Eria.. dijo...

tengo una teoría, acertada o no. Creo que cuando estas con alguien va enb el paquete lo que te gusta de esa persona y lo que no y que no has de modificar lo que no te gusta porque puede que se desequilibre lo que si te gusta y fastidies la cosa. Pues bien, eso me pasa con las motos, que me dan tanto miedo que me gustaría que los que me rodean (en el armario guardo varios cascos) se olvidaran de ellas pero quizá es su forma de liberarse y por eso es mejor callar... pero que miedito me entra. Besitos varios.

moderato_Dos_josef dijo...

Vaya excursioncitas que os hacéis tan apañaditas jejeje. Yo la verdad me conformo con caminar veinte kilómetros a pata, después ya estoy molido. UN saludo!

Ericarol dijo...

Holaaaa

Pues que divertido...

El próximo domingo, o sea mañana, habla con Casi un poco de tus amigos blogueros. Hablale de mi.

Un beso para todos y sobre todo para Linda que es la que mas sufre en esos paseos.

Un besote!!!

María dijo...

Es una maravilla esa complicidad que tenéis, me alegro mucho, y espero que disfrutes del fin de semana como bien te lo tienes merecido.

Un beso amigo.

Cornelivs dijo...

ALI REYES: ¡Me has leido el pensamiento, amigo! Algunas veces hemos planteado lo bueno que seria hacer dicha ruta del este al oeste, uff, seria el climax de las maravillas, pero para nosotros un sueño inalcanzable. Un abrazo.

HIPERION: Si, uff, y encima de la moto mas aún, jejej. Un cordial saludo.

AMELCHE: Iremos y te avisaremos. Un beso.

PEDRO OJEDA: Lo haremos, mientras la ilusion y la salud nos dejen. Un abrazo.


AMIGA MIA: Lo cierto es que estaban riquísimos. Un abrazo.

RONINI: Siempre tan amable, muchas gracias. Si, es lo que recordaremos siempre. Un beso.


RAMPY: Gracias, amigo, un abrazo.

ARIADNA: Otro beso doble para tí.

ISA: Gracias a vosotros, por ser como sois. UN ABRAZO PARA LOS DOS.


ESTHER: Son buena gente, con ellos los domingos por la mañana tienen otro sabor. UN BESO.


ERIA: A mi mujer le sucede algo parecido, al principio. Pero no es cuestión de tener miedo, sino respeto. Besos.


MODERATO: Desde luego caminar es más sano y mas saludable por el ejercicio fisico. Un abrazo.

ERICAROL: Ya lo he hecho, ha leido este post y le ha encantado! Les he hablado de vosotros, de todos, y, como no, de mi querida amiga Ericarol. "Linda" te da saludos, esta mas atrayente que nunca...hummm. (jejej). BESOS.

MARIA: Gracias amiga, otro beso para ti.