"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 17 de octubre de 2008

Momentos

Después de la jornada de trabajo y del trajín de todo el día, llegaba a casa, se daba una larga y relajante ducha; cenaba, hablaba con los suyos y cuando estos se acostaban y todo se quedaba en silencio, muchas noches se dirigía allí.

En ese momento se desvestía de todos sus envoltorios; se despojaba de los ropajes que envolvían su alma: el ropaje de profesional que obvia y necesariamente debía de mantener a todo trance, con los clientes y con los otros profesionales de su mundo; luego se quitaba el ropaje de los compromisos y del trabajo cotidiano, su mente se liberaba de las preocupaciones de su trabajo, ya no eran horas; su alma se despojaba de todas sus vestiduras, su corazón se liberaba de todas sus prisiones y se expandía, feliz y libre. Se sentaba frente a su ordenador y su espíritu se quedaba completamente desnudo y libre, tal cual era.

En esos momentos solo era un hombre, un ser humano, era él mismo. Se contemplaba tal cual era.

Una vez libre su pensamiento y su corazón de las preocupaciones escribía. Sus pensamientos y sus sentimientos fluían libremente. Desahogaba lo que durante el dia no podia desahogar; era libre para sentir las cosas que el trabajo no le permitía; se quitaba las ataduras de su profesión y de los compromisos. Desahogaba sus emociones y sus sentimientos, que para eso tenia un blog; o bien las noches que estaba tranquilo, escribía sobre otras cosas; sobre Roma, o sobre cualquier tema que le interesara o le llamara la atención, o simplemente le apeteciera. Y su mente volaba; se imaginaba ataviado con su casco con su penacho de plumas, su coraza, sus caligas, su cota de malla y su gladius hispanicus, y ya se veía convertido en un Centurión de la Legio X Gemina, que Julio Cesar fundó; o se imaginaba hablando con Séneca y con Cicerón; o espiando, detrás de una cortina, a los lujuriosos desenfrenos de Mesalina; o acaso como un simple correo del emperador, portando una misiva al Rey Mitridates. O acompañaba a D. Quijote y Sancho en esas platicas interminables, cuando el sol caia a plomo por las llanuras de La Mancha.

Tenia tiempo para él mismo; y en esta sociedad tan estresante, en la cual todos están tan ocupados que no tienen tiempo ni para pensar, esa hora y media aproximada le era necesaria. Veía también los blogs de sus amigos; comentaba las entradas de éstos, y contestaba siempre que le era posible a los comentarios que les hacian a él. Tenia contacto con los demás, y podía hablar libremente, sin clichés extraños; en definitiva, dejaba que su humanidad, esa linda humanidad que todos tenemos dentro, aflorara. Hablaba consigo mismo: examinaba sus éxitos y sacaba conclusiones de ellos; y también sus fracasos, de los cuales obtenía aún más enseñanzas. Reflexionaba sobre su trayectoria; sobre el camino que había emprendido. Recalibraba su punto de mira, se estudiaba a si mismo y se analizaba; y como no, aconsejaba y se dejaba aconsejar. Por un ratito se alejaba del mundanal ruido y recargaba sus pilas. Tenía tiempo para ser un ser humano, no un número o un autómata.
.
Que bueno que todos los días tuviéramos todos un ratito para quitarnos los ropajes de nuestras profesiones y todos nos sentararamos con nosotros mismos a meditar un poquito, y a conocernos, con un poco de paz y de silencio, simplemente eso, y a vernos como lo que somos: como personas, recuperando así parte de la humanidad que este mundanal ruido nos hacer perder a diario.

Saludos.

23 comentarios:

amor en libertad dijo...

verdaderamente no se ha calibrado aún del todo lo maravilloso que es esto de los blogs, ya sabes que comparto esos sentimientos

mi abrazo

santiago

Antón de Muros dijo...

Si quieres ser bueno con los tuyos, debes comenzar por ser bueno contigo mismo :-)

Todos necesitamos tiempo para cultivar nuestras inquietudes personales.

Un abrazo.

Antón.

Rud dijo...

Sí, sería magnífico tener ese tatito para encontrarnos con nosotros mismos, no siempre se puede pues muchísimas veces el marido cree que le estamos quitando espacio cuando nos ponemos a “elucubrar”.
Tu blog es excelente. Muy interesante lo que escribes. Te he visitado algunas veces, pero casi siempre no me alcanza el tiempo para dar mis opiniones.
Saludos.

PAOLA dijo...

es algo increíble que puedas radiografiar el alma , el sentido que nos embarga a los esta familia, sucede así, nos depojamos y quedamos a solas, con esa identidad que brota desde el alma y nos enfrenta con nuestros talentos, con nuestras frustraciones, y nos pone monitor a monitor con el resto del mundo.
Cornelivs, me encantó.
un abrazo.......ya has visto mi sorpresa??

el huerfano piano dijo...

Sin lugar a dudas eso lo que me hace falta
desconectar y volver a ser yo, sin preocupaciones, llamadas,clientes, estres.

Esos mometos que nos liberamos la mente el cuerpo, respiramos hondo y sentimos el universo
hay que saber sacar tiempo para esoso momentos

me gusta este post, toca a la vida de todos

RAMPY dijo...

Es cierto, a mí el blog, por ejemplo, me sirve para abstraerme de este mundo tan dífícil y jodido que me ha tocado vivir y estoy deseando que llegue ese momento donde me convierto y puedo expresar lo que siento en este trozo de realidad virtual tan maravilloso llamado blog, gracias al cual he conocido a maravillosas personas, entre los que te incluyo.
Un abrazo enorme y deseo que pases un feliz día
Saludos
Rampy

amelche dijo...

"A distinguir me paro las voces de los ecos/ Y escucho solamente entre las voces una./ Converso con el hombre que siempre va conmigo/ -quien habla solo espera hablar a Dios un día-/mi soliloquio es plática con este buen amigo/ que me enseñó el secreto de la filantropía."

Antonio Machado.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Todos necesitamos un tiempo, un espacio, un jardín que cultivar. Si no, nos volveríamos locos.
Un buen texto.

Esther dijo...

que manera más bonita de definir el rato del día que compartes con todos nosotros.para mi es igual es un momento en el que me muestro tal cuál y recibo todo el cariño y entrego el mío a cambio,es como una unión de almas ¿verdad?

Besos de alma a alma :)

Eria.. dijo...

Múltiple autorretrato.Besitos varios.

Oteaba Auer dijo...

Nada ni nadie nos impide esos momentos en que somos nosotros al márgen de la profesión...
Había una canción de Serrat, titulada creo "Ejecutivo de pelicula",en una de sus estrofas dice:
No le gusttaría no ir mañana a trabajar y no pedirle a nadie excusas, para jugar al juego que mejor juega y que más le gusta...
Inteligente letra
Buen post
Besos

Ronini dijo...

ay! suspiro... al irte leyendo en pasado, no hacía más que pensar, no te irás corne, no te irás!!!!uffff

Pues sí, y para eso yo tambie´n tengo el blog, son mis pensamientos, mis inquietudes, mis errores, mis miedos, y muchas veces vuestros comentarios me dan puntos de vista que no había contemplado, o ese ánimo que me hacía falta.
Y pasear por vuestros trocitos de alma, para mí es disfrutar, es aprender, es compartir, es dar a conocer...es ese ratito que no me gustaría perder, aunque hay días que me traga la actividad.
besos amigo

moderato_Dos_josef dijo...

me ha gustado mucho este post sobre todo esa parte final en la que indicas sobre lo bueno que sería que todos dispusiéramos de un rato para reflexionar. en cverdad cre amigo cornelivs que si esto sucediera tal vez el mundo iría mejor...Un saludo!

Edgardo dijo...

Amigo, que buen texto, que buen relato de lo que es ese momento donde uno se hace un hueco en el complicado y efímero día para dejar algo de lo que uno es realmente, para quitarse los trajes, las mascaras y ser lo que uno quiere ser (aunque aquí cabe preguntar si de verdad en algún momento dejamos de ser personajes y somos nosotros mismos realmente, sin importar la respuesta, seguimos). Como dice Pedro, “todos necesitamos un tiempo, un espacio, un jardín que cultivar. Si no, nos volveríamos locos”, pero me da tanta pena que la vida sea solo un instante donde ser y el resto que la vida sea una carga, una cruz, un no ser nosotros para progresar, para existir, para pertenecer y evolucionar. Se hace difícil andar así, mendigando momentos de felicidad, de autenticidad, y el resto, apenas ser sombras o malos reflejos de nuestras personas. Ojalá consigamos tener mas tiempo para explotar lo que somos y nos hace bien y cada vez menos momentos de representar un papel determinado en la vida.

Ojalá nunca pierdas es hora y media para comunicarte contigo mismo y con todos nosotros. Ojalá todos aprendiéramos un poco a estar mejor y a ayudar a que el resto este mejor.

Te dejo un fuertísimo abrazo, mi más sincero cariño. Sabes toda la estima que siento por ti amigo mío.

HologramaBlanco

Alí Reyes H. dijo...

Me siento muy homrado por estar en tu lista de blog. Voy a hacer lo propio en el mío, lo único es que necesito tiempo y acesoría para hacer eso (falta de habilidad ¡Tú sabes!)Pero te repito que es un gran honor que trataré de no desfraudar.

En la entrada acerca de Saulo de Tarso te dejé un "testamento" (risas) es que ese post me apasiona. Y disculpa si me tomé el abuso de nombrar e interactuar con tus contactos.

En contacto hermano

Amig@mi@ dijo...

pues... yo no lo hago así, no sé como puedo, lo mío va a saltitos, 10 min por la mañana, 30 por la tarde, llega la noche y vuelvo hasta que me bailan las teclas ...
pero me encantaaaa!!!
para mí Es volar a a distintos sitios, al SITIO de cada uno, vuestros rinconcitos, como yo les llamo, y ojalá pueda seguir haciendolo !MUCHO TIEMPO.
BESOS

Chencho dijo...

Me quedo sin palabras ante tu sensibilidad y elocuencia. No es por halagarte, simplemente es que sabes conectar con los sentimientos y hacerlos grandes y positivos.
A veces me da miedo que no comprendan mi necesidad de expresarme, de sentirme persona que reflexiona sobre si mismo y lo que le rodea, y de hacerlo a través de un medio tan directo y sincero como el de los blogs. Ese temor a no ser comprendido se me diluye cuando leo entradas y comentarios como los que se recogen en este bello rincón.
Gracias Cornelius.

Lycans Laqueus dijo...

De que sirve gastarse las horas del día trabajando si luego uno no puede disfrutar de lo que vale la pena?

Que facil es la teoria, que dificiel llevarlo a cabo, eh amigo?


Un gran saludo.

Un lobo en el sofá.

natàlia dijo...

Una experiencia única.

Muchos besos!!!!

DianNa_ dijo...

Corremos demasiado sin saber verdaderamente el por qué... :)

Besos, niño y feliz fin de semana

GINEBRA dijo...

Esos ratitos son muy necesarios. Gracias a ellos podemos disponer de nuestra libertad un ratito al día. Sirven para aliviar el estrés y disfrutar, me alegro de que lo hagas todos los días un rato. Yo ahora lo hago, sola y visitando a mis amigos del "otro lado". Un beso y buen finde

Cornelivs dijo...

A TODOS:

Me siento feliz de que todos tengamos esa sintonia en común. Creo que hemos creado un grupo de amigos bastante majo. Gracias por tu sorpresa, Paola, si la he visto.

Gracias a todos y un fuerte abrazo.

LUISA M. dijo...

Muy buena narración. Nos vas guiando paso a paso a esos "momentos" en que te encuentras contigo mismo (aunque en 3ª persona). Creo que lo defines perfectamente en la frase: "Una vez libre su pensamiento y su corazón de las preocupaciones escribía."
Todos necesitamos un tiempo cada día para nosotros mismos: para meditar, para leer, para imaginar, para escribir, para visitar a los amig@s del blog o para lo que queramos.
Así que... disfrutemos de esos "momentos" propios todos los días.
La foto me parece preciosa, yo soy una enamorada de los atardeceres.
Un abrazo.