"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Preguntas

La otra mañana me encontraba hablando con un compañero a la espera de que nos llamaran para entrar a Juicio, y comentamos el tema de la “Salvación”. El hablaba en broma, en el sentido de que si perdíamos el pleito iríamos al infierno, y si lo ganábamos iríamos al cielo. A la vista de cómo salió todo, creo que iremos al cielo, estoy casi seguro. En fin, ya veremos.

Pero el caso es que después de salir del juicio, y hablando más en serio, han surgido en nuestra plática una serie de cuestiones, aparentemente sencillas, pero que no por eso (estimo) dejan de ser menos interesantes. Ni él ni yo hemos hallado la respuesta. El tiene dos hijos, el mayor cuenta ya con 13 años, y me relató la conversación que hace pocos días tuvo con él, trasladándome las inquietudes de su hijo. Está descubriendo poco a poco su camino, y, con 13 años ya está madurando. Me han encantado la frescura y agilidad mentales del muchacho.

Me comenta que según la Biblia y la doctrina oficial católica, Cristo vino al mundo para “salvarnos del pecado” y llevarnos a la Vida Eterna, de modo que es aquí abajo, en la tierra, donde hemos de ganarnos el premio o el castigo para el otro mundo: si somos “buenos” iremos al cielo, y si somos “malos” iremos al infierno. Pero el premio o el castigo serán “eternos”, es decir, no tendrán nunca fin. Los malos chillarán eternamente en los abismos, y los buenos gozarán eternamente en el cielo. He dicho “eternamente”.

Suponiendo que verdaderamente fuésemos inmortales, hemos de contrastar varios datos. La vida de una persona, y hablo de un promedio normal, serian 80-100 años. Luego fallecemos, pero resucitamos (según la doctrina oficial católica) el dia del “juicio final”, para nuestra salvación o condenación eterna, es decir, indefinidamente, eternamente, por los siglos de los siglos amén, sin posibilidad de recurrir, pedir aplazamiento o de cambiar ese estado de cosas.

Hemos de comparar las dos cantidades: 80 años (el promedio de nuestra vida) con la “eternidad”, o sea, con el infinito. Muy remotamente, parece como si esos 80 años de nuestra vida, en medio de la inmortalidad, fueran como un segundo de tiempo en medio de un milenio (1000 años). Y me quedo corto.

Pregunta: ¿Y solo tenemos ese “segundo” de tiempo para merecer el premio o el castigo para los proximos 1000 años? Si fueramos inmortales de verdad, no se comprende por qué tenemos que “bajar” aquí a la tierra, nacer, luego morir, y en tan poco espacio de tiempo (80 o 100 años), hacer una terrible experiencia para asi ganar el premio del cielo o el castigo del infierno para toda la eternidad.

No se comprende. Solo por 80 años de “practicas”, ya ganamos el premio o el castigo por toda la eternidad, es decir, por el infinito? ¿No es un periodo de “practicas” demasiado corto ese?

Es como si yo castigara a mi hijo durante el resto de su vida a estar en prisión, por el simple hecho de haber derramado sin querer un vaso de leche. Soy demasiado duro con él; además, apenas ha tenido tiempo para demostrarme como es. Y luego resulta que, según las Escrituras, “Dios es amor”, es decir, ama infinitamente a sus criaturas, y es eternamente comprensivo con nuestras debilidades. Pregunta: ¿Un padre amoroso y comprensivo puede castigar a sus hijos a una pena tan terrible y eterna solo por haber “tropezado” en tan poco espacio de tiempo?

Presuntamente el bautismo nos salva del “pecado original”, que según "se" dice, hemos “heredado” de Adán y Eva. Pregunta: ¿Cómo es esa herencia, es decir, en qué consiste, cómo se transmite? El cerebro de un niño no es consciente de su autoexistencia hasta los 3 años aproximados, al menos, es en esa edad a partir de la cual los niños suelen tener sus primeros recuerdos. Porque en el momento del nacimiento, en dicho cerebro no hay información alguna. Esta a cero. Va almacenando información poco a poco.

Y última pregunta: ¿Entonces, una criatura completamente indefensa y pura, como es un bebé recién nacido, ya ha pecado? ¿Por el mero hecho de nacer ya ha “heredado” un pecado que (presuntamente) se cometió millones de generaciones antes de él nacer? Y que me perdone Darwin y su sabia teoría evolucionista. Ya me gustaría que alguien con una perspectiva racional y empírica nos explicara suficientemente estas cuestiones.

El hijo de mi amigo no tiene respuesta; pero creo que yo tampoco la tengo.

Saludos.

32 comentarios:

Esther dijo...

Parece que hoy estreno yo la entrada y una tan interesante como esta es un honor..:)

También te respondo por considerarme una de tus habituales que no pasa nada sino contestas,que se que a veces no dispones de tiempo..yo voy a seguir entrando igual y comentarte..:)

La verdad es que mejor que lo has planteado tu no se puede plantear y otra cosa que plantearía yo... ¿donde hay lugar para tantas almas vagando? ten en cuenta que cada una en la tierra está 80 años muere y resurge no se donde...Para eso casi la teroía budista de la reencarnación sería más practica, el reciclaje de almas...

Aparte históricamente la iglesia al principio decia que Dios estaba en los cielos y todos lo hacíamos tras las nubes y a veces de pequeña hasta adivinabas verlo.. ¡que cosas eh!(de pequeña era algo creyente) Despues subimos tras las nubes y no hay nadie allí arriba y nos dicen qeu está en las estrellas y por mucho que recorramos tampoco lo hay...

Entonces ¿que se supone que el universo entero es como una bola que tiene Dios en la mano? Pues cuidado que no la agite o salimos todos volando ... :)

besitos

Chencho dijo...

La religión catolica pierde muchos seguidores por estas cuestiones sin resolver. Es una lástima que con el mesaje de Jesús no se haya sabido explicar todas esas dudas.
Asi les va! Saludos

genialsiempre dijo...

Creo que tú di tienes respuesta, la has expuesto en este texto. El que se quiera enterar solo tiene que leerlo sin prejuicios morales, pero hay tanto fariseo encubierto....

José María

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En todo tema en el que nos enfrentamos con cuestiones de fe, no hay argumentación posible que salte el último obstáculo, aunque todo lo anterior haya generado miles de volúmenes.
Si existiera la salvación, allí no estaría ninguno de los que han dictaminado sobre ella: la han hecho demasiado enrevesada por tratar de explicar lo que no se explica.
Hace mucho tiempo que tengo la decisión tomada: mis años de vida sólo servirán para ser mis años de vida.

RAMPI dijo...

Pues si un niño de trece años, puede hacerte estas preguntas tan comprometidas y que muchos adultos no saben contestar, qué pasará con otras cuestiones mucho más complejas. o es más, qué pasará con este mismo niño cuando su grado de madurez sea mucho más grande?
La fe y la razón están siempre reñidas, porque hay cosas que no se pueden explicar y te las tienes que creer.
Yo, la verdad es que, cada día soy más escéptico con respecto a la religión, entre otras cosas, porque descubres que muchas cosas de las que cuentan en los Evangelios se repiten en otras historias mitológicas, sobre todo en la religión griega.
En fin, que hay gato encerrado
Un abrazo enorme
Rampi

Amig@mi@ dijo...

Uff, que post!!!
Me remito a un comentario que ya te hice una vez ... Has leído San Manuel Bueno Martir?
Besos
;)

manuel de la rosa dijo...

El opioo del pueblo se convirtió en tu caso en cerveza sin alcohol...ese es el problema de las religiones que intentan dar explicación a todo con razones y consideraciones imposibles de creer... saludos

amelche dijo...

Bueno, bueno... ¡Qué profundo estás hoy! La verdad es que tienes razón, sobre todo porque la mayoría de la gente no vive 80 ni 100 años, vive menos. Con lo cual, menos tiempo de "prácticas".

Isabel dijo...

Pues lleva razón el chaval, ¿como puede un Dios bondadoso castigar a sus hijos eternamente por unos pecados cometidos en el breve tiempo que vivimos?, Y si hemos sido buenos, ¿que ser humano aguantaría que le estuviesen premiando eternamente?.
Un beso, amigo Cornelivs

Fernando Portillo dijo...

Si te haces preguntas es porque albergas dudas acerca de semejantes chifladuras. Santo Dios! Que tú no tienes 13 años, Cornelivs...

Ericarol dijo...

Hola Cornelivs

Tus temas siempre tan interesantes...

Bueno. yo no bauticé a mis hijos, porque me parecía injusto tomar esa decisión por ellos.

El mayor, ya tiene 14 y decidió por su propia voluntad bautizarse en la fe cristiana, algo que aplaudí y apoyé. Eso era precisamente lo que quería, que ellos decidieran.

En cuanto a la eternidad...quiero creer, quiero creer, que después de aquí hay algo mas. que? nunca lo sabremos.

la vida es tan hermosa!! ojalá haya más.

lluvia de besos para ti

Ericarol

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que excelente post me emociona que alguien se preocupe por preguntarse esas cosas. El pecado original es la tendencia que tiene el ser humano hacia el mal, eso viene ya como en el ADN del ser humano, aunque muchos creen que el ser humano es noble por naturaleza.

Voy a dar mi humilde opinión y es solo eso de acuerdo a mis creencias:

En primer lugar no nos salvamos por ser buenos o hacer obras positivas, nuestra salvación viene dada por aceptar a Jesucristo como nuestro salvador personal, al confesar con nuestra boca que somos pecadores y que aceptamos a Jesús como nuestro salvador. Esta salvación en este preciso momento es totalmente gratis, Jesús pago con precio de sangre en la cruz del calvario por nuestra salvación.

En ese preciso momento en el Seno de Abraham donde se encuentra el libro de la vida, Dios escribe con su puño y letra nuestro nombre y apellido, para ser llamados el día del juicio final.

Hay cosas que uno no comprende, no sé si es verdad que el infierno existe, o si hay un castigo eterno, mi temor hacia Dios no es por irme a los infiernos eternamente, sino es un temor santo hacia el Creador de todas las cosas.

Por eso el libro de Tito en la biblia lo dice muy claramente, el que peca y se corrompe trae contra sí mismo su propio juicio, no es que Dios nos vive castigando día a día, sino que nuestras acciones malas o buenas traerán consecuencias a nuestras vidas mortales.

Un niño trae al nacer la tendencia a pecar, no quiere decir que sea pecador, el bautizo lo que significa es que Jesús nos lava de todos nuestros pecados, y nos reconciliamos con Dios por medio del bautizo con agua.

Un bebe o un niño que no sabe la diferencia entre el bien y el mal no es pecador, sino que tiene la tendencia a pecar como todo ser humano que ha pisado esta tierra.

Son dos cosas muy diferentes el ser pecador y tener la tendencia a pecar, ya que todos estamos expuestos a las tentaciones de este mundo, que por cierto las ofrece a granel.

Podemos ver en el libro de Job la lucha entre el bien y el mal y como Satanás nos acusa ante Dios, en ese libro podemos ver que la enfermedad y el pecado y la muerte no provienen de Dios, y podemos ver también que las cosas buenas, la felicidad, la sanidad del cuerpo y el alma, las bendiciones si provienen de Dios.

Todos somos creación de Dios pero NO todos son hijos de Dios, quienes entonces son sus hijos: A los suyos vino, más los suyos no le recibieron, más los que le recibieron les dio la potestad de ser llamados hijos de Dios. Esto por medio del bautizo y por una decisión personal del ser humano cuando tiene la capacidad de reconocer la necesidad de un Dios en su vida.

Bueno esto en lo que yo creo y se los comparto, no necesariamente para ustedes debe ser esto la verdad, para mi si es.

Verdaderamente esta vida es muy corta comparada a la eternidad que Dios nos ofrece, ante esa realidad debemos escudriñar las escrituras, ya que el día de mañana no podríamos decir que no sabíamos nada, como en el juicio que ustedes tuvieron, existen leyes y el que las rompe debe pagar un precio.

Lo más valioso que tiene el ser humano y es lo más preciado en todo el universo, es su alma que es inmortal, por eso vale la pena aprender de Dios y saber que es lo que nos espera cuando estemos al frente de EL.

Recapitulando:

La salvación es una decisión personal.
El pecado original es esa tendencia del ser humano hacia el mal.
Un bebe o niño No es pecador, nace con tendencia al mal, ya que si muere niño entrara al reino de los cielos.

No sé si el infierno existe o no, busco a Dios porque El me ama, no porque le tengo miedo a los infiernos.

Disculpas por extenderme tanto, este tema me apasiona.

La palabra de Dios escrita en la Biblia está por encima de cualquier religión, por eso hay que leerla y estudiarla, para que algunos astutos no nos engañen con sus mentiras. La salvación No es una cuestión de religiones, es una decisión personal que uno puede recibirla en la intimidad de nuestras vidas.
Saludos

Queiles dijo...

JAJAJAJA ¡Que buen post y qe bien ideado! Por un momento me he sentido en el siglo XVIII.Muy bueno Cornelius.

Hada Saltarina dijo...

Sabes, Cornelivs? Yo creo que siempre partimos del mismo error: creernos lo más grande de la creación. El hombre es una parte, nada más.... y nada menos, de acuerdo, pero pretender saberlo todo y juzgarlo todo es una enorme pretensión.

Escribiré un post, que ya tengo pensado, pero todavía no voy a publicarlo hasta pasado un tiempo. A veces uno se desespera y dice cosas en oración: yo le dije a Dios, quejándome: ¡¡¡es que no eres humano!!! ¿Sabes lo que sentí? Un pensamiento que contestaba: ¡¡¡También soy humano!!! El "también" me lo aclaró todo.

Jesús vino a mucho más de lo que nadie, institución u hombre, pueda contarnos. Dios es más grande, pero nuestras referencias han de ser limitadas, porque somos limitados.

Te mando un abrazo muy fuerte

fab dijo...

Hola Cornelius:

Ultimamente tengo problemas para acceder a tu blog, y no sé si es culpa tuya o mía. Como desde otro ordenador sí que llego, debo tener yo la culpa, aunque espero no condenarme a la pena eterna de quedarme sin poder leerte.

Bueno. El post es magnífico. En el fondo, pone de manifiesto las contradicciones entre la lógica (y diría que el sentido común), y la religión, entendida al menos como dogma. En estos casos, siempre me acuerdo que mi hijo, con 5 o 6 años creo recordar, atrapado entre las explicaciones de como nacían los niños y la historia de la creación del mundo, nos preguntó inocentemente si Adán y Eva tenían ombligo. Su abuela diagnosticó inmediatamente que "este niño será ateo".

El tema da mucho de sí, y creo que podremos hablar más en el futuro.

Un fuerte abrazo.

Cornelivs dijo...

ESTHER: Gracias por tu comprensión, amiga, de veras que estoy muy liado ultimamente. Y en cuanto a tu comentario: me ha encantado, irónico pero profundamente cierto. Un beso!


CHENCHO: Asi es amigo. Un abrazo.


GENIALSIEMPRE: Gracias Jose María. Tu comentario me ha encantado, pues resumes a la perfección lo que he escrito y el cómo y el por qué lo he escrito. Un cordial saludo.


PEDRO OJEDA: Coincido plenamente contigo. Un abrazo.

RAMPY: Asi lo pienso yo tambien, los malos "plagios" siempre traen gato encerrado. Un abrazo.

AMIGA MIA: Si, lo leí en su dia. Extraordinario. Un beso!

MANUEL DE LA ROSA: Asi es, muy buen comentario tuyo, que suscribo integramente. Un cordial saludo!

AMELCHE: Si, las practicas son muy cortas. Saludos.

ISABEL: Conforme contigo, amiga, vaya aburrimiento, no? Un beso!

FERNANDO PORTILLO: Bienvenido y gracias por tu visita! Y en cuanto a tu comentario...¡estupendo! jajaj, me ha encantado. Me remito al comentario que antes le he dejado a Genialsiempre. Un cordial saludo.

ERICAROL: Mi dulce amiga: me ha encantado tu comentario, y tu sabia decisión de dejar que tus hijos decidieran por si mismos. Me parece sencillamente EXTRAORDINARIO por tu parte. Mi aplauso para ti.

Y como no...otra LLUVIA DE BESOS para ti, querida amiga.

ROY JIMENEZ: Gracias por tu comentario amigo, sabes que siempre he respetado las creencias de todos, tanto de la religion catolica como de otras creencias. Un cordial saludo!

QUEILES: ¡Si...! Jajaj, gracias por tu comprensión, amigo. Te digo lo mismo que a Genialsiempre. Un abrazo.

HADA SALTARINA: Gracias amiga. Es verdad que nuestro egocentrismo nos juega malas pasadas y hace que nuestra percepción de las cosas y de las ideas sea errónea. De acuerdo con tu apreciación. Un fuerte abrazo!

FAB: ¡Hola! Y muchas gracias, pero no te preocupes por los problemas de acceso, yo siempre estoy aquí y siempre será para mi un placer recibirte y contestarte. En cuanto a tu comentario, llevas toda la razón. Las contradicciones entre la lógica y el dogma han hecho que este ultimo pierda credibilidad, sobre todo por las explicaciones tan enrevesadas que se han ido construyendo a lo largo de la historia, explicaciones, por lo demás, innecesarias. UN FUERTE ABRAZO.

Eria.. dijo...

Lo que es genial es que con 13 años tenga esas conversaciones...igual cuando sea mayor consigue dar respuesta a esas prguntas. Desde luego yo ni cuando sea mayor.
Besitos varios.

Ludwig dijo...

Me encanta eso de llamar a la vida, período de prácticas.

También me ha gustado siempre eso del pecado "original", como culpa que ya llevamos de origen.

Y nunca me había planteado lo desmesurado de la pena, para tan corto período de pruebas.

Moraleja: castiguémonos los 80-100 años de prácticas que luego iremos al cielo por toda la eternidad.
Casi aseguraría que Bush es un enviado para hacernos sufrir ahora y así ganar el cielo.

Buen artículo Cornelivs. Nada como las dudas de un adolescente para plantearse cosas.

Fernando Portillo dijo...

Muchísimas gracias, amigo Cornelivs, estaba preocupado por mi brusquedad de anoche y no sabía cómo te lo podrías tomar, pero es que me indigna ver muchas veces a hombres cultos, bien formados y con la cabeza bien amueblada, vacilar ante cuestiones de teología de baratillo. Seguramente te interpreté mal, debes disculparme.
Y por supuesto sera una alegría y un honor para mí contar con tus comentarios en mi blog.

Un saludo.

Vane dijo...

Por favor si existe la vida eterna que sea mejor que la terrenal, te imaginas vivir eternamente así como está todo ahora?, uyyyyy nadie los soportaría.

Un saludo y muy interesante tu post.

PD. vi que andas jugando con el google earth, cuando te das una vuelta por Uruguay?, tal vez nos encontramos en alguna esquina.

Cornelivs dijo...

ERIA: Si, su padre esta orgulloso de él, parece que el niño es un autentico crack! Un beso.

LUDWIG: Gracias. Y...¡si, quizás Bush haya tenido esa misión...! Desde luego parece un enviado para hacernos sufrir, menos mal que en Enero se marcha. Saludos!

FERNANDO PORTILLO: Tranquilo, no pasa nada, te entendí bien. El tema está en lo que ya te he comentado: algunos comentaristas si entendieron lo que escribí, y por qué lo escribi como lo escribí. Un cordial saludo.

VANE: ¡Lo haré, te lo aseguro! Dice exactamente donde vives y pasaré volando encimita justo de tu casa, jejej! Un abrazo.

Pedro dijo...

Realmente nadie las tiene, aunque en la práctica conozco muchas personas que creen tenerla (aunque quién soy yo para creer nada).
Personalmete me parece una aberración de orden mayor atribuirle un pecado a una criatura recién nacida por el mero hecho de nacer. El pecado, y gordo, lo tienen los que nos quieren hacer creer patochadas así.
Pero como digo, si no tengo respuestas, tampoco puedo pretender que nadie se fie de mis palabras.
Eso sí, nunca debemos de cansarnos de seguir haciendo las preguntas.
Un abrazo.

Alí Reyes H. dijo...

Esto de la "Vida Eterna" resulta irracional al medirlo con la capacidad de nuestras mentes...Es como cuando analizamos los tiempos astronómicos resultantes del Big Bang , o el viaje de la luz desde la última galaxia que el Hoover reportó la semana pasada...No es algo que quepa en nuesra mente. Si quieres algo más lógico te puedes ir a la teoría hindú de las transmigración de las almas o cosas por el estilo. Pero lo que no se debe negar es LA TRASCENCENCIA DE LAS ALMAS, MÁS ALLÁ DE ESTA VIDA. Siempre llega el segundo en que el individuo se asoma a esa verdad y por un momento frágil...comprende.

No te impacientes, a todos nos llegará ese momento.

GINEBRA dijo...

Creo que es una cuestión sin respuesta posible o, al menos, no creo que haya una respuesta convincente porque no es una cuestión empírica, sino que se basa en lo que dice una religión, la Iglesia y en lo que cada uno pueda o quiera creer.
El cielo y el infierno están en cada paso que damos, en las cosas que hacemos cada día. Para unos su vida es un continuo infierno, por desgracia, otros vivimos en un constante purgatorio (es mi caso) y sólo algunas almas disfrutan del cielo (creo que muy pocas, aunque he conocido algunas).
Un beso, Cornelivs.

Cornelivs dijo...

PEDRO: Desde luego, me parece una aberración para inducir coactivamente a las personas a pertenecer a una ú otra religión. Y en cuanto a lo de nuestra curiosidad, asi es; el ser humano es curioso por naturaleza. Un abrazo.

ALI REYES: No, no lo niego amigo, pero tampoco lo afirmo, sabes que soy agnostico y escéptico en este tema. Un abrazo.

GINEBRA: Me has leido el pensamiento, casi con esas mismas palabra me dirigí al blog de Pedro Ojeda (La Acequia) hace dos o tres dias, en una entrada que hizo al proposito de las puertas de los infiernos... Un beso!

el piano huérfano dijo...

En primer lugar
quiero agradezcer tu comentario, que aun que tu no lo creas en un dia como hoy, me has dado mucha fuerza.
Sabes la Cabala lo llama "tikun" te digo lo que dice no segnifica que estoy de acuerdo o no con esa teoria pero te la cuento, con tu permiso:

Dicen que cada alma vuelva a coreggir lo que hemos hecho en nuestra vida pasada, asi venimos y nos vamos hasta que llegue al cielo, también dice la cabala, por mas duro y triste que sea que hasta un alma de un bebe viene a veces a cerrar un circulo.

yo, no puedo ver el dolor de unos padres que le mueren un hijo

pero le cuento el mismo cuento de siempre

Un padre que perdio a su hijo
suplicaba a Dios; "Dios mi si estas en el cielo dejame ver a mi hijo un día más dejarme estar con el un momento y luego volvere
y asi llorando sin calma todos los dias y noches, hasta que dios por lo generoso que es, le concido ese suplico, le llevo al cielo.
Alli se encontro un muchos niños con alas de angeles y una vela encendida andando de fila, con mucha luz que se trasmito a través de la vela, asi busco a su hijo, vio tanto niños y no consiguio ver el suyo, largo camino, hasta que le encontró entre los niños con sus alas, pero le extraño "porque la vela de mi hijo esta apagada" con quien hay que hablar, y empezo a llorar otra vez.
Su hijo con una voz muy suave le dijo; PAdre a mi también me encienden la vela todos los dias pero tus lagrimas la apagan....

loose dijo...

Te felicito por el post. La verdad es que da que pensar.
Ya no por la cuestión teológica sino también por el mero hecho de que sea un chaval de trece años el que meta el dedo en la llaga.

Aquí entraría en juego el papel que representa tanto la dualidad individuo-sociedad como la del desarrollo-aprendizaje.
Alguna que otra variable y registros habría que observar y posteriormente contrastar y analizar.

Lo que sí está claro es que todos nos hemos cuestionado alguna vez este "ideal"...Y normalmente suele ser alrededor de esa edad, que es cuando la persona está en la fase, según la teoría de desarrollo psico-social de Erikson, de confusión de la identidad.

Será después de pasar este estadio cuando escojamos el rumbo que más se adapte a nuestra reflexión.

O quizá, como dice el Sr.Punset “El alma está en el cerebro”.

Un beso.

natàlia dijo...

Yo como tú me quedo igual ;p

Besotes!

Cornelivs dijo...

PIANOHUERFANO: Gracias Raquel. Ignoraba el tema de la Cábala, el cuento me ha gustado. Un beso.

LOOSE: ¡Hola! Me ha gustado tu comentario. La verdad es que da que pensar; porque las construcciones teoricas tan artificiosas que se han hecho sobre la "saslvación" chocan muy abiertamente, en muchas ocasiones, con la más elemental lógica, algo que no deja de ser motivo de seria reflexión. Y por cierto, !me encanta la frase de Punset! Estoy de acuerdo con él. UN BESO!

NATALIA: Besotes! Y feliz fin de semana!

Dove dijo...

No entiendo mucho de dogmas. Perdón por mi intromisión, pero yo sólo creo que Dios es Padre y es bueno. Y como Buen Padre no quiere nada malo por sus hijas-os. O acaso alguno de ntrs desea algo malo para ntrs hijs? Pues si ntrs que siendo como somos, queremos y hacemos lo mejor para ellos, qué no hará Aquel que es verdadero Amor por encima de todo por tods ntrs?
Dejemos todas las dudas en sus manos y dediquémonos a amar con el mismo Amor con el que El nos ama.
Un abrazo amoroso para tods

Inés dijo...

Cornelvs, me ha gustado la exposición de tu post.

hay preguntas sin respuesta y respuestas que no necesitan preguntas.

un abrazo,

Rita dijo...

He tropezado por casualidad con tu blog y creo que me convertire en asidua seguidora. Razonas muy bien cosas que tantas veces he pensado, estoy completamente de acuerdo con lo que planteas y curiosamente esther añade algo que a mi se me ha ocurrido tantas veces, !es que no cabemos! Por todas esas razones que tu aduces y otras tantas que se me ocurren, yo he llegado a la conclusión, con mucho pesar por mi parte, de que no existe esa otra vida, esto se acaba aqui. Son muy respetables las teorias que existen sobre la inmortalidad del alma pero.....mi muy modesta opinión es....que no, y con esa convicción vivo. Procurando aprovechar cada minuto que se que no volverá. Un beso desde Canarias