"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 4 de abril de 2008

Sabio pais...

Bien. Dejemos a Roma, adelantemos la maquina del tiempo dos mil años y situemonos en nuestra época.

Cada dia compruebo con satisfacción que vivimos en un pais de sabios. Es increible el altisimo nivel cultural que impregna y domina las mentes de nuestros paisanos y contertulios. Por ello, entre el entusiasmo y la incredulidad, no me queda por menos que agachar la cabeza y aprender de estas mentes privilegiadisimas, con las cuales tenemos la suerte de convivir; amén de que unsan un lenguaje hipercultísimo y profundamente sabio.

En nuestra Andalucia hay sitios extraordinariamente apropiados para aprender. Cuando uno acude a cualquier cafeteria , que son los nuevos Ateneos universales de la cultura, aprende que alli no se va a "tomar cafe", o a "degustar un café", como equivocadisimamente decian los "hincurtos" antiguos, sino a "echar un café", no se sabe muy bien donde lo van a echar (se supone que en el estomago, aunque tambien puede ser en el suelo o en la barra), pero hay que echar el café, donde sea, pero echarlo. Asi es más elegante. Reconozco que la primera vez que oí tan elegante expresión me quedé anonadado, mi profunda ignorancia me hizo pensar, cuando oí al cliente que le habia pedido al camarero: "Fulanito, echame un café", que el camarero le iba a "echar" el café encima al cliente.

Tambien se acude, pero no a jugar una partida, sino a "echarla", y aunque mi mente es demasiado limitada como para comprender en qué sitio exacto la van a echar, asi es. Se conoce que la partida es un estorbo y hay que echarla del bar.

Las conversaciones tambien son harto profundas. En vez de saludarse con una expresión tan cateta como "buenos dias", se saludan con un ¡"Ehhh"!, indudablemente requiere menos esfuerzo, se cansa uno menos, y es mucho más expresivo.

Y, por supuesto, las conversaciones son de tan altisimo nivel, que si Catón o Socrates levantasen la cabeza, se sentirian como autenticos ignorantes. Un contertulio se quejaba de que su madre, mujer mayor, estaba enferma y que no tenia quien la cuidara, por lo cual habian contratado los servicios de una chica peruana. Se entabló no pequeña discusión por tal motivo, cuando uno de ellos, cuya autoridad intelectual esta fuera de toda duda, zanjó la discusión, cuando sentenció, ante mi estupor y sorpresa: "¡La mujer que entra en una casa, o es para robar, o es para que se la follen!" Tómate esa, Ciceron, Seneca y Aristoteles.

Los antiguos eran idiotas y tontos, pues antes se enseñaba que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario, y que "de lo que no veas, ni la mitad te creas". Pero, no, eso eran tortas y pan pintado. Tonterias. Ahora fundamentalmente el lema o axioma a seguir es la bendita y nunca alabada como se debe, formula "Piensa mal y acertarás".

Las sospechas se convierten en auténticas certezas. "Fulano se está acostando con Menganita". Nadie lo ha visto, nadie ha situado una camara debajo de la cama para comprobar si es así, lo unico que han presenciado es a fulanito conduciendo el vehiculo y a menganita sentada a su lado. No se paran a pensar si es que la llevaba al medico, o si iban por cuestión de negocios, si venian de comprar, si habian tenido algo en el Juzgado esa mañana, o cualquier hipotesis verosimil. No. Es que se estan acostando juntos, y lo dicen con una certeza y una seguridad tan pasmosas, que me vuelvo a quedar impresionado.

Decia Cervantes en el Quijote que de los montes salen letrados. A veces, me cuesta mucho trabajo entenderles, pues mi pobre comprensión no puede seguirlos. "Coge la fragoneta, que me voy ar medico, me duele el pancris porque tengo diabetis. Ah, y dile al Eustaquio que se sale el agua de la acieca".

Politicamente, nada que objetar. Todo perfecto. Unos votan a los verdes, otros a los amarillos, y el caso es que ni los verdes han leido el ideario o programa del Partido Verde, ni los amarillos han leido el del "Partido Amarillo". ¡Claro, como no me di cuenta antes! Son tan inteligentes que no necesitan ni leerlo, lo llevan ya en la sangre, desde generaciones, y su sabiduria es tan elevada que lo tienen inscrito en los cromosomas y en el ADN.
.
Algunas personas me asombran; de politica saben mas que los politicos; de medicina mas que los médicos; si hablais de la Justicia y de los pleitos, saben más que mil abogados juntos; y cuando se van a hacer alguna casa, muchas personas, mas sabias infinitamente que los arquitectos (para que los quieren!), se las hacen solos, y punto.

Que equivocado estaba Azaña cuando decia: "Si en España cada uno hablara solamente de lo que sabe, se haria un silencio tan grande, que todo el mundo lo podría aprovechar para el estudio".

Que equivocadisimo estaba. Este es un pais de sabios, donde todo el mundo sabe de todo.

Salu2.

jueves, 3 de abril de 2008

Roma. Estoicismo.

Hay por ahí gente infinitamente más autorizada que yo para hablar del estoicismo de Seneca, y si se quiere, de los Romanos, pues el estoicismo se adaptaba perfectamente a su caracter nacional. En este blog me voy a limitar a comentar los efectos, harto beneficiosos, que el estoicismo ha tenido en mí. Ya decia en mi anterior entrada que, en mi opinión, las enseñanzas de los estoicos eran rabiosamente actuales para esta época, y para mi han sido como el agua de mayo que riega un terreno seco y sufriente. No lo puedo evitar, mi adorado Lucio Anneo Seneca siempre ha sido una de las fuentes de mi inspiración y de mi pensamiento. ¡Paradojas del destino, que el filosofo más grande que ha dado Roma fuera preceptor del emperador mas imbécil que tambien ha dado Roma!

Los Romanos eran valientes, decididos, no tenian miedo a la muerte, caminaban rectos hacia el enemigo, con una valentia y un coraje personal individual que hoy, por desgracia, no existe. Hoy el ejercito se ampara en el numero de combatientes, unos se protegen a otros, y 50.000 soldados son mas valientes que 20.000. Pero los Romanos de hace dos mil años tenian el coraje, el valor individual, el desprecio a la muerte que los hicieron grandes. Les pasaba lo mismo que a los espartanos. Cuando el enemigo invadia su territorio, los romanos jamas preguntaban "¿Cuantos son?", sino, simplemente, "¡¿Donde estan?!". Que cada uno piense lo que se esconde detrás de tan decidida pregunta.

Por eso, el estoicismo se adaptaba tan bien a su caracter. El estoicismo enseña a echarle valor y arrojo a la vida, (a echarle huevos, hablando "in vulgaris"), y preconiza que cada persona ha de aceptar su destino, y desempeñar la función que se le ha asignado en el Mundo. Los estoicos creian, y yo también, que la bondad se basa en el conocimiento y que los hombres verdaderamente sabios son indiferentes a los cambios de fortuna. El sabio es inmune al infortunio y la virtud garantiza la felicidad.

Las creencia de Seneca y su filosofia era muy elaborada, de hecho eran ideas adelantadas para la época, pues en aquel tiempo de esclavitud, los Estoicos avanzaron la noción de la humanidad universal, una hermandad entre hombres. En una era de opulencia, los estoicos rechazaban la vida ostentosa y, preconizaban una vida de absoluto control. Y es que, como decia Seneca, y eso pasa hoy también, desperdiciamos la vida en lujos inconscientes, en la insaciable avaricia o en la cuidadosa diligencia de inútiles trabajos. Algunos se “entregan al vino” o se “entorpecen con ociosidad”, mientras que a otros les detiene la ambición de fortunas ajenas o el aborrecimiento de la propia. Otros son inconstantes y vacilan entre varios pareceres; hay algunos a quienes, no agradándose de ocupación alguna que dirija su carrera, la muerte les sobreviene por sorpresa. Vivimos abrumados por nuestras propias bendiciones. Incluso nuestras riquezas nos son molestas.

Y Seneca vivia feliz, ni se "inflaba" cuando subia de fortuna, ni se "hundia" cuando bajaba, tenia un equilibrio, una sensatez, una tranquilidad de animo, y una virtud que ya quisiera yo para mi, y que tanta falta nos hace a todos. Seneca es un verdadero bálsamo. Sus enseñanzas estoicas son una autentica delicia, una "delicatesen" para el alma. Sus costumbres personales, por el contrario (algunas nos pueden parecer extrañas en esta epoca) las comentaré en otro lugar. Pero, repito, el estoicisimo, como filosofia para afrontar con tranquilidad de animo los avatares de la vida, me sigue pareciendo una fórmula perfectamente válida, y, de hecho, necesaria para las almas atormentadas.

Un ejemplo. Seneca dice que hay personas que se quejan de los avatares de la fortuna, de los infortunios que padecen, y que siempre andan llorando por ahí. Dice que eso es de cobardes, que no pasan de ser "quejillas de animo mareado". Y le responde: "Oh, incauto cuando el capitan de barco va a hacer una singladura por el mar, ya cuenta con que es posible que pueda sufrir una tormenta¨" (es decir, ya cuenta con esa posibilidad), por qué no lo hiciste tu?"

Salu2.

miércoles, 2 de abril de 2008

Vamos allá...

Bueno, comencemos. Antes de empezar a compartir con vosotros mi filosofia sobre los antiguos estoicos de Roma y sus provechosas lecciones, consejos, y orientaciones, rabiosamente validas en pleno siglo XXI, quiero dedicar mis primeras palabras de agracecimiento para Easycure, que ha sido, efectivamente, quien me ha introducido el gusanillo de escribir, y con cuya ayuda cuenta este ignorante informático que os escribe.
.
Estamos en el siglo del estress, del agobio, de la falta de tiempo, de la inquietud emocional, de la incertidumbre económica, y del vértigo existencial, todo sucede demasiado deprisa y muchas veces no tenemos tiempo para pararnos a reflexionar tranquilamente. Nos agobia el futuro, sentimos gran incertidumbre hacia el porvenir, y muchas veces estamos sin brújula.
.
Muchas personas se han refugiado para ello en la religión y en la iglesia, renunciando así a su capacidad de autorazonamiento y autodiscernimiento, y han hecho suya toda una ideologia cristiano-sectaria, que aceptan como suya, sin más, pero que no han meditado ni razonado interiormente. Históricamente, la Iglesia fue muy corrosiva para el altisimo nivel cultural que tenia el Imperio Romano, al que decisivamente contribuyó a hundir, y sumergió a toda Europa, durante siglos, en un oscurantismo de todos conocido (la Edad Media). Y ya más actualmente, como tendremos tiempo de examinar, la Iglesia tiene verdadero pánico al autorazonamiento personal de cada individuo, teme a la RAZON y a la ciencia más que al mismo demonio. Por algo será.
.
Para que os quede claro, y por seguir la terminologia de los viejos de nuestro pueblo, "de tejas para arriba" son escéptico y agnóstico, es decir, vivo en una permanente duda, pero es una duda honrada, busco la VERDAD, con mayúsculas. Ni afirmo ni niego la existencia de lo trascendente, pero sí que abrigo toneladas de duda dentro de mí. Me encanta la frase de Niceto Alcala Zamora: "No se si Dios existe, pero si existe, sé perfectamente que no le ofenderá demasiado mi duda".
.
De "tejas para abajo", y sin perjuicio de pleno respeto que me inspiran quienes no piensen como yo (estamos en un pais libre y cada uno tiene pleno derecho a ejercer y vivir con arreglo a sus creencias), soy racionalista (adoro el imperio de la RAZON, sobre la superstición y la ignorancia), y anticlerical, y no por molestar, sin causa, no; sino porque tengo mil y un motivos. Pienso que la existencia de la iglesia es perfectaente inútil, y fácilmente prescindible, de hecho siempre la he considerado como un auténtico estorbo. Siempre han tratado de meternos a sangre y fuego "creencias ajenas", que otros cerebros diseñaron; y yo siempre he preferido tener "convicciones personales" mías, que son hijas de mi mismo, de mi intelecto, rico o pobre, listo o tonto, pero MIO al fin y al cabo. No me gusta que piensen por mi, se equivocarme solo perfectamente ("Me encantan mis errores", decia Groucho). Adulteraron el mensaje original, si es que alguna vez éste existió.
.
La cabeza sirve para algo más que para peinarse, sirve tambien para pensar, y la iglesia siempre ha tenido bastante miedo al razonamiento personal de cada individuo, y a todo lo que no sea un fiel y pasivo asentimiento a "sus" verdades, que no son mias, sino de ellos. ¿Como puede ser -como decia en un comentario un amigo nuestro el otro dia-, que personas con un altisimo nivel intelectual luego acudan a esas ceremonias ("cirimonias", como decia Sancho Panza) "clericales", y asientan ciegamente a todo, sin pensar, sin tomarse siquiera la molestia de razonar?

Salu2.
.

martes, 1 de abril de 2008

Saludos

Bien, hola a todos. Estaba deseando crear mi propio blog, para compartir con quien quiera leerme mis reflexiones en voz alta sobre la vida y sus problemas.

El nombre de Cornelivs proviene de un juego de estrategia, el praetorians, que seguro que conoceis bien. Era el nick con el que yo jugaba en linea con diversos amigos. Más tarde me aficioné a la cultura de Roma y empecé a leer con profusión a los antiguos autores (Cicerón, Ovidio, Seneca sobre todo) y a profundizar en la historia de Roma. Un libro me impactó especialmente (Grandeza y decadencia de los romanos, de Montesquieu, nada mas y nada menos), y empecé a comprender por qué llegaron a ser tan grandes y por qúe finalmente cayeron en manos de los bárbaros.

Aunque os parezca mentira, se pueden extraer conclusiones muy provechosas, y, oh sorpresa, muy actuales, rabiosamente actuales para estos tiempos. Si leeis a los antiguos muchas veces tendréis la sensación de que han escrito hace pocos dias, porque la vida es siempre la misma, cambia la historia, la tecnologia, la ciencia... pero el ser humano es siempre el mismo.

Aqui, pues, está mi humilde contribución para todos los que compartan esta afición, y, fundamentalmente, una mano amiga para todos los que quieran tratar de los problemas cotidianos del hoy, de nuestra ciudad, y, por que no, compartir sus emociones y su estado de ánimo.

Salu2.