"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 25 de marzo de 2009

El aprendizaje de la vida.

Cuando nacemos lo ignoramos todo. Somos algo así como un libro en blanco en el cual se van escribiendo los capitulos poco a poco. Vamos aprendiendo a leer, a escribir, e ingerimos los conocimientos; y tambien en esta vida aprendemos experiencia a fuerza de disgustos, sinsabores y desagradables sorpresas. La experiencia nos va dando sabiduría y lo bueno es que nunca terminamos de aprender.


Cuando era joven me gustaba, extrañamente, juntarme con los viejos, me agradaba oirlos contar sus experiencias y sus conclusiones sobre la vida. Hoy conservo, aún más, esa costumbre: quizás porque ya solo me faltan 6 para la cincuentena. Aunque algunos manifestaban: “yo estoy de vuelta de todo”. Que curioso: era como si lo hubieran aprendido todo ya o nada les pudiese sorprender. Y había quien lo manifestaba hasta con lo que a mi me parecia un poco de orgullo: me daba la impresión de que creian que ya no tenian nada más que aprender.


Mi añorado abuelo materno me sacó de mis dudas. En uno de los agradables paseos que daba con él, me dijo en cierta ocasión: “Nadie lo sabe todo, hijo, nadie. En esta vida nacemos ignorando y morimos aprendiendo. Yo ya tengo ochenta y tres años y sigo aprendiendo todos los dias”.


Pienso, pues, que es afortunado aquel que conoce que ignora, que lo acepta, que nunca pierde sus ganas ni su alegria de saber cosas nuevas por viejo que sea, y que comparte su experiencia con los demás. Porque como dijo Charlie Chaplin: “Todos somos aficionados: en nuestra corta vida no tenemos tiempo para otra cosa
.


Saludos.

.

31 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Hola me encanta como escribes, porque lo dices todo tal y como lo sientes.
Hoy difiero un poco. Yo creo que venimos repletos que somos una computardora tenemos todas las repuestas nosotros. y que caminando lo que adquierimos son experiencas. Vaya tengo que interrumpir.
besitos y amor
je

Pedro dijo...

Una reflexión muy lúcida. Una vez que somos conscientes de nuestra ignorancia, todo un mundo se nos abre ante nuestros ojos.
Eso es precisamente, a mi entender, lo primero que debemos aprender, no dejar nunca de aprender y experimentar.

Un abrazo.

Luz de Gas dijo...

¿Quien dijo que solo se que no se nada?

Besos

Gizela dijo...

Linda reflexión, la de tu abuelito.
Lindo post.
Siempre, me digo a mis misma, que soy una eterna aprendiz.
Y así quiero morir.
Ojala nunca pierda ese camino.
Un abrazote Cornelivs
Gizz

Alijodos dijo...

amigo te voy a exponer un extracto del libro que estoy leyendo ahora:
"Ninguna condena puede ser peor que la de estar limitado a saber solamente lo que uno ya sabe...y esa carcel es la de los soberbios. la vida es la exploracion de cosas nuevas y su sentido es, para todos, el crecer"
Tienes toda la razón en lo que expones amigo. Un saludo.

Markos dijo...

Y además podemos aprender de cualquier que nos encontremos por el camino, sin prejuicios.

Salu2

REIKIJAI dijo...

Cornelivs...hermosa y cierta.La Vida es una escuela donde se viene aprender.Estoy ahí de los 50;y no me siento para nada vieja.todo lo contario.Ahora elijo.Besitos. Silvi

Neogeminis dijo...

Me parece estupenda esa filosofía!...sólo el constante aprendizaje nos acerca a la verdadera sabiduría, esa que quizás nunca se alcanza a pesardelaexperienciay esfuerzos. Sólo podemos intentar andar en su búsqueda: se nos marca la dirección, el descubrimiento es nuestra pura responsabilidad.

Hermoso el recuerdo hacia tu abuelo!
Muy emotivo.


Nos vemos!

sedemiuqse dijo...

Hola me encanta como escribes, porque lo dices todo tal y como lo sientes.
Hoy difiero un poco. Yo creo que venimos repletos que somos una computardora tenemos todas las repuestas nosotros. y que caminando lo que adquierimos son experiencas. Vaya tengo que interrumpir.
besitos y amor


Bueno ahi lo tuve que dejar

Me explico mi idea. Creo que tenemos la sabiduria del universo. Que venimos a este mundo completos, pero no recordamos nada, para poder experimentar.
osea: "SAbemos pero no recordamos" vamos que como si no supieramos. un lio.
Asi que ha experimentar.
Yo pienso que es como una obra de teatro, el grupo nos conocemos y representamos el "papel que nosotros hemos elegido" hay de todo, asesino,asesinado, etc....
al terminar la función detras del escenario todos nos felicitamos, por lo bien que hemos actuado.
Pienso que somos parte del todo osea uno. y estamos aquí ara experimentar, y si todo lo recordaramos este juego terminaria. bla, bla, bla, por hablar que no quede. Estoy abierta a todas las ideas.
besitos y amor
je

Graciela dijo...

qué bella es esa fotografía, lástima la persona que crea que ha aprendido todo, que ya está de vuelta. Aprendes de los mayores, de los niños, los adolescentes...muchas veces mis hijas me enseñan en el caminito de la vida...muy linda tu entrada que me trae el recuerdo de mis abuelas que han sido mis madres sin haberme concebido...besitos!!!

Nur dijo...

Bonita reflexión... me has hecho pensar en mi abuelo...

Besos primaverales

SUSANA dijo...

Qué lindo era tu abuelito!

Ah, Cornelivs, mi Amigo, si acaso nos pudiéramos permitir la altivez de asegurar que todo lo sabemos...

La vida de todos los días se encarga de ponernos en nuestro lugar de permanentes aprendices.

Me encantaaaaaa la foto que elegiste para ilustrar el post! Tuve una época (varios años atrás) en la que coleccionaba los retratos de Chaplin (también tenía éste por supuesto, uno de mis preferidos)

Besotazo de Jueves para Vos!

salud equitativa dijo...

Querido amigo CORNELIVS: me encanta el mensaje subliminal del sofisma de la experiencia... me encanta la fotografía de uno de los seres más admirados por quien suscribe... me encanta el mensaje contenido en dicha fotografía, imagen del conflicto humano de siempre, me encanta el epílogo que refleja la verdad última... la vida es tan corta que apenas si tenemos tiempo para asumir que hemos nacido y justo cuando tomamos en conciencia el hecho, ya nos estamos yendo hacia los tiempos de la eternidad, convirtiéndonos en el recuerdo, presencia hecha aire respirable, una simple "nada" que fue flash en el tiempo. Un abrazo amigo querido y como siempre mis caras felicitaciones... Víctor

Silvia dijo...

holis!excelente post...
bravo por tu abuelo y Chaplin...la tenían clara...
hasta nuestro último día vamos aprendiendo algo nuevo...
gracias por compartir.
besotes.
silvia cloud

isis de la noche dijo...

Cada etapa de la vida nos enseña cosas nuevas, tienes razón...

Y tenemos que avanzar en el camino.

Pero hay algo con lo que nacemos y que, lamentablemente, vamos perdiendo con los años: la capacidad de asombro.

Mientras vamos llenando nuestra mente con conceptos y esquemas, ya nada nos parece nuevo ni emocionante, como cuando somos niños y el mundo entero es un maravilloso descubrimiento continuo; y cada experiencia es una aventura que vivimos sin miedo alguno...

Y así adquirimos posturas frente a la vida, pensamientos que consideramos "propios" y esquemas en base a los cuales reaccionamos...

Yo concuerdo en todo lo que has expuesto, pero me atrevo a decir que deberíamos desaprender un poco... Darnos la oportunidad de flexibilizar nuestros esquemas mentales, aquello que "hemos aprendido con los años" y que a veces no es más que una barrera infranqueable para acceder a otros tipos de comprensión de la vida y del mundo.

Recuperar la capacidad de asombro y vaciarnos de las certidumbres para que la vida nos vuelva a sorprender. Es como esa parábola del té: un discípulo llega donde un maestro a aprender y este comienza a verter té en una taza previamente llena hasta el borde, lo cual hace, obviamente, que el líquido se riegue. Cuando el discípulo le pregunta al maestro el motivo de su acción, él le contesta que no podrá enseñarle nada a menos que antes vacíe su interior, pues si está lleno, sus enseñanzas no tendrán lugar y será conocimiento desperdiciado.

Pero siempre acumulamos... Dentro y fuera ;) Y no concebimos la idea de vaciarnos para ir por la vida ligeros, abiertos de corazón, fluyendo hacia nuevas experiencias. Lamentablemente casi nunca aprendemos, solo vivimos interpretándolo todo en base a experiencias previas o ideas preconcebidas.

Debemos volver a ser niños siempre.. en el alma, obviamente ;)

un gusto pasar por aquí..

un abrazo..

María dijo...

Vamos aprendiendo desde la universidad de la vida, porque es la que nos va enseñando con nuestros tropiezos a caminar, y así vamos aprendiendo a madurar.

Un beso, amigo, Cornelivs.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Una entrada estupenda..... y hay mucho q reflexionar...
un beso

Nome Andrés dijo...

Y el mérito está en que aún con lo poco que sabemos podemos explicar cuatro cosas. Una de ellas, por ejemplo, ésta que tú has explicado ahora.

Gabiprog dijo...

Encontrarte con gente que sepa y disfrute enseñando es todo un regalo para nuestras vidas.

Saludos.

Amig@mi@ dijo...

Seguro que tu abuelo era amigo del mío, siempre queriendo aprender, y siempre haciendo algo nuevo... Sabías palabras esas de que nunca llegaremos al final en lo que al conocimiento se refiere.
Me gustó mucho tu pensamiento en voz alta de hoy...
besos

pablo miguel simón dijo...

Cuánta sabiduría en tus palabras, aunque me temo que aprender de los mayores no estñá muy de moda. Un saludo, Cornelivs.

Guerrera de la LUZ dijo...

La fuente de la sabiduría no se agota nunca en esta vida. No tiene fin.

Un beso.

loose dijo...

Por supuesto que sí. Quiero seguir aprendiendo, necesito seguir aprendiendo para poder avanzar en la vida.

Como decía Leonardo da Vinci, "La sabiduría es hija de la experiencia"

El aprendizaje lo vamos adquiriendo con el tiempo, rellenando esas páginas en blanco sintiendo la vida.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, muy bien visto: el primer motor para aprender es la constatación de nuestra ignorancia y la disposición abierta.
Somos seres que aprendemos. Hagámoslo cada día.
Saludos.

Myr dijo...

Eso es lo lindo de vivir, Cornelivs,
aprender por todo el camino de la vida!!!!

Lindisma tu historia y tu abuelo muy sabio, ni hablar de Chaplin aficionado padre de un recien nacido a los 80 y pico....

Beso grande

kathyconectadosconelalma dijo...

Hermosa reflexión, siempre estamos aprendiendo de la vida aún mas si es de parte de las personas que son mayores, tienen más sabíduria, más conocimiento de ella. Un abrazo y es un agrado leerte.

izara dijo...

Acertada reflexion. Siempre me gusto escuchar a quien habla, porque piensa que poco sabe y no al que manda porque piensa que todo lo sabe.
Un abrazo amigo.

1mati dijo...

no se si nacemos con la sabiduria o se adquiere en el camino, y me faltan tantas cosas por saber, sí, a mi tambien me gusta escuchar a los abuelos, se aprende tanto... mi abuela, que murió este verano con 94, decia lo mismo y gracias que no sufrio una muerte muy mala, cuando ya estaba en las ultimas miró a Mária, mi hermana , y le dijo, fueron sus ultimas palabras..
chica, aprendiendo y muriendo.
no se me olvidara jamas.
un besazo con mucho cariño, y gracias por este ratito de recuerdos que me has hecho pasar.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Sabias palabras de tu abuelo y las de Chaplin, creo que solo los años y nuestras experiencias nos pueden hacer crecer y madurar como seres humanos.

El tiempo no pasa en balde y nos enseña cada día cuanto nos falta aún para aprender de la vida, es bello vivir de una manera feliz y llena de años, que nos llevaran algún día a comprender porque pasamos por este mundo.
Saludos

Cornelivs dijo...

GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS.

UN ABRAZO PARA TODOS Y PARA TODAS...!

Marinel dijo...

Preciosa e inmensa frase de Charles Chaplin...
Y es cierto lo que decía tu abuelo, al menos en mi opinión. Nunca dejamos de aprender y si hay alguien que cree que lo sabe todo...¡lástima le tengo!
Lo bonito de la vida estriba precisamente en eso, en el continuo aprendizaje, en ir descubriendo siempre que has aprendido algo nuevo que te deja sorprendido...
Esa es la magia de la vida.
Besos.