"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 18 de abril de 2009

El mayor asesinato cultural de la historia.

Tarde de sábado, desapacible y lluviosa. Decido no salir de casa. Me apetece escribir algo sobre la Biblioteca de Alejandría, pues llevo mucho tiempo pensando en hacer una entrada sobre dicha Biblioteca. Y no puedo dejar de sentir pena: la barbarie y la intolerancia destruyeron, como veremos enseguida, el mayor templo del saber que el mundo antiguo conoció.

Desde siempre, este luctuoso suceso ha sido uno de los acontecimientos históricos que más me ha impresionado y entristecido: siempre es causa de pena la muerte del conocimiento y del saber a manos de la intolerancia. Situada en la ciudad de Alejandría, se cree que fue creada a comienzos del Siglo III a.C. por Ptolomeo I Sóter, y que llegó a albergar hasta 700.000 volúmenes, e incluso pudo alcanzar los 900.000 volúmenes cuando Marco Antonio ofreció 200.000 volumenes a Cleopatra, traidos desde la Biblioteca de Pérgamo.

El fin de esta Biblioteca fue una gravisima perdida y además irreparable: el mundo occidental se vio sumergido en una oscuridad cultural intolerable e indescriptiblemente triste. Culturalmente hablando, el final de la Biblioteca fue una terrible tragedia, pues, junto con otras causas, dejó al mundo del saber en una completa –y lamentable- oscuridad que sumergió a Europa en la ignorancia, en la superstición y en la barbarie de la Edad Media.

Y el caso es que el fin de la Biblioteca de Alejandría no deja de ser un misterio. Algunos autores atribuyen erróneamente el final de la Biblioteca al ataque de Julio Cesar, en su guerra de persecución contra Pompeyo, pero parece que según Seneca solo se vieron afectados unos 40.000 volumenes. Pero después del desastroso incendio, la muerte de César y del ascenso de Augusto, Cleopatra VII se refugió en la ciudad de Tarso (en la actual Turquía) junto con Marco Antonio. Parece que fue entonces cuando el triunviro le ofreció los 200.000 manuscritos traídos desde la Biblioteca de Pergamo, que Cleopatra depositó en la biblioteca como compensación por cualquier posible pérdida.

La existencia de la Biblioteca tras su supuesta destrucción queda confirmada por una inscripción hallada a principios del siglo XX, dedicada a Tiberio Claudio Balbilo. Balbilo desempeñaba un cargo «supra Museum et ab Alexandrina bibliotheca» combinando la dirección del Museo y las bibliotecas como si se tratara de una academia.

Tras una serie de graves conflictos que afectaron a la Biblioteca en el Siglo II y III, llegamos al Siglo IV. La suerte del mayor templo del saber del mundo antiguo estaba echada. Parece que a finales del Siglo IV, el emperador Teodosio el Grande, en respuesta a una petición del patriarca de Alejandría, envió una sentencia de destrucción contra el paganismo en Egipto: en el año 391, el patriarca Teófilo de Alejandría demolió el Serapeo al frente de una muchedumbre fanática y sobre sus restos se edificó un templo cristiano. Parece que es en este momento cuando la Biblioteca-hija del Serapeo fue saqueada y desperdigada o destruida. El historiador romano Sócrates de Constantinopla proporciona el relato de la destrucción en el libro V de su Historia ecclesiastica, escrita alrededor del año 440: “A petición de Teófilo, obispo de Alejandría, el emperador publicó una orden para demoler los templos paganos en esa ciudad, ordenando también que debía ser puesto en ejecución bajo la dirección de Teófilo. Aprovechando la oportunidad, Teófilo se esforzó al máximo para exponer los misterios paganos al desprecio público. Y para comenzar ordenó que el Mithreum fuese limpiado y se exhibiesen los símbolos de sus sangrientos misterios, que caricaturizó en público. Luego destruyó el Serapeum, que también mostró lleno de supersticiones extravagantes, e hizo arrastrar el falo de Priapo por el foro. Así acabaron esos disturbios, con el gobernador de Alejandría, y el comandante en jefe de las tropas de Egipto ayudando a Teófilo a demoler los templos paganos”

Aproximadamente en el año 416, el teólogo e historiador hispanorromano Paulo Orosio vio con mucha tristeza los restos de la biblioteca del Serapeo, confirmando que «sus armarios vacíos... fueron saqueados por hombres de nuestro tiempo».

En la epoca arabe, se destruyeron los pocos restos que quedaban. El cronista y pensador Ibn al-Kifti, afirmó en la Crónica de los sabios que Amr se entrevistó con el comentarista Juan Filópono, quien le pidió tomar una decisión sobre el futuro de los libros de la Biblioteca debido a que las actividades de este lugar estaban momentáneamente suspendidas. Amr no se atrevió a responder, y prefirió enviar otra misiva al califa, pidiendo instrucciones. La epístola tardó más de treinta días en llegar a las manos del polémico Omar, quien estaba ocupado para ese entonces en sus conquistas y en la redacción escrita del Corán. Pasados treinta días más, Amr recibió la respuesta través de un mensajero y leyó a Filópono la decisión de Omar: “Con relación a los libros que mencionas, aquí está mi respuesta. Si los libros contienen la misma doctrina del Corán, no sirven para nada porque repiten; si los libros no están de acuerdo con la doctrina del Corán, no tiene caso conservarlos.” Amr lamentó este criterio, pero fue obediente, según el historiador Abd al-Latif, y no vaciló en cumplir la orden recibida, con lo que la biblioteca de Alejandría fue incendiada y totalmente destruida. Fuente: WIKIPEDIA.

Os dejo estos cuatro videos con los cuales realmente he disfrutado esta tarde, con la esperanza de que, si lo deseais, paseis un agradable rato y que sean de vuestro agrado. (Silenciad el ipod de la musica para oirlos bien).













Saludos.

25 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Entre la historia y la leyenda data la historia de esta maravillosa biblioteca. En nuestro mundo, en la historia reciente se han cometido numerosas tropelías en torno a la cultura. Por aquí la tarde de ayer y esta mañana han sido terribles de agua....mañana dice que mejora...ojalá. Un abrazo

sedemiuqse dijo...

Cornelivs, te saludo... besitos amores y de todo lo bueno
je

PAOLA dijo...

Mi querido amigo Cornelivs, siempre aprendo y me nutro con tus post, siempre me dejas con ganas de saber más. Felicitaciones por un trabajo tan detallado, te espero cuando gustes por mi espacio!!

Alberto Gamarra dijo...

La película dirigida por el español Amenabar, Ágora, trata el tema de la destrucción de la biblioteca y el asesinato de la matemática y científica alejandrina Hipatia por un enfurecida turba de cristianos ortodoxos...Un saludo¡¡¡

http://es.wikipedia.org/wiki/Hipatia_de_Alejandr%C3%ADa

http://www.youtube.com/watch?v=-WSU-hh2j2g

Juan Carlos Lozano dijo...

En la versión de la historia que atribuye la destrucción de la biblioteca de alejandría a Julio César, siempre me ha llamado la atención, y me ha servido de lección ante la vida una cosa.

Y es que al parecer, Julio César muere a manos de uno de aquellos soldados que hubiera utilizado para destruir el templo del saber antiguo.

En china, Uno de los simbolos que utiliza el taoismo, es una representación del tigre y el dragón. El tigre representa la fuerza con sus atemorizantes fauces, y sus temibles garras. El dragón en cambio representa el saber, el conocimiento. Pero algo que no muchos saben de este simbolo
es que es necesario poner al dragón sobre el tigre, Anteponer el conocimiento a la fuerza, para lo desencadenar fuerzas autodestructivas contra si mismo.

muy buena tu entrada cornelius. Un abrazo.
Juank

Fernando Manero dijo...

Fue una terrible destrucción, pero nunca se perdió la memoria de aquella proeza arquitectónica y cultural. Ha sido una de las reivindicaciones culturales más sentidas de todos los tiempos. Un símbolo de una época sorprendente y llena de fuerza y vitalidad cultural. Desapareció, pero hoy emerge de nuevo, en el mismo lugar de la ubicación histórica, abierta al Mediterráneo y dispuesta a seguir simbolizando uno de los enclaves urbanos e intelectuales más fecundos el mundo. Un abrazo, campeón

genialsiempre dijo...

Bueno, si todavía existiera esta Biblioteca, la SGAE querría cobrar por cada libro prestado.
Al final se cargarán todas las bibliotecas, unos por violencia y otros por codicia.

José María

Neogeminis dijo...

Cornelius, es muy triste, en verdad. Matar la herencia cultural de épocas remotas, los testimonios de pensadores del pasado es irreemplazable. Pero pensemos que si la crueldad y la destrucción se han aplicado sin piedad hacia seres humanos, sensibles y sufrientes, ancianos, mujeres y niños, cómo la barbarie iba a respetar viejos textos a los que sólo unos pocos podían comprender. Para la mayoría de aquellos hombres que sólo sabían de guerras y penurias, los testimonios de las viejas culturas no tenían (pienso yo9 mayor importancia. Se destruyeron templos, monumentos, obras de arte, en nombre de la supremacía de un pueblo sobre otro, cómo no se iban a destruir los viejos libros!...por invalorable que haya sido el contenido de aquella biblioteca es comprensible su destrucción en medio de aquella barbarie, que, si lo pensamos bien, viene a ser bastante parecida de la que hoy mismo se sufre en distintos rincones del planeta. Habremos evolucionado lo suficiente como para respetar y conservar los distintos tesoros culturales???????...tengo mis serias dudas!

un abrazo!

Myr dijo...

Paso a dejarte un saludo, mañana te vengo a leer , justo ahora no tengo ni media neurona funcionando!

Besos

REIKIJAI dijo...

Toda biblioteca está marcada por un doble signo, por una parte acumulación de información, la otra, reservorio de sabiduría.La información: puede ser comprada y vendida, exhibida como animal domesticado por los poderes políticos y en ese mismo sentido sacrificada por los dictadores o por el fundamentalismos de cualquier signo: el orgullo de Ptolomeo y la barbarie de Julio César eran, en ese sentido, complementarias: pensaban en los manuscritos del mismo modo que podían hacerlo respecto a las fanegas de trigo o a las ánforas de vino: cuando son propios, se atesoran; cuando pertenecen a otro, se codician y arrebatan o se eliminan sin escrúpulos.
Cornelivs,espero que el tiempo te ayude,así sales con linda.Buen Domingo.Besitos.Silvi.

Gizela dijo...

Lamentablemente Cornelivs, la historia se repite, como la estupidez humana.
Hablas de la biblioteca de Alejandriá.
La revista Times acuño el termino "bibliocausto” hace muchos años y por recientes sucesos, no deja de ser completamente actual.
En esa época se refería a la quema de millones de libros en Alemania y después en los países ocupados por parte de los nazis.
En la Venezuela Hugo Chávez se enviaron a procesadoras de pulpa de papel más de 60.000 volúmenes sustraídos de las bibliotecas públicas del estado Miranda durante la gestión del gobernador Diosdado Cabello, el segundo hombre de la revolución, quien es actualmente ministro del gabinete de Chávez.
En auditorias generales,( sólo en gobernaciones que no están en manos chavistas) se ha detectado la eliminación de mas de un 1.000.000 de textos de nuestro sistema de bibliotecas.
Entre los textos vendidos a Kg. como pulpa de papel, se encentra los ejemplares de Romulo Gallegos, nuestro más insigne escritor
Ignacio Barreto, recién designado director del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional, y de las 727 bibliotecas públicas del país cuando se armó el escándalo en la prensa, muy cinicamente argumentó, como justificación, que la mayor parte de los libros contenían una "ideología capitalista"
Como puedes ver se repiten los exabruptos en la historia de la humanidad.
Culturas destruyendo a otras culturas.
El hombre destruyendo al hombre físicamente y a su memoria.
Feliz domingo para ti y tu familia.
Excelente post..como siempre.
Un abrazo

Rita dijo...

El hombre siempre destruye los libros para vengar o aniquilar a sus rivales politicos, es lamentable, estupendo post, sobretodo para los que amamos la historia, un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Muchas veces sueño, que me he perdido en las galerías de la biblioteca de Aljandría... Me fascina, siempre lo ha hecho.

Saludos!

Carmen dijo...

Yo también he disfrutado mucho con tu entrada y con los vídeos que incluyes. La sinrazón de la humanidad que destruye el patrimonio mundial lamentablemente sigue existiendo. Son pérdidas irreparables. Nos hacen más vulnerables, más pequeños si cabe. Un abrazo y gracias por hacernos pasar un rato tan agradable y enriquecedor

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Cornelivs, esta es la prueba que constata el desatino inhumano del poder, en todos los tiempos.
Siempre han procurado que el conocimiento, la sabiduria, la cultura en si, estuviese al alcance de pocos...mejor de ninguno, a ser posible, solo lo que interesa que se sepa.
La ignorancia es un arma con la que intentan dominar al pueblo.
No obstante, recordar que existen descubrimientos y filosofias mas haya de lo instaurado levanta reflexiones.
Como decia La Trinca, en una de sus canciones:
"Ahy!! la censura, valgam deu quina incultura...!!!!
Saludos cordiales.
Jesus

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Lo más lamentable que no ha sido el único ni el último.

Que le vamos a hacer.

Gracias por estar ayer en el fiesta, estuviste genial

Un abrazo

Davicine dijo...

Ha sido un placer conocerte ene l Radio Blog...

gano un nuevo blog para leer a diario...

un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Amigo, te lo has currado, jaja
esto es como para guardarlo por si acaso.
Has hecho toda una tesis, casi doctoral.
Yo lo meto en favoritos por si acaso ;)
Besos

Señor De la Vega dijo...

Mi señor Cornelivs, resumiendo de su entrada, en el fondo leemos que primero la cristina y apuntillada por la coránica, se cargaron a la biblioteca alejandrina las intransigentes religiones.
Algo que no me extraña, aunque también tengo mis dudas, suelen ser tanto cristianos como musulmanes más sagaces, y guardan lo que no conviene para estudiarlo y controlarlo, en su beneficio, aunque nos hagan creer que fue quemado, solo queman y torturan a los hombres más mujeres.

Es verdad que en el mediterráneo occidental y occidente, se entró en la llamada Edad Media, que solo en parte fue oscura y en otra, según hoy se revisa, cimiento político y cultural del actual presente.
Muy al contrario, fueron los siguientes siglos en el mundo musulmán y árabe, su edad de oro en todas las artes y ciencias, e igual sucedió en el lejano oriente que sufrieron su edad media en nuestras épocas coloniales y recientes.
Yo estoy por opinar, que aunque mucho se perdiera en Alejandría, un importante número de volúmenes se saqueó y acabó siendo leído y al final recuperado o reescrito, por musulmanes y también cristianos, claro, no es lo mismo y estas barbaries debilitan nuestro apellido de Sapiens y de Homo.
Pero, a pesar de lo triste, es siempre alegre pensar que si un saber, es humano, volveremos a escribirlo con el tiempo, quizás con caracteres digitales o en verso alejandrino.
Suyo, Z+-----

manly dijo...

Yo muchas veces pienso en lo que pudo ser aquella Biblioteca y me veo entre tanto libro, luego pienso que ahora volvemos a tenerla pero más moderna: "Internet", la nueva Gran Biblioteca, aquella donde todo se puede consultar.

Silvia dijo...

holis!Excelente post...brillante....qué historia y qué triste final....
cuánto saber perdido...
gracias por los bellos videos...gracias por el trabajo que te ha llevado hacer este post...
un placer visitarte....
besotes.
silvia cloud

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Impresionante todo lo referente a la biblioteca de Alejandría, y logreo ver los cuatro videos demasiados instructivos.

Siempre quedara un vacio en la historia de la humanidad ante tan grave daño a la cultura, ciencia, y todo el bagaje del intelecto humano de la antigüedad.
Saludos

Celestacha dijo...

Cornelivs, leyendo tu entrada recordé un libro que de adolescente rescaté de la biblioteca de mi padre. Se llamaba "los libros condenados" de Jacques Bergier, un escritor del realismo fantástico, difícil de encontrar ya que sus libros están descatalogados.
En Los libros condenados hace un repaso por las obras que él considera malditas por haber sido objeto de censura o alimento de las llamas a lo largo de la historia. Los que él denomina “Hombres de Negro” fueron los que llevaron (y llevan) a cabo la liquidación del saber, una organización poderosa que ejerce su actividad desde el Egipto más antiguo. Son los reguladores del saber, poseen conexiones a lo largo de los tiempos y del espacio. Así, podemos encontrar en la obra referencias a El libro de Toth, la destrucción de la gran Biblioteca de Alejandría, Las estancias de Dzyan, el abad Tritemo y su Esteganografía, John Dee y el espejo negro, el manuscrito Voynich, el manuscrito Mathews y la Orden Goleen Dawn, el libro de que vuelve loco: Excalibur, la dianética, La Doble Hélice de James D. Watson…
Evidentemente no todos los libros condenados son científicos o mágicos, los hay políticos. Pero Bergier analiza los primeros.

Existirá una organización. me pregunto,tal que lleve adelante tal misión ? supongo que ahora se la verían difícil con internet.
Saludos y hasta la próxima

Cornelivs dijo...

GRACIAS Y UN ENORME ABRAZO PARA TODOS Y PARA TODAS.

Señor De la Vega dijo...

Mi querido señor Cornelivs,
Hoy se lanza, desde la UNESCO, su Biblioteca Digital Mundial con el moto de “promover el entendimiento entre las naciones y las culturas, de incrementar la calidad y diversidad de los contenidos culturales en Internet, y de fomentar la erudición”.
Nace con más de 11 millones de documentos digitalizados, está formado por manuscritos, libros, partituras de música, mapas, grabaciones sonoras, películas, fotografías y grabados.
Se une a la biblioteca digital de la UE, la Europeana, y al Google Boooks.
Esta nueva, funciona en las seis lenguas oficiales de las Naciones Unidas: árabe, chino, español, francés, inglés y ruso, aunque también está en portugués.
Yo inicié mi búsqueda en ella, hojeando el libro titulado "Crónica de Caballeros con armadura ". Fue impreso por William Caxton en 1489 y es un incunable. Por supuesto no me lo leeré entero, lo guardaré en mi biblioteca, por si un día me armo, aunque espero que algún buen amigo me censure.
Suyo, Z+-----