"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 29 de abril de 2009

Ese acordeón... (Volver, 2ª Parte)

Me encuentro ahora en el año 1.930 en Buenos Aires, Argentina, en el Barrio del Abasto, donde se crió el inmortal Carlos Gardel, cuya voz ha sido declarada patrimonio de la Humanidad. Estoy con mi añorado padre, sentado en un bar de la zona, degustando un buen vino de la tierra. De pronto, una melodía sublime, dulce y profunda me alcanza en el corazón. Es un acordeón que entona su canto lastimero, serio, triste, pero profundo, amable, cálido y verdadero.

Ese acordeón…

Es increíble. Ya dije en Volver 1ª parte (haced click) que fue mi padre el que me inculcó el cariño hacia Argentina, ese gran pais hermano que historicamente ayudó a España en malos momentos, cosa digna siempre de recuerdo y de agradecimiento. Desde pequeño yo oia a mi padre cantar tangos, le gustaba hacerlo. Por ello, de siempre he profesado gran cariño y afecto hacia esa música, siendo grande mi devoción por Gardel, que es, fue y será siempre, para mi, el Rey del Tango.

Quizás por ello tengo asociado en mi mente el acordeón con Argentina y con el recuerdo de mi padre, no sé por qué. Pero para mi es un recuerdo bello y hermoso. Y siempre me ha resultado muy difícil explicar que siento cuando oigo la dulce melodía que emana de ese instrumento, insisto, súblime para mí. No lo he conseguido nunca. Pero ayer la literatura vino en mi ayuda. Y esa ayuda me viene, nada más y nada menos, que de Pio Baroja ("Elogio sentimental del acordeón") que describió a la perfección ese sentimiento que yo siempre quise y nunca acerté a plasmar.

El texto, indudablemente, no tiene desperdicio. Ya lo conocía, pero esta vez me ha llegado como nunca. Me he entretenido en examinar cada coma, cada letra, cada punto, cada palabra, penetrando en el espiritu que emana de él. Aquí esta:

"¡Oh la enorme tristeza de la voz cascada, de la voz mortecina que sale del pulmón de ese plebeyo, de ese poco romántico instrumento!

Es una voz que dice algo monótono, como la misma vida; algo que no es gallardo, ni aristocrático, ni antiguo; algo que no es extraordinario ni grande, sino pequeño y vulgar, como los trabajos y los dolores cotidianos de la existencia.

¡Oh la extraña poesía de las cosas vulgares!

Esa voz humilde que aburre, que cansa, que fastidia al principio, revela poco a poco los secretos que oculta entre sus notas, se clarea, se transparenta, y en ella se traslucen las miserias del vivir de los rudos marineros, de los infelices pescadores; las penalidades de los que luchan en el mar y en la tierra con la vela y con la máquina; las amarguras de todos los hombres uniformados con el traje azul sufrido y pobre del trabajo.

¡Oh modestos acordeones! ¡Simpáticos acordeones! Vosotros no contáis grandes mentiras poéticas como la fastuosa guitarra; vosotros no inventáis leyendas pastoriles como la zampoña o la gaita; vosotros no llenáis de humo la cabeza de los hombres como las estridentes cornetas o los bélicos tambores. Vosotros sois de nuestra época: humildes, sinceros, dulcemente plebeyos, quizá ridículamente plebeyos; pero vosotros decís de la vida lo que quizá la vida es en realidad: una melodía vulgar, monótona, ramplona ante el horizonte ilimitado..."

Ese acordeón...

A mi padre le hubiera gustado enormemente conocer Buenos Aires. Y mientras esa dulce melodía sigue resonando y acariciando dulcemente mi corazón, pienso que quizás el hijo cumpla su deseo.

Saludos.

P.D. Adición a esta entrada. 19,35 horas. Acojo con agrado las sugerencias de mis amigos de Argentina, a quienes envio un cálido abrazo. Me dicen que el instrumento de allí no es el acordeón sino el bandoneón, instrumento similar y de sonido y melodia parecida. Lo hago constar así. Gracias...!

30 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

No lo conocía, ha sdio todo un descubrimiento

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Carlos Gardel y un acordeón... para qué más.
Saludos.

Francisco O. Campillo dijo...

Veo que compartimos admiración por Gardel.

Yo soy negado para la música, aún así, intuyo que se puede cantar mucho mejor de lo que lo hacía Carlos Gardel pero amigo, transmitir los sentimientos como él lo hacia... eso es otra historia.

Gardel es capaz de superar los defectos de las viejas grabaciones, y eso, eso no está al alcance de cualquiera.

Gabiprog dijo...

Hay músicas e instrumentos que saben perfectamente formar la banda sonora de nuestras vidas.

juank dijo...

estimado cornelius:

si me permites una corrección sin animo de ofender, es bandoneon en lugar de acordeon, que es otro tipo de instrumento musical.

Por otro lado amigo, a mi me pasa algo parecido pero al reves, soy hijo de gallegos, de lugo. Y mis padres me enseñaron el amor a toda la música, en especial la que no estuviera vacia de significado. Pero a mi me emocionan, los paso dobles, las muñeiras, el flamenco, La guitarra flamenca..... para mi sensibilidad es un plato exquisito. y me he propuesto que antes de morir, voy a ir a españa para caminar por las mismas calles, donde caminaron mis padres y mis abuelos.

pero hoy aqui, angelillo, me hace sentir bien.

un abrazo del corazon.
juank

ana dijo...

Hoy te regalaré yo también un regalo de acordeón.

Donde viví de pequeña había una chica que tocaba de maravilla el acordeón y de vez en cuando tocaba tangos.

De pequeña me molestaba oirla, pero poco a poco me acostumbré, y el día que su familia y ella se fueron, extrañe la música de acordeón. Hoy la sigo echando de menos.

Precioso relato que nos ofreciste hoy.

Un beso.

REIKIJAI dijo...

Cornelivs;Soy hija de tanguero,no lo se bailar,solo algunos pasos.
Gardel,Enrique Santos Dicepolo, Julio Sosa(el Baron del Tango)El acordeon de Anibal Troli y Piazzolla.Vivo muy cerca del Abasto,hoy es un importante centro comercial;cuando quieras conocer Buenos Aires...te espero.Te o les dejo algunos temas.Gracias,por tus palabras.Besitos.Silvia.



http://www.youtube.com/watch?v=fuvX9B9Sm3M&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=pPHflQeHCyg&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=pPHflQeHCyg&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=JIRP3_EPtdA&feature=player_embedded


http://www.youtube.com/watch?v=cm02SoKoXYY&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=whAAOJuLgmA&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=e-BAr8ZOlgc&feature=player_embedded

E-migrad@ dijo...

Uuhh... EL Abasto! es tan lindo caminar por esas calles! Hay zonas en donde parece que se ha detenido el tiempo y que en cualquier momento vas a ver pasar a un compadrito caminando presuroso hacia alguno de los patios de Tango ó al mismísimo Gardel.

Tenés que conocer Buenos Aires, a pesar de todo, sigue siendo preciosa. Cuando decidas ir, avisáme y te cuento sobre los lugares que no te podés perder de conocer.

Es cierto lo que te dicen más arriba, el instrumento se llama Bandoneón ;)

Beso, E-migrad@

P.D.: Yo estoy contando los días, aunque todavía falten unos meses, vuelvo a Buenos Aires - de visita - en octubre.

REIKIJAI dijo...

Cornelivs,Juan Carlos tiene razon,no es lo mismo.Tambien escribi acordeon...pero bueno para hacer musica todo sirve.Aca dejo la diferencia entre uno y otro.Besitos.Silvi.

Bandoneón

Bandoneón alemán antiguo, de cerca de 1905Aerófono a fuelle, pariente del acordeón de forma rectangular y sección cuadrada y timbre particular. Es muy popular en la Argentina por su vinculación con el tango.

El nombre proviene del alemán bandonion y, éste es un acrónimo de Heinrich Band (1821-1860) a quien se le adjudica su invención.

El músico ejecutante de bandoneón recibe el apelativo de bandoneonista.


Funcionamiento:

Además de la notable diferencia tímbrica entre el bandoneón y el acordeón y otros instrumentos de lengüetas sueltas (free-reed), el bandoneón utiliza botones en lugar de teclas; por lo que se habla de botoneras en lugar de teclados. Los botones son hechos de galatita.

El bandoneón utilizado en Argentina y Uruguay se conoce como Rheinische Tonlage 38/33. Estas dos cifras significan que consta de 38 botones para el registro agudo (discante) y 33 para el grave (bajo): un total de 71 botones. Existe una cantidad asombrosa de variantes y modelos de bandoneón y cada uno tiene su historia.

El bandoneón posee botonera cuádruple, ya que cuando se estira el fuelle cada botón oprimido genera un tono y cuando se cierra el fuelle el mismo botón emite otro tono. Por lo tanto, es necesario aprender la ubicación de 71 tonos abriendo el fuelle y 71 cerrándolo.

Para cada botón existe un sistema de lengüetas —voces de acero remachadas a un peine de cinc, antimonio o de aluminio (este último en los bandoneones de inferior calidad)—, similar al de la armónica. El número 142 no se refiere a la cantidad de botones (que son sólo 71) sino al número de lengüetas que generan los tonos.

En Argentina se considera al bandoneón como un instrumento inseparable de las orquestas de tango. Llegó al país hacia 1900, importado desde Alemania por los inmigrantes. No cabe duda que el bandoneón encontró un lugar insustituible en el tango. En lunfardo (la jerga usada por los tangueros argentinos), el bandoneón es conocido como fueye, remplazando la «y» en lugar de la «ll» y pronunciándola como una sh porteña. El fueye es el alma de las orquestas de tango.

Un tango con letra de Pascual Contursi y música de Juan Bautista Deambroggio, compuesto en 1928 y que Carlos Gardel incorporó a su repertorio, trata ya al bandoneón como a un hijo adoptado:

Bandoneón arrabalero,
viejo fueye desinflado,
te encontré como a un pebete
que la madre abandonó.

La disposición del teclado

El bandoneón tiene que tener al menos 71 botones en total y no tiene que ser cromático. Los botones más gruesos son de 11 mm y los más finos de 10 mm. La pendiente de la altura general del teclado debe ser coherente (no muy despareja). Cuando un botón está mucho más alto que otro es porque se ha gastado con el uso, porque la tapa de la botonera ha sido cambiada por otra más tosca o porque hay algún problema dentro con el eje del pivote de madera donde se apoya el botón.
Se debe comprobar que todos los botones funcionen bien, tanto abriendo como cerrando el fuelle, en ambos teclados. No deben estar unos más duros que otros.
Al sacar la tapa, los resortes de presión, de tracción y de los muñequitos no deben tener óxido ni estar torcidos. Los botones tienen que apuntar todos en el mismo sentido con pendiente creciente hacia el frente y decreciente hacia abajo en ambos teclados.


Acordeón

El acordeón es un instrumento musical de viento, conformado por un fuelle, un diapasón y dos cajas armónicas de madera.

En sus dos extremos el fuelle está cerrado por las cajas de madera. La parte de la mano derecha del acordeón tiene además un "diapasón" con un arreglo de teclas que pueden ser como las de un piano (Acordeón a piano) ó teclas redondas (también llamadas botones) (Acordeón cromático) dependiendo del tipo de acordeón; la parte de la mano izquierda tiene botones en ambos tipos de acordeón para tocar los bajos y acordes de acompañamiento. Es muy popular en Colombia, Panamá y República Dominicana por su vinculación con el folklore.

Funcionamiento del acordeón

Estas cajas de madera contienen cajas de madera más pequeñas en las que se encuentran los "pitos". Estos son lengüetas metálicas que vibran con el aire y generan el sonido del acordeón.

Para cada caja de madera juegan cierto número de llaves o teclas, para seleccionar los sonidos a emitir. Estas cajas de madera, contienen unos conductos por los que pasa el aire a las cajas musicales directamente a través de los pitos que emiten las diferentes notas musicales. En su estado normal todos estos conductos se mantiene bloqueados por una tapa de madera con la fuerza de los resortes correspondientes a cada tecla. Estos resortes se sostienen en una varilla transversal. Los teclas respectivamente se comunican con "palancas" que mueven las tapas de madera. Al presionar una tecla la tapa de madera se abre por el tiempo deseado y posteriormente será regresada a su posición inicial mediante la acción de los resortes.

Para hacer sonar una nota basta con hacer fluctuar el aire abriendo o cerrando el acordeón mientras se presiona una o varias teclas. Dependiendo del tipo de acordeón el sonido emitido puede o no variar al abrir y cerrar el acordeón mientras se presiona la misma tecla.

Al interpretar el acordeón, el lado de la mano derecha corresponde a las escalas (los sonidos son agudos), y la parte de la mano izquierda a los bajos y acordes.

Tipos de acordeón

Existen dos tipos de acordeón, acordeón cromático y acordeón diatónico. El arreglo musical de estos dos acordeones es completamente distinto.

El cromático comúnmente llamado acordeón- a piano o cromático (si tiene teclado tipo piano) se distingue del diatónico (si tiene botones) a simple vista porque en la parte de la mano derecha el acordeón cromático se asemeja a un piano (si es a piano) como el de la foto, mientras que el acordeón diatónico (también llamado de botones) tiene las teclas redondas en ambos lados.

Un acordeón cromático de botones se distingue porque sus teclas son blancas (para notas naturales) y negras (para notas alteradas) y están dispuestas en columnas de tres teclas en orden puramente cromático, es decir, partiendo de Do, esta culumna tiene Do, Do sostenido (boton negro) y re, la siguiente columna de tres teclas tienen el Re sostenido (boton negro), Mi y Fa y así sucesivamente. Generalemnte estos acordeones cromáticos de botones tienen más de tres filas. Lo más normal es que tengan 5 filas siendo las dos superiores réplicas de las dos primeras y sirven para aumentar las posibilidades de digitación al tocar además de permitir transportar de tono una melodía sin tener que cambiar la digitación ejecutada.

SUSANA dijo...

Y qué te puede decir esta argentina!

Precioso y sentido artículo mi Querido Amigo!

La década del Treinta es mi preferida en la Historia Argentina (y verás que siempre encuentro un motivo y un personaje para recordarla)

Hoy y aquí ha sido conmovedor leerte, con ese cariño hacia mi país y el lazo afectivo que lo une a tu papá. Gracias, desde el corazón, hacia ese corazón tuyo, grandote de donde partieron estas líneas.

Estoy segura que cumplirás el sueño de tu papá. También estoy igualmente segura, que juntos elevaremos nuestra copa en su memoria. Nos juntamos en Buenos Aires Cornelivs, en la primera oportunidad, y será un inmenso placer Amigo!

Mi abrazo, con todo cariño!

IndeLeble dijo...

Que lindo que te guste y pienses venir a oir unos tangazos acompañados de un bandoneón arrabalero y la voz de Gardel que cada día canta mejor !!
Besos Cornelius!!

genialsiempre dijo...

Coincidimos en la afición paterna por los tangos y la música del acordeón, y espero también tener la fortuna de conocer algún día Buenos Aires, sería el mejor homenaje que podría dedicarle a mi padre.

José María

el Gato Negro dijo...

"Pero si un quizás, me hiere al pasar, su boca de fuego otra vez quiero besar".

Neogeminis dijo...

Cornelius, antes que nada decirte que coincidimos en el momento histórico de nuestras últimas entradas: 1930!...yo elegí Alemania, vos en Bs As, jejee.
Sobre Gardel, si te escucha(lee algún uruguayo te dirá que "Carlitos" era uruguayo, jejej...pero esa es una discusión inútil que poco aporta, ya que Gardel era y es el Río de la Plata -las dos orillas- y eso no lo cambia ningún supuesto lugar y fecha de nacimiento. Sobre tu sentimiento en relación a la música tanguera, sin duda enlazado al de tu padre, te diré que es conmovedor. Saber que alguien que no tiene raíces que así lo condicionen siente una música en forma tan íntima y emotiva, conmueve a quienes aquí nacimos y quizás por una cuestión generacional no lo sentimos tan cerca. Así mismo, es cierto que escuchar aquellos viejos temas en boca de Carlos Gardel les da un sabor más especial aún. La melancolía y la "tristeza cantada" son algo muy propio de la música tanguera. Sobre el instrumento, cabe una aclaración. No se trata del acordeón, sino del bandoneón, que si bien es similar, no tiene teclado lateral y tiene otro "color sonoro". Por lo demás, me siento gratamente "tocada" por el tema de tu entrada, por ser argentina y urbana (el tango es fundamentalmente la expresión de las grandes ciudades portuarias del Río de la Plata)

Un abrazo, y muchas gracias por visitar siempre mi blog y dejarme tan cálidos comentarios.

ave de estinfalo dijo...

hola amigo cornelivs

reikijai deja muchisima informacion buena :O hasta me sorprendi
mi mama es fan de carlos gardel
es buenisimo
uno que otro tango es bueno de vez en cuando

:D

sale me retiro cuidate muchote

byE
saluditos desde Durango mexico

Myr dijo...

Gracias amigo, por la parte que me toca!

Y espero también que puedas concoer Argentina. Y si vas para las fechas que acostumbro a estar allá con mi hija y mi yerno, tambien te podré anfitronear.

Besos.

PD - Eso, si la competencia deja espacio, claro, nada forzado.

Juan Carlos Lozano dijo...

Un regalo desde buenos aires, para el amigo español.

http://locosporlapoesia.blogspot.com/2009/04/fueye-rezongon-jugando-al-tango.html

juank

Rosa Sánchez dijo...

Se me olvidó comentarte que tu entrada "Confieso que he pecado" hizo mis delicias. Un 10, de corazón.
La verdad es que tienes una forma de escribir que engancha, muy adornada y descriptiva, como demuestras en el texto de hoy. ¿Has pensado en escribir un libro? Te aseguro que con ese estilo te saldría rodado.
Gracias por tus comentarios, me alegra saber que mis "curiosidades" son de tu agrado, además de que dejan constancia de que alguien me visita de vez en cuando.
¿Qué es un escritor sin lectores? Nuestra inspiración depende de ellos.
Saludos!

PEQUEÑOS SOLES DE NOE dijo...

Mi querido Cornelivs me siento halagada por éste post y muy orgullosa y demás está decirte que Argentina espera por tí cuando quieras ya que amigos tienes que te recibiremos con los brazos abiertos.
Hay tangos en donde el bandoneón es el único instrumento que acompaña al cantante, en algunas oportundides por videos que he visto y películas a Gardel lo acompañaba solo una guitarra y un bandoneón. En otros grupos usan también el acordeón pero no es muy usual.
Te paso una letra:
La última curda (entiéndase borrachera)
Letra: Cátulo Castillo
Música: Aníbal Troilo
Año: 1956

Lastima, Bandoneón, mi corazón
tu ronca maldición maleva;
tu lágrima de ron me lleva
hasta el hondo bajo fondo
donde el barro se subleva...
Ya sé; no me digás, tenés razón;
la vida es una herida absurda
y es todo, todo tan fugaz
que es una curda, nada más,
mi confesión...

Contame tu condena,
decime tu fracaso
¿No ves la pena que me ha herido?
Y hablame simplemente
de aquel amor ausente
tras un retazo de olvido.
Ya sé que me hace daño,
ya sé que me lastimo
llorando mi sermón de vino;
pero es el viejo amor
que tiembla, bandoneón,
y busca en el licor que aturda
la curda que al final
termine la función
corriéndole un telón
al corazón...

un poco de recuerdo y sinsabor
gotea tu rezongo lerdo;
marea tu licor y arrea
la tropilla de la zurda
al volcar la última curda...
Cerrame el ventanal, que queme el sol
su lento caracol de sueño...
¿No ves que vengo de un país
que está de olvido, siempre gris,
tras el alcohol...?

Espero te guste un beso muy grande amigo
Y si como el Zorzal Criollo no hay!!
Y como descendientes de andaluces que me encanta todo lo flamenco, bueno que estamos encontrados, ya que las raíces y las costumbres por más que nos separen 12000 kms se siente que en todo momento. Es una comunión entre ustedes y nosotros imposible de cortar.
Noe

Alí Reyes H. dijo...

Con este post aprovechamos a enviar un saludo a la tierra del Plata.
----------------
Quisiera que visitaras a un amigo bloggero que está colgando una serie acerca de usos y costumbres del imperio romano, Puedes entrar desde tigrero. Su blog es QUIDQUID.

Juan Carlos Lozano dijo...

amigo:

aqui en argentina tenemos la costumbre de la yapa.

http://locosporlapoesia.blogspot.com/2009/04/va-la-yapa.html

asi que no podía ser menos.
disfrutalo, porque "nadie nos quita lo bailao"

juank

Rita dijo...

Es muy lindo el acordeón y también lo es el bandoneón, precioso lo que escribe el gran Pio Baroja, vete a conocer Argentina, tu padre lo disfrutará a través de ti, tu lo disfrutarás doblemente, un abrazo

Silvia dijo...

holis!excelente post...Gardel lo más-----
gracias por tus palabras para mi país....si visitas mi Argentina,nos vemos..
buen recuerdo de tu padre y el tango...
besotes.silvia cloud

LUX AETERNA dijo...

Hola Cornelivs!! hace poco vi un programa en la tele que contaban que ya no se fabrican mas bandoneones, y que este instrumento lo trajeron los alemanes a estas tierras, si hay luthiers que se dedican a arreglar y poner a nuevo a este lastimero instrumento.
Muy lindo homenaje a tu padre y gracias por tus palabras como argentino y porteño para mi ha sido una caricia en el alma.

Abrazo

PD: A Gardel le decían "El zorzal del Abasto"

Camille Stein dijo...

el tango, siempre el tango

no hay ninguna razón aparente, ninguna proximidad geográfica... simplemente fue un amor a primera vista

todavía perdura, y cuando escucho a Gardel o a Astor Piazzolla, o a cualquiera de ellos, siento que esta música nació aquí dentro, conmigo

gracias...

un gran abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Siempre Argentina en mi mente estará unida con el tango, como única melodía interpretada como nadie en este mundo en el cual estamos, siendo Carlos Gardel, hasta ahora lo mejor de lo mejor que ha existido, con esa voz tan especial que poseía.

Te estoy visitando y estoy escuchando hace un rato tangos y milongas estoy conectada con una emisora de San Juan de BS.

Y es un placer tener de fondo esta música tan sentimental.

Espero que algún día puedas hacer realidad ese viaje en honor a la memoria de tu padre, que te lo ha inculcado.

Me despido de esta visita al compás de un bandoneón.

Un super besazo!!!!

Cornelivs dijo...

Estimados amigos.

Gracias a todos por vuestros comentarios, he dicho a TODOS.

Gracias a Silvia (Reikijai) y a Juan Carlos Lozano por el entrañable y cariñoso regalo que me han hecho.

En cuanto al resto de amigos de Argentina, os mando, a todos, un cálido, fraterno y entrañable abrazo. Es curiosa, pero bellisima, esa simbiosis de corazón que existe entre nosotros, a pesar de que nos separa todo un oceano y 12.000 km.

Bella y fraterna hermandad, que entre todos creo que hemos de mimar y de cuidar.

Un entrañable abrazo para todos. Cornelivs os quiere.

Y por cierto, y tal y como digo en mi entrada de hoy, os informo a toda prisa, y casi sin tiempo, de que son circunstancias laborales y personales las que me van a impedir, por unos dias, postear y visitar vuestros blogs. Todo volverá a estar en orden -espero-, el proximo lunes, 4 de Mayo.

Para los que os vayais de puente, os deseo que disfrutéis al máximo, y para los que no tengáis esa suerte que os sea lo mas agradable y llevadero posible.

¡Os echaré de menos...! ¡Que lo paseis bien...!

Marinel dijo...

El tango es una forma de transmitir sentimiento hasta erizar la piel.
Sería bonito que fueses al País que tanto anhelaba conocer tu padre, y ya sea con acordeón, como con bandoleón, escuchar tangos mientras evocas su recuerdo...
Me ha gustado mucho,Cornelivs.
Besos.

Cornelivs dijo...

MARINEL: Gracias, amiga, un abrazo!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Yo desde niño oigo a Carlos Gardel y oigo hablar de Argentina y de mis Buenos >Aires queridos.

Ten amigos queridísimos de esa impresionante nación, y es por mis padres que tengo ese amor por ese país, desde niño oía los tangos, y aún hoy en día los oigo y me da nostalgia.

Saludos