"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 6 de junio de 2009

Crei que era él...

Estaba buscando material para mi próxima entrada y me encontrado con esta foto. Mi corazón me ha dado un vuelco.

-¡Papá…! ¡Papá…!

¡Por un momento he pensado que era él...! ¿Cuándo se ha hecho esta foto? Espera…no, no es el. Solo es una fotografía, pero…esa silueta...¡se le parece tanto…!

Ya hace dos años y cuatro meses que se me fue, y el tiempo va poniendo las cosas en su sitio; el dolor incontenible del principio va dando lugar al recuerdo cariñoso, a la aceptación serena y tranquila de lo que, en el fondo, es la vida: un viaje hacia quien sabe donde.

Lo que no ha cambiado es lo muchísimo que lo echo de menos. ¡Dioses, cuanto le podría contar...! Ya tengo tres años más de los que él tenia cuando yo nací, y comprendo muchas cosas.

Sigo siendo su hijo, lo añoro, lo extraño terriblemente y lo echo muchísimo de menos. Y no lo idealizo, no; tenia sus cosas como todo el mundo, pero, joder, es que era muy buena persona conmigo.

¡Como me gustaría darle un beso y abrazarle fuerte…! Era mi padre.

Por eso, cuando he visto la foto me ha dado ese vuelco el corazón. Creía que era el… Y no he podido evitar que un par de lágrimas resbalen por mis ojos; es como si un rayo de luz se encendiera de pronto, iluminando la escena, pero luego se apaga de nuevo, sumergiéndote en la triste y anodina oscuridad.

Pero ahora algo ha cambiado: ya no me podrán quitar su recuerdo…lo llevaré siempre en mi corazón.

Saludos.

38 comentarios:

Miriam Jaramillo dijo...

De visita en tu blog. Recordar a nuestros seres queridos, es revivir cada uno de los momentos que hicieron posible, nuestra vida y nuestra existencia. Felicitaciones. Regresare a leerte. Mi saludo con infinito respeto.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Sí que lo entiendo, porque siento una cosa parecida. El mío se fue hace cinco años y yo lo eché de menos en ocasiones importantes para mí, que sucedieron después. Él tenía que haber estado aquí, porque él ayudó a que las cosas buenas ocurrieran, pero no pudo esperar. Es algo que lamento tanto...

amor y libertad dijo...

me has movido sentimientos similares, mis padres murieron hace catorce años

Jan Puerta dijo...

Amigo... las ausencias nos hacer ver lo que nuestro corazón busca insistentemente.
Como te entiendo... y eso que perdí a los míos hace ya muchos años.
Un abrazo

ana dijo...

Y nadie te quitará ese recuerdo.

Jolines me volviste a emocionar, otra vez.

Un beso muy fuerte mi querido amigo.

salud equitativa dijo...

querido amigo CORNELIVS: quizás lo bueno de la vida es cada día, cada paso, cada abrazo, cada sentimiento, sólo guardan un mañana, y el camino, justamente es un camino sin regreso donde todo se encamina al reencuentro. Un abrazo andino. Víctor

Fernando Manero dijo...

Conozco esa experiencia y sé lo que representa. No hay alivio para una sensación de pérdida, que nunca se acaba de asumir. Pasa el tiempo, el dolor inicial se atenúa, pero jamás se desvanece la sensación de que alguien y algo faltan a nuestro alrededor. La voz, el rostro, la palabra, el consejo, la reprimenda, el humor, la seriedad, la advertencia, la ilusión. Todo sirve para el recuerdo hasta la silueta que, de pronto descubierta y aunque no sea la propia, dibuja perfiles y ademanes que nos resultan familiares. Emotiva entrada, como siempre, campeón. Un fuerte abrazo

E-migrad@ dijo...

Ufff, se me llenaron los ojos de lágrimas, che!

Será que como mi viejo anda pachucho y volvieron a rondarme fantasmas de un futuro no muy lejano, me agarraste desprevenida.

Bue... no pasa nada. Te mando un abrazo y pasá por Migraciones a escuchar un poquito de buen jazz ;)


Beso, E-migrad@

Antonio Aguilera dijo...

Comparto tus sentimientos, amigo Cornelivs. Nadie nos va a querer como un padre y una madre; es un patrimonio gigantesco que tenemos los hijos, y que perdemos cuando ellos se van.
En la declaraciòn de la renta, en el apartado de Patrimonio, deberìamos poner esta ausencia. Nuestro haber patrimonial disminuyò considerablemente. Tanto, que el resto apenas importa.

Ojalà nuestros hijos pensaran igual de nosotros; èsto podìa compensar, en parte, la pèrdida.

Un fuerte abrazo amigo

juank dijo...

querido amigo:

El viaje de los que amamos tiene un solo destino. Viajan hacia adentro, hacia lo más interior, lo más profundo, lo más sincero, de nosotros mismos. Y allí hacen nido. Tu padre en ti. El mio en mi. y así...

Y ese salto del corazón es su legado. Ellos nos lo han dejado. Porque es de ellos de quienes aprendimos a amar. Y para nosotros es una forma en que nos demuestran que aún están.

te dejo un abrazo y buen fin de semana.
juank

sedemiuqse dijo...

Viajes al interior......
besitos cornelivs y amor
je

Doritos Ad Challenge dijo...

me ha llamado mucho la atencio esto
esta interesante me iso recordar muchas cosas

Amig@mi@ dijo...

Creo que queda un vacío con el que no queda más remedio que aprender a convivir.
Un abrazo

Miguel Ángel dijo...

Que ese recuerdo, que es también presencia viva, te ayude a ser padre de tus hijos, y que ellos te vean a ti como tú le ves al tuyo, y que te recuerden siempre, incluso cuando sólo sea una imagen pasajera la que les intuya tu presencia.

Neogeminis dijo...

Emocionante este post!..y la foto, se presta para ese recuerdo entrañable...está impregnada de una infinita magia, como si viniera de otra dimensión.

Tus recuerdos son el tesoro que seguirán siempre con vos. Es lo que queda, junto con el amor que sembramos y nos sembraron.

Un abrazo.

Silvi (reikijai) dijo...

Cornelivs...Papa van hacer 10 años en octubre, que tomo ese tren que lo llevo con sus padres… cuando nos despedimos, los dos sabíamos que era la última vez. Lo ame profundamente… y lo amo; no podía ser egoísta… verlo sufrir… el dolor y como se consumía… un hombre de 1.90 con 100 kg.; unos días antes de morir pesa 50,…. Mi padre tenía 64… profesional, pintón, inteligente… toda una vida… La muerte no pide documentos… se lleva al que tiene en su lista… Pero te voy a decir algo … ellos vencieron a la muerte … vivirán eternamente en nosotros … Y le agradezco a la vida … ese Gran Hombre que me dio como PADRE…Pablo, llora cuando necesites … te soy sincera … por mas que pase en tiempo … es como el primer dia … Un Abrazo. Besitos. Silvi.

Oyana dijo...

Cómo te entiendo, Cornelius. Necesito tiempo, ahora, para poder llegar a dónde tú estás. De momento, tengo el alma desgarrada.
Un beso

Belkis dijo...

Nuestros amores no mueren porque viven siempre en nuestros corazones. Nos acompañan siempre. Bonito homenaje a tu padre. Un cordial saludo.

Silvia dijo...

hola!estoy de acuierdo con Fernando Manero....es una sensación de pérdida que no se acaba...yo te reentiendo ...me pasa igual con mi mamá...solo el recuerdo sigue siendo nuestro...
amigo me emocione mucho...
te abrazo a la distancia...
silvia cloud

Diana Puig dijo...

Hola cornelivs,
Es estremecedor lo que has escrito, efectivamente aunque se haya ído sigues siendo su hijo y eso es lo que lo mantiene vivo, tu recuerdo.
Un abrazo, didi.

Myr dijo...

Vive en tu recuerdo. Bendita sea su memoria y eso, es lo que cuenta.

Un abrazo

Guarevers Son dijo...

Muy bueno, creo que esto debe servir de reflexion para los que aun tenemos nuestro padres.

te invito a pasar por mi blog.

Isabel dijo...

Las lagrimas por tu padre, dicen mucho de tu sensibilidad. La añoranza y el recuerdo son humanas, como tu, querido amigo. Un beso

Siab-MiprincesaAzul dijo...

un recuerdo en el corazón es una caricia en el alma....
Un beso

Isabel Romana dijo...

Querido cornelivs, no sabes cómo comprendo tus sentimientos, pues yo perdí a mi padre hace catorce años y lo recuerdo continuamente. Son muchas cosas las que nos unen a ellos, no sólo la sangre, y es mucho, muchísimo lo que les debemos. ¡Cuántas veces hacemos cosas que creemos que los enorgullecerían...! Y cuántas dejamos también de hacer recordando que quizá no contarían con su aprobación. Mi padre sigue siendo una guía ética en mi vida. Un abrazo muy fuerte.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Mi querido amigo:
nunca se van, siempre están en nuestro corazón viviendo, latiendo y acompañando.
Besa a tus hijos y a él lo estarás besando.
Un beso desde éste rincón del mundo
Noe

Elisabeth dijo...

que tierno es recordar a las personas q ya no estan,y cuanto se las hecha de menos verdad?


besitosss

Rita dijo...

Como te comprendo, yo tengo ya 6 años más de los que tenía él cuando lo perdí, yo era muy joven pero su recuerdo sigue igual de vivo que entonces, yo diría que cada día más vivo, no es verdad que el tiempo borre recuerdos, los recuerdos de nuestros seres más queridos no se borran nunca, que bonito es recordarlos, un abrazo amigo

Alí Reyes H. dijo...

Pero en tu prosa sigue vivo, y màs allà de tu misma existencia

Gizela dijo...

Te entiendo Pablo.
Hoy hablaba con Alimontero del día que papá murió.
De los días que vivió.
También era un ser con virtudes y defectos.
Un ser marcado por sus circunstancias,como todos nosotros.Solo varían las circunstancias
Muchas veces se armaban barreras entre los dos y siempre el cariño, las derrumbaba.
A mi también me gustaría tenerlo ahora, y entregarle restos de abrazos que quedaron dentro de mi.
Un abrazote amigo
Gizz

Inés dijo...

Cornelivs, qué emotiva tu entrada, no se llena ese vacio con nada, con nada.
es una perdida irreparable, yo te entiendo ya lo sabes.

muchos besos y un abrazo,

El Ente dijo...

Me has emocionado amigo y te entiendo perfectamente.

UN FUERTE ABRAZO

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Su recuerdo siempre te acompañará.

Alimontero dijo...

Querido amigo,me ha emocionado mucho tu entrada, tanto que he robado un poco del tiempo de mis anfitriones, para quedare un momento contigo....
Recodar al padre, es traer nuevamente la fuerza masculina a tu ser como sentir su presencia que tanto nos acaricia y gratifica...
Me has hecho recordar al mío...y me llena de emoción,
Desde Asturias, mi abrazo sentido,

Ali

Cornelivs dijo...

GRACIAS A TODOS, QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS.

SI, LA VERDAD ES QUE ME SORPRENDIÓ MI PROPIA REACCIÓN. ESTABA BUSCANDO EN INTERNET MATERIAL PARA LA ENTRADA DE HOY, CUANDO ME ENCUENTRO, NO SE POR QUÉ, CON ESTA FOTO.

OS JURO QUE EL CORAZÓN ME DIO UN VUELCO, CREI QUE ERA MI PADRE.

PERO,EN FIN, ES LA VIDA COMO TODOS DECIS, NADA PUEDE LLENAR EL HUECO QUE DEJAN NUESTROS SERES QUERIDOS, PERO SIEMPRE LLEVAREMOS SU RECUERDO Y SU AMOR EN NUESTRO CORAZÓN.

HOY, NO OBSTANTE, DESTACARE EL COMENTARIO DE ANTONIO AGUILERA: Nadie nos va a querer como un padre y una madre; es un patrimonio gigantesco que tenemos los hijos, y que perdemos cuando ellos se van.

LLEVA RAZON.


FELIZ DIA DE DOMINGO A TODOS Y A TODAS.

CORNELIVS OS QUIERE...!

Selma dijo...

Aún no había cumplido los 21 cuando se fue el mío.. a esa edad no te das cuenta de lo importante que llegan a ser los Padres, me quedaron muchas cosas por decirle, que le quería, que lo quiero, que lo añoro.. todas esas cosas que una jovencita inconciente de 20 años no se le ocurría.. hoy me sigue doliendo no haberlo hecho en su momento.. por eso este Post tuyo me ha emocionado tanto.. Gracias por expresar tan bien tus)mis/nuestros sentimientos..
Un beso cariñoso, Cornelivs...

Ericarol dijo...

Todavía mis padres viven, gracias a Dios, y cada día me dan muestras de su amor incondicional, el amor verdadero, el amor de un padre-madre por sus hijos. Soy bendecida!!!
saludos de lunes en la mañana y buen inicio de semana!!!!

Pedro dijo...

La foto no será suya, pero.... ¿quién te asegura que no ha sido él mismo el que te ha tocado al hombro y te ha susurrado al oído: "Hola Pablito, soy yo, papá, estoy aquí contigo, cuidándote, como siempre"?
No deseches nada.

Un abrazo.