"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 5 de junio de 2009

Extraña soledad.

Viernes, cero horas y cinco minutos. A esta hora el silencio de la noche me cubre, y el sueño iguala al rico con el pobre, al blanco con el negro y al simple con el discreto. Y a esta hora, en que las luces de neón de la ciudad cubren el cielo con su anodina bruma, y cada persona se enfrenta a sus sueños o pesadillas, esa inquietante sensación de soledad se cierne algunas veces sobre mí. Siempre es igual. Nunca he llegado a entenderlo; no estoy solo, pero en esas ocasiones me siento solo; esa sensación me persigue de lejos, no me deja. Es como sentir frio en el corazón. Pero ¿por qué te sientes solo? Ojalá lo supiera. Porque lo cierto es que estoy acompañado, y muy bien por cierto. Soy razonablemente feliz, además, tengo mi familia, como tantos y tantos españoles. Mujer e hijos pequeños. La vida hasta ahora me ha tratado bien, y mi responsabilidad para con los míos es suficiente razón para seguir adelante. Por eso estoy ahí, firme, luchando contra las inclemencias de la vida, aguantando el tipo. A veces me hieren pero me levanto y sigo luchando. Y así estoy ahora: de pie, lleno de cicatrices y heridas, como tantos y tantos…pero de pie. Mientras los dioses quieran, siempre de pie, y con el ánimo dispuesto.

¿Entonces…?

Pero podía ser peor, podía haber nacido en África, por ejemplo, o haber estado solo de veras. Por ejemplo, si no tuviera obligaciones familiares y estuviera solo ¿qué haría entonces? Quizás no seria lo mismo ¿verdad? Quizás. Puede, en efecto, que corriera el riesgo de estar deprimido, ahora no puedo permitírmelo. A lo mejor cuando volviera a casa y no encontrara la risa de mis niños, ni la sonrisa de mi esposa, y me viera solo, quizás recordaría una obviedad: que ni soy imprescindible ni insustituible, porque la tierra, conmigo y sin mi también, seguiría girando eternamente alrededor del sol, el cual seguiría saliendo todas las mañanas. Solo soy un ser humano, en medio de millones de ellos. En tal caso, ¿mereceria la pena abrir los ojos cada mañana, y seguir escuchando esa, llamada así por Baroja, melodía vulgar, monótona y ramplona ante el horizonte ilimitado, que es la vida?

Si, creo que seguiría luchando ya lo creo. Aunque solo fuera por el hecho de experimentar la vida dentro de mi, respirar cada amanecer, gozar de cada puesta de sol, disfrutar esa maravillosa cerveza fresquita, ahora en verano que hace calor. Aunque solo fuera para hacer el amor de vez en cuando. Aunque solo fuera para experimentar el placer tan inmenso que se siente cuando con un consejo, con una mano amiga, arrancas una sonrisa a esa persona que tienes al lado, o allende los mares; aunque solo fuese para comprobar que con tu humilde consejo, quizás mas de una persona que ha atravesado por tu misma situación se ahorra el camino doloroso que tu mismo has experimentado. O incluso: aunque solo sea para darme el regusto de ir superando dia a dia mi adicción a la nicotina, poniéndole los cuernos todos los días al paquete de tabaco haciendo una hora de gimnasia, y decirle: ¡puedo más que tu!

Tiempo hay de estar en el otro lado. ¿Entonces…?

Ahora incluso tengo la suerte de tener amigos y amigas en la Red, gente estupenda: vosotros. Cada día descubro blogs sencillamente extraordinarios, gente que escribe y piensa divinamente. Y ello me hace sentir bien, además, aprendo todos los días de vosotros. Poco puedo aportar yo. Solo mi humilde experiencia personal. Si a alguien le he ayudado con alguna reflexión, si he contribuido a despejar la soledad de alguna persona; si he ayudado a arrancarle la sonrisa a algún amigo o amiga que lo estaba pasando mal, y si he conocido a gente maravillosa como la que normalmente me acompaña, que tiene la infinita y santa paciencia de leerme con frecuencia y a los cuales doy infinitas gracias por ello, entonces ya solo con eso me puedo dar por satisfecho.

¿Pero entonces…? ¿Quizás esa sensación de soledad proviene de sentirme tan minúsculo y tan finito en medio del universo infinito y eterno? ¿Quizás por nuestros limitados conocimientos y la falta de respuestas? ¿Quizás porque comprendo que muchas personas vienen vacías a este mundo e intentan irse igual de vacías de lo que llegan? Alguna causa tiene que haber.

Y si no es asi, ¿De donde viene esa extraña sensación de soledad?

Saludos.


30 comentarios:

Selma dijo...

Antes de irme a dormir Pablo, te dejo un gran abrazo y te prometo que mañana por la tarde volveré con tiempo...¿Solos? No lo estamos.. Te lo aseguro... ;-)
N'est-ce pas mon Ami?

À demain, sans faute!
Un bisou.

Neogeminis dijo...

Hace mucho escribí que el hombre, ese Adán primigenio, siempre sigue latiendo en el corazón de ustedes (hablo de tu género) hombres contemporáneos pero con la misma sensación primordial de búsqueda de aquel primero: esa enorme incógnita ante lo infinito, lo que no se sabe, lo que no se comprende. Las mujeres, quizás, somos más intuitivas y nos sentimos enlazadas con el Todo sin necesidad de comprenderlo. es una teoría, por supuesto! jeejeje


Te tiendo mi man desde lejos, Cornelius y simplemente dejate llevar por la vida que espera, ansiosa, que la vivas como se merece.

Un abrazo!

Elisabeth dijo...

me ha gustado mucho lo q te dice neogeminis y con su permiso lo copio
simplemente dejate llevar por la vida que espera, ansiosa, que la vivas como se merece. un buen consejo


besitossss

REIKIJAI dijo...

No estas solo,...Aquí tienes mi mano.
Duerme tranquilo;jamás estaras solo.Hasta mañana.Besitos.Silvi.

Fernando Manero dijo...

Decia Unamuno que sólo cuando nos sentimos solos estamos en condiciones de saber de lo que somos verdaderamente capaces. A veces es necesario tener esa sensación que nos lleva al entendimiento sincero de lo que realmente somos, de lo que tenemos y de lo que podemos llegar a hacer. Modestia y orgullo, realismo e imaginación, a la par. Hay que entender la soledad como una invitación sincera al encuentro con uno mismo para asumir que pertenecemos a un mundo en el que, aun siendo pequeños, podemos llegar a hacer cosas grandes. Tomar conciencia de las limitaciones, sentir el valor de la compañía que nos espera, experimentar la sensacion de que no somos autosuficientes, valorar lo que podemos hacer por los demás, pensar en lo que haremos cuando dejemos de estar solos, conscientes de que nuestra presencia siempre podrá ayudar a alguien. Ay, dilectísimo Cornelvs, ¿realmente te parece poco la cantidad de cosas que puedes permitirte cuando experimentas la soledad del corredor de fondo?. Un abrazo, campeón.

Belkis dijo...

El sentimiento de soledad está relacionado con el aislamiento, la noción de no formar parte de algo, la idea de no estar incluido en ningún proyecto y entender que a nadie le importamos lo suficiente como para pertenecer a su mundo. No creo que ese sea tu caso Cornelivs, sencillamente son rachas que duran fracciones de nuestro tiempo. No le prestes atención y sigue tu día a día con entusiasmo. Un afectuoso saludo

salud equitativa dijo...

CORNELIVS: la soledad la padecemos los humanos, muchas veces estando acompañados, bien por cierto, permanecemos en soledad. Tiene que ver con el alma, las sensaciones, las convicciones, los compromisos, el pensamiento individual, el propio cuerpo, etc. La introspección es parte de la condición humana y debemos aceptarla tal cual es... muchas veces cuando miras a tu alrededor, tendrás la sensación de estar solo aún cuando haya muchas personas dedicadas a sus propias cosas. No es un hospital psiquiátrico, es simplemente la vida. Un abrazo desde el alma, Víctor

Gizela dijo...

Creo Pablo, que esa sensación de extraña soledad, siempre se tiene.
Yo la siento también, pero al igual que tú, tengo responsabilidades por las cuales vivir.
Puede significar muchas cosas, pero el sólo hecho de que la sientas, y la la vez te parezca extraña, significa que nunca se marcará en tu alma con mayúsculas.
Nunca controlará tu espíritu luchador y soñador.
Está ahí, en ese rincón de alma que recoge tal vez recuerdos, tal vez sueños, miedos.
Un abrazo grande y lindo fin de semana.

El Ente dijo...

Cuando son las 2:00 de la madrugada, comenzaba a sentirme como tu amigo, pero he llegado hasta aqui y al leerte me he dicho a mi mismo: no estoy solo... es solo una sensacion, porque hay gente como TU por la que merece la pena estar al pie del cañon, NO ESTAMOS SOLOS AMIGO.


PD: ESTOY DESEANDO ESCUCHARTE MAÑANA AMIGO... A LAS 23:00 COMO UN CLAVO ESTARE PARA ESCUCHARTE.

UN FUERTE ABRAZO

Mai Puvin dijo...

Ufa... si parece que hablaras de mí... También he pensado en eso... claro, no tengo pareja pero esa no es la sensación de soledad que, por cierto, tan bien describiste.

No se si para calmarme o qué, pero en ocasiones pienso que tiene que ver con nuestra búsqueda interna, con el eterno aprendizaje, las necesidedes personales, la duda... en fin.

De todas maneras me encanta como te parás ante todo... es también es mi lema: "Un paso atrás, ni para tomar envión"

Uuyy ya me enganchaste otra vez en mi noche de soledad, leyendo y escribiéndote.

Un abrazo enorme!

1mati dijo...

hola¡¡¡
no estas solo amigo, somos muchos los que sentimos tu misma sensacion, creo ; y no se muy bien como tú, por que sera?, tambien tengo gente alrededor pero a veces...
me ha encantado tu entrada de hoy, hacia tiempo que no me pasaba y al leer tus letras, y sentirme identificada hara que la proxima vez que me sienta así, seguro brotara una sonrisa y recordare rapidamente que no soy la unica que siento eso.
un abrazo del alma y un besazo fuerte

Juan Carlos Lozano dijo...

Alguna vez, aprendí que la responsabilidad no es suficiente para hacerte feliz. Y yo estaba cargado de responsabilidades, muchas y muy pesadas. En la profesión lo primero que se te enseña es a dividir yo y los otros. Y uno tiene que saber cuando, donde y como intervenir. Además la responsabilidad de una vida ajena entre las manos. Nunca me senti tan solo en mi vida, como cuando cargaba con todas las responsabilidades sobre mi espalda. Todas claro, menos la mia. La responsabilidad de mi mismo.

Hoy tire el guardapolvos blanco, y dejé el hospital para siempre. Fué la mejor desicion de mi vida. Tengo tantas responsabilidades como tenía entonces, o más también. Pero sé lo que quiero en la vida. Lo consiga o no, yo se lo que quiero. Y lo sé por mi mismo, no porque por lo que se dice, o se piensa. Ya no me siento solo.

asi que amigo, si estás solo hoy. me permito darte un consejo. Conversa contigo mismo hasta que aflore con claridad que es lo que quieres en de tu vida. Si puedes saber eso en tu corazón esta noche, mañana ya no estarás solo.

Para lo que necisites, aqui hay un amigo. No pienso darte la razón siempre, pero podemos discutirlo. ;)

un abrazo
juank

CANTACLARO dijo...

Así, en la amplitud de la habitación interna es posible mirarse "relativo a". Solo así, se llega a la reflexión que has tenido, muy buena por cierto.

afectuosamente,

Ana Lucía

.

genialsiempre dijo...

La sensación de soledad, no es la soledad en sí misma. Esa sensación es buena, porque nos hace pensar, como te ha hecho a ti esta noche, pero luego pasa y no nos deprimimos, nos vemos inmersos de nuevo en el mundo.
Creo que es necesario sentrirse solos alguna vez para poder dimensionar las cosas en sus justos valores.

José María

loose dijo...

Sin la sensación, sólo una SENSACIÓN de soledad, a veces necesaria, que anoche te acompañaba, te hubiese sido imposible escribir estas líneas. Esa soledad es el nombre del silencio, de la introspección, de la conexión con lo más profundo de nuestro Ser que hace que nos conozcamos cada vez más. Que seamos dueños y creadores de nuestros propios pensamientos, de lo que nos hace bien y lo que nos hace mal, los necesarios, los inútiles, los positivos, los negativos. Lo que Somos, lo que Tenemos, el infinito amor que sentimos por nuestros seres queridos y el amor incondicional que damos y recibimos....

Todo ello es perceptible gracias a esos aparentes momentos de soledad que invitan a nuestro intelecto, que racionaliza, decide, entiende, cree, identifica, evalúa,...a seguir descubriendo todo nuestro potencial, sin limitaciones, sin temores, hermanándose con nuestra mente que siente, que imagina, recuerda, piensa....y con el subconsciente, que sueña.

Tal vez fueron momentos de autoconocimiento, de meditación, de unión y crecimiento.

Un beso, amigo.

Juan Luis G. dijo...

Me he sentido muy identificado con tu texto, ya que es un tema sobre el que reflexiono muy a menudo. Creo que el ser humano siente esa soledad de forma innata, porque dentro de nosotros existe un individualismo que hemos de alimentar, algo que nos diferencia de otras especies.

Yo creo que nunca nos dejaríamos de sentir solos, y mucho menos sí de verdad lo estuviésemos.

Un abrazo.

Miguel Ángel dijo...

…la noche sosegada
en par de los levantes de la aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
la cena que recrea y enamora.

En soledad vivía,
y en soledad ha puesto ya su nido,
y en soledad la guía
a solas su querido,
también en soledad de amor herido.



San Juan de la Cruz, Juan Ramón Jiménez, Xabier Zubiri…

Cornelius, ¡qué alto vuelas! ¡Surca, pues, frágil y rotundo los inciertos cielos que a todos sobrepasan!

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Vaya oportuna tu entrada, anoche precisamente miraba el cielo y volvía a sentir la pequeñez de lo minúsculo

Besos

Ericarol dijo...

O , de donde viene esa vocecita que parece salir de nuestro interior y que nos dice, sigue adelante o detente!!!???? Siempre he querido saber, pero parece amigo mio, que no habrá respuestas!

Ericarol

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No le des más vueltas, querido Cornelivs: la forma de vivir las cosas está dentro de nosotros. La soledad, como tú, la llevo siempre encima.
Un abrazo.

Ondina dijo...

Llego desde Alijodos.

Muy buen blog

A cuento de tu post, eso me pregunto yo....

donde estara la soledad o donde no está, no para todos la soledad significa lo mismo.

Un saludo, si no es molestia me quedaré aqui leyendo tus reflexiones y textos.

RAMPY dijo...

Hola Cornelivs, la música que acompaña al post de hoy es divina, la de erase una vez en América y daba una sensación como de nostalgia, o intentar transmitir algo bello, La verdad es que te ha quedado muy bien
Si te digo la verdad, yo tampoco sé de dónde procede esa sensación de soledad que tan bien describes en tu blog.
Un rampyabrazo
Rampy

ana dijo...

Me has conseguido emocionar, entre tus palabras y esa música de un compositor con el que disfruto mucho.

Los sueños nos igualan a todos, que gran verdad.

Y hoy te entendí con ese sentimiento de soledad que tan hermosamente plasmaste sin ofender a la gente que te quiere y te estima.

Es un derecho disfrutar esa soledad y ahondar en ella, sobre todo cuando nos hace reflexionar como hoy lo hiciste tú amigo mío.

Un beso muy fuerte y que esa soledad no duela.

sedemiuqse dijo...

Hoy te saludo nada mas
besitos y amor
je

lys dijo...

Es curioso que el hombre sea capaz de sentir y exteriorizar tales sentimientos. Los animales son en su mayoría gregarios y se unen para protección. El hombre puede estar rodeado de mil personas y sentirse sólo. Aún sin saber nada de cierto, me maravillo ante el ser humano que es capaz de soñar, razonar, sentir, dar y amar y todo eso con pasión, la pasión es única del humano, la pasión y el temor a la muerte. ¿Por qué si llevamos tantos siglos muriendo no nos acostumbramos a ella?. ¿Por qué siempre nos sorprendemos ante ella? Me lo he preguntado alguna vez. Creo que es demasiado fácil decir; no hay nada.

Bella experiencia la que nos regalas, Pablo, leer y sentir contigo, y sentirte tan cercano.

Un abrazo cálido de amistad.

La sonrisa de Hiperión dijo...

La soledad de los grandes.... Por ejemplo la béica. Recuerda siempre: el Betis, no baja a segunda; va a la división de plata para darle categoría....


Saludos!

Pedro dijo...

La soledad es un sentimiento muy relativo y subjetivo. A veces necesaria, otras veces una condena. Todo está en la mente, esa gran desconocida.
Pero conociéndote, estoy seguro de que esa sombra pasó rápido tornándose en luz de colores. Pero si sirvió para reflexionar, bendita sea.

Un abrazo.

Cornelivs dijo...

QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS.

SI QUERIAIS EMOCIONARME...LO HABEIS CONSEGUIDO.

DUDO QUE EXISTA EN ESTE MUNDO UN BLOGGER MAS MIMADO Y MEJOR ACOMPAÑADO DE GENTE MARAVILLOSA, QUE YO.

GRACIAS A TODOS. OS MANDO UN ENTRAÑABLE ABRAZO PARA VOSOTROS, Y UN CARIÑOSO BESO PARA VOSOTRAS.


CORNELIVS OS QUIERE...!

Silvia dijo...

hola!puedes sentirte solo pero no lo estas...y esa soledad permite que nos deleites siempre en este bello blog...bien por ella...
no le tengas miedo a ella es tu amiga...ayuda a que valores todo lo demás..besotes!!!
silvia cloud

amor y libertad dijo...

es una sensación sana, porque te incita a seguir buscando, lejos andamos aún de la verdad, vamos a por ella