"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 6 de septiembre de 2009

Ser como ellos

A veces quisiera ser como ellos...

Cuando los veo siento una sana envidia. Son sanos, inteligentes, sin malicia, de corazón puro; no están aún contaminados por el mundo. Sencillos; benditamente sencillos, con la sencillez en la cual reposa la verdadera sabiduría.

Los niños no entienden de las macabras y sinuosas complicaciones que el alma de un adulto pueden tener; si les pica la oreja se rascan tan tranquilamente y ya está. Dicen las cosas como las sienten. Rien francamente, juegan con pasión, como si ese juego fuera el ultimo; por la noche duermen con la tranquilidad de conciencia que proporciona la inocencia que jamás le ha hecho daño a nadie. Que maravilla…

Si; cuando sea mayor quisiera ser como ellos. Quizás porque de ellos es el reino de los cielos.

Saludos

(Foto tomada de Internet)
.

35 comentarios:

Silvi (reikijai) dijo...

Los niños... son los seres mas nobles...lastima que debemos crecer
Me encantaria... ser una niña.Besitos.Silvi.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Mi querido amigo, lo importante es tratar de seguir siendo como ellos en nuestro interior.
Un beso
Noe

izara dijo...

Un deseo sincero,
sobre una gran verdad.
Anhelar lo bueno, no es envidia,
es dejarse llevar,
por lo mas sano que nos queda,
y tratar de buscar,
en el niño que fuimos,
las armas con que luchar,
esta batalla que nos desborda,
y nos hace dudar.

Un abrazo Cornelius.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Los niños de ahora, además, tienen más libertad dentro que la que pudimos tener nosotros.
Confiemos en su futuro.

genialsiempre dijo...

Todos llevamos un niño dentro, lo importante es dejarlo salir sin avergonzarnos, puede ser maravilloso.

José María

Alimontero dijo...

MI querido amigo, es lo que he estado escribiendo estas dos últimas semanas!....
Recuperar la inociencia-pureza infantil es urgente hoy!!
Si ya lo vivimos, si ya soñamos y fuimos así... ese recurso está en nosotros!
Tenemos que traerlo al hoy!! ;-)

un gran abrazo con todo mi cariño y respeto!!

Ali

loose dijo...

Y seguimos siendo como ellos. Todos tenemos nuestro niño interior. Pero nos empeñamos en ignorarlo y a veces, muchas veces, sería conveniente y satisfactorio para nosotros, brindarles la oportunidad para que se expresen. Porque es la única manera de entrar en conexión con el aquí y el ahora, sin pensamientos que enturbien nuestro equilibrio emocional, sin el desenfreno que nos proporciona el tiempo...Porque de esa manera, estamos ganándole la batalla a nuestro Ego, cosa de la que carecen los niños y causa de muchas de nuestras "complicaciones".

Un besito enorme.

Miguel Ángel dijo...

«Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el Reino de Dios. Os lo aseguro, el que no acepte el Reino de Dios como un niño, no entrará en él. » (Mc 10, 14-15)

Este es más propiamente el texto al que haces referencia.

Yo uso este texto de una canción de mi catequesis

1. Habló de muchas cosas que yo no le entendí:
del trigo y la cizaña, del pastor y el redil.
Pero aquellas palabras, aquellas sí,
cuando dijo:
DEJAD QUE LOS NIÑOS VENGAN A MI.
2. Qué grande en los carteles el verbo prohibir,
cerrándole mil puertas a la tropa infantil.
Pero Él nos dio las llaves de su jardín,
cuando dijo:
DEJAD QUE LOS NIÑOS VENGAN A MI.
3. Sabemos el camino, dejádnoslo seguir
los hombres de alma triste, los pagados de sí.
Que Él quiso a los pequeños y era feliz
cuando dijo:
DEJAD QUE LOS NIÑOS VENGAN A MI.

Pero un aviso: ¡No veas lo rápido que crecen…, y dejan de ser niños!
Qué mundo el nuestro que a los niños convierte tan pronto en adultos.

Rita dijo...

Dicen qe los viejecitos se vuelven niños, asi que no es descabellado que vuelvas a ser algún día OTRA VEZ, como ellos, si, bendita sinceridad e inocencia, un beso

Esther dijo...

Es verdad los niños son de lo mejor que tenemos en el mundo, pues no están contaminados por el..Dificil es que volvamos a ser como ellos, pero no estaría mal intentarlo..besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

y quien no?? lo malo es que se crece...saludos

Gizela dijo...

Que foto tan linda, tengo rato viéndola.
Es de las imágenes con las cuales es sano comenzar una semana jajaja!!!
Y eres sabio Cornelivs, la calve está en esa palabra con que describes a los niños: ¡SENCILLOS!
Y es tan sencilla su formula ante la vida, que aun los que no tienen la suerte de verse felices como los tuyos en está fotografía, igual nos dan ejemplos de sonrisas, de esperanza, de agradecimiento por las cosas elementales que los rodean.
Tienes razón, nunca volveremos a sentir esa sencillez de cuando eramos niños, ni nunca seremos tan auténticos, ni tan sabios.
Pero como dice Ali, hay que intentar mantener por todos los medios, ese niño que llevamos por dentro.
El que sonríe, el que se conmueve, el que se asombra ante la vida, el que comparte feliz.
Yo también quiero ser una vieja...¡niña!.
Un besote grande y linda semana para ti.

Begoña Sánchez dijo...

No deberiamos perder nunca la espontaneidad y naturalidad que teniamos de niños.

Saludos

lander dijo...

Los niños son la mejor marca pesonal....

Muy interesantes como siempre tus últimos post Cornelivs

Me he copiado, espero que no te moleste el del sabio griego en cuanto a Dios. Me encantó.

Un saludo

Quidquid dijo...

Hola Cornelius:
Tengo un nieto de 11 años y en ocasiones nos vamos a comer juntos... Es realmente precioso compartir unas horas con un diálogo abierto, sencillo, inocente... Los abuelos nos convertimos en los amigos de los nietos, lo que a veces no fuimos de nuetros hijos.
Un cordial saludo,
Luis

Alijodos dijo...

En el fondo si nos lo proponemos somos un poco como ellos..Lo peor seria que quisieramos que fueran como nosotros...eso es mas chungo...Un bonito post amigo...saludos...

moderato_Dos_josef dijo...

Creo que luego nos idiotizamos un poco no? jejeje

Gabiprog dijo...

Cada vez que veo carcajearse a mi hijo de 2 años pienso en lo que sería un buen retrato de la felicidad.

Saludetes de lunes!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como que algunas veces.... todos deberiamos tener ese pequeño símdrome de Peter Pan (patrono de los panaderos).... jajajaj

Saludos y un abrazo!

sedemiuqse dijo...

Si alguna vez fuimos niños ....."quien tuvo retuvo" jajajajajaj
besos y amor
je

Neogeminis dijo...

Tal cual!...hay que intentar que nunca se nos muera el niño que llevamos dentro.


un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

Tienen tanto que enseñarnos y nosotros que aprende de ellos...
Un abrazo

Selma dijo...

Ser como ellos, otra vez... sabiendo lo que sabemos, para no cometer errores creciendo y no dejar que nos contaminen, nos engañen y abusen de nuestra confianza...

Un sueño...
un abrazo, Amigo Cornelivs.

Oyana dijo...

Efectivamente, los niños son sencillos y espontáneos. Intentamos reprimirles cuando muestran envidia, enfado, celos.... Y así, poco a poco van -vamos- aprendiendo a disimular, a engañar y a todas esas cosas que no nos gustan nada.
¿Qué tendrá el hacerse adulto, que nos va quitando la inocencia y la espontaneidad?
Los niños son lo mejor del mundo, sí.
Y al crecer....nos estropeamos un poco. ¡Intentemos ser sencillos, como los niños!

La foto es fantástica: la miras y te contagias.

eva pardellas dijo...

mirar a un niño es viajar en el tiempo y verte reflejado en sus ojos.....en esos momentos descansamos de nosotros mismos...y vemos la vida de otra manera...y su sonrisa....es la sonrisa de los ángeles...a los que Dios protege...la imagen...lo dice todo...sólo hay que mirarla...y ya sonríes...un beso mi amor!!!

Rosa dijo...

Nunca he dejado de ser un poco niña.
Los niños, son mi debilidad.
Yo tengo 4, y digo que no hay 5º malo.

Un abrazo

Carmen Molins dijo...

Hola vengo a saludarte, ya estuve antes.
besos y amor
:)

Siab-MiprincesaAzul dijo...

yo sigo siendo asi... y me gusta jajaja
un beso grande!

Isabel Romana dijo...

La inocencia es muy hermosa y diría que casi envidiable. Lástima que sea necesario perderla para crecer. Porque a ciertas edades, la inocencia puede ser un crimen. ¿Qué sería de nosotros si no hubiera quien distinguiera y nos mostrara los horrores del mundo? ¿Y si nadie luchara contra ellos? Definitivamente, la inocencia es sólo para la niñez. Un abrazo muy fuerte, querido amigo.

denise samsara dijo...

Coração puro é este o caminho...

Elisabeth dijo...

yo tambien quiero ser como ellos sin problemas viendo todo facil con esa inocencia y esa bondad...


besitosssss

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Los peques son la alegría de un hogar, pura vitalidad.
Una bendición.
Besos.

Marinel dijo...

Son seres que me pierden por completo.
Me crié desde muy niña rodeada de ellos y a pesar de los pesares, de los riñas y los entuertos,crecí sabiendo que yo tendría que ser madre.
Son la esencia de la ternura,la sabiduría genuina,la felicidad de la ignorancia ante la falsedad de la vida...
Por eso,cuando veo que alguien hace daño a un-a niñ@...bufff
Un resorte me hace estallar por dentro...
Y sí.
Me encanta ser infantil a veces,jugar con ellos a su altura,reírme a su compás...
No quiero desprenderme del todo de ese punto infantil,que me hace sentir que la vida es, o puede ser mejor.
Besos,Cornelivs.

Silvia dijo...

hola!si pudieramos ser niños ...ellos son más nobles de corazón...
besotes.silvia cloud

Markos dijo...

Me encanta saber que disfrutan de su niñez y me da pena cuando pierden la inocencia antes de tiempo. Es de las pérdidas más trágicas que tenemos en la vida. A partir de ese momento ya nunca volvemos a ser niños, bueno, un poquito sí, a veces :-D
Salu2