"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

lunes, 19 de octubre de 2009

Dedicado...

A todos los que inventaron la guerra como mecanismo de solución de conflictos.

A todos los que a lo largo de la historia quemaron, asesinaron, lapidaron o procuraron otro tipo de muerte a quienes no opinaban como ellos.

A todos los que respondieron al error con el error, y a la maldad con otra maldad aún mayor.

A todos los que nunca tuvieron fe en el ser humano ni amor por sus semejantes.

A todos los que siguen fomentando la violencia como mecanismo de solución de conflictos.

A todos aquellos que descalifican alegremente a quien no conocen, hundiendo reputaciones de personas que jamás se preocuparon de conocer.

A todos los que, pudiendo enseñar un buen camino a los demás no lo hicieron ni lo hacen porque eligen el poder del dinero antes que el poder de la luz.

A todos aquellos que han maquillado la historia, a fin de evitar que su largo historial de sangre y muerte salga a la luz.

A todos aquellos cuya violencia y odio ha sido el causante directo del llanto de un niño inocente.

A todos aquellos que, pudiendo hacerlo y teniendo la propiedad de los medios de producción y el poder en los grandes organismos no procuren evitar o al menos paliar el hambre en el mundo.

Cornelivs os dice: Malditos seais. Ojala la historia os juzgue algun dia como lo que sois, miserables desalmados.

Saludos.

29 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Que la guerra llegue hasta su puerta.

Oyana dijo...

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.

Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Cancionero y romancero de ausencias
Miguel Hernández

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

...para ellos será el reino de las tinieblas.. malditos sean

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Que tu justo grito llegue muy lejos !
Que seamos muchos que coincidamos en esa idea!
Que haya justicia y paz en el mundo!
Un cordial saludo,
Luis

Amig@mi@ dijo...

Ay cornelivs, que necesitas un cajón desordenado para antiestresarte un poco.
Ojalá un día la paz y la justicia reinen en el mundo.
Un abrazo.

Juan Navarro dijo...

Me gustaría sumarme a tu condena, pero no sé si puedo. Quizá tendría que condenar a mi vecino, cuando cierra su puerta a cal y canto y echa la llave. A mi conciudadano, cuando mira con reparo a los de otra ciudad u otra comunidad autónoma,cuando no se respeta su lengua o su cultura. Tendría que condenar a mis paisanos, porque ponen cancelas a la entrada de España. A los patriotas, porque inventan las fronteras donde se instalan esas cancelas. A los banqueros, a los empresarios, porque hacen de su propiedad la base y el sostén de este sistema injusto. Tendría que condenar a cualquiera porque consume y derrocha, al margen de los hambrientos. Porque pasamos ante la miseria y el sufrimiento con displicencia: están en la puerta de nuestras casas y en nuestros periódicos o televisores.
¿Quién soy yo para condenar a nadie si no me condeno a mi mismo? ¿Acaso he hecho lo suficiente? ¿He hecho algo por cambiar el estado de cosas que denuncias? ¿No soy cómplice de todas y cada una de las acciones? No es la condena lo que hace falta, aunque haya que tener presentes, para no olvidarlos, todos los males. Lo que hace falta es el cambio. Empezando por uno mismo.
Una cosa concreta sí querría puntualizar: no quiero que nadie me enseñe el buen camino, no hay buen camino, sino el camino de cada uno, aquél por el que cada uno, en su confusión, combate cada día.
Un abrazo.

roxana dijo...

No solo son miserables, creo pensar que son PERVERSOS!!!!!!!!!!!! humanos????
Abrazo

Alí Reyes H. dijo...

Recuerda que detràs de tí està un ejército de blogueros que te respaldan
------------------------
Estoy tratando de entrar a tu blog desde que pusistes la entrada de los dichos chinos y había algo en el sistema que me lo impedía, incluso, se me colgaba la máquina. a Dios gracias ahora puedo entrar.
------------------------
Quería comentarte que esos proverbios están buenísimos, y te invito a averiguar la vida y los libros de LIN YUTANG es un sabio chino del siglo XX que es una maravilla. En mi sección LITERATURA tengo una nota acerca de él. Leí su libro LA ALEGRÍA DE VIVIR y quedé facinado. cuando puedas busca acerca de él en los buscadores. Pero lo que más te decomiendo es su libro, es divertidísimo, yo que te lo digo.

allmaacuariana dijo...

Tristes desamparados, solo la codicia, el hambre de guerras, violencias cotianas,como quisiera con solo desearlo que se termine tanto tanta masacre.

Abuela Ciber dijo...

Estimado amigo has presentado un buen taller para las descagas emocionales!!!!!

Me acordé cuanto me comunicaron que habia llegado a edad de jubilarme y con preciosas palabras y argumentos altisonantes me deseaban buena vida de jublidad.

Mi hijo mayor me llevo a esos locales donde hay maquinitas y me puso frente a una con muñecos y me dio un martillo.
Fue estupendo como me descargue ja ja, martillazo limpio con cada crápula que habia conocido, ja ja fue el mejor momento terapéutico.

Cariños

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Esto confirma el famoso postulado de Immanuel Kant en el sentido de que las democracias propenden a la paz (interna, en el ámbito social, y externa, en las relaciones internacionales) y las dictaduras propenden a la violencia (interna, mediante la represión, y externa, mediante la contienda bélica). Esta precisa y visionaria observación kantiana es también apreciable hoy en día, si se miran el genocidio de Sudán, la guerra civil en Somalia, el desafío nuclear norcoreano e iraní y el fenómeno del terrorismo internacional promovido por movimientos irredentistas apadrinados por Estados totalitarios.

¿No fue Voltaire, acaso, quien dijo que debíamos ser tolerantes con todo menos con la intolerancia?

Los señores de la guerra y los halcones de la guerra, siempre andan rondando el mundo para poder vender sus artefactos mortíferos. Pero acordémonos que hay una arma de destrucción masiva aún más poderosa que las nucleares, que mata a miles y miles todos los años y su nombre es Hambruna.
Saludos

Susana Vera-Cruz dijo...

Mucho dolor, mucha angustia, mucha impotenci en tu escrito Cornelivs.
Y si, toda esa lacra que sòlo pudre todo lo que toca y mata todo lo que vive, no deberìa existir, mas lamentablemente es parte de nuestro mundo y de nuestra sociedad.

La humanidad y los valores cada dia se pisotean màs y los que màs sufren son los inocentes.

Pero no pierdo la esperanza amigo y crèemelo, que llegarà el dìa en que la justicia Divina baje con toda su prole a de una vez por todas eliminar estas plagas, porque con tristeza veo que la justicia del hombre , no existe.
Es pura palabrerìa.

Un beso amigo y te acompaño en todo tu sentir.

Agualuna -Sussy

genialsiempre dijo...

Estemos seguros que lo pagarán de una forma ú otra.

José María

Alijodos dijo...

Opino como tu amigo. maldito seais y ojala la historia y las personas os pongan en el lugar que os mereceis...un abrazo...

Marinel dijo...

Me u´no a tu estupendo escrito,donde el dolor de ver las lágrimas de sufrimiento de un niño,remueve los cimientos internos.
Ojalá esa maldición les haga pasar al menos por lo mismo que esos seres han provocado sin contemplaciones ni asomo de benevolencia.
Ufff,cómo duele todo esto,¿verdad?
Besos enormes.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Me uno a tu grito!!

Noe

Selma dijo...

Con tu permiso, me uno a este grito, Cornelivs ."Malditos seais. Ojala la historia os juzgue algun dia como lo que sois, miserables desalmados".

Un baiser, Cornelivs, mon Ami!

PD:Y también estoy de acuerdo con Juan Navarro.."Lo que hace falta es el cambio. Empezando por uno mismo." me lo podría aplicar tranquilamente.

salvadorpliego dijo...

Aplausos, aplausos, aplausos, Aplausos, aplausos, aplausos,
Aplausos, aplausos, aplausos,
Aplausos, aplausos, aplausos,
Aplausos, aplausos, aplausos,
Aplausos, aplausos, aplausos,
Aplausos, aplausos, aplausos...

Un fuerte abrazo.

salud equitativa dijo...

querido amigo CORNELIVS: reverencio tu nombre, reverencio tu humildad, pero por sobre todo reverencio tu genio. Tu sapiencia ilustra al sentido de las almas. Un abrazo andino. Víctor

El Ente dijo...

Ojalá les entre el miedo a todos esos cuando vean la muerte, el hambre, el dolor, la desesperacion, la locura, la triteza y la miseria pasar a su lado con el dedo amenazante de la elección, y que cada uno vea como se elige al de al lado y pueda sentir lo que le espera cuando el sea el elegido.

Un abrazo amigo!!!

Isabel Romana dijo...

Sobrecogedoras y acertadas palabras, querido amigo, que se ven proceder de tu corazon. Y mucho me temo que tu maldicion alcance a muchos... Besos.

Belkis dijo...

Muy real y triste todo lo que aquí expones, con lo que me solidarizo, creo que cada quien cosechará lo que ha sembrado, por lo pronto prefiero bendecir a todos aquellos que han hecho mucho bien en favor de la humanidad.
Besitos amigo

denise samsara dijo...

Gracias!
A América Latina agradece por tua grandeza!

denise samsara dijo...

Salve los índios americanos desimados...

Circe La Hechicera dijo...

Querido Cornelivs, a veces nos llenamos de impotencia, ante tanta injusticia. Hay que hacer la diferencia. Aqui te dejo esta frase de Teresa de Calcuta: "El que no vive para servir, no sirve para vivir." Besosssss

Mariluz dijo...

Amén
Que el peso de la ley humana supere la dicina y caiga sobre ellos sin piedad
abrazos solidarios

Silvia dijo...

hola!aplaudo tu post...opino como vos....
seran juzgados.....
besotes.
silvia cloud

Carmela dijo...

"Toda la armonía del mundo no vale ni una sola lágrima de un niño atormentado."
- F. Dostoiewski-

Carmela dijo...

No tienen justificación ni perdón : la indiferencia , la falta de equidad ... el notorio egoísmo que caracteriza a los que tienen en sus manos la forma de cambiar el mundo .

"Me duele este niño hambriento
como una grandiosa espina,
y su vivir ceniciento
revuelve mi alma de encina."
- Miguel Hernández -