"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 9 de octubre de 2009

Fanáticos

Haberlos, los hay. Y en mayor numero de lo que parece. Ahora se camuflan y son muy disimulados: se guardan de mostar su verdadera faz a fin de no causar recelo y seguir reclutando seguidores: eso los hace muy peligrosos y hemos de tener cuidado.

Jamás respetan a los demás. Su ceguera e intransigencia les lleva a pensar que poseen la exclusiva de la verdad sobre todo.

Muchos, si pudieran, nos matarían a todos los que pensamos diferente. Menos mal que hemos venido al mundo en el S. XXI, y en un país democrático donde reina la libertad de expresión, porque si hubiéramos nacido en otro sitio, o aquí mismo no hace tanto tiempo -por ejemplo, en los oscuros siglos de persecución del librepensamiento-, quizás más de uno habríamos perecido ahorcados o quemados en la hoguera, como tantas y tantas victimas inocentes a lo largo de la historia.

Y es que todo fanatismo es ciego y cruel, por definición. Odian al que piensa distinto a ellos, porque es una amenaza a su mediocridad y eso no lo soportan.

Históricamente cometieron sus crímenes manifestando que actuaban en nombre de Dios, de la verdad, de la razón, etc. ¿Pero cual de ellos? Porque Dioses hay muchos, tantos como religiones; verdades hay más aún, tantas como personas, y en cuanto a la razón sucede lo mismo. La verdad tiene mil caras, como las de la imagen.

Afortunadamente, Dios, o la verdad, o la razón, son valores ó conceptos eternos, totalmente respetables por supuesto, pero individuales para cada ser humano, cuya búsqueda personal mediante el esfuerzo y la lucha individual ennoblece al ser humano y merece grandemente la pena.

Son valores eternos, a pesar de que en el pasado (y también en el presente) haya imbéciles fanáticos que intenten apropiarse en exclusiva de estos conceptos.

Ahora, en un estado laico, y social y democrático de Derecho, como España, ya no pueden actuar impunemente, como antes; bastante trabajo tienen con no poder hacer nada y con tener que disimular. Y encima su voto vale tanto como el nuestro: eso debe de molestarles una barbaridad.

Lo incomprensible… es que haya gente que aún los siga, acudiendo a su escuela de intransigencia y de no respeto hacia las ideas del prójimo. No lo puedo entender. ¡Que poca seguridad en ellos mismos, que callado desprecio hacia ellos mismos deben de sentir!

Saludos.

29 comentarios:

€_r_i_K dijo...

La verdad es que aún siguen estando ahí, pero cada vez las mentes están más abiertas, y terminarán por desaparecer, al menos por hacer ruido...


Abrazos...

Susana Vera-Cruz dijo...

Mi Cornelivs querido, què te puedo decir?
Hay habido tantas muertes por los fanatìsmos sin medida, que sòlo han dejado dolor y desolaciòn a travès de la historia.

Todo es bueno en su justa medida y mientras no perjudique a los demàs.

Nadie tiene la verdad absoluta, es algo asì como el arte. Todos le dan una interpretaciòn diferente segùn su percepciòn.

Por lo mismo defender a costa de violencia, oscuras acciones o lo que sea , una ideologìa, un pensamiento, una posible verdad, es enfermizo.

Todos tenemos el derecho libre a opinar y a dar a conocer lo que sentimos, pero no por eso , nos vamos a matar como presas salvajes.

Hay tanta estupidèz en el mundo amigo, que hay que dar gracias que no pertenecemos a ese grupo.

Un beso enorme por tu reflexiòn, que nos hace bien a todos.
Lindo fin de semana y gracias por visitarme siempre.
Cuìdate mucho, si?

Agualuna-Sussy

Juan Carlos Lozano dijo...

Muy buena entrada mi querido corneliVs..... Me ha encantado esta entrada... profunda, equilibrada, objetiva... y sobre todo muy cierta..

Lo primero que viola el fanatismo, en cualquiera de sus formas, variantes, o medidas, es la propia moral.... (Entendiendose en este contexto la palabra moral como aquellas normas que compartimos a fin de asegurar la vida y la integridad de las personas. dado que toda moral es social y se basa en acuerdos de grupo)....

El fanatismo, es en si una inmoralidad, que aún en el tercer milenio existe... Causando muerte, dolor y sufrimiento sin límites... Basta ver los sucesos de medio oriente, o los acontecimientos de centro america, entre otros.... Pero aún donde no está exacerbado así... El fanatismo quita la vida... o la posibilidad de vivir... Y hay que condenarlo fuertemente como totalmente inmoral y nocivo para la humanidad.

Te mando un abrazo amigo mio.
juank.

salud equitativa dijo...

CORNELIVS: paso a darte un abrazo de viernes... paso a decirte que siempre que te leo me nutro de ideas universales, las que te caracterizan... paso a expresarte que a esos rostros de lobos disfrazados de ovejas, deberíamos colocar tal se hacía en la antigüedad: GORGONAS!... el ajo ya ha perdido efectividad porque el lado oscuro ha tomado estas almas para sí. Un abrazo amigo del alma. Que tengas un fin de semana de luz y paz. Víctor

blasblog dijo...

homo hominis lupus: es una afirmaciòn siempre vàlida, porque encierra conceptos instintuales e implicaciones mentales fuertes en modo que enunciando un dogma o una razòn superior (a veces razones de estado las llaman)
un individuo o un grupo "diferente" deberàn ser sometidos o eliminados... siempre en nombre de un vivir en paz y con amor...
muy interesante el tema, muy complejo y actual.
saludos
Blas

Señor De la Vega dijo...

Caramba mi Señor Cornelivs!

Yo que soy un fanático de mi mismo, solo adoro a los otros.
Me consideré un fanático del saber, para compensar mi espíritu cada vez más ignorante.
Y fanático de la justicia, por dar equidad al mundo, pues acabé dudando de mi juicio.
También reconozco ser fanático de la música y no toco ni un pito.
Siempre he sido fanático del amor, por ser tan dependiente del cariño.
Soy fanático de la vida, por respeto a los muertos.
Me volví fanático de la prosa, porque nací con la lengua retorcida en malos versos.
Yo que me considero un fanático de tantas cosas ¿habré estado toda mi vida fanáticamente equivocado?
Mi querido Cornelivs, ¿Por qué siendo un fanático de la sinceridad, siempre llevo una máscara?
Suyo, Z+-----

Juan Navarro dijo...

Existen porque alguien los lee, porque alguien los escucha, porque alguien habla de ellos... Alguien los sostiene, los alimenta, no surgen por generación espontánea. Los peligrosos no son ellos, sino los que los hacen posible, la pereza, la incultura, la ignorancia, el egoísmo,... Ignorémoslos. ¿Qué sucede con una planta que no se riega?
Un abrazo.

genialsiempre dijo...

Totalmente de acuerdo con mi predecesor, no hay mejor desprecio que no hacer aprecio. Al fanatismo se le combate ignorándolo, así poco a poco se van consumiento en sí mismos.

José María

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El fanatismo es una de las lacras de la Historia humana. Han causado tanta sangre e incomprensión que debemos estar alerta frente a ellos.

Silvi (reikijai) dijo...

Adhiero… con mi predecesor, los fanatismos es una lacra de la historia… Besitos. Silvi.

Laura dijo...

En este S. XXI y en este país democrático, continúa habiendo mucha intransigencia, mucho fanatismo, religioso, racial, social; Joao siempre me decía "los españoles tenéis metidos en vuestras células la inquisición, en Brasil todo el mundo dice, vive y deja vivir, y aquí estáis todo el día señalando con el dedo acusador". El respeto por lo diferente no solo es de inteligentes, sino que te abre el pensamiento, el corazón y la garganta.

Amig@mi@ dijo...

Yo, en este tema, y no leo los demás comentarios porque creo que cada cual es libre de acertar o equivocarse, pienso que todos pensamos que tenemos la razón y, llegados al punto de elegir... ¿Por qué una prevalece? es algo tan difícil...
POR QUÉ POR EJEMPLO EL GOBIERNO TIENE LA RAZÓN EN EL TEMA DEL ABORTO/ EDAD DE ABORTAR SIN CONSENTIMIENTO PATERNO...??? O PENSAMOS COMO ELLOS O, NUESTRAS CONVICCIONES NO VALEN??
¿IDEAS DISTINTAS NO SON VIABLES?
pongo este ejemplo porque está de moda, pero hay MUCHOS más que servirían lo mismo.
¿Quien es quien para juzgar, hoy que no se da credibilidad a nadie?
¿Sólo los que están en el poder pueden dar soluciones validas??
No sé Corne, Hoy el mundo está hecho de antítesis, y lo que interesa es LO CONTRARIO.

......................



¡¡¡Perdón por atreverme a pensar...!!!
Besos

Francisco O. Campillo dijo...

Comparto el espíritu de tu post, pero permíteme una discrepancia: no creo en absoluto en la existencia de "valores eternos".
Esos valores, tienen su origen, tal vez muy lejano y evolucionan aunque no seamos capaces de percibirlo. Esa "eternidad" es sólo una cuestión de la "regla" que utilicemos para medir el tiempo.

Un abrazo.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Leo y entro a menudo aunque comento poco. Totalmente de acuerdo con su post. Los fanatismos de cualquier clase han causado y causan mucho daño.
Nos iría bien a todos unas dosis masivas de tolerancia y de respeto.
Un saludo.

Gizela dijo...

Hola Pablo.
Me perdí un poco en el post.
Hasta que llegue a la ultima linea.
Donde concentras en máximo valor tu entrada.
La intransigencia.
Esa mezcla de superioridad y soberbia que individuos o colectivos, tienen y quieren imponer a cuanto ser se les atraviese.
Y es una transigencia,que a manos de lideres, ha causado muertes, desmadres sociales, horror
En individualidades, causa dolor y se lleva por delante, cuanto sentimiento bonito se acerca a ellos.
Pero nada que hacer al respecto amigo, es una semilla que sigue viva en el mundo, y como cada semilla se reproduce.
No quiero ser pesimista, es más soy una persona que cree en el genero humano y en la esperanza , pero la intransigencia, esa semilla,seguirá ahí, y siempre se llevará por delante todo, sin mirar consecuencias.
Pero así es la vida, así es el mundo, y nos toca o llotrar o escapar, como bien podamos.
Y en los casos como el tuyo que tiene niños, sembrar valores de amplitud hacia la vida y hacia las diferencias.
Un beso grande y lindo domingo
Gizz

Gabiprog dijo...

Parece la herencia mas amarga de nuestra humanidad...

Gizela dijo...

Pablo, en una de las lineas, escribí transigencia...me comí la in...así seré alérgica a la palabra y la acción jajaja
Buenas noches amigo.
Gizz

sinkuenta dijo...

Asusta contemplar como actúan los fanatismos religiosos en el mundo actual destruyendo a su paso todo lo que no convenga a sus fines... Lo mismo hacen los nacionalismos que destruyen todo lo foráneo y se repliegan frente a las amenazas exteriores... Quizá los seres humanos tengamos necesidad de distinguirnos sobre los otros, de gozar de privilegios negados a los demás y de vivir la ilusión de ser 'únicos'... y de ahí surja ese extrañamiento de los derechos de los demás. Te mando un abrazo

Neogeminis dijo...

Fanáticos hubo, hay, y habrá siempre.Intolerantes camuflados de devotos, de conciliadores, de diplomáticos, de políticos, de religiosos...los hay de todos los colores. si llegan a estar en puestos de poder, son realmente peligrosos. Pueden hacer lavados de cerebro con tanta facilidad que hasta empujan a la guerra a naciones enteras. no hay que confiarse...como la hierba mala...nunca mueren.

Un abrazo!

Antonio Aguilera dijo...

Si la humanidad le hubiese hecho caso a Platòn desde hace ya 24 siglos....:
-El poder ejercido por sabios, no por sinvergüenzas oportunistas.
-El necio (fanático)afirma, el sabio duda y reflexiona.

Querido Cornelivs, yo también soy pesimista; creo que esto no evolucionará a mejor: ¿quién educará la mentes de esas masas prepotentes y fanáticas?.

Recibe un fuerte abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo, dioses hay demasiados...

Saludos y un abrazo!

Fernando Manero dijo...

El fanatismo forma parte de la personalidad humana y nunca será erradicado, porque siempre ha existido. La incultura, la intransigencia, la insolidaridad, el odio al diferente, los intereses inconfesables, el afán de dominación.. todo ello forma el caldo de cultivo en el que crecen las actitudes violentas de rechazo frente al otro. Afortunadamente, como dices, el mundo ha evolucionado y se ha dotado de instrumentos que combaten esa lacra y protegen al ciudadano. Pero ahi siguen estando los que abominan del derecho, los que destruyen lo que otros han construido. Hay que evitarlos, ignorarlos y confiar en que la ley les colocará en el sitio que merecen. Magnifico post. Un abrazo, campeón

sedemiuqse dijo...

Besitos y amor muchos
je

Lia dijo...

Wenas!! Estoy de acuerdo con tu entrada, ningún fanatismo puede ser bueno.
Saludos!!

Circe La Hechicera dijo...

Querido Corneliuvs, buenisíma entrada, me pone a pensar y me deja una reflexión para mi consumo interno, y esto es lo que opino de lo que dices, el fanatismo conduce a unos extremos que distorsionan realidades, pierdes objetividad, te vuelves intransigente y no admites disentimientos. El fanático está en su postura radicalizada donde su opinión excluye totalmente la de otros, para imponer la suya a través de argumentos quizás sin fundamento. Hay mucha gente que nace en el radicalismo, fundamentalismo y no conoce otra realidad, esos son sus valores, incomprensible para nosotros. Hay gente que necesita pertenecer a algo, los que son ignorados, los que no tomamos en cuenta, que no son pocos en realidad, éstos son presa fácil de estos extremistas, que los invitan a tener sentido de pertenencia en algo que ni siquiera conocen, pero en su mente ávida de reconocimiento le permite adoptar las posturas de otros, sean buenas o malas y lo peor sin criterio alguno. No es sólo falta de seguridad en ellos mismos, es carencia de muchisimas otras cosas que les den armas para evitar ser fanáticos. Que tengas un lindo fin de semana y besossss!!!!!

Belkis dijo...

El fanatismo esconde unos terribles «efectos secundarios»: limita la libertad, empobrece el psiquismo, incomunica, limita la autocrítica y el afán de superación, reduce la riqueza de matices de la vida y en muchos casos desemboca en la negación de la dignidad humana de los otros. Un gran abrazo para ti Cornelivs

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Será q nacieron vacíos de alma? y tratan de llenar ese pedasito con un poco de la ajena...
un beso

Silvia dijo...

hola!excelente post...muy cierto...ellos ,los fanaticos ,por suerte no han logrado triunfar del todo...
el derecho nos ha salvado...
gracias .un placer visitarte.
besotes.
silvia cloud

Mariluz dijo...

Todos los fanatismos son igualmente venenosos, pero el más dañino es aquél que ha nacido del descreimiento, del resentimiento, el fundamentalista ...
yo soy católica, pero no idiota, jamás he comulgado -ni comulgaré- con piedras de molino... me educaron en el respeto y la aceptación de la diversidad... me enseñaron que todos tenemos la verdad y que nadie tiene el poder para matar a otro semejante por sus ideas o su cultura o su tendencia sexual...

Buena reflexión amigo, que comparto precisamente por ser -persona- católica.

Besos, amigo