"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

martes, 6 de octubre de 2009

Incierto camino

Tras los rápidos provocados en el curso alto de la vida por la dura digestión de las lecciones de la infancia, muchos llegan al mar de la segunda inocencia, la edad “que da en no creer en nada”, como decía Machado.

Tras ese durísimo viaje pronto adviertes que nada ha cambiado. Día a día te encuentras con la misma monotonía, los mismos disgustos y penas y los mismos pequeños placeres y alegrías, todo es como una vieja rueca condenada a hacer siempre el mismo estridente, desagradable e insípido ruido.

La gente sigue sin escuchar y cíclicamente vuelven a repetirse los mismos mensajes con las mismas ideas que inicialmente calan pero que luego, generación tras generación, se olvidan.

Seguimos caminando con nuestras preocupaciones interiores a cuestas. A veces les hacemos mas caso y otras menos, pero ese coro de voces interiores está ahí siempre, cual tenebroso canto de sirenas del cual hay que evadirse, si no quieres encallar en la costa de la triste y brutal realidad.

El problema es que el corazón también siente, porque los ojos no cesan de ver… pero ni siquiera nos podemos permitir el lujo de deprimirnos, no tenemos tiempo para ello, hemos de seguir adelante. Aunque sea arrastrando las tripas, maldita sea...

Dejamos de oír ese canto de sirenas y ponemos rumbo a otros mares, buscando la felicidad, pero no sabemos buscar tampoco.

Asi se nos pasa el tiempo.

Y cuando menos lo esperamos cae la noche y llega la muerte, ese castigo para unos pocos y premio para muchos que pondrá fin a nuestras cuitas ocasionando que lo que es deje de ser para toda la eternidad.

Nos iremos solos…lo mismo que hemos venido. Y no volveremos aquí.

Saludos.

34 comentarios:

Fernando Manero dijo...

No, gran Cornelivs, no. Nada de pesimismos y aburrimientos, posturas ambas antitéticas contigo. Eres vitalista, intrépido, ilusionado y un pelín aventurero. Lo más lejano al transcurso monótono de la vida, que situa a quien lo siente en una via hacia ninguna parte. La vida depara sorpresas, encuentros, relaciones, perspectivas, empeños, proyectos, escenarios apetecibles... siempre hay algo que estimula la imaginación, que anima a seguir luchando, que justifica el paso del tiempo no como una resignación sino como un caudal inmenso de perspectivas a nuestro alcance. No, inclito amigo, tu no eres de los que se adocenan en la incertidumbre de los caminos inexplorados. Un abrazo y ánimo, campeón

Pamela dijo...

Todos tenemos nuestros días. Espero que pase pronto este aire de pesimismo, te mando un abrazote con mi mejor onda

IndeLeble dijo...

Hermoso , aunque algo triste ...Son letras sentidas.
Un beso grande!!

1600 Producciones dijo...

Alguien susurró "Al fin de cuentas todo es un chiste". Para bien y para mal, creo que es real.

Muy buen blog, a pesar de ser un recién llegado, ya me ha atrapado.

Un abrazo desde Argentina.

Neogeminis dijo...

Veo que te has dejado llevar por el pesimismo, espero que sea una depresión momentánea, de esos peligrosos cantos de sirena que nos engañan con sus horizontes negros y su desencanto sin excusas. No hay que dejarse llevar por esos cantos, amigo. Hay que sintonizar otra música, mucho más vital, que encienda el ánimo y que no dé energía positiva, esa que necesitamos para que nuestro paso por la vida sea merecido y deje huella. Yo pienso hacer lo posible para que valga la pena (no sólo para mí)el haber vivido.

Un abrazo!!!

Abuela Ciber dijo...

Es el condimiento de la vida, colinas, valles, himalayas, edenes....

Siempre digo que para existir la sombre debe estar la luz, asi lo bueno y lo en el transitar de nuestras vidas.

Pero pensar el el adiós....no... solo vendra, no se me ocurre llamarlo.

Además siempre pienso que estando con ánimo mi entorno es las cálido y de buenos colores.

Cariños

Jan Puerta dijo...

Amigo en su día me propuse vivir dos mil años por lo menos. Así que antes de irme para no volver pienso ver mucho de lo que aun me queda por ver.
Tu pensamiento es más real de lo que parece. Solo que pocos son capaces de verbalizar una idea con tanta claridad.
Al fin y al cabo, la eterna pregunta de siempre, queda sin respuesta generación tras generación. ¿Porque?
Un abrazo amigo.
Espero que nos podamos ver en esta vida, porque en la otra, está la cosa difícil. Creo.

Esther dijo...

es verdad a veces parece que nos dejemos llevar por la corriente de los costumbrismos y de la rutina. Vida sólo hay una y hay que aprovecharla ,asi que no nos dejemos arrastrar.. besos

Alijodos dijo...

El camino siempre es incierto pero eso lo hace aun mas interesante...recibe un abrazo lleno de energía amigo mio...

Markos dijo...

Yo estoy bastante de acuerdo con la idea del texto. Nos gritan mensajes tan fuertes al oído que se nos olvidan las cosas importantes.

De todos modos aunque el camino llega a ser a ratos desalentador, a mi me sube la moral observar las orillas y disfrutar con los pequeños detalles que hacen que el camino merezca la pena.

Un abrazo.

Susana Vera-Cruz dijo...

Porque la felicidad mi Cornelivs, està en nosotros mismos, por eso buscamos y buscamos y no encontramos.

Ella no se busca, se hace, se respira en cada pequeño momento en que nos sentimos libres y acogidos.

Acaso, mirar el mar y todo su entorno y fauna, no te hace apretar el estòmago de alegrìa y gozo?

Acaso, un beso en la mejilla de tus hijos, no te hace sentir una gran alegrìa dentro de ti?

Entonces dime:
Acaso, no es eso felicidad?

Pues, ahì està en lo que nosotros sintamos y veamos que nos va, y nos hace bien.

Asì como en nosotros està el amor, aunque nos volvamos locos buscàndolo en donde nunca estuvo, en nosotros està la felicidad, que tampoco es fàcil, hay que irla abonando con lo màs sencillo, con lo màs bueno, con lo que nos hace vibrar dìa a dìa, aunque sean pequeños pedacitos.
Y los que no sirven, botarlos.

Es la ùnica manera de encontrar ese "incierto camino"

Los problemas, la rutina, la vida diaria nunca desapareceràn, por lo mismo hay que hacer que esos momentos enriquecedores para nosotros que tengamos, vayan formando el puzzle.

La felicidad no depende de otros, sòlo de nosotros, de como vayamos sembrando el camino.

Si hoy estàs deprimido amigo, mañana veràs que estaràs mucho mejor,crèemelo!

Un besito grandotote y una :) Cornelivs.

Agualuna-Sussy

Amig@mi@ dijo...

Qué este no es mi Corne, que me lo han cambiadoooooo
Ayer jugabas con los Playmobil y hoy lloras entre tus letras.
¡¡NO!!
Todo tiene, amigo su ying y su yang. Es cuestión de querer ver uno u otro. Seguro que lograrás darle la vuelta a la moneda y llegar al lado positivo, QUE LO HAY.
Un ABRAZO con mayúsculas.

Juan Navarro dijo...

No, hoy no estoy de acuerdo contigo: Si nada ha cambiado, es porque uno no ha cambiado, y, entonces, ha perdido el tiempo, ha tirado esfuerzos, no ha aprendido nada. El mundo cambia cuando uno cambia y se para cuando uno se para. La monotonía es nuestra monotonía, nuestra pereza, nuestra incapacidad para aventurarnos, quizá porque la aventura es riesgo. Como dijo Luther King, para caminar, sólo hay que dar el primer paso.
Un abrazo.

genialsiempre dijo...

Has definido la vida muy acertadamente. Así es, en efecto, un camino repetitivo que, a veces, logramos pequeñas variaciones personalísimas, pero al final la muerte todo lo iguala.
¿Que se va a hacer sino seguir caminando?

José María

Gabiprog dijo...

El rebaño es siempre una tentación, basta introducirse y dejarse ir... no en el placer de los sentidos, más bien zambullirse en el rio gris de la rutina.
No debieramos dejar de preguntarnos como será la otra orilla...

estupenda entrada!

moderato_Dos_josef dijo...

O sea que la vida es un eterno carrusel que no para de dar vueltas y vueltas y siempre se repite a sí mismo... Triste pensamiento, pero quizá y por desgracia, acertado!Mientras algo no cambie verdad? Y eres tú el que lo cambia. UN abrazo!

Pequeños Soles de Noe dijo...

Más allá que me dejas asombrada por ésta entrada, también me has dejado con un tema para pensar.

Un abrazo

Noe

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pero que esa soledad sea abono bueno.

Marinel dijo...

¿Sabes?
A veces sigue pareciéndome increible comprobar lo mucho que se conecta en este mundo con otros seres que habitan aquí.
Yo soy persona optimista por naturaleza,trato de reírme de la cara oculta de la vida:la cruda realidad que llamamos.
Sin embargo ayer me sentía como tú lo haces hoy.
Es como introducirse en la concha invisible que parece pegada a nosotros desde que nacemos,y sólo sale a relucir en momentos baldíos...en esos que aparecen por si solos sin ser llamados,y que por mucho que queramos eliminar,se arraigan por un tiempo en nuestro interior.
No te apures,pasará ese estar cabizbajo y taciturno.Volverás a sentir,que a pesar de la rutina,de la monótona existencia,la vida vale la pena ser vivida.
Te dejo un fuerte abrazo y un gran beso para animarte.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

POSIBLEMENTE lleves mucha razón en lo que dices, solos nos iremos...pero hasta la partida muchos estaremos acompañados...uf...que cenizo te veo paisano...anda y cuéntanos una de romanos...que esas se te dan genial...un abraao

Gizela dijo...

Cierto que bien o mal siempre caminamos con las preocupaciones interiores.
Y aveces hay que escribir post,como este, o sentarse en un banco y llorar hasta el cansancio.
Es bueno drenar, pero todos sabemos que la alegría esta en nosotros, en las cosas simples de la vida, que nos sonríen, que nos demuestran que estamos vivos.
Así que vivir el luto momentáneo y a sacudir alma después.
La vida es corta..
Un abrazote amigo, mío
Gizz

Rochitas dijo...

estamos solos siempre a pesar de las compañías transitorias. De ahí la importancia de la comunión con el propio ser: mente, corazón? historia ...
Tal vez volveremos aquí, quien podría no afirmarlo.
No hay misterio mayor que el del "ser humano".
Justificar la propia existencia, darle vida a cada instante. Elijo luego existo? si no elijo no existo?

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Cornelivs, ayer noche en una borrachera de fracasos, llegué a la conclusión que existen dos tipos de personas felices como rábanos.

Los que siendo felices la distribuyen y en efecto boomerang más les sobreviene, ahogándose de alegría y de contento.
Y los que lo son, a costa de los demás y arruinando la felicidad de otros, acaba también la suya en fatal miseria.

Entre ellos, están los felices ciegos, sordos y sin tacto en los dedos, que son felices sin saber donde se mueven, pero justo por eso son felices y proclaman que para ser feliz mejor ser invidente. Y cómo no, los felices infelices, que si son felices lloran y si no lo son, sonríen con cara de contento. Me quedarían los felices amargados, que recuerdan la felicidad de los otros o de un tiempo pasado, y faltarían los felices futuristas, que sueñan en alcanzar felicidad siempre futura.
Yo quizás estaría entre los felices pesados, que partiendo de dos, aburro a un feliz y doy motivo de suicidio a un desgraciado.

Bueno como decía, existen dos tipos de felices, los felices años veinte y las felices pascuas.

Feliz de compartir vida con usted y no se preocupe, ya nos llegará la muerte aunque no la busquemos, felizmente.
Suyo quedo, Z+-----

Rita dijo...

Y no volveremos aqui. Desgraciadamente eso es así pero me gustaría creer otra cosa, un abrazo amigo

Laura dijo...

Cornelius, el domingo para mi fue un día aciago, todo parecía estar en una maraña, lloré por todo, pero no creas que lo que me pasaba era que estaba deprimida, de eso nada, estaba vivita y coleando, eso sí triste.
La tristeza es una emoción como cualquier otra y hay una forma adecuada de gestionarla, llorando, una vez lloré por mis pérdidas, medité y me quede en silencio, todo pasó. Hay muchas personas que te demuestran cada día su amor.
Y la muerte cuando llegue , la recibiremos con la cesta repleta de experiencias, y Fernando Manero te lo dice muy bien dicho.
Si te sirve de algo, te descubro cada día más genial. Un abrazo.

El Hippie Viejo dijo...

Estamos vivos y seguimos caminando estimado Cornelivs!
...y no es poca cosa esto!

Sigue caminando
aunque no sea fácil
el horizonte te espera.

un abrzo

Adal

Silvi (reikijai) dijo...

... Pasamos por la vida y no vivimos.Sobrevivimos, porque no sabemos hacer otra cosa.Busca la felicidad,dentro tuyo.Besitos Silvi.

Myr dijo...

Caminemos nomás, que el camino... se hace al andar.

Besos

Mai Puvin dijo...

No, no coincido porque en el mientras tanto y con todo eso que sos, voces y cultura incluída das mucho... mucho más de lo que imaginas y que vos Seas para mi ya es un premio por el que vale la pena Ser... o te perdería!

Un abrazo... mira por la ventana esta noche, busca la estrella más chiquita... esa te dará un beso enorme de mi parte.

Ánimo amigo. Abrazotes.

Selma dijo...

Sólo podía una indisposición pasajera alejarme de tu "casa" y mira por donde leo ahora esta Entrada.. P... Cornelivs... ¡Pues no! Aquí estamos, y sí soy el comentario 30 es por los motivos que antes te dí...Pero sabes que aquí o allí acudo presto en cuanto puedo.. Suerte que acabo de ver tu última Entrada y que allí voy..

Tu le sais, cette Amie est pour toujours..
Mille baisers!

Belkis dijo...

Cornelivs, la vida esta llena de encuentros y desencuentros, de tristezas y alegrías, de triunfos y fracasos, lo que hay es que saber encajarlos cuando llegan. De las cosas negativas siempre aprendemos. Las piedras en el camino sólo nos recuerda que al caminar debemos levantar más alto los pies para no tropezar con ellas. La vida es eso... un consante ir y venir, pero entiendo yo que la mejor actitud es mirar el papel blanco en su conjunto y no sólo el punto negro que alguien dibujó en medio del mismo. Un cariñoso abrazo y un mimito para que se te quite la depre.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Yo pido un poco más de día aunq estoy preparada para cuando la noche quiera caer... creo q soy un ser extraño pero la muerte nocturna me deja abrazar el silencio de un existir sin dolor...
un beso

Silvia dijo...

hola!siempre adelante como los celebres romanos...nunca bajar los brazos...nada oscurece del todo el camino...
adelante.cuidate.tkm.beostes.
silvia cloud.

Mariluz dijo...

Nuestro incierto camino sólo tiene de cierto el final -del que nadie escapa.

El otoño tiene la virtud de hacernos más sensibles, ánimo amigo
besos