"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 21 de noviembre de 2009

Carta a un maltratador

"Que orgulloso te debes de sentir cuando golpeas una y otra vez a la mujer que te ha dado tus hijos, que te ha dedicado su vida, y que aguanta tus impertinencias en silencio un día si y otro también por miedo a tu violencia.

Que inteligente te has debido de considerar, cuando a fuerza de golpes consigues que tu victima acceda a sus deseos.

Que engreído debes de sentirte cuando tu mujer, muerta de miedo, te ha servido la mesa, como si fuera tu esclava.

Que valiente que te has sentido cuando en público has desacreditado a tu esposa, que ha callado por prudencia, no porque no tenga salidas, argumentos o maneras de contestarte.

Que fuerte de debes de sentir cuando después de una paliza, ella llora tumbada en el suelo, sin fuerzas siquiera para poder levantarse.

¿Sabes? En el fondo...¡solo eres un muñeco con apariencia de hombre, imbécil, repugnante y cobarde hijo de puta!"

Pero bueno, ¿Qué te pasa hoy, Cornelivs?

Pues que jamás he podido tolerar a un maltratador. Pocas cosas me hacen perder los estribos, pero esta es una de ellas. Acabo de enterarme un nuevo caso de violencia doméstica, los conozco a los dos. Lo he sentido especialmente porque no me lo esperaba de él; y ella es una auténtica delicia, bella, elegante, educada, con formación universitaria y más inteligente que él.

Estos maltratadores son auténticos seres odiosos e incalificables, disfrazados de hombres, aunque no tienen ni una sola pizca de hombría. Un hombre de verdad, un hombre que se precie de serlo, jamás injuria o golpea a alguien inocente e inerme, ¡y mucho menos aún a su propia esposa! Os juro que no lo entiendo. Además son auténticos ciegos, no llegarán a comprender jamás que las mujeres son seres entrañables, dignas de ser amadas, no maltratadas.

En este caso concreto juro por lo más sagrado que no acierto a comprender lo que ella vería en él. Y es que muchas veces, salvando la comparación y por seguir el clásico refrán, "al peor puerco le toca la mejor bellota".

Que dura es la vida a veces, maldita sea...

Saludos.

46 comentarios:

loose dijo...

Tú lo has dicho amigo Cornelius...No son hombres, ni tan siquiera me atrevería a llamarlos muñecos, pues los muñecos se caracterizan precisamente por ser insustancial, simplemente meros peleles que entretienen positivamente al que los posee.

Son monstruos a veces disfrazados de corderitos que ahogan su frustración, inseguridades y miedos en cada golpe, en cada insulto, en cada acción.

Un beso. Buen fin de semana.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Mi amigo es duro saber que la misma luz los alumbra y el mismo suelo los acoge.

Ellos tendrán su merecido de eso no tengo la menor duda y si son enfermos o así los quieren calificar pues bueno que los ingresen como a cualquier enfermo mental.

Un abrazo y buen fin de semana a pesar de éste dolor que a todos nos afecta.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Simplente, tioolerancia cero...

Saludos y un abrazo!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Cornelius, estoy contigo, es increible que ocurra, que hayan hombres así y que además uno los conozca, tapados, ocultos, sólo ella lo conoce ¿cómo lo soporta? ni un golpe, ni un insulto.
Ni hablar, ni tolerar, eso.

Juan Navarro dijo...

De entrada intolerantes con los hechos: intolerancia, intransigencia, denuncia, persecución, marginación, exclusión de estos personajes.
Pero, también, análisis para entender el fenómeno, buscar sus causas y erradicarlo. Y, fíjate, sólo el 19 de noviembre de 1931, sólo hace 78 años, la vida de una persona, votó en España por primera vez una mujer. Hace menos que legislación mantenía a la mujer como un ser inferior. Y hace sólo unos días Rouco se reunía con la banca española y en la foto no aparece ni una sóla mujer. Decimos que el fútbol es un deporte de hombres y tú mismo (no te critico, señalo una trampa del lenguaje) dices: "Un hombre de verdad, un hombre que se precie de serlo...". Años de educación para la dominación de género, de prevalencia masculina, todavía escandalosamente vigente.
Pero, mientras nos aclaramos, por favor, detengamos la mano del que golpea. Golpee a quien golpee, a un niño, a una mujer, a un anciano, a un débil cualquiera.
Un abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Juan, tienes toda la razón, pero me alegra que ni una mujer estuviera en ese cotarro del Rouco y la banca, eso nos dignifica, jajaja. A esos, ni la hora.
Me parece que hay clubs de futbol femeninos, y liga, basquet también, y water polo, y...Poco a poco, nos metemos donde queremos, cuesta cientos, pero ahí estamos.
"Un hombre de verdad...que se précie de serlo"se cuela, inevitable, pero no hay que rizar el rizo, existen palabras de difícil traducción a femenino, el léxico es machista??? Pero existen otras maravillosas: la mar, el mar.
!Ah! y paremos todos los golpes, a quien sea, paremos el golpe más rotundo que la llamada justícia propina adquiriendo el papel de dios o de asesino, la pena de muerte.
Bsos y !salves! desde el Quinto pino andorrano.

Amig@mi@ dijo...

Pues contestando a tu pregunta sobre qué vería ella en él, te diré que como dice el refrán "el amor es ciego", hasta que deja de serlo y a veces ya es tarde.
No me gustaría estar en tu pellejo si tuvieras que defenderlo.
Un abrazo Cornelivs

MAJECARMU dijo...

Cornelius, pienso que "los maltratadores" tienen una doble personalidad, un problema mental grave. Porque de no ser así,la conciencia no los dejaría vivir en paz y pondrían remedio a sus actos..

..Necesitan la ayuda de un profesional para aprender a dominar sus instintos

Ellos vuelven a repetir y la mujer vuelve a aguantar por sus hijos y porque quizá a pesar de todo lo sigue queriendo y lo perdona..

Y la rueda de la vida sigue..!!

Mi agradecimiento y mi abrazo,amigo.
M.Jesús

Laura dijo...

En Hook, Mollie se lo dice muy bien a Peter Pan al referirse a Garfio, " es un pirata y no sabe querer porque nunca tuvo una madre que le enseñara a amar", Pablo entiendo que es dificil y que ésto no justifica al maltratador, pero quién abusa de su poder en el grado que sea para vejar a algún ser al que consideran más débil que ellos , es un pobre diablo.

Me gusta lo que dice Juan Navarro , clarísimo.

Entiendo tu enfado, pero no podemos entrar en ese juego de devolver la misma rabia que recibimos de los abusadores, hay que parar los hechos y procesarlos.

El Ente dijo...

A Cornelivs le pasa igual que a mi..., que hay cosas que no se pueden tolerar...

No pueden ser hombres amigo, me niego a reconocer que sean hombres, porque de serlo, yo me avergonzaría de que en ese saco donde estamos los hombres, estuviera al lado de un ser tan despreciable.

UN FUERTE ABRAZO AMIGO...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

el maltratador se cria y crea... no nace 8salvo enfermedad mental)...son procuducto de la mala educación y de esa hoy a montones...saludos

JESUS y ENCARNA dijo...

estas cosas han pasado siempre, lo más lamentablñe es que en lugar de ir a menos, van a más...
Una abraçada gran
Encarna

Antonio Aguilera dijo...

Dominar, humillar, menospreciar, anular a los demàs como personas por el acto de la fuerza es de MONSTRUOS.
Los encontramos en todos los ambientes: Israel contra Palestina, el capitalismo contra el individuo; y el caso que mencionas, sencillamente HORRIPILANTE.

Sigo siendo yo dijo...

Con los maltratadores tolerancia cero.

ave de estinfalo dijo...

mugres hombres que golpean a la mujer, es mas esos ni hombres son bestias en potencia

la mujer no es objeto para los hombres, no somos pertenencias de nadie y no tienen derecho de golpearlas, esas cosas a mi me dan mucho coraje porque la mujer al final de que la golpean todavia se siente culpable (eso nos dijo una que nos fue a dar una conferencia de la violencia contra la mujer) es lo peor que existe en el mundo, a los que le pegan a las mujeres les deberian de cortar su preciado aparato reproductor para que aprendan

:P

sale me retiro

Jesús Garrido dijo...

los aborrezco, dan asco, como cualquier otra tipología delictiva sea la víctima mujer, niño, u hombre. pero ojo, no olvidemos que a veces podemos llegar a ser nosotros mismos, soy de los que digo como viejos teóricos de la criminología que seamos pacíficos y consideremos este tipo de conductas totalmente reprochable, también en un momento dado podemos llevar el asesino dentro.

Un saludo.

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Mientras no se meta mano dura, no se acabará con esos personajillos.
La sociedad actual se ha vuelto demasiado tolerante y en mi opinión la justicia o quienes hacen las leyes, no tienen los bemoles necesarios para hacer las cosas como tendrían que ser.
Un buen fin de semana,
Luis

Caronte dijo...

Eso es, tolerancia cero, pues aquel que se atreve a poner la mano encima a una mujer o a castigar su mente no merece llamarse hombre.

Gran entrada

Carmen dijo...

La lástima va a ser que muy probablemente un maltratador no tendrá ni la inteligencia ni el sentido común para leerte, pero sería bueno que te leyera alguno para que se le ponga la cara colorá.

Isabel Huete dijo...

Lo peor de los maltratadores no es que vayan disfrazados de hombres sino que se hagan pasar por personas. Tampoco es sólo hombría lo que les falta sino sobre todo humanidad, tolerancia y conocimiento de lo que es el respeto mutuo.
Yo sé, querido Cornelius, como dice algún/a otro/a comentarista, que el lenguaje que nos han inculcado a veces nos juega malas pasadas y por eso de antemano te digo que comparto al ciento por ciento lo que dices porque sé lo que quieres decir, pero, en mi opinión y como elemento aclaratorio, no necesariamente las mujeres somos siempre inocentes en la relación de pareja (lo que no implica que por ello merezcamos golpe alguno) ni estamos inermes ante la violencia sino que nos dejamos domina por el miedo, entre otras razones porque no nos han educado ni nos educan en la posibilidad de que se nos cuele un maltratador en nuestra vida y poder responder a su violencia como es debido. Tampoco la sociedad (que no las leyes aunque aún se podrían mejorar bastante) nos ayuda a ello mirando para otro lado y no digamos ya si hablamos de la religión o de algunos jueces.
Las mujeres somos tan entrañables y dignas de ser amadas como lo sois los hombres, pero sobre todo somos vuestras iguales en todo lo que no tiene que ver con las diferencias biológicas, evidentes e incuestionables. No necesitamos protección sino consideración y respeto.
Yo siempre he dicho que la violencia machista no es sólo una cosa de mujeres sino fundamentalmente de hombres. Que por mucho que en las escuelas se empiece a hablar de ello, no sirve de nada si en los hogares los padres no educan en la igualdad y en el respeto; incluso en los más concienciados se dan muchas situaciones que parecen nimias pero siguen reproduciendo los esterotipos diferenciadores, sobre todo en lo que respecta a los roles que desempeña cada progenitor dentro de la casa.
La sociedad, a este respecto, sigue siendo muy tolerante con la desigualdad y sigue resultando muy triste la minusvaloración que se hace de forma pública de las mujeres que acceden a puestos de poder y el rasero con el que se miden sus aciertos o desaciertos frente a los que cometen los hombres en idéntica situación. Y más triste todavía es ver a muchas mujeres (formadas, preparadas e inteligentes) secundando esas actitudes.
El maltratador es normalmente una persona acomplejada y cobarde que no soporta su pequeñez y recurre a la violencia para imponerse. Por eso TOLERANCIA ZERO con ellos.
Es de agradecer que las palabras que has escrito surjan de la mano de un hombre.
Un beso muy grande.

mariajesusparadela dijo...

Antes de pegar, acaban con la autoestima. Luego, la vítima cree que merece el castigo.

Ramona dijo...

Adelante, Cornelius. ¡Que grande eres!

Selma dijo...

..."ella es una auténtica delicia, bella, elegante, educada, con formación universitaria y más inteligente que él." Puede que aquí este la clave, en lo único en que la superaba era en la fuerza bruta..
Son despreciables, todos los maltratadores lo son, sean quienes sean sus víctimas... pero siempre las más débiles... físicamente.

Un beso, Cornelivs.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Aunque sea tópico: en esto, tolerancia cero.
Saludos, querido amigo.

Silvi (reikijai) dijo...

Fernando Orden Rueda 2º de Bachillerato, de Ciencias de la Salud. IES Bioclimático, de Badajoz. II Premio del II Concurso Nacional 'Carta a un maltratador', convocado por la Asociación 'Juntos contra la violencia doméstica'
Para ti, cabrón: Porque lo eres, porque la has humillado, porque la has menospreciado, porque la has golpeado, abofeteado, escupido, insultado… porque la has maltratado. ¿Por qué la maltratas? Dices que es su culpa, ¿verdad? Que es ella la que te saca de tus casillas, siempre contradiciendo y exigiendo dinero para cosas innecesarias o que detestas: detergente, bayetas, verduras… Es entonces, en medio de una discusión cuando tú, con tu 'método de disciplina' intentas educarla, para que aprenda. Encima lloriquea, si además vive de tu sueldo y tiene tanta suerte contigo, un hombre de ideas claras, respetable. ¿De qué se queja?

Te lo diré: Se queja porque no vive, porque vive, pero muerta. Haces que se sienta fea, bruta, inferior, torpe… La acobardas, la empujas, le das patadas…, patadas que yo también sufría.

Hasta aquel último día. Eran las once de la mañana y mamá estaba sentada en el sofá, la mirada dispersa, la cara pálida, con ojeras. No había dormido en toda la noche, como otras muchas, por miedo a que llegaras, por pánico a que aparecieses y te apeteciera follarla (hacer el amor dirías) o darle una paliza con la que solías esconder la impotencia de tu borrachera. Ella seguía guapa a pesar de todo y yo me había quedado tranquilo y confortable con mis piernecitas dobladas. Ya había hecho la casa, fregado el suelo y planchado tu ropa. De repente, suena la cerradura, su mirada se dirige hacia la puerta y apareces tú: la camisa por fuera, sin corbata y ebrio. Como tantas veces. Mamá temblaba. Yo también. Ocurría casi cada día, pero no nos acostumbrábamos. En ocasiones ella se había preguntado: ¿y si hoy se le va la mano y me mata? La pobre creía que tenía que aguantar, en el fondo pensaba en parte era culpa suya, que tú eras bueno, le dabas un hogar y una vida y en cambio ella no conseguía hacer siempre bien lo que tú querías. Yo intentaba que ella viera cómo eres en realidad. Se lo explicaba porque quería huir de allí, irnos los dos…Mas, desafortunadamente, no conseguí hacerme entender.(continua)

Silvi (reikijai) dijo...

Te acercaste y sudabas, todavía tenías ganas de fiesta. Mamá dijo que no era el momento ni la situación, suplicó que te acostases, estarías cansado. Pero tu realidad era otra. Crees que siempre puedes hacer lo que quieres. La forzaste, le agarraste las muñecas, la empujaste y la empotraste contra la pared. Como siempre, al final ella terminaba cediendo. Yo, a mi manera gritaba, decía: mamá no, no lo permitas. De repente me oyó. ¡Esta vez sí que no!–dijo para adentro-, sujetó tus manos, te propinó un buen codazo y logró escapar. Recuerdo cómo cambió tu cara en ese momento. Sorprendido, confuso, claro, porque ella jamás se había negado a nada.

Me puse contento antes de tiempo.

Porque tú no lo ibas a consentir. Era necesario el castigo para educarla. Cuando una mujer hace algo mal hay que enseñarla. Y lo que funciona mejor es la fuerza: puñetazo por la boca y patada por la barriga una y otra vez…

Y sucedió.

Mamá empezó a sangrar. Con cada golpe, yo tropezaba contra sus paredes. Agarraba su útero con mis manitas tan pequeñas todavía porque quería vivir. Salía la sangre y yo me debilitaba. Me dolía todo y me dolía también el cuerpo de mamá. Creo que sufrí alguna rotura mientras ella caía desmayada en un charco de sangre.

Por ti nunca llegué a nacer. Nunca pude pronunciar la palabra mamá. Maltrataste a mi madre y me asesinaste a mí.

Y ahora me dirijo a tí. Esta carta es para tí, cabrón: por ella, por la que debió ser mi madre y nunca tuvo un hijo. También por mí que sólo fui un feto a quien negaste el derecho a la vida.

Pero en el fondo, ¿sabes?, algo me alegra. Mamá se fue. Muy triste, pero serenamente, sin violencia, te denunció y dejó que la justicia decidiera tu destino. Y otra cosa: nunca tuve que llevar tu nombre ni llamarte papá. Ni saber que otros hijos felices de padres humanos señalaban al mío porque en el barrio todos sabían que tú eres un maltratador. Y como todos ellos, un hombre débil. Una alimaña. Un cabrón....
Para mi un mal PARIDO.Besitos Silvi.

Belkis dijo...

Estoy de acuerdo contigo Cornelivs en eso de que "al peor puerco le toca la mejor bellota" ¿Porqué será? Creo que a veces nos acercamos precisamente a aquello que menos deseamos. Que lástima que ocurran cosas como esas. A mi también me revienta el maltrato en todas sus expresiones. Me uno a tu reclamo. Un abrazo querido amigo y que tengas un feliz domingo! Se te aprecia.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo crucé unas palabras con un hombre que, semanas después, asesinó a su esposa. No me lo podía creer porque los había vistos juntos en el pasado, paseando sonrientes... Como cualquier pareja. No se les notaba ninguna desavenencia.
Y el maldito la mató una noche.
Espero que sean muchos sus años de cárcel.

Merchi dijo...

No son hombres ni son nada, para mi carecen de calificativo alguno.

un saludo :)

genialsiempre dijo...

Tranquilo amigo, a ese cerdo ya le llegará su hora, ayuda, si puedes, a la víctima porque es lo único que podemos ofrecer.

José María

Alimontero dijo...

Mi querido amigo, pareceré la mala de la película, ....es que yo trabajo con ésto y lo que te puedo decir es que un "maltratador" viene de un hogar violento, y él solo "sigue el ejemplo"... vió que así "resultaban las cosas".
Esa es forma - se dijo para sí----
Hasta que alguien le sugiera terapia, tratamiento..... antes es imposible!

Un gran abrazo ...

Ali

p.d. los golpes son las "síntomas" de una gran enfermedad que hay que tratar...

Susana Vera-Cruz dijo...

Y, què opiniòn se da a los maltratadores, carniceros, y abusadores de los màs dèbiles , como son los pobres animales?

Acaso las personas lo tienen presente, los denuncian o hacen la vista gorda, total..."son animales"?

Realmente no hay palabras.
El humano muchas veces tiene una ayuda de quièn sea, pero los animales del tipo que sean, se mueren a la orilla de la calle heridos , atropellados y totalmente solos.

Realmente no hay corazòn, y ante esto todos somos maltratadores, porque nos hacemos los tontos y no atendemos a los mucho màs dèbiles.
Reflexionemos...

Un abrazo Cornelivs y buena semana.

Agualuna

Neogeminis dijo...

En los casos de maltrato siempre debe existir la complicidad de los dos actuantes: el que maltrata para disimular su complejo de inferioridad y la que es maltratada y tolera serlo por su baja autoestima.
Nuestras sociedades todavía toleran e incluso incentiva las prácticas machistas que convierten a la mujer en casi un objeto propiedad del hombre. Es más, muchos, al escuchar sobre casos de violencia, inmediatamente asumen que la mujer "algo habrá hecho" para provocar la furia del hombre.
Es mucho lo que debemos avanzar como sociedad para acabar con estos criterios retrógrados y machistas.
Gracias por sentirte afectado. Eso habla de tu calidad humana.

Hasta cada rato.

Merche Pallarés dijo...

Siento mucho que conocieras a esa bella mujer que ha sido golpeada. Lo que yo no entiendo es que una mujer maltratada, que encima es defendida por un valeroso profesor (caso Neira) le siga ¡defendiendo a esa bestia! y ¡ni siquiera agradeciese al Prof. Neira que casi estuvo a punto de morir! Lo siento, pero muchas son tontas de remate. Cuando un hombre levanta la mano, la primera vez, hay que pararle los pies ipso facto con fuerza y energía si no, acabará comiéndola. Besotes indignados, M.

Cornelivs dijo...

¡FELIZ DOMINGO PARA TODOS...!

GRACIAS A TODOS Y A TODAS. CORNELIVS OS QUIERE.

Julia dijo...

Además son auténticos ciegos, no llegarán a comprender jamás que las mujeres son seres entrañables, dignas de ser amadas, no maltratadas.

...y los hombres, y los niños, y los pájaros y las plantas y ... todo esto también en el tercer mundo, allí también hay mujeres, niños, hombres... seres humanos inocentes, inermes, maravillosos, dignos de ser amados y respetados a los que el primer mundo maltrata, roba, humilla...Y nosotros pertenecemos a ese primer mundo y queremos seguir comiendo conservas de atún sin mirar cómo llega a nuestra despensa.

Buen fin de semana a quienes puedan disfrutarlo; a mi se me ha indigestado el atún de la última ensalada.

para quienes quieran saber más dejo un enlace que habla por sí mismo.
Gracias Cornelius

http://www.youtube.com/watch?v=PXUBpmgAnjA

denise manhãs dijo...

Triste mas real comentário...ainda existem pessoas assim...mas creio que não apenas em atos, também em atitudes indignas,mentirosas e usurpadoras.Infelizmente...

Circe La Hechicera dijo...

Querido Cornelivs, es un tema muy sensible que siempre cuestionamos. Lamentablemente, el ser que detona estas acciones tan condenables, generamente es una persona desequilibrada, inestable, perturbada, acomplejada, que ha crecido en la violencia y de alguna manera repite este patron de conducta, a todas luces injustificable. Las víctimas, que llevan este maltrato, en algún momento pasan a ser victimarias, en el sentido de que son cuestionadas, porque aguantan estas conductas, son presas de la inseguridad y del miedo, independientemente de lo exitosas, capaces que puedan ser. Estas situaciones ocurren con demasiada frecuencia, y el silencio es cómplice. Que lamentable. Un beso

Myr dijo...

Tolerancia cero y no es utópico.
COnfío y espero que las legislaciones de los distintos paises apoyen a la víctima y no al victimario.

MERCHE: Y lo trataré en mi blog, pero la mujer golpeada, por su indefensión adquirida y baja autoestima, etc, etc, no puede, y no es que no quiere....... NO PUEDE liberarse facilmente del victimario, por lo que necesita mucho apoyo y comprensión.

Con respecto al VICTIMARIO; los hay de distintos tipos. Hay desde los que no pueden controlar los impulsos hasta los psicópatas mas graves. Impera un diagnóstico diferencial. Común a TODOS los casos es que, no ha de considerárselos "enfermos mentales" (en el sentido de que no tienen conciencia de enfermedad) pués la tienen. Saben lo que hacen.

Por tanto, deben hacerse cargo y asumir su responsabilidad en los hechos y son imputables juridicamente. Asi que, cárcel y tratamiento psicológico, en los casos que lo ameriten. Cárcel en todos, seguro. TOlerancia Cero.

CORNELIVS; amigo, lamento que este caso te haya tocado tan de cerca... Besos

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Los hay donde menos lo creemos... y habemos bellotas muy dulces
Un beso!!

Mª Antonia dijo...

Mientras haya personas que se creen superiores física o psíquicamente, el maltrato no terminará. Partamos de la base de que en todo caso de maltrato existe un ser fuerte (capaz de imponerse) y otro débil (incapaz de defenderse).
La mayoría de las víctimas son mujeres, sí, pero no olvidemos que existe el maltrato hacia el hombre; en menor medida, pero haberlo, lo hay y no sale a la luz pública por temor o vergüenza del maltratado.
Y no podemos olvidar que la persona maltratadora NO es enferma mental. Es álguien en plenas facultades que sabe lo que hace intencionadamente.
De todos modos pienso que en España, matar resulta muy barato penalmente hablando.

(Este tema es interminable por los innumerables matices que contiene).

Siempre, intolerancia frente a éstos casos.

Mariluz dijo...

me indigna, me anula...
magnífica carta amigo mío -que suscribo totalmente.
Debemos denunciar siempre que veamos -o sólo intuyamos- el maltrato, el abuso de alguien sobre otra persona... precisamente por ser mujer sé que también hay maltratadoras, aunque no "suenen tanto".
Si silenciamos y no denunciamos nos convertimos en cómplices...
triste experiencia te ha tocado vivir :(
besos y abrazos amigo

decodificador de la tere dijo...

que horrible, para mi es una de las cosas que mas miedo me dan, en que momento una mujer se convence de que es fea, inutil, que tiene que aguantar a un patan... me aterra pensar en toparme alguna ves con un tipo así y olvidar que yo me amo, y que no meresco tan poco.
Realmente es un apesadilla pensar en que cosas como esas existan, y lo peor, mujeres que les creen

y silvi, la carta que pusiste me llevó hasta las lágrimas, que pena que eso exista, no puedo creer que un hombre no pueda ver lo que en verdad hace...

un gran abraso cornelivs, y no respondas la violencia con mas violencia, aunq sea de cualquier tipo, eso no trae paz

juanita banana dijo...

Estoy contigo en todo lo que afirmas, lastima que yo no lo sepa definir tan concreto y claro como tu. He querido copiar algunas frases pero ya he visto que no tienes esa opción.

Creo que que los maltratadores, pueden ser de palabra, aunque eventualmente sean de obra, una vez que han descargado su ira y violencia se vuelven encantadores, hasta la próxima vez, que algo les molesta y es por eso que muchas mujeres no denuncian, creen que si no hago esto o aquello, no volverá a pasar.

Me ha gustado mucho tu opinión y condena.

Un saludo

Anónimo dijo...

la verdad no puedo creer que en pleno siglo 21. se encuentren hombres desgraciados q se atreven a maltratar a una mujer.soy una chica de 19 años la que nuk penso que le pudiera pasar un maltrato. pero veo q los guaches abundan y las mujeres tenemos q liberarnos. y alzar nuestros rostros como las princesas que somos

Anónimo dijo...

soy de colombia hace unos dias mi esposo me maltrato fui a poner un denuncio y me di cuenta que lastimosamente todavia las leyes para ese tema esta muy mal apesar de que fui a una comisaria de familia con mi cara muy golpeada jamas me kisieron resibir la denuncia ni brindarme ayuda que cituasion mas triste