"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

miércoles, 11 de noviembre de 2009

¡Recuerda...!

En la antigua Roma, cuando un general romano entraba en la ciudad por la porta triumphalis, tras haber regresado triunfante y exitoso de alguna expedición militar contra el enemigo, desfilaba orgulloso hacia el Capitolio en su carroza triunfal. Lo acompañaban los senadores, los lictores, los portadores de los estandartes, de las águilas imperiales y de los demás signos y emblemas sagrados, banda de música y demás parafernalia. El aire se perfumaba con el incienso que salia de los templos. Era un acto muy solemne. El general portaba una corona de laurel en la cabeza. Pero detrás del general, y en la misma carroza, un esclavo se encargaba de recordarle al oido, una y otra vez, esta frase: Respice post te! Hominem te esse memento! (¡Mira tras de ti! Recuerda que solo eres un hombre y no un dios"). Sabia costumbre, por muchisimos motivos, que seguro que todos comprenderéis.

Quizás por eso llegaron tan lejos: nunca se les subió el éxito a la cabeza.

Dos mil años después, apenas transcurridos cinco minutos desde que enciendo la televisión, observo la estupidez completa, absoluta e irredimible de algunos miembros de la clase politica actual en España; y conste que no estoy generalizando, pues me refiero a miembros muy concretos y determinados de esa clase politica, cuyo nombre prefiero no recordar. Me turba y me espanta su absoluta idiotez, y lo que es peor: que no haya nadie que les diga a la cara lo que son; porque el problema es que son tan obvias, tan palpables y tan evidentes sus deficiencias, que no puedo comprender -a no ser que sea cosa de magia- el por qué razón están donde están, ocupando el cargo que ocupan. ¿El sistema electoral? Ah, claro, lo olvidaba, el sistema. Lo que yo pienso es que estamos como en el cuento de Andersen "El traje nuevo del emperador", nadie tenía narices de decirle al emperador que iba desnudo, solo un niño al final se atrevió.

Que pena que se haya perdido la antigua costumbre romana, puesto que a más de un personaje (o "personaja") de la actual clase politica que hablan con tan absurdo e incomprensible endiosamiento, alguien deberia de recordarle precisamente eso: que solo son hombres, y no dioses. Y lo veo dificil; pero quizás asi algunos dejarían de ser lo estúpidos que son; o al menos, su cota de estulticia disminuiría sensiblemente. (¡Te lo tengo dicho Cornelivs! ¿Para qué enciendes la television?)

Al menos, los antiguos romanos consiguieron la victoria y el engrandecimiento de su país. Pero éstos, ¿que puñetas han conseguido éstos?

Saludos.

27 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

No sabes ¡lo acuerdo que estoy contigo! Estos politicastros mediocres que tenemos nos están llevando a la ruina. Jamás tendrán la grandeza de los romanos. Pero ¿qué hacemos los CIUDADANOS? Callar y seguir con nuestras vidas cómodas. El silencio de los corderos. Besotes, M.

galicia maravillas dijo...

en la facultad, teníamos la asignatura de ciencia política; fuimos a entrevistar al parlamento gallego a un representante de la clase política que ahora ha ido escalando posiciones; al darle la mano, me dio la sensación de que se había leído el manual del perfecto político: lo había chapado, pero no interiorizado. Me sigue pareciendo la misma persona, sin energía al darte la mano.
un biquiño!! :)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ésa es una de las muchas diferencias entre una época clásica y la nuestra... No hay ética. Y nos creemos inmortales.

Rita dijo...

Ultimamente tengo la televisión castigada, tanto es así que estoy corriendo el riesgo de estar desinformada, cosa que no me gusta en absoluto, hoy conversando con mi hermano que solo escucha la radio(no puede ver)y está muy bien informado, me comentaba cosas que yo no sabía, me dijo, ¿pero que haces que no te enteras?, pues hermano, no me entero porque estoy harta de escuchar sandeces, me pasa como a ti amigo Cornelivs, creo que están endiosados todos, y si, es cierto, la culpa quizá la tenga nuestro sistema elctoral, que nadie cambia porque les viene muy bien a todos que sea así, deberíamos tomar ejemplo de otros países, en fin, esto es lo que hay, yo también te digo: ¿para que enciendes la tele? Un fuerte abrazo

sinkuenta dijo...

¡¡Éstos han conseguido enriquecerse!!! y se han creído tan listos, que piensan que los demás mortales somos imbéciles... y, hasta cierto punto, tienen razón porque nosotros los hemos puesto donde están. Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

Totalmente de acuerdo, por desgracia.
Cuantas cosas buenas deberíamos aprender de nuestros antepasados.
Un besote ;)

€_r_i_K dijo...

Cierto, te has respondido, para que enciendes la televisión....

Ya no es nutritiva, como cantaban antaño.....

No le des muchas vueltas, tarde o temprano, (y viene al pelo), Al César lo que es del César....


Abrazos.....

E-migrad@ dijo...

Cornelivs!

Paso a saludarte y avisarte que tienes algo en Migraciones Internas esperándote.

Besos, buenas noches


E-migrad@

Quidquid dijo...

Hola Cornelius:
¿Por qué, enciendes la tele?
¿Por qué, compras la prensa?
¿Por qué...?
Muy sabio el esclavo romano o el niño del cuento... hoy no llegamos ni a esclavos ni a niños.
Si cambias los protagonistas y pones empresarios, directivos, burguesía, élite... ¡igual!
¡Quedan pocos Cornelivs juiciosos!
Saludos,
Luis

Abuela Ciber dijo...

Si querido amigo eso digo yo cada vez que veo un noticiero de por acá.
Parece que los hibieran horneado a todos con la misma levadura.
Pero no se si son estulticos o en cambio revivos!!!
Esto de mal de muchos consuelo de tontos es muy real,...y como soy tonta.... me consuela saber que no es sólo por acá.

Cariños

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Unos nos hunden en la misería... y otros se quedan con la poca riqueza que generamos los de a pie...Un abrazo

genialsiempre dijo...

Pues estos han conseguido idiotizar a las masas, para que les sigan votando. Pero lo malo es que si éstos se van los que vengan serán iguales, hace tiempo que ya está todo perdido.

José María

MAJECARMU dijo...

Que sí, Cornelivs, hemos de recuperar los principios y valores de los clásicos.. Si no es asi..seguirá todo igual..!!

NO HAY ESPÍRITU,SÓLO APARIENCIA..

Mi felicitación y mi abrazo,amigo.
M.Jesús

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Si q hay q aprender de nuestros antepasados y de nuestro pasado tambien, gracias por pasar a visitarme! me hace feliz saberte en mi casita :)
Un beso grande!

Neogeminis dijo...

Yo pienso que esos personajes (los hay allá como aquí) están tan acostumbrados a engañar y aparentar lo que no son frente a los demás , que al final termina creyendo ellos mismos las mentiras que urden para los demás. Después, terminan creyendo que son intocables, dada la impunidad que gozan al contar con los favores de quienes los adulan.

Para pensar...

Un abrazo!!!

Laura dijo...

Tendríamos que recordar todos que el poder no se nos dá para provecho personal, sino para servir mejor a la causa común de todos, es decir a la sociedad.

Miguel Ángel dijo...

No tengo tiempo de leer todos los comentarios, y a lo peor repito ideas.

Es el sino de estos tiempos, no sólo referido a la clase política; cualquier quidam da la vida, el honor y hasta la gloria por un momento de éxtasis público. Aparecer en la tele o en los papeles, con ocasión o sin ella, es lo importante.

Quien no aparece, no existe, está muerto.

Aún recuerdo, que fue noticia, un desliz que se pescó a no sé quien aludiendo a Felipe González como “dios”. Los yanquis dicen el “numer one”, que son más finos. Aquí, a lo bestia, endiosamos a cualquier pelagatos.

Así nos va, y nos seguirá yendo.

Juan Navarro dijo...

No seamos ingenuos, amigo, y no seamos, sobre todo, soberbios ni estúpidos: esa clase política es nuestra fotografía, nuestros políticos son nuestra imagen en el espejo. Hay una clase política mediocre, porque es la nuestra una sociedad mediocre y mezquina.
Lamento tener esa opinión, pero es sincera.
Un abrazo.

Gabiprog dijo...

¿qué han conseguido?

Hmmm, no te puedo contestar, no conozco al presidente de la sucursal de su banco...

El Ente dijo...

Han conseguido ponernos de los nervios amigo...

Necesitamos una revolución ética, pacífica pero sin miramientos, y efectivamente, necesitamos de un niño o niña que les diga lo desnudos que están y lo desnudos que nos están dejando...

UN ABRAZO AMIGO... Y ESPERANZA

Mª Antonia dijo...

Querido Cornelivs:
Una vez más me sobrecoges... ¡Pienso igual que tú al respecto de este tema -y de otros muchos-!

Creo que nos hace falta un "terremoto" para despertar de esta pesadilla. Un antiguo amigo mío solía decir "tenemos lo que nos merecemos", al hilo de los políticos que nos gobiernan o, mejor dicho, nos desgobiernan. Yo me pregunto a cada instante por qué no nos echamos a la calle multitudinariamente, de una vez por todas, con lo que está cayendo para defender la pizca de dignidad que nos queda antes de que sea demasiado tarde. ¿Sabes? Creo que todos, en mayor o menor medida, nos vemos como pequeños dioses de nuestros particulares firmamentos y esperamos a que vengan "otros" a sacarnos las castañas del fuego. Lo malo será cuando las castañas se hayan calcinado y no tengamos nada para llevarnos a la boca...
Ya no reconozco la tierra que piso y que tanto esfuerzo costó a nuestros ancestros, "embellecerla" para, de un tiempo a esta parte, convertirla en una escombrera inútil.
Siento haberme extendido tanto.

Un abrazo

Cornelivs dijo...

QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS: GRACIAS A TODOS Y A TODAS POR VUESTROS COMENTARIOS.

Estoy TOTALMENTE DE ACUERDO con todos vosotros, y fundamentalmente con Maria Antonia y Juan Navarrro, puesto que es cierto que tenemos lo que nos merecemos.

Qiuizás haga un post sobre esto, a modo de segunda parte.

Nuestra querida Maria Antonia nos dice esto: "Por qué no nos echamos a la calle multitudinariamente, de una vez por todas, con lo que está cayendo para defender la pizca de dignidad que nos queda antes de que sea demasiado tarde..."

Totalmente de acuerdo, insisto, y me ha encantado su idea.

Y nuestro querido Juan Navarro nos dice esto: "nuestros políticos son nuestra imagen en el espejo...", frase con la que igualmente estoy totalmente de acuerdo.

Valoro y aprecio muchisimo vuestra sinceridad.

CORNELIVS OS QUIERE, AMIGOS Y AMIGAS. BESOS Y ABRAZOS PARA TODAS Y PARA TODOS.

Isabel Romana dijo...

¿Que qué han conseguido...? ¡Muchos trajes gratis, querido amigo!

Comprendo tus palabras. Pero no sólo se endiosan los políticos: hay escritores, actores, artistas plásticos, deportistas y un sin fin de gente más que también se endiosan. Sólo que a éstos solemos dejarlos de lado... Besos, querido amigo.

decodificador dijo...

la clase política, gran tema y muchas veces casi estúpido de plantear. digo esto ya que pienso, para que entraron a este mundo, si era para ganr dinro lo pueden hacer en cualquier parte haciendo lo que se, si es por poder, de que les sirve el poder, con poder no se puede vestir, no se puede alimentar, solo consigues enemigos y problemas mentales.
Ahora que tan culpables somos nosotros por permitir a personas así que "R E P R E S E N T A N" ellos son lo que son gracias a nosotros ¿podemos ahcer que dejen de ser lo que son?
que estes bien
gracis por tu comentario
un grn abrazo

Isabel dijo...

Eran grandes, ¡igualito que nuestros políticos de hoy!. Se creen dioses, y algunos, dueños y señores del cortijo. Muy buen post. Un beso

Marinel dijo...

Yo siempre digo que tenemos unos politiquillos de tres al cuarto, y veo y siento que no soy la única que piensa así.
Ver la televisión, sobre todo,las noticias referidas a sus andanzas, me puede.
No solo se creen dioses,sino que se creen dioses malvados, egocéntricos,insolidarios e ineptos.
Bufff,qué descansada me he quedado.
Besos.

Silvia dijo...

hola!estoy de acuerdo con vos....muchos necesitamos un esclavo al oído...gracias,besotes.
silvia cloud