"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 22 de enero de 2010

Un monje agustino.

En la escuela estudiábamos diferentes épocas históricas en la asignatura de historia, y he de confesar que siempre me quedaba con ganas de saber más cosas de muchos personajes históricos. Uno de ellos, que me intrigó especialmente, fue un monje agustino llamado Martin Lutero, que nació en Eisleben, Alemania, un frio dia 10 de Noviembre del año 1.483. Contrariando la voluntad de sus padres, se hizo monje agustino en 1505 y comenzó a estudiar Teologia.

En 1.510 fue enviado a Roma por sus superiores debido a un asunto del convento. Parece que donde el esperaba encontrar piedad y modales de vida cristiana, solo encontró podredumbre y corrupción, aquello era impropio de los lugares que él creía verdaderamente santos. Volvió de Roma escandalizado.

Dos años después, en 1.512, se Doctora en Teologia. Siendo ya profesor, comenzó a criticar la situación en la que se encontraba la Iglesia católica: Lutero protestaba por la frivolidad en la que vivía gran parte del clero, especialmente las altas jerarquías. Aquello le costaría muy caro a la Iglesia de Roma.

Poco a poco las protestas de Lutero fueron subiendo de tono hasta que un buen día tuvo conocimiento de algo que le alteró profundamente: fue algo así como la gota que colmó el vaso.

¿Qué pasó? Parece ser que en 1.517 llegó cerca de Wittenberg un fraile llamado Juan Tetzel que recogía dinero para la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma. Para ello vendía indulgencias, que eran documentos que, a cambio de dinero, eximían al alma de su paso por el purgatorio, quien pagaba dinero iría directamente al mismo Cielo. Y esas indulgencias eran vendidas con autorización del mismo Papa y del arzobispo de Mainz.

Para Lutero, la venta de indulgencias era una estafa y un engaño a los creyentes con respecto a la salvación de sus almas. Aquel abuso debió de parecerle intolerable, de modo que Lutero decidió hacer pública su protesta redactando sus famosas 95 tesis que clavó a la puerta del castillo de Wittenberg, en las que desafiaba abiertamente las enseñanzas de la Iglesia de Roma en asuntos como la penitencia, la autoridad papal y la utilidad de las indulgencias. Era el dia 31 de Octubre de 1.517.

La Iglesia citó varias veces a Lutero intentando que se retractase de aquellas ideas, en 1518 y 1519; pero en cada encuentro Lutero fue más allá y rechazó la autoridad del Papa, remitiéndose en su lugar a la Biblia y al uso de la razón. Lutero se preguntaba algo elemental: ¿por qué el Papa no libraba a todas las almas de una vez del purgatorio, si es que de veras tenía este poder, movido por compasión de sus sufrimientos, en lugar de sacarlas poco a poco por dinero?

En fin tras tres años de discusiones, el Papa Leon X en 1520, firma la bula de excomunión de Lutero, que queda excomulgado, condenando 41 de sus tesis. Pero Lutero se defiende, y el dia 10 de Diciembre de 1520, en la plaza principal de Wittenberg, ante una asamblea compuesta de profesores de la universidad, estudiantes y otras muchas personas, quemó públicamente su bula de excomunión.

Lutero permaneció un año escondido bajo la protección de Federico de Sajonia; pero sus ideas habían calado entre el pueblo alemán y también entre algunos príncipes deseosos de afirmar su independencia frente al Papa y frente al emperador; grandes sectores de la población y muchos príncipes alemanes veían a Lutero como aquel que podía salvarles de la corrupción de Roma. Asi, poco a poco Lutero fue recibiendo muchos apoyos, tantos, que le convirtieron en dirigente del movimiento religioso conocido como la Reforma.

En esto que Carlos I de España es nombrado Emperador, y comprueba alarmado que una gran parte de sus súbditos habían aceptado la doctrina de Lutero, a quien llamó para que compareciera ante la Dieta de Worms, bajo la protección del propio emperador. Lutero obedeció y compareció ante la Dieta, compuesta por el mismo emperador y sus ministros, altos prelados, sacerdotes, nobles y príncipes del imperio y doctores de las universidades. Le mostraron sus libros y le preguntaron si los reconocía como de su propiedad, contestando Lutero que sí. Luego le leyeron algunos pasajes de estos mismos libros y le preguntaron si se retractaba de lo escrito. Lutero, al oír la tremenda pregunta que le hicieron, pidió un día de plazo para contestarla.

Al día siguiente, al comparecer nuevamente ante el tribunal y al repetirle la pregunta, contestó:

"Que se me convenza mediante testimonios de la Escritura y claros argumentos de la razón por los textos de la Sagrada Escritura que he citado, estoy sometido a mi conciencia y ligado a la palabra de Dios. Por eso no puedo ni quiero retractarme de nada, porque hacer algo en contra de la conciencia no es seguro ni saludable".
Al exigirse una respuesta final y categórica, acerca de su retractación, dijo que su conciencia no le permitía retractarse. No habia vuelta atrás; su ruptura con la Iglesia católica puso en marcha la Reforma protestante.

La cristiandad occidental terminará dividida en dos mitades: una, liderada por la Iglesia Católica de Roma, sujeta al dominio del Papa, y la otra mitad, que fundó varias comunidades eclesiales de carácter nacional. Europa se va a dividir entre una serie de países que reconocían al Papa como único Jefe de la Iglesia, y los países que rechazaban las pretensiones de Roma.

Lutero estuvo en peligro de muerte en muchisimas ocasiones, debido a las acechanzas de sus enemigos. No por ello desfalleció. Solía decir:

“Mi risa es mi espada, y mi alegria mi escudo”.
Finalmente, Lutero fallecería a las 2:45 del dia 18 de Febrero de 1.546, en Eisleben, la ciudad donde nació, y muy cerca del púlpito desde el cual había transformado al cristianismo.

Fuente: Wikipedia.

Saludos.

19 comentarios:

Ericarol dijo...

Me encantó esta historia de la historia!!! Lutero fue un vanguardista y revolucionario, para nada equivocado. Very good.!
besos!

mariajesusparadela dijo...

Antes que Lutero, Jesús expulsó a los mercaderes del templo...pero la iglesia sigue vendiendo cielos y salvaciones...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Va haciendo falta un nuevo Lutero.

Isabel Martínez dijo...

Coherencia hasta el final con sus ideas.
Muchos contemporáneos deberían aprender de él.
Un abrazo, Cornelivs.

Juan Navarro dijo...

El nuevo estado nacional frente al imperio, la razón frente a la fe, la nueva economía burguesa, germen del capitalismo, frente a la vieja estructura de la gleba,... Lutero representó, es verdad, el principio de la larga y lenta transformación de Europa, llena de contradicciones. Porque los reformistas también tuvieron hogueras (Miguel Servet) y los "católicos" supieron llegar al siglo XXI, a pesar de la miseria moral actual. Lutero, en el fondo, sin ser gran cosa, fue algo porque los nuevos estados nacientes encontraron en él un aliado ideológico para enfrentarse al monopolio moral del papado y al emperador, protegido del papa.

ave de estinfalo dijo...

orale cornelivs te aventaste con la historia, fijate que en la primaria veiamos eso, bueno con una informacion muy escaza, lo que recuerdo era que nos ponian a hacer dibujitos de escenas de su vida en la libreta, pero es bueno conocer mas a fondo, y efectivamente eso de vender la salvacion del alma es una real estafa y hoy en dia se sigue haciendo, bueno que todos sabemos que la iglesia catolica no es mas que un gran negocio, donde los unicos intereses son las entradas de dinero, puede que en sus principios tuvieran otros objetivos pero la ambicion que todo lo cambia ha vuelto a la iglesia en un monstruo come dinero, bueno no solo esta iglesia, pues las otras religiones nuevas no se quedan atras, haciendo negocio de todo, ya ves que los cristianos venden su musica, tienen programas de television, etc. etc.. etc... y claro sus iglesias son muy lujosas

Ya pues, esque me vuelo escribiendo, cuidate mucho y pues seguimos en contacto

Quidquid dijo...

Hola Cornelius:
Nos harían falta muchos Luteros hoy en día. No sólo para reformar la Iglesia, sino también para reformar la sociedad actual.
Durante la Historia han tenido lugar muchas "Revoluciones" pero por desgracia las actuales son de un nivel muy bajo...o no las hay.
Saludos,
Luis

genialsiempre dijo...

Un buen repaso al personaje, pero el trasfondo es que si la iglesia medraba (cosa que siempre hizo, hace y hará), los políticos utilizan a Lutero como excusa para soltar cargas con la iglesia. Cada uno a su interés, como siempre, y es de suponer que Lutero era consciente de ello, pero también le intersaba conseguir aliados.
Todo lo que huele a religión está podrido.

José María

MA dijo...

Martín Lutero conoció bien los entresijos de la iglesias y no comulgaba con ellos .
Me gusto esta frase de Martin Lutero: mi risa es mi espada, y mi alegría mi escudo .
Un abrazo de amistad de MA .

Asun dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada.

Besos

Myr dijo...

Digamos que Lutero era un hombre bien dotado y, un buen ejemplo a seguir...

RAMPY dijo...

Hola, Cornelivs, probablemente lo sepas, pero existe una película que se llama Luthero y protagonizada por Joseph Fiennes que cuenta la historia de este monje.
Entre otros personajes aparece el actor Bruno Ganz, el que hizo de HITLER en la nominada para los Oscar EL HUNDIMIENTO, y que recientemente han puesto en la televisión.
Un rampyabrazo.

Neogeminis dijo...

Creo que las posturas de Lutero fueron un gran avance enfrentando las hipocresías eclesiásticas pero al final la práctica hizo sus postulados demasiados estrictos (según mi criterio, por supuesto).
Muy completo el resumen.

Un abrazo!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Cuantos diosus, que siendo supuestamente el mismo, el mundo necesita especificarlo, verdad?


Saludos y un abrazo enorme.

Amig@mi@ dijo...

Eres una enciclopedia completa, Corne,jaja, ya quisiera yo que los libros de mis hijos vienieran así de claros.
Un abrazo desde Tenerife

galicia maravillas dijo...

Qué bonita frase esa de llevar la risa como espada:) recuerdo que en el instituto en clase d historia nos comentaron que en España no llegó a implantarse la reforma por pasotas, no sé si fue así o no, pero es una de las cosas que recuerdo:) un biquiño!!

Marinel dijo...

Me encantan estas vidas que enriquecen la nuestra.
Fue gran hombre éste,a mi parecer.
Creo que tuvo el valor de desmenuzar las razones que movían a la Iglesia católica y el catolicismo, y ver su trasfondo.El cual, de nuevo en mi opinión,ha sido desde sus inicios y en innumerables ocasiones,detestable.
Es algo que me puede,lo siento.
Más besos.

decodificador de la tere dijo...

no puedo evitar pensar que lutero fue una gran persona la poner sus idea tan en claro.
peor siempre me he preguntado en que tanto a cambaido la iglesia, con muchos respeto de los creyente (yo no lo soy) pero la iglesia como institucion me provoca una gran desconfianza.

Peor ahy que reconocer la fuerza de Lutero para enfrentarce asi contra sus mayores (no se me ocurre como llamarlos) por sus creencia, eso es muy valorable, y claramente algo que se debe aprender en estos tiempos

MariluzGH dijo...

Terminó cayendo en los mismos errores que tanto criticó, pero fue necesaria su reforma.
Hoy en día, tal vez debería volverse a los orígenes y aunar todas creencias.

besos