"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

sábado, 23 de enero de 2010

Esa delgada linea

Ha sucedido esta tarde, y es un hecho real. Un amigo me llama al móvil: quiere tomarse un café conmigo. Ha sido un rato muy agradable, pero cortito. El caso es que a la entrada del bar había una persona, conocida mía y cuyo nombre omitiré, con evidentes síntomas de haber bebido mas de la cuenta. He deducido que algo le ha pasado a este hombre –que, de ordinario no bebe, que yo sepa- para encontrarse así. Dos amigos intentaban calmarlo. Hablaba con rabia y tenia los ojos colorados, como de haber llorado. Me ha impactado porque lo tengo por hombre serio. Lo que esa persona decía me ha dado que pensar, y quiero compartirlo con vosotros. Hablaba a grandes voces, y una frase se me ha quedado. Es esta, y la voy a citar con las mismas palabras y los mismos términos con que la ha pronunciado, y además con evidente enojo:

“Si fuera que no somos capaces de ser buenos, porque no podemos, pues ¡que se le va a hacer! Pero si somos capaces de ser buenos, y podemos ser buenos, ¿Por qué coño tenemos tan "mala follá"? Si sabemos como se hacen bien las cosas, ¿Por qué nos gusta tanto jodernos los unos a los otros?"

Veo de nuevo la delgada línea que separa el optimismo del pesimismo, el vaso medio lleno del vaso medio vacio, o por mejor decir: la ilusión (como esfuerzo de la voluntad en querer que las cosas sean o esperar que lleguen a ser de un modo determinado) de la realidad, como aceptación resignada de la verdadera naturaleza de lo que ves y percibes: del mundo.

Tenemos capacidad para hacer el bien, de hecho ha habido magníficos seres humanos que lo han hecho y se han mostrado sensibles con el dolor ajeno. Pero la mayoría se inclina hacia el egoísmo, hacia un completo egocentrismo, injustificable éticamente, adobado con una nula sensibilidad hacia el dolor de los demás.

Y como decía mi conocido: si no fuéramos capaces de hacer el bien, pues mire usted, es que no tenemos esa capacidad, no se nos diseñó de fábrica para ello, de modo que no le pidamos peras al olmo. Pero si, genéticamente, podemos hacer el bien porque tenemos esa capacidad, porque podemos hacerlo, entonces ¿por que puñetas nos gusta tanto jodernos los unos a los otros? ¡Ah, ya, el libre albedrío! Conocemos el bien, y somos capaces de él: pero preferimos el mal. Y es que "a ninguna gallina le falta su escarbadero". Que pena.

Siempre he presumido de tener fe en el ser humano. Pero quizás la vida, o el lento transcurrir de los años, la experiencia -llamadlo como queráis- me está enseñando a aceptar las cosas como son.

¿Y sabéis un cosa? Tengo miedo a perder la capacidad de soñar. Tengo miedo a despertarme un dia y darme cuenta que todo ha sido, solamente, una sombra, una ficción; un sueño, como decia nuestro inmortal Calderon de la Barca. Porque quizás la vida en muchas ocasiones sea una eterna huida hacia adelante: un autoengaño, o bien una permanente huida acerca de algo que en fondo, muy en el fondo nuestro, ya sabemos, pero que nos negamos a aceptar.

En fin, seamos positivos, que el que no se consuela es porque no quiere.


Saludos.


32 comentarios:

RAMPY dijo...

Hola, Cornelivs, te entiendo perfectamente, porque me veo reflejado en ti. Puedo pasar del más exultante optimismo justamente al extremo contrario y sin solución de continuidad, y soy de los que quiero creer en los seres humanos, a pesar de la cantidad de palos que he recibido, pero no escarmiento y soy así de "gilipollas" . qué le voy a hacer.
Un rampyabrazo y feliz fin de semana.

MA dijo...

Hola cornelivs , después de leer tu entrada , pienso , que yo también acepto las cosas como vienen en la vida, y trato de solucionarlas lo mejor posible , si tengo un problema le doy solución , si la tiene , bien y si no no no dejo que me acarre mas problemas , pues la vida es a si cuando crees que todo va bien ,se te desaregla sola y a empezar de nuevo es una lucha .Un abrazo de amistad y gracias por tu visita a mi log .

galicia maravillas dijo...

Mejor ser positivos:) lo contrario nos inmovilizaría :) feliz findesemana:))

Myr dijo...

Muy buena reflexión: tenemos la capacidad para hacer el bien y, elegir hacer el bien es una elección: la nuestra.

Saludos

MAJECARMU dijo...

Amigo, el maldito "ego" no nos deja avanzar y cuando sólo manda la cabeza la perspectiva es un tanto gris y quieta.. Por eso,el ser humano no acaba de evolucionar hacia "el bien"..

Sin embargo, es gratificante encontrarnos con personas ciertamente equilibradas,donde el corazón tiene un lugar de honor junto a la razón..Y es un placer volver a tu casa de nuevo Cornelivs..!!

Mi abrazo y mi admiración.
M.Jesús

lopillas dijo...

Hola Cornelivs
Vengo desde el blog Creaciones tras leer lo de la fabulosa idea del Manifiesto por la solidaridad y me encuentro con tu entrada de hoy que me ha calado bien adentro, pues he sentido en carne propia el grito desesperado de tu conocido y la pregunta temerosa que lanzas al aire.
No quiero perder la fe en el ser humano, de lo que yo también presumo, pero a veces las sacudidas te dejan tambaleante.
Me ha sentado muy bien encontrar hoy almas afines. Gracias por tus palabras.

ana dijo...

Querido amigo me iba ya a dormir y he leido tu entrada.

La verdad es que ese hombre hablaba con gran cordura. Qué triste tener tanta capacidad para hacer el bien, y hacer el mal....

Yo también soy una soñadora, una idealista y quiero creer en positivo porque yo sí lo necesito aunque la realidad me golpee.

Bueno que te mando un besazo de sábado y me llevo conmigo una reflexión.

Abuela Ciber dijo...

Pienso que una cosa es ser positivo y otra pensar que eso es un consuelo.

En lo personal no me consuela se positiva, cuando veo tantas maldades en nombre de cualquier cosa.

Pero siempre sucede algo que me vuelve a ese centro donde aún puedo creer en que los buenos salen adelante o....por lo menos viven mas tranquilos.

Hubo momentos de pesar ante injusticias que saliendome de mi centro pensaba en agarrar del cuello a la cristiana que impartía tan mal la justicia de los hombres pero..... había transitado demasiado camino y visto y sentido demasiadas cosas para perderlas por alguien que no merece nada.

Siempre es bueno saber que se puede ser malo, así cuando transitamos por la senda del dar amor lo hacemos con una sonrisa cómplice.

Recibe mi más profundo cariño.

Nieves dijo...

Da que pensar tu entrada. Saludos.

genialsiempre dijo...

Pero siempre estamos con la misma eterna pregunta, que quizás es lo que quería decir el buen hombre ¿la bondad es innata o hay que buscarla? y viceversa.

José María

Isabel Martínez dijo...

Por mucho que observes comportamientos y actitudes que te decepcionen, siempre conservarás tu esencia confiada.
Ser buena persona, como tú, se lleva en los genes.
Un abrazo y buen domingo.

Merche Pallarés dijo...

He venido y leido varios de tus posts. El de Lutero, muy interesante. Mismo hoy en dia la iglesia católica está perdiendo muchos fieles debido a sus triquiñuelas que ya no cuelan. El análisis del capítulo quijotesco, estupendo. Sancho, efectivamente, es un ser muy complejo dentro de su simplicidad. Y, sobre éste post en particular, a veces muchos tienen que ahogar sus penas y sinsabores en alcohol o drogas cuando eso es simple escapismo que no arregla nada. La vida hay que afrontarla sin miedo, aceptando y agradeciendo su lado positivo al igual que el negativo (que a la larga se puede tornar en positivo...). Besotes, M.

Marinel dijo...

Mi querido Pablo;
Jamás entenderé,ni dejaré de sorprenderme por desgracia,de la capacidad del ser humano de proyectar malos sentimientos.De el ansia desmedida de hacer daño al prójimo y no mirarse sino a sí mismos.
Y quiero pensar en positivo (suelo serlo por costumbre)en que hay mucha gente buena,capaz de entregar lo mejor de su persona.Gente maravillosa,que no se deja llevar por la maldad y el egoismo como si nada más existiera...
En fin, la verdad es que es abrumadora la realidad.Asusta ver a alguien así de dolido.Asusta pensar que nuestro único fin es el irremediable.Lastima saber que hay muchos que pensarán en ello y lo que piensan,es, que como estamos de paso,sólo hemos de pensar en nosotros mismos.
Craso error.Se es mucho más feliz,pensando en los demás,a parte de uno.
Perdona mis retahilas, pero es que como vengo menos,me explayo!
Mis disculpas.
Un beso enorme.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo, aquí ando en tu espacio, en esta mañana de domingo. Sabes que siempre es un placer.


Saludos y un abrazo enorme.

nocheinfinita dijo...

Siempre un placer leer tus palabras.

Maldito egoismo!

Abrazos

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
A medida que vas acumulando "experiencias" vas viendo que el ser humano está cargado de muchas imperfecciones...
Estas reacciones o,a veces, huídas hacia adelante, se dan con mucha frecuencia en momentos de situaciones problemáticas y son causadas por las actitudes de personas que tienes a tu alrrededor que actúan con egoísmo o maldad.
El ego hace que machaquemos al vecino, en esta selva que se ha convertido nuestra sociedad actual
Valores, educación, cultura... harán que personas alcancen un grave estado: la "Soledad", que les hará cometer actos como el que citas.
Buen fin de semana,
Saludos,
Luis

felicitaslaura dijo...

Cuando actuamos desde la bondad obtenemos placer, si actuamos desde la maldad amargura y malestar. la decisión siempre es nuestra.

Juan Navarro dijo...

¿Hay malos y buenos o cada uno de nosotros llevamos ambos ingredientes por igual? ¿Cuál es la delgada línea que los separa? ¿La inteligencia o el interés? ¿Somos siempre buenos o malos? ¿Hasta dónde alcanza nuestro compromiso con la bondad, con la honestidad, con la verdad? Hoy, aniversario del asesinato de los abogados laboralistas de Atocha, quizá sea un buen día para meditarlo.

mariajesusparadela dijo...

En el fondo de nosotros está el mal y está el bien.
Tengo más años que tu y he de decir que, a lo largo de mi vida, he encontrado más bueno que malo.

Asun dijo...

SÍ somos capaces de hacer el bien. Yo sigo teniendo fe en el ser humano. El que en un cesto haya alguna que otra manzana podrida, no quiere decir que todas lo estén.
A diferencia de las manzanas, en nuestro caso, las buenas personas no tienen por qué contagiarse de las podridas, nosotros podemos decidir qué hacer.

Besos

severino el sordo dijo...

Es nuestra educacion en el egoismo y en pensar primero en nosotros mismos lo que nos hace caer en el mal,sin mirar si estamos jodiendo a alguien,supongo que esfruto de la sociedad en que vivimos pero me resisto a creer que no haya mas gente con capacidad para el bien que la contraria,sera que soy optimista en exceso,saludos.

Rita dijo...

Siempre tan oportuno amigo Cornelivs, comparto lo que dices, creo que el ser humano se ha dejado comer por el egocentrismo y eso nubla cualquier otra buena predisposición. Pero no podemos dejar de creer y de soñar, eso nunca amigo mío, sin eso ¿que será la vida? un abrazo

Isabel dijo...

La vida es sueño, y los sueños son la vida. Cada uno tiene su propio sueño, y somos capaces, como dice "tu conocido" de hacer las cosas bien, pero casi nunca lo hacemos. ¿Porqué?, ¿por miedo, por egoismo ?. No lo sé, somos así amigo. somos imperfectos, estamos solos. Un beso

Antonio Aguilera dijo...

Nuestro espìritu es insondable.
El alma humana tiene reacciones inesperadas`...
Quizàs seamos una moneda con dos caras; pero sì, es cierto, nuestra libertas para decidir puede hacernos el màs cruel de los criminales o el m`s benigno de los filàntropos.

Con lo placentero que es amar....

Un abrazaso amigo

Fernando Manero dijo...

Impresionante la lucidez de ese individuo para que, en medio de la melopea, se le ocurra una reflexión tan enjudiosa más propio de una mente despejada que nublada por Baco. La obviedad que explica su desasosiego es clarísima. La persona es un mar de contradicciones que siempre afloran ante cualquier situación, que además no resuelve siempre de la misma manera, pues es consustancial al ser humano su condicion de ser contradictorio, capaz de adoptar posturas que no siempre se corresponden con el sentido común que se le supone. Vives en un lugar de sabios, campeón. Así has salido tú

loose dijo...

Tenemos,como seres humanos que somos, la capacidad de elección, y en nuestras manos está el hacer el bien o no, provisto de efectos colaterales que pueden modificar el estado del entorno.

Besos.

Ludwig dijo...

Supongo que, algunas veces no somos capaces de mantener a ralla al "malo" que llevamos dentro.
Lo malo de nuestra fabricación es que llevamos componentes buenos y malos.
Y cuando bajamos la guardia, hacemos lo que hacemos...
Un abrazo.

Chencho dijo...

Hay de todo en la viña del Señor.
No perdamos la ilusión, no perdamos la alegría, ni todo blanco, ni todo negro. Y si hay que resaltar algo, dependerá del momento, prefiero lo que me ayuda a vivir.
Un abrazo.
Y PAZ para todos.

decodificador de la tere dijo...

siemrpe he pensado que todo debe tener un equilibrio dentro de uno mismo, que el ser humano tiene la capacidad de hacer el bien, pues claro que si. Pero que es el bien? sin el mal no lo sabriamos, no sabriamos que es el amor sin el odio. La perfeccion esta en el equilibrio, y lo uno se controla cn lo otro.
que estes bien
como siempre un agrado leerte
saludos!

Amig@mi@ dijo...

Pues de vez en cuando extiende la mano y toca para ver si lo que te rodea es verdad y si lo es... sonríe y no lo pierdas.Un abrazo

MariluzGH dijo...

Es la dualidad de la que estamos formados... somos ángeles y demonios, carne y espíritu en contínua contradicción y lucha.
Me niego a aceptar sólo la maldad en el ser humano, ya me vas conociendo, amigo, por eso conocer personas como tu -como las que encuentro a diario- me ayudan a no quedarme en lo negativo y reflexionar sobre mi misma y preguntarme ¿en qué medida estoy "ayudando" a crear maldad en lugar de bien?...

siempre es un placer reflexionar contigo (con vosotros).

Besos de lunes frío

Belkis dijo...

Cierto es que hay una delgada línea entre el bien y el mal, pero yo sigo siendo de las ilusas quizás que cree en el bien por encima de todas las cosas del mundo. Hay más personas buenas que malas y doy fé de que las actitudes positivas y optimistas consiguen mejores resultados. Existe el libre albedrío y por ello cada uno es dueño de su vida.... Gracias amigo Cornelivs. Recibe un gran abrazo