"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

viernes, 19 de febrero de 2010

De nuevo con vosotros

Cornelivs decía en su última entrada “…esta noche haré algo que no he hecho nunca, y que casi todo el mundo hace: cogeré una careta, me la pondré y partiré, perdiéndome entre la muchedumbre inmensa de caretas que baila y celebra este baile de máscaras, que es la vida. ¡Para eso es Carnaval! ¿O no?“

Pues no. Porque de sobra sabes, Cornelivs, que tú nunca te has puesto careta. Recuerda que te la quitaste al ratito de ponértela, porque te sentaba fatal y no te dejaba ser tu mismo.

Lo primero que quiero hacer es daros las más sinceras gracias a todos y a todas, de todo corazón, gracias a todos los bloggers que os habéis interesado por mi marcha y sus causas. Os juro por lo más sagrado que estoy sorprendido, atónito y emocionado por la espectacular respuesta que mi partida provocó. La lectura de vuestros comentarios y las numerosas muestras de cariño que he recibido (como emails y llamadas telefónicas) me han conmovido profundamente, repito. He sentido vuestro calor humano y vuestro cariño muy cerca, y eso me ha reconfortado enormemente. ¡Gracias...! Y no dudéis que el sentimiento es reciproco, siento por vosotros un muy sincero aprecio y cariño, respeto, agradecimiento y ganas de abrazaros a todos y a todas.

De modo que vosotros sois la primera causa (bendita causa) de mi vuelta, pues si bien es cierto que la blogosfera es inmensa, creo que me he rodeado de un grupo de personas extraordinario, de gran altura moral y humana: vosotros. Me siento a gusto, cómodo, feliz compartiendo cosas con vosotros, amigos y amigas, para mí es una gran alegría y un honor estar a vuestro lado.

Permitidme una confidencia. Estos dias os he echado mucho de menos.

Pero también vuelvo por mí mismo. Los dos primeros días descansé del blog y me vino muy bien, he meditado y reflexionado, ahora os cuento; por las noches he visto cine en TV y me he tranquilizado bastante, aunque aún estoy en pleno proceso. Recibí un email, del que luego os hablaré, que motivó que estuviera a punto de hacer una entrada, pero me contuve, a fin de no precipitarme. Queria meditar.

Pero a partir del miércoles, cuando llegó la noche y se aproximó la hora en la que , despues de cenar, normalmente estaba con vosotros y me vi a mi mismo sentado frente a la TV me puse un poco triste. Recordé mi “Diario de Cornelivs”, estaba arrumbado como un libro viejo, tirado en el suelo y lleno de polvo. De pronto lo abrí y un torrente de sensaciones y recuerdos se esparció por mi alma... ¡Cuantas emociones, ratos, alegrías y tristezas, gozos y penas hemos compartido juntos…! Solo habían pasado tres días, pero se me figuraron tres meses.

¿Pero que me pasó? Bueno, supongo que todo el mundo tiene derecho a venirse abajo en algun momento de su vida. Muchos comentarios vuestros me preguntaban si me había pasado algo con alguien. Si, el caso es que si, sucedió algo, pero poco importante, un malentendido sin importancia. En circunstancias normales no le hubiera dado la mayor importancia; ya estoy acostumbrado; y de hecho, por email, el asunto quedó zanjado. El problema es que ese malentendido vino en el peor momento para mí, porque yo estaba mal: el vaso ya estaba lleno y rebosando, estaba deprimido, por una serie de acontecimientos personales que no vienen al caso (son cosas completamente ajenas a la blogosfera) y cansado, porque llevaba un ritmo endiablado de entradas. Además, necesitaba reflexionar: quizás me tomé demasiado en serio las cosas, como el tema del Manifiesto, quizás le estaba dedicando demasiado tiempo al blog, quizás estaba también magnificando lo que es un blog. Quizás es que…bueno, la mayoría de vuestros comentarios dan en el blanco. Me habéis ayudado con ellos más de lo que imagináis.

Estaba herido y se me juntó todo, desbordándose el vaso. Y Cornelivs, que no estaba en su mejor momento, se vino al suelo, como el guerrero de la imagen. Pero...para eso están las caidas, para levantarse. Hay que seguir porque esto aún no se ha terminado... Y aquí estoy.

Vuelvo con fuerza y con mas ilusión que nunca; pero también con más sosiego, porque he tomado buena nota de lo sucedido, de modo que cambiaré el modus operandi. Habrá pequeñas novedades. Entre otras, que ya os iré comunicando, publicaré mas espaciadamente, quizás cada dos o tres días, o una vez a la semana, no lo se; el tiempo libre que tenga y mis ganas tendrán la última palabra. Voy a rescatar y a conjugar de nuevo lo que hacia al principio: los terminos “libertad” y “hobby”. Pero vuelvo con vosotros, amigos. Y me siento feliz.

Y vuelvo también por un tercer motivo que no conocéis. Es una mujer de los alrededores de Sevilla, no diré el nombre, a quien yo no conocia. Le envio un cordial saludo desde aquí. Recibí un email suyo el lunes por la noche, al dia siguiente de mi entrada del adiós. El correo me impactó mucho. Le he pedido permiso para publicarlo aquí, en su integridad, pero contiene tantos datos personales, geográficos, y vivencias que no me lo ha concedido, solo me ha autorizado para la selección que si voy a publicar.

Está separada y su vida ha sido un infierno. Tiene 49 años y siempre fue objeto de malos tratos físicos y psíquicos por parte de su esposo. Terminado el procedimiento judicial llevaba unos meses decaída, sin ganas de vivir, amargada, hasta que conoció el mundo de la blogosfera, y el azar la llevó hasta mi blog, y en concreto a una entrada antigua titulada “Para ti" (haced click)”, que publiqué el pasado 9 de Mayo de 2009. Muchos la recordaréis.

Rescataré algunas frases de su email, que leí con profunda satisfacción.

“Mi marido me destrozó la vida y cuando terminaron los papeles del juicio me metí en la casa, estaba todo el dia sola y no hacia nada mas que llorar y llorar, quería morirme… … hasta que una amiga me metió en el mundillo de los blog porque ella tiene uno. Me dijo que conocía a un monton de gente. Yo tambien he conocido a mucha gente. Descubrí su blog, y al leer su artículo… ...entonces comprendí que me quedaba mucha vida por delante. Mis amigas dicen que lo leí cuando mas lo necesitaba, usted me hizo reflexionar, me di cuenta de que era verdad... ... nunca le he dejado un comentario pero le leo siempre… ... hoy he leido que se va. Por eso le escribo para darle las gracias porque sin conocerme de nada me ayudó mucho con sus palabras. Mi marido hizo que yo me sintiera como un guiñapo, pero como usted termina diciendo, me he dado cuenta de que valgo más de lo que creo, y que solo tengo que recordarlo y es verdad…”

Jamás sospeché que lo que escribo pudiera interesar o ayudar a nadie, de modo que si mis humildes palabras pueden servir o contribuir en algo a que levante y remonte el vuelo alguien que esté caído, lo doy por bien empleado. Ya lo creo que si.

Me siento muy afortunado con vuestra compañia: es para mi un placer, una alegria y un regalo. De nuevo gracias. Cornelivs os quiere.

70 comentarios:

MariluzGH dijo...

¡qué feliz me siento con tu vuelta, querido amigo! la sonrisa se me sale de la cara...
como dice la copla: ¡Sevilla tuvo que ser! bendita la amiga que te ha traído de vuelta.
hoy dormiré con la sonrisa de una niña que ha recuperado "su peluche" ;)
besos a mogollón, Pablo. ¡¡Gracias!!

Anna Jorba Ricart dijo...

Bueno,bueno...ya decia yo que nunca se dice adiós...hasta siempre y hasta luego...es mejor.
Entiendo el blog como un espacio libre para la expresión,libre para el pesamiento y libre para la cadencia en la publicación....no ha de obligar,uno escribe cuando quiere y lo necesita...como en tantas otras cosas en la vida, no hay que dejar que las cosas nos atrapen....
Bienvenido Sr Cornelivs.

Cosmo dijo...

Como te dije,no sólo alegras la vida a los que interaccionan contigo,hay otras personas que,aunque participemos menos,estamos siempre con la ilusión de lo que publicáis.Yo también disminuí mi ritmo por motivos de salud,pero por los mismos motivos,este mundillo es mi modo de relación con los demás,los blogs son como los programas de radio o algunos de televisión:alegran la vida a muchos de los que no podemos llevar una vida normal,nos acercan a la realidad cotidiana,nos entretienen,nos ponen al día,nos hacen sentir que aún merece la pena todo.Encantadísima de que vuelvas y ejerce esa libertad de publicar cuando te apetezca sin necesidad de crearte obligaciones de ningún tipo.Abrazos

Myr dijo...

¡Bienvenido de nuevo con nosotros!

Enhorabuena y me alegro infinitamente... ya ves, ya ves ¡cuánto se te necesita!

galicia maravillas dijo...

caray! estos días he estado tan enfrascada fuera de los blogs que no había leído tu entrada anterior, pero me alegra mucho saber que vuelves :)) y que estás más animado :)) muy feliz fin de semana :))) biquiños!!!

Abuela Ciber dijo...

OLE OLE OLE!!!!!!!!!

BIENVENIDO BIENVENIDO BIENVENIDO!!!!!

Un abrazo inmenso desde este lado del marrrrrrrrr

Cariños

PENELOPE dijo...

Buenas noches, Cornelivs:

Me alegro, y más aún comprobando que vuelves con ánimos renovados e inspirado, como has demostrado con tu comentario del capítulo del Quijote, en La Acequia.

Saludos. Gelu

Lisístrata dijo...

Me alegra su vuelta señor Cornelius. Pero, me permite sugerirle algo? sí, verá con permiso. Podría ustéd cerrar la etapa anterior eliminando el fondo negro de su blog? es un poco duro de lectura y además la negrura siempre evoca tristeza, los fondos blancos o azules claros son más descansados para los sufridos ojos q leen en una pantalla. También, de esa manera, el cambio marcará el cierre de una etapa y el comenzar otra nueva, con la misma línea, claro, no cambie, pero con más bagaje en crecimiento personal.

Perdone mi atrevimiento y buena suerte en esta nueva o continuación de su singladura

Juan Carlos Lozano dijo...

jamás sospeche que lo que escribo pudiera interesar o ayudar a nadie.

Amigo mio, es hora de empezar a sospechar.... Manifestar la solidaridad es justamente eso interesar y ayudar a los demás... Salir del reducido espacio de esa cosa llamada yo o uno mismo.... y aprender, lo que no nos han enseñando nunca, La grandeza de ser....

La razón ha puesto al ser humano como valor central en muchos sistemas de pensamiento... Pero es útil recordar que la humanidad es más grande que el ser humano individual... que somos una gran familia... de la cual tu conoces a algunos nada más... y como decía mi padre "Y la que te ronda todavía...."...

Amigo mio, la grandeza y el egoismo son enemigos a muerte.... Abrazarse a la grandeza significa matar todo egoismo en uno mismo... y eso interesa, y eso ayuda a los demás... Es un largo camino contra todo lo aprendido... lleno de sacrificios, y de sufrimiento... Pero la satisfacción final por haber hecho algo valioso con la propia vida no tiene par.

No me gustaría que al morir alguien dijera de mi: "Es el que mejor se salio con la suya"..... Preferiría que me recuerden como "El que más hizo por ayudar a alguién más"... ¿De que vale tener todo si perdemos nuestra humanidad ?

De modo que te digo Pablo. No tienes idea la alegría que hoy me dás. Más aun que la tristeza que me habias dado al descidirte marchar... Bienvenido entonces... No estas solo como vés... No eres el único en el mundo... Aqui habemos muchos más.

un abrazo desde el otro lado del mar
juank.

V dijo...

Me alegro :-)

Isabel Huete dijo...

Este regalo no me lo esperaba y me has hecho hasta llorar... ¡Qué delicia, qué delicia!
Un abrazo de osa madrileña, querido madroño. Jajaja.
Yo también te quiero.

Neogeminis dijo...

Algo inesperado y maravilloso como es comprobar que se ha ayudado a alguien (y sin proponérselo, además)debe producir una extraña satisfacción que muy bien nos transmites. Me alegra que hayas reflexionado sobre tu decisión de alejarte. Me alegro también porque los comentarios dejados por tus seguidores te hayan reconfortado. A veces lo que en un momento parece terrible al poco tiempo resulta ser mucho menos importante y uno comprende que estaba viendo las cosas desde una perspectiva equivocada.
Por fortuna no ha debido transcurrir mucho tiempo para que comprendieras que no debías dejarte vencer por el desánimo.
Te seguiremos leyendo.

Un abrazo.

Circe La Hechicera dijo...

Bienvenido, querido Pablo!!!!, gran alegrìa produce tu regreso entre todos nosotros. En especial, me siento feliz porque me fascinan tus reflexiones, y tus palabras tan llena de cosas buenas. Ya viste, sin querer provocarlo, como a veces se llega al espiritu y pensamiento de la gente.. Miles de besos caribeños!!!!

RAMPY dijo...

Querido Cornelivs:
No sabes cuánto me alegro de tu vuelta! Me alegra mucho poder volverte a leer de nuevo.
Te entiendo perfectamente, porque yo también he pasado por ese proceso, y por eso ahora mis posts son más pausados, porque no podía ir a piñón fijo.
En fin, que espero poder hablar contigo pronto.
Recibe un afectuoso abrazo
Rampy

Merche Pallarés dijo...

¡Estupendo que hayas decidido volver, querido Cornelivs! Ya estaba echando de menos tus análisis quijotescos... Besotes, M.

Montserrat Sala dijo...

Acertada decisión y muy bien recibidda por todos y todas, tu vuelta Cornelius. Te admiro por eso, por saber sabido sobreponerte, por saber sabido rectificar, que ya sabes es de sabios.
Muy emocionada te doy la bienvenida, y te deseo lo mejor en esta nueva etapa.
Saludos cordiales

Amig@mi@ dijo...

;)
Un guiño de complicidad. Jaja, Más difícil que dejar el tabaco.
Un abrazo

Ana dijo...

Me alegro mucho de tu vuelta...

Un besazo Amigo.

Fernando Manero dijo...

Siempre lo tuve claro. Cornelivs no es persona de evasiones y despedidas. Cornelivs es hombre de pensamiento, cautelas y reflexión. Cornelivs sabe lo que se hace cuando decide doblar la esquina. Recogido en su olivar, con la mirada en lontananza, musitando una canción de amistad, Cornelivs medita su vuelta a lomos del alazán que le transporta a la tierra prometida. Bienvenido, campeón

loose dijo...

Me alegra muchísimo tu vuelta.
Te engrandece una vez más este pequeño pero, estoy segura, intenso y reconfortante período de reflexión sobre lo sucedido, tanto en lo personal como en este mundillo blogger.

Siempre hay una luz en el horizonte, amigo.

Muchos besos.

Alijodos dijo...

Se me han puesto los vellos de punta querido amigo al leer lo que esta mujer te ha puesto..Un dia en el chat de gmail te lo dije. tus palabras nos ayudan mucho nos hacen caer en cosas que de por si no sabemos discernir...a esta mujer la ayudaste y ya vistes como..Pero a mi y a mucha gente mas no solo nos ayudas sinos que nos enseñas..estuve tentado de mandarte un e-mail de llamarte y no lo hice..Quizás fue por que en el fondo sabía que volverías...Ahora ya no valen las excusas y lo mas importante es querido amig que estás aqui...Gracias por ser como eres..yo también te quiero y no me cuesta decirlo...Un abrazo enorme amigo...

Antonio Aguilera dijo...

Ya te dije en mi coentario a tu "Adios", que las buenas personas como tu son necesarias.

Fijate que buen "apostolado" has realizado si darte cuenta jajaja.
Yo tambien me he alegrado mucho del influjo que tu entrada mencionada ejerci´´o sobre esta mujer maltratada.

NUNCA EL TIEMPO ES PERDIDO, QUERIDO AMIGO; SI SE HACE CON AMOR Y BUENA VOLUNTAD, COMO TU LO HACES.

ME ALEGRO QUE TUS ANIMOS HAYAN DESPEGADO DE NUEVO.

UN FUERTE ABRAZO

El Ente dijo...

Querido Pablo... sabes lo que nos alegra tu vuelta... por muchísimas razones, ya que tu, sin saberlo creo..., nos eseñas con cada una de tus entradas, nos muestras tu humanidad a corazón abierto...

Había escrito en borrador una entrada para dedicartela si pasado un tiempo no volvías. Cuando hablamos por teléfono noté tu emocíon, pero también noté tu cansancio. SIEMPRE AMANECE AMIGO... Te dejo aquí para inmortalizar este lapso de tiempo en el que un romano dejó a su legión por unos días para reflexionar sobre como afrontar la batalla diaria... tu legíon nunca abandona tu causa amigo.


Han bajado los dioses
para ver lo que te pasa...,
que te nos has despedido...
y ese "Adios" nos ha dolido
como puñales en el alma.

Y aunque sea..., un hasta luego,
yo te juro y te confieso
que algo se parte por dentro
del cuerpo de este bloguero.

Bloguero...,
porque tú eres
algo más que un bloguero,
alguien que te abre la puerta
sin mirar quien pasa o entra
y que pone en pie toda la red
defendiendo los derechos...

Derecho...,
¿Quien osa creer tener
el derecho?
de recriminarte ni tan siquiera
un solo punto,
tú que tienes el respeto
por bandera,
sin poner en absoluto
ni una coma traicionera.

Me cuentan tus palabras
que te sientes muy cansado,
que necesitas tiempo
para ordenar lo desordenado...

Amigo...
¿Dónde está ese romano
que vive dentro de tu alma?
Mira al frente y observa
que somos toda una legión
los que te seguimos
y te admiramos...,

No se si volverás
a deleitarnos con tus letras,
no se si mañana al abrir
esta mísera ventana
que nos conecta,
volveré a sonreir
o a llorar cuando
entre por tus puertas...

Yo solo se,
que doy gracias
a los dioses
por ponerte en mi camino...,
yo solo se,
que doy gracias
por todo lo que de ti
he aprendido...

Y si los dioses quisieran
que nos cruzaramos
en otra vida...,
ten por seguro compañero
que éste que hoy te escribe
vovlería a ser parte
de esa legión que te sigue
que son algo más que blogueros.


UN FUERTE ABRAZO...

Roberto

Juan Luis G. dijo...

Me alegra ver que todo vuelve a su cauce. No sabes lo bien que comprendo todas tus razones. Nos pasa a todos, pero nos tenemos los unos a los otros para superar los malos momentos.

Tener un blog es una suma del que escribo y los que leo; la esencia es la comunidad.

Un abrazo

Juan Luis G. dijo...

P.D.: Además, si la alternativa a escribir en el blog era ver la tele, tu vuelta está más que justificada. Yo hubiera tardado menos.

;-))))

genialsiempre dijo...

Bien está si bien acaba, dice un sabio proverbio, así que bienvenido de nuevo al mundillo bloggery, si me permites un consejo, me parece muuy sabio lo de espaciar las entradas.
Yo también me empecé a agobiar y desde entonces solo subo una entrada a la semana, y ahoraa me pasa lo contrario, espero que llegue el día con ansiedad y ganas.

José María

Mª Antonia dijo...

Querido Cornelivs:
Te estaba esperando con los brazos abiertos y el corazón acelerado.
Gracias, maestro, por volver.

Un abrazo.

marbu dijo...

Estoy contenta de tu vuelta y todos en algún momento hemos estado bajo mínimos. Comienza el camino sin prisa pero sin pausa y como dice esa mujer de Sevilla transmites más de lo que piensas.
Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Mis queridos griegos y romanos han vuelto contigo..¿cómo no iba a alegrame..?

..Y esa vela que mantienes es necesaria para seguir creando y recreando nuestro mundo..!!

Gracias por seguir siendo fiel a ti mismo.

Mi abrazo y mi apoyo siempre.
M.Jesús

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Celebro tu regreso, agradezco tu visita y espero aceptes mi invitación para una "calçotada"...
He puesto un chiste de "abogados" en mi blog que espero te "moleste" lo suficiente !!!!!
Un cordial saludo,
Luis

Pedro dijo...

Esperaba tu vuelta, aunque no tan pronto. Me alegro mucho de tu recapacitación y, sobretodo, del motivo principal que te ha hecho volver. Seguro que esa mujer de Sevilla no es la única a la que has ayudado con tus reflexiones.
Y por cierto, comparto la opinión de Lisístrata, te aconsejo un cambio de look; eso siempre viene bien.

Un abrazo.

Gabiprog dijo...

Un abrazo fuerte.

Hasta la vista entonces!!!!!!!


;)

Antonio Aragues dijo...

Me alegromuchísimo de tu vuelta y, desde luego, debes sentirte orgulloso, pleno y feliz. Lo que relatas es absolutamente emocionante. El escribir, al menos para mí, es una forma de darse a los demás, una forma de expresión en la que manifestamos nuestros sentimientos, reflexiones y actitud en el mundo. Uno solo espera que agraden y se compartan y, por qué no, puedan suscitar debate. Pero cuando sucede algo como lo que te ha ocurrido, esto es un motor y una casi responsabilidad que debes asumir.
En mi entrada de blog "Carta al médico de mi madre" hay un párrafo que después de haberlo leído se convirtió en una guía de conducta para mí:
“Todos cuando favorecen a otros, se favorecen a sí mismos; y no me refiero al hecho de que el socorrido querrá socorrer y el protegido proteger, o a que el buen ejemplo retorna, describiendo un círculo, al que lo da, sino a que el valor de toda virtud radica en sí misma, ya que no se practica en orden al premio: la recompensa de una acción virtuosa consiste en haberla realizado” (Cartas a Lucilio, Séneca)
Esto es lo que te ha pasado, amigo.
Sin esperarlo, te llegó la recompensa.
Un abrazo con mi felicitación

Marinel dijo...

Ea, ese es mi niño!!!
No sé quién es esa espléndida mujer, pero si gracias a ella, y la fuerza que hemos hecho un poco tod@s, hemos logrado que vuelvas...
Pues es un inmenso placer,la verdad.
Somos humanos,Pablo,y todo eso conlleva muchas cosas,entre ellas la posibilidad de caer una y otra vez...
Pero debemos,como tú has hecho hoy,volver a levantarnos.
Este mundo es un lugar magnífico,pero no exento de malos ratos debido principalmente a seres que pretenden dañarnos.En ocasiones no es a propósito,pero duele tanto como en el mundo real.
Yo soy un mar de contradicciones y dudas.Dudé si llamarte,por si te molestaba o interrumpía en tu trabajo.Dudé en enviarte un mail,porque a saber si no te parezco pesada...
Y aún así,quise dejarte constancia del mucho aprecio que siento por ti y tu manera de expresarte y ser.
No imaginas el bien que has hecho volviendo,porque hubieses terminado hasta las narices de mis comentarios espaciados pero constantes,ja,ja,ja
¡Ah!
Lo olvidaba, es que si no lo dejo escrito,luego me reconcomo; si tienes tantas personas que te quieren,por qué crees que es????
Pues porque tus palabras traspasan corazones,hombre!
¿Dudabas?
Ahora ya lo sabes.
Todo sirve para algo, y esta caida,no podía ser menos.
Agggg.g.g.g.g. aquí está mi mano alargada por si vuelves a caer...¿vale?
Besos y abrazos,querido amigo.
Y una gran sonrisa por tu vuelta :D

benchijigua dijo...

Desde mi humilde rincón, felicidades por ser tan Ser Humano.
Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

Gracias por volver. Con tu última entrada has dejado al descubierto algo en lo que yo al menos no había reparado y es la ayuda que como en tu caso concreto, a veces, sin saberlo, nos podemos prestar unos a otros obligandonos a escribir, pensar, investigar, opinar... No es menos cierto que hemos de tomarlo con calma y en la medida en que el blog nos realice, pero no nos aparte de otras actividades u obligaciones.
Gracias otra vez, por esta nueva lección.
Un abrazo

Isabel Martínez dijo...

Cómo me alegra tu vuelta. ¿Sabes? Algo en mi interior sabía que volverías. Una persona tan maja como tú no podía irse así.
Creo que esta "caída" te ha hecho más fuerte o, lo que es lo mismo, más humano si cabe. Te ha ayudado a reflexionar, a poner las cosas en su sitio. Estoy contigo en que llevabas un ritmo endiablado. Quizá te exigías mucho. Y eso, a la larga, nos va debilitando sin que nos demos cuenta hasta el momento en que caemos. El blog ha de ser un placer y no una obligación, querido amigo.
Seguro que ya has encontrado la paz que tanto te he deseado. Tus palabras la reflejan.
Estoy contentísima con tu vuelta. Ahora, hasta te quiero más que antes.
Un fortísimo abrazo y bienvenido a tu casa y a nuestros corazones.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hoy por primera vez entro en su blog, al que he conocido gracias a mi amiga de la globoesfere, con la que comparto el nombre, Montserrat Sala.

Estoy contenta de haberlo visitado, pues he descubierto una persona que denota una gran sinceridad y humanidad.

Encantada de conocerle.Montserrat Llagostera.

Ramon.Eastriver dijo...

Me has dejado estupefacto pero muy alegre. Así podré engancharme a Cornelius resucitado. Estoy contento con tu regreso, un abrazo.

Gizela dijo...

No había leído tu entrada, sólo el comentario que dejaste en mi ventana.
Y me doy cuenta que mi respuesta un poco tiene que ver con este sentido post.
Así que te la copio y pego aquí

CORNELIVS...
jajajaja!!!!
Ya veo que meditaste la decisión.
Estaba segura que lo harías.
Tener una ventana, para expresar nuestras opiniones, nuestros sentires, reflejar nuestros sueños, y a veces hasta llorar nuestras derrotas, no es nada fácil de abandonar.
Además, es un aprendizaje.
Porque aprendemos y mucho.
En la "vida real" casi nunca tenemos tantas oportunidades, de intercambiar opiniones, de ver otras visiones de la vida.
Y como nunca nadie es perfecto, pero si perfectible en el camino, si el trayecto lo hacemos con ojos abiertos, oídos alertas, y también el corazón despejado...es mucho lo que nos pueden los demás enriquecer.
Tiene sus bajos y sus altos...pero siempre la vida se concentra en..altos y bajos, en alegrías y en decepciones...
Lo importante, es que de todo salga algo positivo...
Besotesssssssss

Francisco O. Campillo dijo...

Cuando las correas de las sandalias ya estaban engrasadas, aquel legionario curtido en cien batallas, se las calzó con calma.
Sabía que no podía apretarlas demasiado porque luego se embotarían los pies.
Cargo sus pertrechos sobre su espalda como lo había hecho infinidad de veces antes. Aún recordaba la primera vez -era sólo un muchacho- en que las correas de la mochila le produjeron heridas en los hombros.
Ahora todo era diferente, su cuerpo era una colección de cicatrices. Pero aquel viejo afán de superarse a si mismo cada día...
permanecía intacto.
Ese pensamiento le hizo sonreir cuando emprendió la marcha.

mariajesusparadela dijo...

Me alegro de tu vuelta.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Viernes y paseando por tus letras... Un placer venir a estar atento a tus cosillas... tu universo...

Saludos y un abrazo.

PD: un placer, ya sabes que es un placer volverte leer!

Asun dijo...

CORNELIVS amigo, no sabes la alegría que me ha dado; primero ver que comentabas en La Acequia, eso quería decir que por lo menos el grupo de lectura al que hace tan poco que yo me había incorporado, no lo abandonabas; y luego el ver que habías vuelto a publicar en tu casa.

Me alegro de corazón de tu regreso.

Un fuerte abrazo y besos

sinkuenta dijo...

Cornelivs, ¡bienvenido! Me encanta sentirte por los alrededores... la blogosphera no sería lo mismo sin tí. Te mando un fuerte abrazo

María dijo...

Me alegro mucho que hayas vuelto Cornelivs, porque tú debes seguir, tu blog es importante, y si deja de existir, algo perdemos todos con él.

¡Bienvenido, de nuevo, amigo!

Y ánimo amigo, la vida tiene de todo, días malos, regulares y mejores, pero lo importante es que seguimos con vida, y energía, y tú tienes mucha, nos lo acabas de demostrar.

Un beso.

Mar dijo...

Gracias a tí por haber vuelto

Gracias por haberte dado cuenta que eres inprescindible

Gracias por haber hecho que me emocione con tus palabras

Eso si recuerda siempre que un blog no debe ser una obligación.

Besitosssssss

Jan Puerta dijo...

Amigo, me alegro por tu capacidad de razonamiento y por ser capaz de despertar tan buenos sentimientos entre todos los que te conocemos.
Aunque siempre haya alguna oveja negra, oscura y sin muchas luces.
Me alegro verte bien.
En cuanto a la carta descrita es una autentica bomba de emociones que debería hacer reaccionar a más de uno. Aunque mucho me temo, que desgraciadamente quienes son tan malas personas no suelen frecuentar estos espacios llenos de sensibilidad y cordura.
Hazle llegar de mi parte un fortísimo abrazo y quédate con otro tu. También te lo mereces.
Pocos saben lo que me honra tu amistad amigo.

MA dijo...

Bueno ,bueno ...cuanto me alegro de tu vuelta a tu blog ,y sobre todo por que has reflexionado y has visto que haces bien a gente desconocida, con tus artículos de post , y a todos los que te leemos .
Un placer amigo tenerte de nuevo aquí en ,Diario de Cornelivs.

Un abrazo de amistad de MA , y gracias por tu visita a mi querido blog tu blog amigo .

Isabel dijo...

Me alegra que hayas recapacitado, ya nos has acostumbrado a tus letras, y aunque personalmente no nos conozcamos, formamos un grupo de asiduos, que entre comentario y comentario, nos vamos dando a conocer, y a veces, unas letras, leidas en algún blog amigo, nos pueden ayudar mucho. Un beso

Carlos Alberto dijo...

GRACIASSS Amigo! estamos muy contentos de tenerte de nuevo...

Para mi es un gran placer el leerte y te admiro muchisimoo compañero.

Esta es tu casa! seguiremos leyendonos aùn mas... Un fuerte abrazoooo con todo el cariño.

SALUDOSSSS querido Cornelivs.
¡¡¡¡Gracias!!!!

moderato_Dos_josef dijo...

Bien has vuelto amigo cornelivs, pues ya no te marches nunca que n0s dejas desamparados. yo me dije otro de los grandes bloggeros se marcha, esto ya no es lo que era.
Por fortuna tu has recapacitado. es lo que hay que hacer recapacitar y descansar si es necesario.
Un gran abrazo de nuevo amigo Cornelivs!

santiago tena dijo...

me conmuevo con lo que cuentas al final del mail de esta amiga, ya sabes que yo he cerrado, he abierto otro blog, etc., en los últimos meses, y la verdad es que merece la pena por eso, por los corazones que tocamos escribiendo, damos mucho bueno y hacemos mucho bien sin ser conscientes de ello

por eso te abrazo en la misión común de con nuestras palabras mejorar el mundo llegando a las personas una a una, y sé que esto te conmueve, tú lo haces de muchos modos, señaladamente lo has hecho con el manifiesto, yo sabes que sigo otro camino, cada uno es como es, y es bueno que sea así

ana dijo...

Mi turno, ya sabes que como siempre llego tarde, aunque no creas que estoy menos contenta que los demas QUE CONSTEEEEEEE.

Nunca este Sancho estuvo tan contenta de que su señor volviera a las andanzas.

Y te seguiré ya lo sabes.

Me alegraste el final de este día.

Un besazo muy fuerte mi querido amigo

mateosantamarta dijo...

Me alegra que haya reconsiderado su decisión y vuelva al blog. Creo que es acertado lo de no dejarse absorber por él. Es un blog de éxito que debe continuar, pero no debe quitarle nada de su vida... Un cordial saludo.

Rita dijo...

Sabía que volverías y me alegro mucho , así que te doy la bienvenida, muy cierto lo que dices, las caídas están para levantarse, un abrazo muuuuuuuuy grande

Antón de Muros dijo...

Bienvenido :-)

Un abrazo.

Antón.

felicitaslaura dijo...

Ir sobre Linda ¡es fantástico!, convertirte en ella, no tanto.

PARAR, admirar el paisaje, oxigenarse y volver a casa, siempre es vigorizante.

Encontrar el calor de los tuyos que sabían, de antemano, que volverías una alegría.

¡¡Salve Cornelivs, digo... Pablo!!

Abrazos.

Abismo dijo...

Supongo que llego en un momento "extraño" a tu blog... pero creo que en alguna ocasión he llegado a sentir esos tres días como tres meses... entre otros sentimientos que comentas.
Al final suelo pensar, que nuestros pasos siempre deben marcarlos la gente que merece la pena, y aquello que nos hace o ha hecho feliz, y no al contrario...

Besos desde el abismo

Nieves dijo...

Bienvenido y gracias por estar ahí.

Belkis dijo...

Estupendísima decisión de la que me alegro profundamente Cornelivs, no podía hacerme a la idea de que no te vería más por este mundo y eso que recién me acabo de enterar. Ya sabes que yo por falta de tiempo no puedo visitar a diario a mis amigos, cuando lo hago suelo leer todas las entradas atrasadas, pero igual me paso una semana sin visitar a alguno, por eso yo también he tomado la decisión últimamente de publicar una o como mucho dos veces por semana. El tiempo no alcanza para mas. En fin que me alegro de que hayas vuelto y podamos disfrutar de tu compañía.
Un abrazo muy grande

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Antes q cualquier otra cosa quiero disculparme por no haber estado en estos moemntos, quiero q sepas q te quiero y q siempre has formado parte importante de mi vida desde q comencè esta nueva aventura llamada blogosfera, yo tmb no he estado muy bien y creo q no es pretexto para el silencio, un silencio q he guardado dentro y solo aquellos cercanos a mi saben lo q callo asi q si me lo permites me gustaria mandarte un correo personal pporq hay cosas q una no va ventilando por la vida, solo quiero q sepas q tus palabras tus escritos y tu respuestas a mis post muchas veces me han regresado la sonrisa y las ganas de seguir...
te quiero amigo porq amigos como tu no se encuantran en cualquier parte... te propongo q nos subamos a la moto y dejemos q el viento nos recorra la escencia q tienen nuestras ganas de vivir.
Un beso muy pero muuy grande!! :)

Alimontero dijo...

Querido Cornelivs....me has conmovido por todo...por tu testimonio, por tu gesto espontáneo y meditado y porque tengo la esperanza de encontrarnos en Madrid próximamente....

todos necesitamos instancias como éstas...de dejarlo todo, de estar agobiados....solo que existen "algo" en nuestro interior que nos anima, nos levanta y recupera para continuar en el camino que tan bien has labrado amigo... ya ves la mujer de Sevilla es un caso....y cuántos otros que no sabes??

Acojo tus miedos, tu cansancio...como tu fuerza de retorno...
Te abrazo feliz!

Ali

p.d me arranqué unos días de vacacioones.. por eso no te leí antes ;-)

allmaacuariana dijo...

Querido amigo me alegra e sobremanera tu vuelta.Nos sucede a veces que las circunstancias nos superan, nos satura.Pienso que un blog uno escribe cuando siente la necesidad de hacerlo.Espero te sientas cómodo, a mí tambien me pasa que no tengo deseos de escribir.Pero esc ribo para mi, y lo comparto.Miles de abrazos.

T.M. dijo...

Si es que.....este mundo engancha, y de qué manera!
Un super abrazo Cornelivs!

Silvi (reikijai) dijo...

Querido Amiga: Nadie en la vida es imprescindible… el cementerio esta lleno de ellos. Y el que entro por la puerta grande… debe salir por la puerta grande; no por la venta… Por evaluar como importantes, comentarios soeces. Todos tenemos problemas… pequeños, grandes, medianos… maridos, hijos, no hijos, el diario vivir. Lo único que no tiene solución es la muerte, cuando nos viene a buscar, debemos caminar junto a ella. Como te comente alguna vez, no le pondré resistencia… Feliz por que estas de regreso… Besitos. Silvi.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Querido Cornelivs: estos días he estado fuera y con poca conexión a Internet. Sabedor de todo lo que te pasaba, me alegro de que vuelvas, como bien sabes.
Y, en efecto, todos tenemos derecho a derrumbarnos y a perdonarnos: nos hace más humanos.
Un fuerte abrazo.

SUSANA dijo...

Querido Pablo:

Supe que volviste y la noticia fue una enorme alegría. Hace ya un buen tiempo que compartimos no sólo artículos mi Amigo, también lo que la vida deja para nosotros en el día a día.

Confiaba (de allí que te enviara un correo) en que algo de descanso te hiciera cambiar de opinión. En el fondo del corazón, esperaba que no cerraras la ventana que te comunica con todos nosotros.

Somos muchos en la blogosfera, es verdad. Pero ni en este medio, ni en la vida de todos los días, las personas de bien, cordiales, productivas, generosas y Amigos entrañables como Vos, son moneda corriente.

De modo que Bienvenido a la arena, Gladiador!

Por cierto, no recibí nunca tu correo, pero no te apenes. Lo importante es que estás de nuevo con nosotros.

Un muy fuerte Abrazo mi Amigo!

Silvano Baztán dijo...

¡Hola, Cornelivs! Nada, nada, que no me engañas... Todo ha sido una maniobra retorcida para subir la posición en el ranking bloguero (je-je)...

Mi más cordial enhorabuena por tu vuelta.

Salud para ti y los tuyos.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Me pilló desconectada tu regreso y hoy... ¡qué sorpresa! Me alegro de tu vuelta pero, sobre todo, me alegro de la emotividad, el entusiasmo y el coraje que transmiten tus palabras.
Supongo que hay fórmulas para que un blog no sea una rutina extenuante y habrá que aplicarlas para permanecer aquí sin perder sueño, fuerzas o ánimos.
Me alegro, Cornelius. Me alegro de hallarte de nuevo