"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

jueves, 13 de mayo de 2010

Aprendiendo a vivir

Está bien leer y aprender sobre los diferentes momentos que la vida te ofrece y las vivencias y sensaciones que se experimentan en cada uno de ellos: niñez, adolescencia, juventud, madurez, vejez. Si, pero nadie sabe a ciencia cierta a que sabe un manjar hasta que no lo prueba; del mismo modo, por mucho que se lea, no se puede saber cual es una sensación o una emoción o vivencia propia de una época de la vida hasta que tu mismo la vives, hasta que la sientes dentro de ti. Por mucho que nos expliquen lo que es estar enamorado, no lo sabremos hasta que nosotros mismo lo estemos. Obvio.

No es lo mismo saber que experimentar por ti mismo. ¿Verdad? ¡Qué ingenuo eras de joven! Eras muy temperamental y pensabas que todo estaba en los libros. Con el tiempo, solo con el tiempo, te diste cuenta de que no. Siempre preocupado por el futuro, atenazado por el pasado, y sin vivir plenamente el presente. ¡Craso error!

Por eso, dale las gracias a los dioses y a la madurez que asoma a tus puertas. Si, lo bueno que tiene cumplir años es que, poco a poco, con los años viene la sabiduría de la experiencia, y eso es algo que sabemos todos. Pero también los años te traen otra agradable sorpresa: aprendes a relajarte.

Si; aprendes a relajarte, y tambien a relativizar las cosas. Y eso para ti, Cornelivs, ha sido otro descubrimiento. Ese bástele a cada dia su afán, que tanto te enojaba de joven, ahora te sienta de maravilla; el saber apreciar el presente, ese instante mágico que se te escapa entre los dedos, cerrando el libro del pasado y despreocupándote de esa perniciosa ansiedad que el futuro te producía.

Si, aprendes a relajarte. Como los hombres de tu casa, los que ya se fueron, padre y abuelo. Sabían calmarse, tu te desesperabas pero su sosiego y saber estar te daba paz. Tu padre te decía: "el tiempo será tu mejor maestro". Llevaba razón.

Y es que…hace falta toda una vida para aprender a vivir (Seneca). La madurez trae sorpresas muy agradables. Sonrie y ten el ánimo dispuesto. Veras grandes cosas.

Saludos.

25 comentarios:

silvi dijo...

Querido Amigo.Todo esto se debe aprender a saborear...lamentablemente no se puede tocar de oído.La Vida no nos da permiso.Por mas leídos ...los mejores.La Vida ... es aprender de todo y de todos. Por mas que el que se tenga en frente;nada sepa.Y no importa si eres joven o eres viejo.La ignorancia a buscar dentro .... no tiene edad. Besitos. Silvi,

emejota dijo...

Por supuesto a todo lo que dices. Te lo dice una abuela que ya visito tu blog hara unos siete meses cuando iniciaba sus primeros y torpes pasos por el suyo. Hasta ahora no me ha sido posible seguirte por estar demasiado envuelta en mi capullo de aprendizaje, pero ahora que ya asomo la naricilla me permito la licencia de empezar a hacer comentarios en tu blog que recientemente he empezado a seguir. Precisamente en mi ultima entrada escribo sobre algo relacionado. Un abrazo.
P.D. Escribo sin acentos ni enies porque estoy en un ordenador guiri ajeno. Perdon por el descoloque.

ave de estinfalo dijo...

Holas
saludeishons

Nunca se termina de aprender y menos de aprender a vivir

imaginate!

:D

byE

Montserrat Sala dijo...

Querido amigo, nunca dejamos de aprender, pero la misma lección, puede tener varias lecturas. Cada cual se las aplica segun sus conveniencias I aquí esta el quid de la cuestion.
Además tapoco nos sirven de mucho, solemos por tendencia natural tropezar siempre con la misma piedra.
Apender a vivir no es fácil.
saludos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Hay que desarrollar nuestra inteligencia emocional y la verdad es que la experiencia solo nos la dan los años. La juventud es para disfrutarla, tropezarse y aprender de nuestros errores, después vendrán los tiempos de reflexión y de sabiduría.
Saludos

Rita dijo...

Claro que si amigo Cornelivs, el tiempo, la edad es la que nos enseña, la madurez que todos pensamos que llega en la mayoría de edad,no es así, la madurez es como una escalera, los peldaños son nuestra vida, nuestros años, y cada año es un poquito más de madurez, siempre tenemos un poquito más que madurar y como tu dices, también se aprende a relajarse o apaciguarse, por lo tanto se vive mejor, enhorabuena, un besote

genialsiempre dijo...

La vida está hecha al revés, deberíamos nacer y tener toda la experiencia acumulada y luego ir perdiéndola poco a poco con los años, pra morir de viejo inocentemente.
Pero es como es y así hay que aceptarla.

José María

Juan Luis G. dijo...

Totalmente de acuerdo. Recibamos la madurez como un regalo que debemos compartir.

Saludos.

Lander dijo...

Hola Cornelivs, lleno una temporadilla desaparecido del mundillo bloguero, pero paso a saludarte y desearte lo mejor. Me encantó el post.

Espero que siguas con tus salidas diarias. Yo llevo un mes parado por un esguince de grado dos que me hice jugando al futbol con los peques.

Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Cornelius, antes que nada, me alegra que hayas optado por retornar a tu blog público. Es señal de fortalecimiento.
Sobre este tema de la sabiduría que dan los años y la experiencia que no se transfiere, si bien creo que son pocos hoy los jóvenes que creen que "todo está en los libros" es muy válido tu mensaje. En general en la juventud se tiene la soberbia de menospreciar la experiencia ajena. Irremediablemente con el tiempo, tomamos conciencia que no es así. Si bien nadie puede sentir lo que experimenta otra persona, sí se puede sintonizar empáticamente con los demás y eso habla de solidaridad y convivencia. También ese crecimiento es parte de la madurez.

Un reflexivo retorno el tuyo...
Un abrazo.

Asun dijo...

Afortunadamente el paso del tiempo y la madurez nos ayudan a relativizar muchas cosas. También nos hace saber que aunque caigamos nos podremos levantar y nos costará cada vez menos.

Un beso

Alijodos dijo...

Bueno amigo de nuevo aqui en tu casa original...pues si uno no deja de aprender mientras vive..asi es la vida..Y se aprende a medir las cosa de manera adecuada..un abrazo...

Marinel dijo...

Gran post,Cornelivs.
La sabiduría de los años es una genial maestra.Una que te enseña entre otras cosas,que precipitarse,obsesionarse,tensarse por cualquier cosa no es beneficioso en absoluto.
Ver nacer con los años,la mirada profunda y calma,es como poco,un bálsamo insustituible y soprpresivo también.
No si al final,no estará tan mal hacerse mayores,¿verdad?
Un beso.

Silvano Baztán dijo...

¡Hola, Cornelivs! Me congratulo por la decisión de volver al mundanal ruido... (hablando de relajación...).

El caso es que el tema que planteas en la entrada, casualmente, es a lo que me dedico diariamente. No es que enseñe a relajarse a las personas, sino a facilitarles que cada vez sean más ell@s mism@s, aprendan a vivir "su" vida, generándose a continuación en todas las personas, eso sí, un clima de mayor relajación interna.

Salud para ti y los tuyos.

mariajesusparadela dijo...

Doy fe: los ojos de la madurez hacen ver grandes cosas

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Uno de los aprendizajes fundamentales es, precisamente ese, el de tomar las cosas como vienen y aprender también que aunque no nos afecte lo que les pasa a los otros porque parecemos invulnerables, nos afectará.

Quidquid dijo...

Hola Cornelivs:
Si, Séneca tenía mucha razón!
Cuando te das cuenta... el tren ya ha pasado...
Las aguas del río siempre van descendiendo... y no regresan!
Cordiales saludos,
Luis

V dijo...

Ayer leía...
(...) No daba consejos, porque según su experiencia era una pérdida de tiempo, cada uno comete sus propios errores y aprende de ellos. (...).

Será eso :)

Me alegro de que vuelvas a emitir en abierto.

Besos.

SUSANA dijo...

Querido Amigo Mío:

Nos regalás un reflexivo Post, de esos que uno debería leer unas cuantas veces y sobre todo, aplicar en acciones.

La Serenidad de Espíritu bueno, todavía es una conquista lejana para quien te escribe, pero trabajo en ella. Hay días en que tengo algunos éxitos menores, y otros en los que fracaso rotundamente. Parte del aprendizaje supongo.

Lo importante: compartir estos momentos con Vos, extrañaba nuestros intercambios.

Un Abrazo tan, pero tan fuerte, que suponga todos los que te debía.

Alimontero dijo...

Querido Cornelivs....me acerco lentamente, y extiendo mis brazos para darnos ese abrazo que quedó pendiente...como el paseo en la moto ;-)....
Los tiempo de uno no son de otros, el ritmo y el espacio es algo sagrado para cada uno de nosotros...
Los libros, el conocimiento te ayudan es cierto....pero la SABIDURIA "viene con uno"....solo que necesita "silencio" y tiempo para expresarse....¨"mi tiempo, como el tuyo, son diferentes para la sabiduría del alma...

El hombre vino a la tierra a aprender....y nadie puede transferir "su" experiencia al otro...no es como el conocimiento, ya ves...

El camino personal es èso... personal. Nadie te lo puede hacer y tampoco tú a otros...me refiero a los hijos, por ejemplo...
Es sabiduría en el adulto, aprender de los hijos pequeños...quien vive observando a los más pequeños, va "evolucionando" y se mantiene "vigente".... ;-)

Esto lo escuché hace muchos años en una homilía un domingo...no se ma ha olvidado jamás...

Feliz de saberte "en las pistas" nuevamente...saber que me encontraré con Cornelivs y sus pensamientos que me encantan...

Te abrazo con toda la alegría y gozo que me produce tu "regreso"

Ali

Gabiprog dijo...

Los poros del conocimiento no deben contarse, solo estar preparado para recibirlos, por la lectura, por la experiencia... El día a día y sus caidas debe ser escuela que no condena.

Paco Cuesta dijo...

Creo que fue Chaplin quien dijo: Dejadme que cometa mis propios errores.

Belkis dijo...

Cada día aprendemos algo nuevo que nos ayuda en nuestro crecimiento y nos hace afrontar la vida desde otro ángulo, con otras perspectivas. Cada día es una magnífica oportunidad para disfrutar el hoy.
Un besito amigo

Abuela Ciber dijo...

Saber estar preparado para esas aperturas de consciencia, hace la diferencia.

Me alegra escucharte y ver el camino que se perfila.

Sabes siempre se aprende y descubren cosas, es lo hermoso de la vida, fijate yo recien ahora , porque tenía que ser asi, comienzo a mover todo mi ser en Qi gong y.... me asombro.

Cariños y buen fin de semana!!!!

MariluzGH dijo...

Tienes razón amigo y lo seguirás descubriendo día a día (lo sé por experiencia, soy mayor que no sabia).
Por eso dedemos preservar a nuestros mayores, protegerlos de tanto abandono y desidia por parte de los más "listos" que se creeen poseedores de toda la verdad...
Y si seguimos manteniendo las ansias de aprender, conseguiremos mantenernos eternamente jóvenes.

Dos abrazos y un beso.