"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado" (André Gide)
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defendería con mi vida tu derecho a expresarlo" (Voltaire)

"La religión es algo verdadero para los pobres, falso para los sabios y útil para los dirigentes" (Lucio Anneo Séneca)
"Cualquier hombre puede caer en un error, pero solo los necios perseveran en él" (Marco Tulio Cicerón)
"Quien no haya sufrido como yo, que no me de consejos" (Sófocles)
"No juzguéis y no sereis juzgados" (Jesús de Nazaret)
. . .

domingo, 23 de mayo de 2010

Belleza insinuante

Siempre me ha gustado intentar adivinar las cosas, y me ha motivado más la insinuación que lo explícito. Con lo que solo se insinúa puedes imaginar e intentar adivinar que se esconde detrás, para mi es como un juego con un delicioso sabor dulce. Por el contrario, con lo explicito ya lo tienes todo hecho.

La elegancia y lo sexi que se insinua es para mi un dulce misterio que me atrapa, que me fascina, que me envuelve como una suave brisa, me gusta dejarme llevar por esos momentos, y gustar del aroma de la belleza insinuante despacio, recreándome, como si se tratara de una buena copa de licor que hay que beber despacito...

Por el contrario, lo explicito, a veces, rompe el encanto de ese momento.

Y es que la imaginación es un auténtico tesoro que no siempre sabemos valorar.

Saludos.

24 comentarios:

genialsiempre dijo...

Con insinuaciones como la de la foto, te entiendo perfectamente

Antonio Aguilera dijo...

Andamos compañero, como Cervantes en el cap de esta semana, con la líbido en ascención jajaja, y es que la primavera y las primeras minifaldas UMMM

MariluzGH dijo...

¿Tal vez por eso escasean los desnudos masculinos? ;)

abrazo y buena semana

Isabel Martínez dijo...

Estoy contigo. Me gusta más lo que insinúa que lo que se muestra. Por supuesto, me refiero a los señores, y tanto en el aspecto corporal como espiritual.
Besos.

mariajesusparadela dijo...

Sí, yo también hubiera preferido la insinuación de un "él"

Jesús Garrido dijo...

yo en este caso si no me funcionara bien el estado de adivinación optaría por entrar a saco

Campurriana dijo...

A ver si encontramos algún desnudo masculino, Cornelivs. Como ya has podido ver, yo finalmente he encontrado algo por la red...jajaja

Asun dijo...

Puestos a hacer trabajar de verdad a la imaginación otra opción sería con los ojos tapados ¿no?

Besos

V dijo...

Soy de las tuyas pues. Prefiero mil veces la sugerencia, a la evidencia. De siempre.

Saludos.

santiago tena dijo...

la chica de la foto ¿tendrá blog?

Maia dijo...

Hay momentos para insinuar y otros para mostrar. Que cuando la insinuación y la sugerencia se extienden demasiado....ya más que sexi resulta ridícula. A mi modo de ver, claro. Que llega un momento en que la paciencia se acaba no????

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Bueno todo no puede venir de fábrica...

Rita dijo...

Muy cierto, eso es algo que explotaban mucho nuestras abuelas, en tu caso bisabuelas por lo menos, en esos tiempos era impuesto pero tenía mucho encanto y misterio, mi madre contaba como observaban los hombres a las mujeres que se bajaban del tranvía porque al bajar les veían los tobillos, nada que ver con la foto del post.........
Un beso

Neogeminis dijo...

...por algo dicen que el principal órgano sexual es el cerebro...


un abrazo!

La Gata Coqueta dijo...

Hoy mi visita es más bien para decirte que voy estar ausente unos días debido a un viaje que tengo que hacer, no teniendo el gusto de pasar a visitarte hasta la semana del siete de junio en adelante, que me acercaré a dejarte mis huellas felinas a mi regreso, para que sepas que estoy de nuevo tu lado.

Y por el mismo motivo esta semana ya me es impensable despedirte el tan codiciado fin de semana, haciendo presente desde aquí y en este momento.

Estaré sin saber de ti unos cuantos días pero quiero que sepas que te llevo en mi corazón, con deseos de un pronto regreso para encontrarme de nuevo con tus letras la esencia que atesora tu presencia.

Disculpame y no me olvides.

Esta que siempre te ha apreciado.

María del Carmen

Fernando Manero dijo...

La imaginación es lo que nos distingue en el reino de los seres vivos. La imaginación al poder, se decía en los sesenta. La imaginación nos libera, afirman los surrealistas. Echar a volar la imaginación nos hace más conscientes de lo que somos capaces. Pero, cuidado, amigo, con los ejemplos. Lanzar esa interesantísima idea a partir de una foto femenina, que responde a clichés de belleza estereotipada, puede suscitar las iras de las señoras y, en cualquier caso, como es el mío, reduce bastante el margen imaginativo que esa foto provoca. Un fuerte abrazo, como siempre, campeón.

Juan Luis G. dijo...

¡Ay, picaruelo!

Yo espero ser insinuante, porque en lo explícito creo que pierdo bastante... ;-)))

Un saludo.

P.D.: Se te ve bien en la foto.

Alijodos dijo...

El hombre en el unico sitio en donde realmente es libre es en su pensamiento...un abrazo...

nurimoon dijo...

Es el delicado juego de la seduccion, lo que te mantiene alerta al cuidado de los pequenos detalles. Cuando uno da por hecho que ya se tiene en la mano a la pareja y empezamos a ser explictos y tajantes en las cosas del amor es cuando ese juego se piertde o nos aburre.
Ese "estaremos pensando lo mismo..." es fascinante.

saludos.

Gabiprog dijo...

La mente es el organo sexual más potente... Y si tiene una buena carga de imaginación!

:)

SUSANA dijo...

Completamente de acuerdo...

Recuerdo que hace muchos años pude observar -en vivo y en directo- cómo funciona la "Belleza insinuante".

Era una elegante reunión, donde la mayoría femenina exhibía faldas, cada cual más cortas. Volvía con furor la minifalda y el universo femenino estaba dispuesto a mostrar lo que naturaleza daba. Los centímetros de tela eran en algunos casos tan escasos, que la imaginación masculina pasada la primera impresión...estaba de huelga.
Fue entonces que llegó Ella, con una correctísima falda por debajo de la rodilla...y un corte profundo, que permitía ver "algo" en algunos movimientos.

Las miradas de tus congéneres se centraron en los movimientos de la dama. Y el resto de la velada, Ella -sin una espectacular belleza-acaparó la atención.

En la mente, allí está la verdadera seducción. Y esas "cortinas" que se corren y descorren, son la Promesa...algo que lo explícito no dió ni dará jamás.

Mi beso Pablo Querido.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ay, cada cosa en su momento, querido amigo...

Abuela Ciber dijo...

Es lo que siempre sostengo en la femineidad y lo valiosa que es, la sensualida está implicita en ella.

Pero la vulgaridad imperante hace que la moda sea dar todo por hecho y no dejar nada a la imaginacion.

Sera por eso que hay momentos que la belleza estereotipada no lo es todo?????

Cariños

Paco Cuesta dijo...

En éste caso la insinuación supera a la imaginación.